Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 13 de septiembre de 2022

Latinoamérica y los dueños del cotarro

 El otro día cayó en mis manos la novela corta "los silenciados", del italiano Claudio Fava. La novela está basada en la terrible historia del equipo de rugby de La Plata. Aquél equipo, durante la dictadura militar de Argentina perdió a un sinfín de jugadores. Y no es que los perdiera por otro motivo menos siniestro que el de morir asesinado o simplemente "desaparecer" porque a algunos fanáticos de las ideas totalitarias, que, casualidad, suelen vestir de uniforme, les molesta no sólo el que haya que opine diferente; el permanecer callado a veces también era considerado sospechoso y, como consecuencia, se podía "desaparecer".


Casualmente, el mismo día que recibí el libro se daba la noticia de que el pueblo de  Chile había rechazado mayoritariamente la instauración de una nueva constitución. Hay un montón de politólogos, sociólogos y varios "ólogos" hablando del por qué de ese rechazo. Una cosa parece clara, el trabajo a pico y pala de los medios de comunicación que sueltan trolas sin sonrojo y la aplicación masiva de zancadillas como son los "lawfares" (La guerra mediante las leyes), hace que los incautos tiendan a creer todo lo que dicen los conservadores que detentan el poder, que se llaman conservadores, como decía aquél viejo chiste, porque saben conservar sus privilegios. Aunque ya sabemos que esto de engañar a las masas y de educarlas en la idiocia y en el sentido más acrítico posible es todo un logro de los cuadros de mando  desde hace generaciones y pasa en todas partes del orbe.

Hablando de lawfare, la guerra legal para acabar con los adversarios, como pasó en Brasil o como pasa en Argentina con Cristina Fernández. No sé si ella ha prevaricado o no, pero lo llamativo no es eso. Lo heavy es que los lawfaristas justifiquen el ataque pistolero a esa señora porque dicen que delinquió. 

Y ya que estamos,  por favor, dejad de apostillar a Cristina Fernández con el "de Kirchner". Ese apellido añadido lo es por puro patriarcalismo. En España, afortunadamente, ya se ha perdido la costumbre de  que la esposa pierda su segundo apellido para tomar el de su marido precedido de un de  que indica la pertenencia al amo, pero en Latinoamérica, donde sólo se utiliza un único apellido, aún se mantiene el de precediendo al apellido del marido-dueño. Así que Cristina es Fernández, sí, pero el de Kirchner, sobra.

Volviendo al tema de Argentina, el poder de la clase al mando, la historia reciente y la dictadura militar con la que he empezado este escrito de hoy. Este viernes, día 16 de septiembre es el día en que se recuerda a todos los estudiantes argentinos que murieron y/o desaparecieron en lo que se llamó "la noche de los lápices". 


miércoles, 7 de septiembre de 2022

El cabo de Buena Esperanza sigue esperando

 Pues nada, que, por lo visto, están celebrando el quinto centenario de la vuelta al mundo.  En su época aquello debió ser toda una hazaña y a tenor por cómo acabó aquello, un riesgo poco calculado. Salieron cuatro naves bien pertrechadas con 265 tripulantes y tres años después, llegaron a tierra dieciocho supervivientes en una nave que era para el desguace.

Al frente de la expedición iba Fernando de Magalhães. Primero bajaron por la América austral hasta encontrar un paso que les dejara salir al Pacífico. Desde entonces, al estrecho de Magallanes lo llaman así por este navegante. Se atascaron en la zona de Filipinas. Hay que decir que iban un poquito en plan "sobraos" y a veces calculaban mal midiendo a los indígenas que tenían delante. Ponían a pueblos contra pueblos hasta que el jefe de una isla filipina llamada Lauplapu se cargó de un lanzazo a Magalhães, dejando la expedición un poco a verlas venir por la zona de las islas del sudeste asiático tocando al Índico.

Bordeando África y el cabo de Buena Esperanzo llegaron otra vez a la península ibérica y al capitán que acabó el viaje, después de tantas muertes y podríamos decir que hasta motines, le acabaron otorgando un escudo heráldico con un mundo en el que ponía "primus circumdedisti me" (El primero en rodearme). Este fue Elkano, pero a los otros diecisiete que venían con él no les tocó el regalo. Tampoco importa mucho ya que Elkano, como ya os conté, acabó en la ruina, y eso que se enroló para escapar de las deudas. 

