Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 17 de diciembre de 2018

Comercio especializado

Se acerca la navidad, esa celebración de la civilización cristiana occidental que ha cambiado el significado original de nacimiento de su dios-humano aprovechando el solsticio de invierno para acabar siendo una festorro consumista lleno de luces, oropeles, indigestiones y despilfarros. La decadencia absoluta, o casi.

Unicornios de Belén.

Se nos ocurrió pasar por un comercio que está dedicado exclusivamente a la decoración navideña, y, la verdad, los elementos decorativos estriban entre lo más delicado y lo más hortera que puedas encontrar en esas impúdicas exhibiciones balconeras del vecindario.

Pero a mí lo que me mola es el maquetismo belenista que se pasa por el forro, no ya sólo el ropaje, sino el rigor histórico convirtiendo todo en un despropósito anacrónico que vende, eso sí, a pesar de ello.

Un pavo en un pajar. Explícales que un pavo no se vio en Asia menor hasta que los viajes a América no estuvieron resueltos.

Me encanta. Mariscos y tomates. Los tomates siguen siendo tan de esa época en Palestina como una "playstation". Y los mariscos, los judíos lo tienen como alimento prohibido porque no tienen escamas.

Jamones y chorizos en Palestina. Otra que tienen prohibida, aunque nuestros belenes estén másllenos de cerdos que las dehesas ibéricas.

Esos campos de tomates tan de Palestina en el siglo I

No se aprecia bien, pero es la circuncisión del niño Jesús (Buaj!)
Y aquí mezclando los belenes de nacimiento, con los de la muerte de Jesús. Ya se pondrán de moda los belenes de semana santa.



Y si no, al tiempo. Piedad, crucifixión y última cena. No, si se vende lo que sea.

Salí de este comercio un poco saturada y con cierta aprensión. Ver todos los cachivaches decorativos de diversos gustos expuestos todos juntos y al alimón, dan bastante mal rollo.

Saludos a todo el mundo.



lunes, 10 de diciembre de 2018

Los chalecos amarillos franceses reflejados en la tele española

En Francia hay movida. Las medidas impositivas de Macron han cabreado a la ciudadanía y un numeroso grupo de indignados se ha enfundado el chaleco amarillo de esos que todos tenemos en el coche y ha salido a protestar de varias maneras, porque son varios colectivos unidos contra el poder gubernamental y multinacional.

Marianne gilet jaune

En la tele española, claro, la noticia es otra. Por si acaso sólo inciden en los altercados, la violencia, que no para de ser subrayada, aunque sólo aparezcan los CRS (Poli gabacha encargada de ahostiar al personal) armados hasta los dientes, y poca cosa más, porque si os paráis a atender lo que dicen nuestros queridisísisisimos bustos parlantes de las cadenas "apigas" no dan ni una referencia de quienes son los chalecos amarillos y qué defienden, no sea de que nos enteremos de que protestan por todo aquello que quiere imponer el gobierno de monsieur le président Macron. No hay que dar ideas en Españistán, no jodamos.

Las cosas esenciales que piden

La mayoría de la gente sólo escucha lo que dice la tele y lo peor es que acaba creyendo las trolas interesadas de lo que dicen los que salen en ella. Insisto. ¿A tenor de lo que dicen los "informativos" sobre los chalecos amarillos en Francia, os enteráis de algo? Porque el otro día vi las noticias y lo único que hacían era alarmar a la gente "mira que malos son los de los chalecos, que queman y rompen cosas", cuando están protestando por las medidas abusivas que ha tomado el gobierno de Macron y los bancos y las grandes multinacionales.

Cómo se nota quienes son los que controlan los medios y la política de España, porque juegan al despiste con lo que pasa en Francia para que los incautos que ven la tele sientan rechazo "y no se metan en plítica".

martes, 4 de diciembre de 2018

Comicios y batracios


¿Y a quién le pilla de sorpresa? La izquierda, si es que existe alguna con cierta fuerza, se ha dado un batacazo en Andalucía y la derecha sube como la espuma. Hay gente que se sorprende. No entiendo el  por qué. Llevan años dando publicidad a los necons de ciudadanos y desde hace no mucho se ha empezado a tomar en serio a los fascistas que se apiñan en  vox. Se los ha publicitado y se ha hablado de ellos, para bien y para mal, haciendo que a la gente le suene, los curiosos se les acerquen y los incautos les crean y les voten. Y esto es lo que ha pasado y que volverá a pasar. Es la democracia. Hay que joderse.

