Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 14 de abril de 2021

El día de la República

 Hoy hace noventa años que se proclamó la segunda república española. Muy temprano, el 14 de abril de 1931 los concejales socialistas de la ciudad fabril de Eibar (Gipuzkoa) colgaron la tricolor en la fachada del ayuntamiento. La República pudo haberse convertido en una venerable nonagenaria, pero la mataron joven quienes no podían tolerar que sus privilegios pudiera alcanzarlos casi cualquiera que para ellos era inferior.

Plaza Unzaga, Eibar.

A la República la mataron quienes veían intolerable que se democratizaran leyes y libertades. ¿Qué era eso de fomentar escuelas públicas para niños y, sobre todo, niñas de clases desfavorecidas? ¿Por qué tenían que aprender a leer y aspirar a un mundo mejor esos a quienes se les negaba una mejora de sus condiciones de vida? Y, sobre todo, ¿Cómo se osa disputar a la iglesia la educación de los niños, y, además, en qué condiciones? La iglesia se vio atacada, sobre todo en el monopolio educativo.

Tampoco había una desamortización como en la época del llamado Mendizábal, pero sí que se intentó poner ciertas limitaciones, aunque fueran tímidas, al latifundismo meridional que mataba de hambre a los campesinos. Para eso se esbozó una tímida reforma agraria que los que poseían privilegios  desde el antiguo régimen conseguidos a base de, un suponer, ir matando flamencos en los Países Bajos, no veían con buenos ojos. 

El bien para muchos molestaba a otros

No pudiendo tolerar las moderneces que harían mejorar la vida de los obreretes, que pudieran tener, qué se yo, unos sueldos decentes en unos trabajos en condiciones decentes, con acceso a la cultura, estudios, higiene o luz eléctrica, que las mujeres no tuvieran que depender de los varones para vivir, que pudieran votar, porque podían ser electas pero no electoras, los privilegiados que ansiaban continuar siendo dueños exclusivos de estos, montaron un golpe de estado con el fin de dar un escarmiento a esos pobretones que querían ser señores. Lo del escarmiento no lo digo yo, que lo dijo el general Mola, urdidor del golpe.

Y las cosas no han cambiado nada en estos 90 años, ni a nivel local ni a nivel planetario. Los privilegiados harán cualquier cosa para mantener celosamente sus prerrogativas en exclusividad. Menos mal que tal y como dirigen algunos este país, cada vez hay más republicanos.

viernes, 9 de abril de 2021

Vox en Vallecas; estrategia bélica.

 Es viernes y preferiría hablar de cualquier otra cosa, pero lo que veo detrás de los malabares mañosos de Vox en Madrid no me hacen ninguna gracia. Y no es sólo vox, me preocupa mucho más la manipulación mediática que se está haciendo del "incidente" de Vallecas. Si os metéis en ese popular buscador de Google para desinformaros veréis que se ponéis sólo "Vallecas vox", las primeras páginas de "datos encontrados" son de diarios conservadores cuando no de pestilentes panfletos de la ultrarrancia derecha que se frota las manos pensando en el futuro fascista que va a sobrevenirse sobre la asamblea de Madrid.

Al provocador que es Santiago Abascal se lo ponen fácil. Va a un barrio obrero mayoritariamente izquierdista y profundamente antifascista como es Vallecas con el objetivo de buscar las imágenes (Distorsionadas o no es otro tema) que le ensalcen como víctima-pobrecita-ella con tal de conseguir votos como consecuencia en barrios de clase media-pija entre aquellos desinformados y menos apolíticos de lo que se creen. Va a Vallecas pensando en el barrio de Salamanca.

Hasta la Brunete mediática hace culpable a Abascal de la gresca.

Y no sólo es que sea una estrategia para dar pena a los incautos (Lo de asco lo apartamos, de momento), No es sólo que los medios intoxiquen con sus titulares dirigidos a toda esa gente que se marea si lee dos líneas seguidas. El problema es que hay mucho exaltado incapaz de pensar en las consecuencias de sus actos que cree que votar a Vox es salvar a España. Eso es lo aterrador. Hay gentuza que verá con ojos benevolentes, e incluso echará una mano, en que a muchos colectivos les sean negados sus derechos; que se recorten de manera brutal las libertades y que los privilegios de unos pocos sean preservados consiguiendo la desigualdad de la mayoría.

Preocupante tono belicista de los voxófilos.