Todo este rollo para contaros que hay gente que está montando fastuosas celebraciones, fundaciones que viven y comen opíparamente de eso y publicidad a raudales por medios de comunicación tales como Antena 3 que muestra el recorrido de la expedición. 

Desinformando hasta en las noticias viejas

Dibujan unos gráficos maravillosos que muestran como la Nao Victoria pasa por el canal de Suez unos 350 años antes de que existiera. El cabo de buena Esperanza, de esa manera, iba a terminar siendo el cabo del buen aburrimiento.

Bueno, es Antena 3 y, concretamente "espejo público". Están tan acostumbrados a desinformar que no se pueden resistir ni con la vuelta al mundo.

martes, 30 de agosto de 2022

El día que Homer Simpson cantó el "cara al sol"

 Los Simpsons llevan con nosotros toda la vida. Primero en la tele pública, allá por principios de los 90, luego los adquirió la cadena insufrible privada de Antena 3, esa que tres cuartas partes de su tiempo son anuncios. Los capítulos los tenemos grabados en las retinas de la de veces que nos los han repetido. Hace ya un tiempo, y hablo de años, me sorprendió descubrir a Homer mezclando dos tonadas conocidas. la primera era un clásico americano, pero la segunda era el himno falangista más famoso de todos los tiempos.

Pues este fin de semana se repitió el capítulo, cosa que no creo que sorprenda a nadie, y Homer tarareando el cara al sol me volvió a pitar en los oídos.

Homer está cantando un clásico americano que es "I've been working on the railroad" y, de repente se me cruza al lado oscuro, o azul mahón, que viene a ser lo mismo.


Aquí os dejo la versión del tema de John Denver. 

Homer canta  que ha estado trabajando en las vías del tren así: "I've been working on the railroad, que tú bordaste en rojo ayer".

No sé si al doblador se le ha ido la tonada porque, reconozcámoslo, el "cara al sol" será facha pero es una buena melodía, pegadiza, además, o es un mensaje subliminal y faccioso. Esperemos que lo primero. La verdad es que Juan Tellería, el compositor, prestó la melodía para el himno que acabó llamándose "cara al sol" pero que originariamente se llamaba "amanecer en Cegama", su pueblo natal guipuzcoano. 

¿Alguien de vosotros había advertido la melodía en los Simpsons? Porque, os gusten o no, en algún momento de la vida, los Simpson aparecen de fondo e incluso Homer canta fascistadas.

miércoles, 10 de agosto de 2022

Si saben cómo me pongo, "pa" qué me invitan.

 Es agosto y bastante tenemos con los cabreos que nos producen las penúltimas excusas para encarecerlo todo. ¿Os acordáis cuando el kilowatio hora subía a precios exorbitados antes de la única guerra que, por lo visto, ha existido jamás? Antes de que el otoño nos hunda en una crisis lacerante producida por un puto capricho de los "mandamases" que quieren castigar a Rusia porque hace las mismas cosas que EEUU, pero que vamos a pagar, no Rusia, sino nosotros, queda el verano bostezante y sus noticias de mierda.

La última, que me permite un divertimento, es el vídeo donde "el preparao" no se levanta al paso de la urna con la espada de Bolívar, que, todo sea dicho, les ha quedado un pelín hortera. La cosa es que al "preparao" lo invitaron a la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia y el baranda, aceptó ir como jefe del "astado" que es. Po fueno, po fale, pos m'alegro. Quizá si el nuevo presi colombiano hubiera sido de derechas la cosa hubiera cambiado, ¿Quién sabe?

La noticia estúpida del momento


Total que pasean la espada de Bolívar, todo un símbolo libertador de Colombia en la lucha contra la corona de España hace doscientos años y el hoy rey de la misma, ni aplaude, ni se levanta, lo cual queda fatal y feo y es de una falta de respeto al país anfitrión que da vergüenza ajena. Que sí, que vale, que el rey, dicen, no puede rendir honores a la espada que humilló a España...hace doscientos años. ¡Hace doscientos años, por amor de Dios! Que Colombia ha hecho cosas peores a España como invadirnos con el reguetón.