No es nada nuevo. Es una situación calcada de la Europa desangelada de hace noventa años. La gente vive triste y con miedo: miedo a perder el empleo, miedo a los impuestos, miedo a los sueldos de mierda, miedo a los desahucios…Y algunos listos desvían la atención de los verdaderos culpables de la situación (El gran capital) a otros desgraciados que lo son más que tú. Ese extranjero que se queda con lo que es tuyo (Mentira, por cierto) y esos que quieren romper la unidad indivisible de la patria que existe desde siempre y si no preguntadles a los diplodocus. El desencanto y el miedo se funden en el odio que gestionan como nadie los nuevos mesías que vienen a salvarnos. Ya ni nos importa que utilicen formas agresivas que atentan contra el más débil y, encima, les importa una bosta. Ellos crean la dificultad para darnos luego la solución. Y los borregos les votan como lo que son. Pero es la democracia y hay que tomárselo con "fair play".



Así pasó con el auge del nazismo en Europa y así pasó ayer en Andalucía. Vox pisando fuerte, y a galope, por la campiña andaluza para luchar contra la inmigración que llegó de manos de empresarios sin escrúpulos que no encontraban mano de obra por la miseria que ofrecían y no tuvieron reparos en ofrecer trabajo por el norte de África. Y, lo que son las cosas, esos empresarios sin escrúpulos que mantienen de manera infrahumana a sus trabajadores de miseria son los que financian a gente como la que conforma Vox. Lo cual es paradójico e hipócrita a la vez.

Y ahora, queridos míos, tal y como están las cosas, que sepáis que mucho tienen que cambiar las tornas para que esta caterva de fachas no sume tantos votos en las próximas generales como para conformar gobierno. Los medios de comunicación llevan años trabajando para que el electorado trague con ellos, a pesar de ser su enemigo ideológico, en el sentido de que no trabajarán para la clase trabajadora, sino para la alta, no trabajarán por la igualdad de derechos para las mujeres y no trabajarán para la gente que habiendo nacido en otros lugares contribuye para levantar el país como lo que son: parte de nosotros.

Van de nuevos, y no lo son, van de salvapatrias y copian a Trump.

Y pasará, porque llevan años aborregando al personal con “el único enemigo es el emigrante, Catalunya o los que se sacan los mocos en la bandera”, mientras nos racanean los sueldos, nos pudren la sanidad,  nos menguan las ayudas sociales y aún nos hacen creer que la culpa es de gente que ni tiene el poder de arramblar con todo. Aún habrá incautas que voten a estos supremacistas misóginos que te quieren en casa con la pata quebrada, sin derechos y volviendo a ser una persona de segunda.  Nos desvía la mirada esa gentuza de la extrema derecha y nos quieren llevar de vuelta al medievo.

Pero es la excelencia de la democracia, esa democracia que fascistas de otras épocas no respetaron. Tened en cuenta que estos aspiran al parlamento andaluz con el objetivo de deshacerlo. No quieren autonomías, pero se presentan para que les voten, y luego, eliminar sus instituciones del mapa y el que venga detrás que arree. Los andaluces que les han votado, igual no se han percatado de esto. Pero así funciona la democracia y ellos juegan en ella y hasta puede que consigan cierto poder. Cuando pase, que pasará, y estos sumen tantos votos que formen gobierno sí que lo vamos a lamentar. Y que la gente no se de cuenta...



lunes, 3 de diciembre de 2018

Ropa vieja

No sé si habréis tenido una madre tipo la mía de esas que chasqueaba la lengua cuando te veía coger unas bragas cómodas, que equivale a demasiado viejas para decirte ¿Te vas a poner esas bragas tan viejas? ¿Y si te pasa algo y te tienen que llevar al hospital? Mi madre era de esas tan fatalistas que se preocupaba más que por lo que pasara por el juicio de ropa interior que te iban a hacer los sanitarios tipo bragas cedidas de algodón descoloridas, la dejamos en el pasillo y la desatendemos, por cutre. No, en serio ¿Qué les pasaba a las madres que te venían con la idea de que todo el mundo iba a pararse a juzgar tu ropa interior en vez de intentar salvarte la vida en el hipotético y fatalista caso de que tuvieras un percance serio y acabaras en urgencias?

Bragas horribles, y encima usadas, que se venden por internet.

Pues ayer hubo un comentario en casa que me recordó esta fijación maternal por la ropa vieja, en este caso, de cama. Había unas sábanas de algodón algo ajadas ya lo cual tiene la ventaja de que son agradables al roce de la piel cuando una está intentando conciliar el sueño y entonces una voz dijo ¿Estas sábanas tan viejas vas a poner? ¿Qué te va a decir la gente? Y entonces, porque se lleva en los genes, salió la fatalista que hay en mí y no pude hacer otra cosa que pensar en ese asesino, cuchillo en ristre, que suele vivir debajo de la cama para rebanarte el cuello, porque no hay otro lugar más cómodo para esperar pacientemente cometer el crimen, me imaginé al asesino mirando con desaprobación las sábanas raídas y decirte con voz tenebrosa ¡Vaya sábanas andrajosas! ¡Así no hay quien mate a gusto, ni nada!