Es muy peligroso que en Madrid muchos vayan a votar de manera beligerante contra oscuros enemigos muchos de ellos aún por perfilar por los fachas. Ya lo irán viendo. Sólo tenéis que leer los comentarios de cualquier red social  de cualquiera de los vídeos colgados del mítin de Vallecas(Pongamos, youtube, porque leer no va mucho con según qué gente). Si esta gente es tanta como la que comenta, mi pesimismo está siendo sobrealimentado.

jueves, 18 de marzo de 2021

Las divas y la transición

Como no me apetece demasiado hablar de las barbaridades que perpetran los políticos nacionales, sobre todo ciertas presidentas de comunidades capitalinas, voy a dedicar el post de hoy, aprovechando que tengo el día de fiesta, a dos temitas que durante la transición española, esa no tan modélica por mucho que Victoria Prego lo publicite, fueron adaptados por los ciudadanos de ciertos enclaves contestatarios como canción protesta.

Portada de un libro cuyo título fue clamor popular en aquellos años convulsos y nada lejanos.


Allá por finales de los 70 una cantante británica de voz rasgada se dio a conocer por medio mundo, incluida esa España tardofranquista. Una de sus canciones, "It's a heartache" pegó fuerte incluso en este país tan "tímido" para los idiomas que no son el román paladino. 


A finales de los 70 este dolor del corazón sonó con la particular voz de la Tyler y las txarangas, las bandas de música callejeras que ponen la banda sonora de las fiestas populares, adaptaron el tema para los jolgorios patronales populares. Y, claro, como aún estaba prohibidísimo por las rancias autoridades franquistas eso de exteriorizar banderas regionales, amén de otro tipo de muestras culturales prohibidas expresamente por el régimen, muchas de esas fiestas eran interrumpidas a golpe de porra por uniformados de gris o de verde. Así que la gente transformó el "it's a heartache" de Bonnie Tyler en "Que se vayan" (Los maderos, obviamente). Bueno, a Pablo Casado también se lo cantaron no hará mucho en unas fiestas populares.

Y solía ser habitual escuchar la melodía con la letra: " Que se se vayan, diles que se vayan, diles que se vayan para no volver. Que se vayan, diles que se vaya, diles que se vayan, de una puta vez". 

Poco después, una rubia italiana se dio a conocer en España trayendo canciones alegres y marchosas. La cantante, que no era otra que la boloñesa Raffaella Carrá, bailaba con el ballet zoom de rtve y pegaba golpes de nuca con sus alegres tonadas. 


Y no se sabe por qué, su tema "adiós, amigo", que tan bien se amoldaba a las txarangas de las fiestas, acabó teniendo una letra paralela que venía a decir exactamente lo mismo que el tema de Bonnie Tyler. Si las frases eran las mismas, cambiaba la despedida: "Adiós, civiles. Grises, también, iros pa'España, iros pa'España de una puta vez".

Hasta Eloy de la Iglesia la introdujo en la banda sonora de su película "el pico"

Tal y como acababan muchas fiestas locales por la irrupción de la policía en aquellos convulsos años, gracias a la suerte, quizá, no hubo desgracias más serias, aunque en el recuerdo quedan las sirenas de las lecheras disolviendo verbenas que no se metían con nadie. Quizá todo eso producía el efecto contrario y por eso se cantaba a los repartidores de leña. Muestra de txaranga en fiesta patronal:

Sendos temas de estas dos damas de la canción han sonado durante años con inusitada frecuencia como protesta por el uso indiscriminado de la violencia menos legítima de lo que el señor Max Weber definía.

lunes, 8 de marzo de 2021

Un buen día para un paseo musical

 Hoy es el día de la mujer trabajadora, es decir, remunerado o no su esfuerzo, hoy es el día en que las mujeres reivindican su derecho a ser valoradas en igualdad al hombre. En pocas disciplinas se valora de manera igualitaria a hombres y mujeres. Quizá sea en la música vocal donde a las mujeres se las tenga algo más en cuenta. Hay grandes voces femeninas cuyo valor es reconocido sin desprecios paternalistas, a pesar de que a muchas mujeres, sobre todo racializadas, se las explotó salvajemente por su condición. Las grandes voces afroamericanas del jazz del siglo pasado pasaron por este calvario: Billie Holiday, Ma Rainey, Bessie Smith o Ella Fitzgerald. 