No me sirve la excusa de la humillación cuando es una cosa del siglo XIX estando en el siglo XXI, porque si es por eso, bien que estrecha la mano a cada presidente yanki que pisa España y eso que la paliza de 1898 es muy posterior a las de Bolivar, San Martín u O 'Higgins y nos hizo bastante más daño. Me huele más a complejo de superioridad  herido que a otra cosa. 


En fin, que el "preparao" más que dejar intacto su honor y su "orgusho" por algo que pasó hace 200 años, ha quedado como el culo porque en este mundo "modenno" en el que se crean lazos políticos para rentar lo económico, hubiera quedado mejor declinando la invitación, como ha hecho tantas otras veces. Si es que ya lo dijo aquél: "Si saben cómo me pongo, "pa" qué m'invitan.

jueves, 28 de julio de 2022

Te tragarás la colección de casettes

 Cuando a las redes sociales les da por algo se dedican a copiarlo ad nauseam. Aún recuerdo cuando a todo el mundo le dio por subtitular la escena del cabreo de Hitler en "el hundimiento" o le dio por poner vídeos con acciones arriesgadas que acababan en el alegre funeral africano a ritmo machacón. Ahora les ha dado por repetir en bucle una frase de una canción de las Shangri-las.

Aquí, los dos pares de hermanas

Las Shangri-las fueron un cuarteto, reducido a trío, compuesto por dos pares de hermanas, dos de ellas, gemelas, que eran las que hacían los coros. En los años 60, cuando se puso de moda hacer conjuntos vocales de chicas, empezaron a salir como churros de los institutos. Así existían "The marvelettes", "The shirelles"...Y eso me ha traído a la memoria ese pedazo de tema de siniestro total llamado "bailaré sobre tu tumba" en el que suena potente eso de "te tragarás la colección de casettes, de las Shangri-las o de las Ronettes". 


Aunque ya habían sonado durante los belicosos cuarenta conjuntos como las hermanas Andrews, la alegre música juvenil de los sesenta hizo revivir esto de las "girls groups" que acabó dando tríos como "the supremes" para la gloria del sonido Detroit. Lo cierto es que, volviendo a las Shangri-las, eran unas crías de colegio que cantaban bastante bien y, como suele ser habitual, acabaron siendo un poco juguete roto por culpa de la codicia de los dueños de las casas de discos. Todas acabaron abandonando la música por presiones legales de las casas de discos que se disputaban sus contratos, aunque sólo una, Mary Weiss, volvió muchos años después. Una de las gemelas, pobrecica, murió pocos años después por sobredosis.

En plan sesentero con ese pelo abundante.
 

Los temas que cantaban eran bastante curiosos. Los coros tenían un gran peso. Remember, (walkin' on the sand) cuenta la historia de una traición amorosa. Este "oh, no, oh, no, oh, no, no, no" suema mucho en ciertos vídeos de las redes sociales relacionado con pequeños desastres domésticos.

El otro gran hit de este grupo fue "The leader of the pack" (El líder de la banda), el motero mala influencia que sale con la chica que lo canta y su coro le pregunta en plan cotilleo. Los padres le prohiben salir con el pandillero motero porque creen que es una influencia nefasta, pero él es tierno, aunque la chica obedece y lo deja, él se despide muy dulce con un beso, pilla la moto y se da tal hostia que se mata. De hecho, la canción graba el "look out, look out, look out" (¡Cuidado!) sonido de neumáticos frenados y sonido de impacto. 


Las Shangri-las aún eran menores de edad cuando cantaron aquellos dos temas míticos en el año 64. Odio escuchar esa frase de "remember" hiperacelerada. Al menos, ha servido para que las recuerde aquí.  


jueves, 21 de julio de 2022

Buscando sombra

 El sol golpeaba con la contundencia de un púgil hiperactivo, algo normal teniendo en cuenta que era mediados de julio. El aparcamiento a cielo abierto hacía brillar las carrocerías de los coches. Dentro de los vehículos debía de hacer una temperatura asfixiante. En la zona de aparcamiento sólo había una pequeña línea de árboles que garantizaban sombra a los pocos afortunados que encontraran una plaza bajo sus copas, aún a costa de recibir el impacto de las deposiciones de las aves vecinas de la fronda.