Y es que los asesinos de debajo de la cama son unos fanáticos de la ropa en buenas condiciones. Lo mismo se fija en tu pijama descolorido, lleno de agujeros y con la goma del pantalón algo cedida y decide declararse en huelga de cuchillos caídos por depresión como killer fashion victim.

jueves, 29 de noviembre de 2018

El último mohicano, según Borrell

Pues nada, tenemos un ministro socialista (Venga ya, no digas eso de socialista que me entra la risa) que se ha ido al paraninfo de la Complutense y en su torpeza, al elogiar a los norteamericanos, menciona como algo menor y superfluo que "lo único que habían hecho era matar a cuatro indios".  Eso es algo intolerable para un ministro. Pero, claro, es Borrell, y ya lo conocen ustedes de discursos en los que ensalza limpiezas ideológicas. A este socialista le falta colocarse el nacional delante.


Discurso imperialista y despreciativo. Incide de nuevo en las bondades del idioma único y de su imposición por la fuerza. Matanza de indígenas, no es nada nuevo. También lo hizo el imperio español del siglo XVI, claro que era el oscuro siglo XVI lleno de violentos codiciosos y fundamentalistas religiosos que no concedían a otras culturas el mismo rango que la suya propia por mera ignorancia y aunque es deleznable en cualquier época hoy día hasta Borrell, que se las da de cultureta debería haberse despojado de los prejuicios estúpidos de siglos pasados.

 Blancos supremacistas imponiendo su cultura política (Hernán Cortés arrasando Cholula)


Claro que hoy día en América, ya sea en la Brasil de Temer (o en el próximo de Bolsonaro) que explulsa a los indígenas para deforestar el Amazonas con tal de que unos pocos sigan siendo asquerosamente ricos en perjuicio de la mayoría o en la Argentina de Macri, robándoles las tierras a los mapuches para golpearlos después si se atreven a protestar, sigue siendo la misma mierda asesina y codiciosa. ¿Qué nos extraña que el consejero pringado de Abengoa tenga las mismas ideas que todos esos seres poderosos que hablan de progreso pero sólo piensan en lucrarse? Menudo socialista de los cojones. Claro que Abengoa también se expande por América a la manera de los conquistadores y exterminadores de nativos americanos, por eso nadie se extraña de que pretendan imponer el esclavismo moderno a sus empleados españoles.
Los nativos americanos del norte, cabreados, como es lógico.

El ministro y consejero de multinacional afirma ufano que las virtudes de EEUU en aras de consolidar su democracia sólo tuvieron el pequeño incidente de matar a cuatro indios como minimizando el holocausto de innumerables naciones nativas americanas. La imposición de un idioma y una cultura anglosajona por encima de otros idiomas y culturas de pueblos menos populosos le parece algo genial quizá porque le traiciona el subconsciente y este deja entrever lo que realmente piensa, que el resto de idiomas y  culturas sobran para facilitar el progreso y el dominio de todo y de todos. Le quita importancia a aquella barbaridad porque, para lo que le interesa, que es obtener un poder cómodo al que llaman "democracia", eso fue menos que nada. Pobre Goyathlai, más conocido como Gerónimo con ge.

Josep Borrell un día que se fue a pasear por zona comanche.

Elogia a los useros porque impusieron una democracia temprana y como gran virtud, Borrell, el cultureta por los cojones, nos cuenta la falsedad de que esto se debe, como uno de sus factores principales, a la unidad idiomática. Muy bien, figura, como ya te has cepillado a los indios nortemericanos y has hecho desaparecer sus idiomas ya sea algonquina, sioux o aleutiana, y te has cargado el cajoun de la Louisiana e incluso te parece bien que se ponga freno al castellano que se hablaba en Texas, Arizona o California, total, también son indios inmigrantes aunque lleven generaciones viviendo en aquellas tierras desde antes de que los EEUU largaran a los ingleses.
Eso es lo que ensalza este nacionalsocialista, ansía una unidad idiomática y cultural de una mayoría que aplaste a las pequeñas en su propio estado. El "progreso" por la fuerza del capitalismo en boca de un tío que dice ser socialista. Ahora ya sabéis de qué pie cojea este ministro y consejero negociante de gran empresa del gobierno progresista, capitalista e imperialista de Pedro Sánchez.
Borrell, el tipo que da discursitos en los que se alude a la desinfección de heridas. Limpieza ideológica a base de eliminar lo que no les gusta o les molesta. Argumento más de nacionalsocialista que  de socialista nacional por la unidad de la patria. Con un argumento tal no nos extraña de ninguna manera que a él matar a cuatro indios le parezca una nimiedad. Total, son indios, no tienen la importancia de los caucásicos, parece decir. Mira que podría haberse dedicado a mencionar a Tocqueville y su "la democracia en América" ya que va de cultureta, pero no. Suelta semejante barbaridad sin sonrojo.