Ella Fitzgerald


Ella se hizo todo un nombre, tanto que era venerada por los jóvenes europeos que descubrían el jazz a partir de los 50 y los 60 del siglo XX. Tanto es así que France Gall le dedicó una canción "Ella, elle l'a". Un tema que fue muy exitoso a finales de los 80 en el país galo. 


France Gall

France Gall, que en paz descanse, se hizo famosa ganando el festival de eurovisión cuando este festival aún era fresco y no el tostonazo prefabricado que es ahora. Francesa con el nominativo patrio que ganó para la Bélgica francófona en el 65 con un tema del comopsitor "guarrete" Serge Gainsbourg. Tema del que ya hablé hace la tira de tiempo.


La francesa ganó eurovisión para la Bélgica francófona y una belga, Kate Ryan, especialista en renovar temazos en francés, la cantó a ritmo "dance" por medio mundo a comienzos de este siglo. 

Kate Ryan



No es el único temazo que la belga se ha sacado de la manga. Unos pocos años antes desempolvó el, digamos, himno de la generación X "désenchantée" de Mylène Farmer. 

Mylène Farmer



La cantante francesa Mylène Farmer, nacida en Canadá, siempre ha sido una mujer inquieta, tanto que luce en su nombre artístico el apellido de una actriz norteamericana que tanto incomodaba a los varones conservadores yankees, que no fue otra que Frances Farmer, brillante estudiante que fue de visita a la URSS gracias a un primer premio que consiguió en la universidad y que, como no se dejaba dominar por la industria paternalista de Hollywood, terminó siendo internada en varios centros psiquiátricos. 

                                

Frances Farmer

Brillante estudiante, actriz destrozada por la industria. Ya se sabe, si no eres sumisa y tu carácter es orgulloso, eres una loca y hay que lobotomizarte. Frances Farmer que de tonta no tenía un pelo por muy rubia que fuera, se atrevía a desafiar a los hombres fuertes de la industria que la querían como florero, y se atrevía a dar opiniones que a mucho diosecillo de la industria del séptimo arte le parecían intolerables.


Y este pequeño paseo musical, de pieza en pieza, nos hace disfrutar un día como hoy de temas musicales y de las mujeres que las inspiraron y/o cantaron. Hoy hace ya trece años que empecé a escribir esporádicamente en esta ventanita al mundo, además.  Así que hoy me dejo de rollos y os pongo música, que falta nos hace.

miércoles, 3 de marzo de 2021

¡Que se besen, que se besen!

 El viernes pasado nos fuimos de boda. Se casaban los cuñados, más por los papeles que por otra cosa, como la mayoría de la gente de hoy en día. Llegamos al juzgado vestiditos algo más elegantes que un día cualquiera, lo cual es bastante inquietante porque te pones a leer las pantallas y ves que la mayoría de los actos son juicios por desahucio, divorcios, faltas...Hasta la letrada oficiante se estrenaba en esto de leer las partes oportunas del código civil a los novios, porque nos confesó  que ella, normalmente, se encarga de un juzgado de lo penal.

La boda fue muy simpática, con risas, aplausos y más de una lagrimilla. Y, cómo no, después de la boda, una celebración familiar al límite de aforo y con horario para acabar el banquete por las restricciones del momento. Nos sentamos a la mesa que nos corresponde porque tenemos el nombrecito en el plato y miro la sala. Aparte de los novios y mis suegros, ambos con libro de familia expedido, mi pareja y yo somos la única unión casadera estable sin matrimoniar. No contamos al sobrino y su novia de los últimos tiempos. Así que susurro al oído de mi pareja algo así como "me parece que nos van a endosar los muñequitos de la tarta", lo cual no sería demasiado adecuado ya que nosotras no somos una pareja heterosexual. Ella me dice "Tranquila, que seguro que ni se han acordado".

Y en esto que los novios salen, muy guapos de la manita y les veo con un objeto en la mano mientras suena una melodía alegre y festiva. Se pasean entre las mesas y yo ya sé de qué se trata  mientras coloco mi mano para taparme los ojos. Los novios, alegres y sonrientes nos plantan unas muñequitas de boda sobre nuestra mesa. Mis temores, fundados. "¡Que se besen, que se besen!".


¡Vivan las novias!