Una cosa así, pero con 40ºC y un sol generoso.

Ella había buscado con la mirada su humilde utilitario bajo la copa del árbol y no le gustó nada comprobar que delante de su coche haraganeaba un orondo individuo ataviado con camiseta y bermudas.  Echaba cortos tragos de una bebida embotellada resguardado bajo la copa. Cuando el fulano de las bermudas estaba a punto de aposentar su sobredimensionado trasero en el capó, ella accionó el mando a distancia para avisar de su presencia. El fulano miró hacia ella con aire bovino y apresuró el paso hacia su propio coche que estaba estacionado enfrente. 

Mientras ella se colocaba el cinturón y arrancaba, el fulano, con un egoísmo nada inteligente, echó marcha atrás impidiendo la maniobra de salida del otro automóvil. Ella adivinó que el fulano lo que quería era su plaza bajo la copa del árbol. Sin embargo, el fulano la miraba con aire estúpido pues esperaba que ella saliera, aunque aún no había llegado a comprender que su vehículo estorbaba para que ella pudiera cederle la plaza umbría que tanto ansiaba. Se miraron y ella dibujó un arco con el brazo. Él pasados una eternidad de segundos por fin lo entendió. Ese gesto significaba "a ver si te crees que mi coche puede volar sobre el tuyo". El fulano, por fin ¡POR FIN! tiró marcha atrás y ella pudo salir del aparcamiento.

Adiós, fulano cretino que no has sido capaz de esperar quince segundos para dejarte la plaza libre y nos hemos tirado sesenta bloqueados. El aire acondicionado, ¡A discrección! 

miércoles, 13 de julio de 2022

Post abúlico

 He estado una semana de vacaciones y me siento más cansada que antes de irme. Estamos en pleno cambio de piso y he aprovechado para hacer preparativos. No me puedo quejar porque es mi pareja, y no yo, la que se está comiendo la mayoría de los daños colaterales del traslado, pero no por eso deja de ser un latazo. 

Estuvimos a punto de pasar cuatro días en mi tierra pero entre unas cosas y otras, decidimos posponer el viaje, sobre todo porque me hubiera dado una envidia infinita el no poder salir en las fiestas del pueblo y es que tengo nostalgia de aquello pero es imposible regresar a hace veinticinco años. ¡Ay, ojalá!

Retomando el tema. Estoy hecha un trapo. Tengo sueño porque esta semana entro a una hora muy temprana y mi cuerpo se está quedando sin energía. Me da que no voy a poder aguantar este tren de vida laboral por mucho más tiempo. Me tengo que plantear un cambio de costumbres. 


Joven decadente, de Ramón Casas (1899)


Me estoy leyendo y doy mucha pena. Lo digo , aparte de por el todo lastimero, por lo cutre que me está quedando este escrito de autorreflexión.

En fin, amigos, ya vendrán tiempos mejores y escritos de mayor nivel. Saludos.

jueves, 7 de julio de 2022

Esta ronda de misiles, la pago yo

Nosotros no estamos en guerra...aún, pero qué cosa más curiosa, los efectos devastadores de esta ya los sufrimos.  Los combustibles fósiles se han encarecido, dicen que por la guerra, aunque antes de ella ya estábamos sufriendo subidas. Si no es la guerra es el cambio climático y si no es el fin de las existencias mundiales. Sea como fuere, el encarecimiento de una cosa trae el encarecimiento de todo lo demás. 

La culpa, la guerra, dicen. Pero mira tú que el viejo que manda en los EEUU decidió, nada más entrar a la casa blanca, quiso resucitar su imperialismo yankee sobre el resto de imperialismos que le están comiendo la tostada, como es China, con la que no se atreverá a hacer lo que hace contra Rusia. Y es que, dejando a un lado la guerra de Ucrania, EEUU tiene las narices demasiado metidas en esa Europa que es como el panoli que le paga las facturas.