Borrell ha cometido un acto deleznable. Ha largado algo que piensa realmente sin ponerle filtro: Los verdaderos seres superiores son los blancos europeos que han sabido imponer su idioma en un territorio y si para ello, se han tenido que cargar a unos cuantos seres de piel oscura que no pintan nada en la historia con mayúsculas, no tiene ninguna importancia. Este es el progreso y esta nuestra razón para mandar.

¡Qué asco, Borrell! Te dedico "azken azal gorria" (El último piel roja) un viejo y celebrado tema de rockabilly que igual te da sarpullidos porque está en un idioma minoritario que impide el triunfo de la imposición lingüista mayoritaria.

lunes, 26 de noviembre de 2018

Curia y sexo.

El talante de la iglesia católica española, al menos de la que está en la cúspide de la conferencia "espiscopalizas", sigue siendo supremacista, sexista, patriarcal y, por supuesto, va en contra de las directrices de la democracia que tanto nos quieren vender a la ciudadanía. Y luego me preguntarán por qué desconfío de la curia católica.

El secretario general de la CEE va y se desmarca el otro día afirmando sin sonrojo que el sacerdocio es cosa de varones heterosexuales. A vosotros no sé, a mí me entró un ataque de risa que me costó dominar. Hay que ser cínico para decir eso. Y hay que ser cínico por doble motivo, además.

Tener pareja seglar heterosexual está prohibido ¿Eh?


Hay que ser un cínico, o un despistado bendito de Dios, para decir que los sacerdotes deben ser heterosexuales. No ya sólo porque da igual su inclinación sexual debido a que deben respetar siempre el voto de castidad y reprimirse aunque su cuerpo les traicione. Se supone que su raciocinio tiene que dominarles. ¿En qué cabeza cabe? No deben mostrar inclinación sexual alguna, ya que estamos. O sea que da igual si les van las mujeres, los hombres u ambos. De fornicio, nada, que para eso lo decidieron en la alta edad media, contra natura. Decidieron que vestir ropa talar implicaba celibato, cosa que con anterioridad no se daba y la gente de iglesia podía ennoviarse para casarse alegremente. Ellos lo mandaron, que lo cambien si se lo pide el cuerpo, como hacen otros religiosos casaderos de otras confesiones.

Pero ya que estamos con la curia católica, que siempre ha sido tan dada a la hipocresía, hay que tener la faz de cemento armado para decir que el sacerdocio debe ser ejercitado por varones (En esto, siguen nadando contra corriente como buenos supremacistas misóginos que son) heterosexuales. Mira, Argüello, eso no te lo crees ni fumao de incienso. La mayoría de hombres y mujeres que en épocas pasadas sentían que el matrimonio no era cosa para ellos porque no se sentían atraid@s por gente del sexo contrario, para disimular "se casaban con Dios". No me sé las estadísticas pero ni falta que hace, si ha habido un refugio de homosexuales en este país durante siglos ese ha sido el seno de la iglesia católica, porque en este país esta religión era prácticamente exclusiva.

Que venga este sacerdote secretario contando esta bobada con la que está cayendo en el seno de la iglesia desde hace décadas en la que religiosos aprovechaban la indefensión de tiernos infantes, sobre todo varones, porque no tenían la valentía de asumir lo que les gustaba, no sé si es cosa del cinismo, la ignorancia o la hipocresía tan bien instalada en el seno de la iglesia.

Por supuesto, los jueces "episcopalizas", que juzgan pero a los que les jode ser juzgados, se refieren a los transexuales que quisieran tomar los hábitos. Y es que la iglesia de mentalidad medieval que pretende sentenciar en la sociedad moderna por gónadas, qué si no, sigue siendo misógina. Y no hay nada más misógino que una panda de maricones vestidos de sotana. A ver si eso de la heterosexualidad religiosa no va a ser cierta al final.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Recurso meteorológico

¡Qué bonita está la calle llena de hojas desprendidas de los árboles! Es una estampa hermosa, aunque seguramente la brigada de limpieza municipal no piense lo mismo mientras se afana, agachada, en recoger la ingente cantidad de vegetal marchito.

Hoy, además, la mañana viene envuelta en un halo de misterio que no es otra cosa que una niebla espesa y blanquecina que difumina formas y contornos. Eso indica que hoy no lloverá, por lo menos en este segmento de la jornada. Lleva dos tardes jarreando con furia, quizá hoy nos libremos del aguacero.

Qué triste, he acabado usando el tema del tiempo hasta en el blog. ¡Qué bajón!

Qué cosas, he terminado hablando en este blog del tiempo, como si fuéramos conocidos sin confianza atrapados en un ascensor que utilizan este recurso manoseado para despejar el incómodo silencio.

¡En fin!, esto no da para más. Una penica.