Y así la familia nos aplaude después de "obligarnos a subirnos a la silla y besarnos". Menos mal que la silla ha aguantado mi peso, porque si no, me descalabro. Alegría, risas, algún llanto emocionado, brindis, baile...Un día precioso que nos hacía falta ya que, este año no ha habido navidades, cosas de la epidemia que nos asuela.

jueves, 18 de febrero de 2021

Perdiendo el pie

 Corren malos tiempos. La gente está irritada. La pandemia y la distancia para  la asepsia nos ha vuelto contra los otros, o al menos, ha ayudado a ello. La situación de rabia, indefensión y arbitrariedad jurídica no ha ayudado nada, al contrario.

Hay revueltas en las calles, como hace ochenta años, porque mucha gente considera inmoral que haya militares que arenguen a favor del fusilamiento de veintiséis millones, que haya exjefes de estado que se hayan lucrado de manera poco clara y siga viviendo en el extranjero a cuerpo de rey con ayudas de cámara pagadas a escote por sus exsúbditos, que haya políticas que se hayan beneficiado de títulos conseguidos a base de influencias  y presiones y salgan absueltas mientras las presionadas sin beneficio pagan, que los bancos sigan sin devolver el préstamo que sus ciudadanos comprobaron cómo se les otorgaba y, encima, tengan que pagar abusivas comisiones por mantener sus ahorros en ellos, que policías chulescos y canallas se dediquen a atropellar y apalizar a quienes el vengan en gana porque se saben impunes, y que, por contra, se encarcele de manera vergonzante a raperos sólo porque cantan las verdades del barquero.

Madrid, anoche.

Todo esto pesa y cada día lo hace más. La situación se está volviendo insostenible y las autoridades no hacen nada para arreglarlo con dos dedos de frente, cosa que nos lleva a un mal final. La injusticia y el doble rasero cada día se notan más y mucha gente ya está harta, de ahí las protestas. Para acabarlo de arreglar por ahí llegan los recogedores de mierda llenando de ídem las cabezas de los débiles mentales que llegan a creerse las trolas ponzoñosas de los basureros de extrema derecha. Los ceporros asumen, porque se lo dicen los basureros, que la culpa de todo la tienen los pobres de piel oscura que vienen a buscarse la vida aquí. 

Esos amontonadores de estiércol celebran sus misas satánicas en honor a la división azul sin que nadie los mande detener por delitos de odio. Hasta salen niñatas uniformadas a la fascista, brazo en alto, hablando de la culpa es del judío. Es lamentable que esta desustanciada hable de lo que no sabe ya que no sabría distinguir un judío de un cristiano aunque ambos le enseñaran la polla, sin intenciones sexuales, claro está.

Habría que hacer un llamamiento al sentido común si no es demasiado tarde. Y los poderes del Estado también deberían plantearse este llamamiento al sentido común y hacer limpieza en sus instituciones pues la mierda que nos está llevando a la debacle lleva acumulándose sin limpiar desde hace más de los cuarenta y tres años de los que hablan con fingido orgullo. O se hace llamamiento al sentido común y al saneamiento o esto se va al cuerno.

lunes, 15 de febrero de 2021

Atropellos y chulería

 Miguel Hernández preguntaba: Andaluces de Jaén, aceituneros altivos, decidme en el alma quién, quién levantó estos olivos. Los andaluces de Jaén, o más concretamente, de Linares, han protestado este fin de semana ante el atropello chulesco y canalla de dos matones que lucen placa. Desgraciadamente esto no es nada nuevo en ningún rincón del Estado, aunque, hay un ligero matiz: Si esto ocurre en una comunidad autónoma con policía propia que necesita justificar la existencia de un cuerpo que no tiene sentido que siga existiendo en el lugar, se disfraza de terrorismo, aunque sea una bronca de individuos pasados de alcohol, y se les da un castigo ejemplar.

Chulos con placa.

Ese castigo a menudo va acompañado de algo a lo que ciertos miembros que se saben impunes. Las torturas por parte de las policías del Estado no son infrecuentes. El 13 de febrero muchos reivindican el día contra la tortura. es el día en que murió con el cuerpo destrozado Joxé Arregi hace ya 40, casualidades de la muerte, este mismo día, 13 de febrero, moría presa del covid, el ex general Enrique Rodríguez Galindo, instigador del GAL, mezclado con turbios asuntos de tráficos varios y visitador de detenidos torturados, como contó el otrora sospechoso Ion Arretxe, víctima de torturas, inocente de pertenencia a nada que llevara armas.