Aquí, reunidos los pastores de los rebaños moribundos.

Y así, España, esa socia de la OTAN, que de entrada, no, pero luego, la primera, ha montado un sarao fastuoso en estos tiempos de austeridad para resucitar una alianza atlántica que cuenta con países mediterráneos y ya, hasta bálticos. Y la sinvergonzonería de quienes nos gobiernan llega a su cénit cuando deciden que se va a duplicar "el gasto en defensa".

No he analizado en profundidad todo lo que esto significa, pero ya, de entrada, como el eslogan aquél del referéndum de la OTAN, que salga Sánchez diciendo esto significa que el viejo americano le ha pasado la gorra. No tendremos para pagar médicos de la sanidad pública, ni escuelas públicas que preparen a los jóvenes, ni pensiones antes de que la ancianidad haga su aparición, pero para pagar juguetitos para matar y perpetuar la guerra, y, sobre todo, para que se sigan forrando los que mandan en el mundo, para eso sí, que para eso sale del dinero de nuestros bolsillos.

martes, 28 de junio de 2022

Leyes supremacistas contra la mujer

 Leo noticias con el alma encogida. El EEUU los tribunales conservadores han prohibido en medio país el derecho al aborto. El cuento de la criada empieza a no ser tan utópico. Y esto es una cosa a exportar, además. Ya tenemos al botarate (¿Voxtarate?) vice de Castilla y León defendiendo que el sexo no es un fin en sí mismo, que lo es la procreación. Supongo que cada vez que se haga una gayola se pondrá un cilicio en el nabo y lo achuchará hasta la laceración por sucumbir al placer en vez de ir preñando, esperemos que a su legítima, como varón centro del supremacismo blanco y heterosexual.

El patriarcado ha sacado su munición para combatir a la mujer de una manera feroz e irracional. Aunque sabemos que luego, como se ha visto en otras etapas de la historia, las verdaderamente perjudicadas serán las mujeres pobres porque las ricas se sacarán subterfugios legalistas para no pringar y es que las normas las dictan los varones blancos, heterosexuales, viejos y ricos.


Volviendo a lo del vicepresidente de Vox de Castilla y León. Ahora, por lo visto, la despoblación de las zonas rurales se debe a que la gente se dedica a practicar el sexo como un acto lúdico. No se debe a que no hubo políticas de desarrollo local ni a que, con la mecanización la mano de obra sobraba en el norte, y los jornaleros no tienen tierras para trabajarlas en el sur, porque la tierra no es del que la trabaja. 

Al final, en ambos casos, todo se circunscribe a una excusa. El hombre blanco, rico y heterosexual necesita controlar y cosificar a la mujer para seguir manteniendo sus privilegios de clase, de raza y de género. Todo el mundo controlado y subyugado a sus leyes no por nada natural, sino por su puta codicia a su pedestal. Al varón blanco, rico y heterosexual le jode que haya otras razas que le disputen su igualdad, le jode que haya sexualidades que le resten su poder y le jode que la mujer tenga independencia económica social y sexual. Sobre esto último, me confunde el hecho de que haya una serie de varones célibes contra su pesar que echen la culpa al feminismo de que no follan. Y es que la independencia económica y social de la mujer, gracias al feminismo, entre otras cosas, hace que ellas no se vean obligadas a tener que necesitar un feo que las mantenga, pagando en carne. Lo dicho, atacan el feminismo porque les disputa el poder.


No tengo ánimo de hablar de la masacre de Nador/Melilla ni de Texas. Me entran ganas de llorar.


El mundo se va a la mierda y la pandemia no nos ha enseñado nada.

martes, 21 de junio de 2022

Esperando

 Estoy esperando el resultado de una PCR porque soy contacto muy estrecho. ¿Cómo no voy a serlo si convivo en un espacio reducido de 55 m2? Eso sí, llego tarde a todo. Aquellos tiempos en que te enviaban, por si acaso, a hacer la cuarentena a tu casa pasó hace tiempo, no sea de que nos demos cuenta de que últimamente se contagia hasta el el tato. 

Protocolo nuevo: Trabajar con dos mascarillas superpuestas; una fpp2 y una quirúrgica y, si no tienes síntomas, pcr a los 3 días de confirmación del positivo "estrecho" y otro dentro de 3 días más, aunque, como en esta tierra, el viernes es festivo, me tendré que desplazar al hospital el sábado para hacerme la segunda pcr. Eso, si todo va bien y no me llaman en las próximas horas confirmándome el positivo en covid.

N. a punto de hacerme llorar.


Y aquí ando, soportando dos mascarillas y con orden expresa de ir a comer sola, bien apartada del resto de mis compañeras, con lo sociable que es una.

Tendría cierta gracia que, después de haberme conservado intacta para el covid en dos años y pico, sea ahora, en pleno verano achicharrante, verano que empieza hoy, vaya a pillarlo cuando ya ni se hacen cuarentenas ni, por lo que dicen, se pilla la baja si no tienes síntomas tales como fiebre, cefaleas, tos o malestar general. 

En fin, estas cosas voy pensando mientras salen los resultados de la pcr de esta mañana. Por cierto, N. si me lees, no me gusta que me hagas llorar. (N. es la enfermera de las pcr).

domingo, 12 de junio de 2022

Chipa pirú, receta paraguaya.

 Sigo con el trajín desenfrenado que me impide pasarme por este rincón. De todas maneras, el panorama social y político da asco y pena a partes iguales y, desde luego, no dan ganas ni de reírse de la flamenca del palo que sobreactúa en cada acto donde chupa cámara y dice sandeces o de la enajenada que promociona cervezas en los parques de atracciones mientras infunde nacionalismo centralista pera hacer olvidar el oprobio de las masacres negligentes en los geriátricos durante la primera oleada del covid.

Prefiero dedicarme a cosas más productivas, como aprender ricas recetas americanas. Encontré una especialidad paraguaya mientras aprendía cosas de Paraguay, que siempre me ha parecido un lugar fascinante cuyas gentes siguen manteniendo con orgullo su idioma guaraní y difunden su maestría con los instrumentos de cuerda, sobre todo, esas arpas magníficas. Aquí, su tema más icónico, "la galopera".

Y entre sus platos, me fascina la chipa. Que es una especie de panecillos hechos con harina de mandioca y queso paraguayo. En estas latitudes es un poco difícil encontrar ambos ingredientes, pero siempre se pueden sustituir, con un poco de imaginación, por harina de arroz y quesos locales. 

Si algún paraguayo me lee, posiblemente se ría o le pase como a los valencianos cuando se indignan ante las curiosas variantes de paella, que, según ellos es arroz con cosas. Así que, paraguayos queridos, he hecho lo posible por aprender de vuestra chipita y la he adaptado a lo que tengo, creando una receta tal que así: 250 gramos de harina de arroz (Aunque debería ser de mandioca), 75 gramos de harina de maíz (En vez de la precocinada, tengo una ecológica de estas que hay que cocinar un rato que le da un toque crujiente), 2 huevos, 1 cucharada de queso rallado (Y le pongo Idiazabal que traigo de mi tierra, que le da un toque genial), 80 gramos de mantequilla, 150 gramos de queso (Yo le puesto un emmental de quesería industrial, porque no encuentro paraguayo, pero cualquier queso valdría) y, para rebajar el espesor, media taza de leche tibia.

Chipas de diferente modelo, a ver qué queda mejor.

Se trabaja todo y se consigue una masa elástica pero que no se pega. Queda mejor un rato en el frigo, pero se puede trabajar con ella haciendo palitos, o rosquillitas (Siendo esto lo más típico), y poniéndolos en la placa del horno a 240º de 20 a 25'.

Me sorprendió para bien el sabor y la textura, aunque tengo que encontrar un queso  algo mejor que el emmental, aunque la cucharada de Idiazábal de la un toque fantástico.

viernes, 20 de mayo de 2022

La mili (Y la madre que la parió) , paseo musical.

 El otro día pasaron un documental, una de las pocas cosas potables que echan en la tele, que hablaba del vigésimo aniversario del fin de la obligatoriedad de realizar el servicio militar. 

Cuando la 1ª guerra del golfo, el movimiento insumiso avisaba al "OTAN, de entrada, no luego, sí" y al papá del bocazas freudiano.