Y todo este caudal de violencias de toda índole viene originándose en las fuentes del franquismo perenne que impera socarrón en ese dulce y bucólico estado democrático que nunca fue. Ahí están los fascistas que nunca se fueron riéndose de que "han pasao" al parlament de Catalunya. Al final todo ese lodazal fascista que contamina cualquier brote de aséptica democracia lo inunda todo. Ya no importa que sea Vic, Altsasu o Linares. El "a por ellos" canalla y chulesco va en contra de su arbitrario parecer y si han de pegar a un padre por intentar pararles los pies, pues lo hacen porque para eso son la autoridad, coño, y a callar, que usted no sabe con quién está hablando. Y luego bailan y se mofan de quienes los graban, porque pueden, rojos de mierda.

Se siente impune porque lo ampara la placa y la banderita


Y Linares sale a la calle a protestar y algún uniformado dispara postas a bocajarro. En el norte también tiran a dar. ¡No os importe matar! decían hace ya algunos años en un lugar cercano. Es el franquismo perenne que se resiste a marchar de ciertas instituciones.

jueves, 11 de febrero de 2021

Los gusanos del reino

Qué mal está España. Cesan a los rotulistas de RTVE que han escrito eso de que "Leonor se va de España, como su abuelo". Sale la otrora periodista Rosa María Mateo arrastrándose y pidiendo disculpas, lo cual es sonrojante porque aún en este país, por lo visto, hay que rendir vasallaje, y exigiendo cortar cabezas, lo cual es insultante. Los gusanos hipócritas del reino se arrastran sobre la podredumbre.


Si lo lees y lo crees un insulto es que tu conciencia te traiciona, hipócrita


Y no voy a entrar en que es una vergüenza que una niña que aspira a ser jefa de Estado tenga unos padres que estiman muy a la baja la educación pública del país. Será que no se invierte lo suficiente en esa educación para sus vasallos. Tampoco en que es sangrante que vayamos a pagar su educación a un país extranjero, para que luego presuman de pulseritas con banderitas, por mucho que aseguren que los reyes lo van a pagar de su bolsillo, lo cual no parece creíble ya que el emérito goza de numerosa asistencia en su país de retiro costeada por todos los españoles.

Reverencias hasta arrastrarse alabando el traje nuevo del emperador.


Lo más inconcebible de todo es que el rótulo no dice nada insultante y el insulto sólo está en la mente de los que lo leen. Es decir, que la mayor parte de los indignados que creen que lo que se ha escrito es "un error", como dice la señora Mateo, es que piensan mal ¿luego aciertan? ¿Deberían autocesarse? Es su mente la que les juega la mala pasada de creer insultante el rotulito. Sus mentes sucias son las que hacen el trabajo, como las mentes de los censores en la censura que veían ataques a la moralidad donde no las había por lo inmoral de sus conciencias.

Esperemos que mis admiradísimos guionistas de "cachitos de hierro y cromo" no sufran la injusticia de los ceses vengativos dado lo brillante de sus rótulos. Y, claro, esta humilde bloguera tampoco sufra represalia alguna por reivindicar la libertad de expresión y lo feo que está el revanchismo lameculero de los arrastrados. Que se lo digan a Pablo Hásel al que han condenado porque es el único que se ha atrevido a decir que el emperador está desnudo mientras el resto de pelotas alaba la riqueza de su inexistente ropa.



lunes, 8 de febrero de 2021

Periodismo deportivo del cutre

 No es que el fútbol sea un tema que me apasione, pero si juntas fútbol y periodismo tuercebotas ahí sí que me pierde la boca. Porque la boca me pide llamar imbéciles a gritos a los ¿periodistas? cuya intención no es deportiva.

Esta es una noticia que tiene que ver con el Athletic de Bilbao y lo que hablen, o no, sus jugadores. No sé qué pasa con el athletic, pero desde que gana torneos parece que ciertos plumillas especializados en nada bueno se dediquen a buscarles las cosquillas.

Por lo visto en cierto programa "deportivo" que parece una verdulería comentaron con cierto tonito malintencionado que los leones utilizan el euskera. No sé qué le ven de raro porque esto parece de lo más lógico. Raro sería que usaran el tagalo, por ejemplo. Los chiringuiteros argumentan que usan el euskera para ¿confundir? a sus rivales. Como si pasarse consignas fuera parte del juego y conjugar el pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo valiera como córner.

Hay mucho motza (corto) que se queja de que dicen luze pero no looser.

Lógicamente la guasa  ha corrido por las redes sociales y lejos de enmendarse, Josep Pedrerol va y contrataca sacando unas declaraciones del delantero Iñaki Williams realizadas en el programa de otro microfachilla de antena. Pedrerol pretende hacer valer como prueba las explicaciones del rojiblanco sobre qué significan ciertas frases. ¿Habrá que quejarse a la RAE si los del Zenit de San Petersburgo hablan en ruso o Cristiano Ronaldo en portugués mientras los de su equipo hablan italiano, porque lo hacen para despistar?

Semejantes majaderías no pasarían del cachondeo ante el cretinismo de la "noticia" si no fuera porque detrás va todo un conglomerado de intencionalidad fascistoide contra esas molestas minorías lingüísticas del estado centradas, qué casualidad, en ese jugador de ascendentes africanos. ¡Qué asco de fachillas de la radiodifusión!



miércoles, 3 de febrero de 2021

Merma horaria

 No creáis que he abandonado el blog, lo que pasa es que no ando sobrada de tiempo libre y, si lo tengo, lo dedico a otras aficiones, entre ellas, a leer. Se me está acumulando la lectura porque no me dan los días. Acabo de empezar una novela policíaca que compré por estar ambientada en Donostia y en eso que miro el nombre de la autora y me quedo pensando ¿De qué conozco yo a esta mujer? Y como soy una despistada, he descubierto, gracias a la solapa que la he leído en Zinéfilas, el blog de cine que podéis encontrar en la columna de la derecha.


Lectura recién empezada


¡Qué sorpresa! Me alegro mucho de la publicación de la compañera y, de momento, en estas 80 páginas que he leído antes de salir para el curro esta mañana, me tienen intrigada. Yo, de escribir, aparte del blog, nada de nada. El papel en blanco se me atraganta.

Pero aquí estoy avanzando sobre el blanco para deciros que, a pesar de mi déficit horario, aún puedo robar unos minutos a la hora de la comida para pasarme a saludar. Eso sí, a saludar por escrito ya que hablando no me ganaría la vida. No sería youtuber, como esos malcriados que se largan a vivir a  Andorra para no pagar impuestos pero luego reclaman aeropuertos que se deben financiar por crowfunding internáutico. En fin, niñatos que no han tenido estrecheces en casa de sus papás y tenían ordenador y habitación propia para hacerse los interesantes y difundirlo sin pudor. Cosas de los tiempos ingratos. Los ingratos son los dos, el tiempo y ellos, claro.

jueves, 21 de enero de 2021

Paisajes impresionistas

El otro día me vino así, de repente, un recuerdo a la memoria sobre un par de cuadros impresionistas de los que había sendas reproducciones en casa de mi abuela paterna. Aparte de estos coloridos paisajes campestres franceses que había en una de las habitaciones debería mencionar que presidiendo la sala de estar había una reproducción del Gernika de Picasso, símbolo del horror de la guerra y la represión política posterior, todo grisura, pero esa es otra historia.

Cuando estudiábamos historia del arte en bachiller y nos tocaba tragarnos el impresionismo francés con sus bailarinas, Degas, sus almuerzos nudistas, Manet, sus bodegones, Cezanne o sus chicas polinesias, Gauguin, nos armábamos un taco maravilloso porque había que hilar muy fino para saber quién había pintado qué cuadro. Eran unos cuantos pintores y, a veces, encima, se distinguían sólo por una puñetera letra, como Manet y Monet. 

 Y así Monet, que no Manet, pintó "las amapolas" en el que salían figuras femeninas paseando por un bucólico entorno con gorritos y sombrillas en ristre, porque tomar el sol no era de buena educación y, a juzgar por la cantidad de puntitos rojos, que son las amapolas, claro está, debe ser comienzos de verano. Este cuadro me tenía confusa, porque así como me hubiera gustado corretear por esos campos floreados de Argenteuil, que por lo visto así se llama el lugar de inspiración del pintor, había otro a su lado que, ciertamente representaba una estampa muy parecida, aunque una de mis tías me explicara con esa paciencia infinita que sólo otorgan los años de docencia, que esa la había pintado un tal Renoir.

Monet pintó paseítos con gorros y sombrillas.


Renoir pintó "paseo por el campo" un par de años después que Monet coloreara un lienzo con aquellas amapolas. Dos cuadros de temática campestre con más señoras ataviadas de gorro y sombrilla y más flores rojas por el bucólico lugar. Para mí parecían dos imágenes consecutivas de un mismo paseo.  Fijaos que en ambas escenas, van una mujer y una criatura delante y a lo lejos hay otras dos figuras. A mí se me antojaba  casi una persecución. Cosas de la infancia, aunque me hubiera encantado poder tirarme de cabeza al cuadro y aparecer por aquellos paisajes.

Renoir también pintó paseítos con gorros y sombrillas.


De otro cuadro que me subyugaba, que era uno de Brueghel, el viejo, con sus patinadores en el hielo bajo el cielo blanco del invierno del cual también había una reproducción vecina de pared de las otras dos obras os hablaré otro rato. Ya vale de pintura por hoy, que su olor marea.

lunes, 11 de enero de 2021

Carnavalada capitolina

 Cada vez tengo menos tiempo para escribir, cosa que es lamentable. Y mira que salen temas, aunque ni voy a hablar del covid, ni del frío glacial propio de la estación, ni de las nevadas a las que no están acostumbradas en ciudades, aunque llevo días queriendo hablar del asalto al capitolio por una panda de blancos supremacistas fachorrepublicanos estadounidenses. Esa gente que va de carnaval disfrazada de búfalo, de soldado de la guerra colonial o de militar filonazi que se cree con más derechos que nadie a la hora de imponer, y digo imponer, su verdad sobre la realidad aparente. Lo malo es que esta verdad propia hinchada a base de bulos es otra contagiosa epidemia que asalta a fascistas de otras latitudes.

El asalto al congreso norteamericano, aunque pudiera parecer una carnavalada es algo bastante serio, aunque estoy convencida que muchos de los asaltantes lo creían tan serio como el incidente del cargamento de té del puerto de Boston que figura en los anales de la historia como el origen de la independencia de las colonias norteamericanas de la corona británica.

Carnaval adelantado.

Ni Alexis de Tocqueville podría haber previsto semejante bufonada cuando escribía sobre la democracia americana allá por los comienzos del siglo XIX, cuando los useros iban de próceres de la democracia. Esto no es sólo cosa del desequilibrado de Trump. la cosa viene de más allá. En muchas zonas estadounidenses la derecha más recalcitrante, esa que ensalza el supremacismo del hombre blanco protestante, es la que pelea por recuperar esas parcelas del poder que siente cómo le comen otras ideas más modernas. Los soplidos a las brasas de ese majadero de Trump lo único que han hecho es eso: Avivar el fuego intolerante.


Los Dixies trumperos pasando por Washington.

Un asalto como el del día de reyes pasado no es algo que se haya improvisado, como es lógico suponer. La bravuconada del majadero saliente sólo fue la espoleta; el arma estaba cargada con anterioridad. Lo peor es la connivencia de las fuerzas del ¿orden? que no dudaron en desplegar al ejército y a la famosa guardia nacional cuando muchos fueron a protestar por el asesinato de George Floyd con el black lives matter, y, sin embargo, con la algarada ultraderechista de los tramperos, sólo había cuatro maderos mal pertrechados.

Y al  final, un montón de chorizadas en el capitolio y una vergüenza suprema ante el mundo mientras ese majadero sale por la puerta de atrás sin un miserable atisbo de arrepentimiento. Es lo que pasa por dejar a los abusones en cargos de poder.



domingo, 3 de enero de 2021

¿Qué culpa tendrá el 2.020?

Hale, pues ya hemos estrenado calendario nuevo. Hay gente que se cree que porque cambie un guarismo cambia la esencia de las cosas. Llevo días escuchando cómo se acentúa el odio al pasado año, como si éste por sí solo tuviera la culpa de algo. La gente, puestos a culpar, achaca al pobre año pasado toda la responsabilidad infecciosa, como si fuera un ser consciente, pensante y contagioso.



Explícales a los que anteayer deseaban a voz en grito que se acabara el año cenizo que Covid-19 lleva el 19 porque la enfermedad se desarrolló el año del que toma el apellido.  No entiendo cómo funciona el mecanismo de coger al año, transformarlo en una personalidad antagonista y perversa y achacarle todos los males que sufrimos, aunque ya hayamos estrenado otro calendario.

En fin, paciencia. Mucha paciencia y que el año vaya bien.