Presentaban el documental mostrando imágenes del movimiento a la insumisión y sonaba de fondo un festivo, pero reivindicativo, tema de Kojón prieto y los huajolotes, que cantaba Toñín AKA Tonino Carotone, que se pasó una buena temporada en el trullo antes de hacer de cantante canalla italianizado, como así lo recordaba su combo con otra tonada.


Al día siguiente escuché un tema cantado por los Status Quo, aunque no era suyo, que se hizo famoso en los 90 y te contaba que estabas en el ejército con misiles sobre tu cabeza mientras el sargento grita "¡En pie, a luchar!"

Quizá sea un buen momento para recordar que las guerras lo pudren todo y que nadie gana con ellos, aunque así lo crean los "vencedores". Que ya lo cantaban los ilegales cuando en su ángel exterminador, rememorando la novela "sin novedad en el frente", de Remarke.


En los 80, cuando era una cría, el movimiento punk cantaba con rabia a la mili. Ya fueran los Baldin bada o la Polla Records, tenían temas bien anarkos que renegaban de toda autoridad, sobre todo eclesiástica y militar.



Baldin Bada:


La Polla:


Reincidentes, en directo.


En los 90, justo antes del fin, los pucelanos Celtas Cortos cantaban al sinsentido de un pobre chaval con un fusil en medio de una guerra al que se siente obligado a ir por culpa de la exhortación de "servir a la patria".

Hasta el último de la fila, algo más melódicos, cantaban que la mili era deprimente y si sentido.


Porque la mili, eso de coger a pobres civiles en la flor de la juventud y obligarlos a pasar por un cuartel embrutecedor, no hacía (hace) sino echar leña a la posibilidad de una guerra, aunque nos la den televisada y algunos se crean que están jugando a los marcianitos. 


El ejército  convierte a los seres humanos en alimañas y si, encima, se va de manera obligada porque así lo exige la patria, o los que mandan, que suelen ser viejos que no serán carne de cañón porque son "demasiado importantes", pues mucho peor. 

Los años 20 del siglo XXI se están empezando a parecer a los años 30 del siglo XX. Qué nefasto.

jueves, 12 de mayo de 2022

El día de la enfermera

 Hoy es el día de la enfermera. Trabajar en un centro sanitario de agudos hace que las diplomadas universitarias de enfermería, y digo las porque son mayoría, aunque cada vez hay más varones en ello, sean una parte mayoritaria del personal laboral. Hoy es su día porque hoy es el cumpleaños de Florence Nightingale, de la que se dice que fue la instigadora de la profesionalidad de la enfermería.

Doña Tecla Bisturín, enfermera de postín.

Que sí, que la esocesa, llamada Florencia porque nació en aquella famosa ciudad Italiana, consta como la creadora de la enfermería moderna y todo aquél que se dedica a esta esforzada tarea sanitaria debe pronunciar el juramento Nightingale. 

La Nightingale, hija de noble cuna, estudió y se formó con determinación pese a lo mal que le parecía a su familia de rancio abolengo, más rancio que abolengo. Años después de hacer que la gente se fuera tomando en serio eso de la enfermería, que no solo era cosa de monjas y mujeres recogidas de la calle, decidió ir más allá, concretamente a Crimea, famosa península sita en el mar Negro, que algunos habrán oído nombrar últimamente debido a cierto conflicto bélico intoxicado de intereses económicos y mentiras por doquier.

Flo Nightingale, considerada la creadora de la enfermería profesional.

¿Y qué fue a hacer la Nightingale a allá? Pues, fácil. El Reino Unido, como suele ser habitual en los países de Occidente, se había ido a ver qué sacaba en medio de la guerra- sí, otra vez- de los rusos contra los turcos por el control de este lugar estratégico. Así, la muy cristiana Gran Bretaña se puso del lado del Imperio Otomano contra Rusia. 

Pues en este fregado armamentístico apareció la Nightingale con un montón de voluntarias para hacer curas a soldados por heridas de guerra y evitar las epidemias que siempre salen, oportunistas, ante el hacinamiento y la porquería que genera la trinchera. Sin embargo, ella y sus mariachis de la cofia, no fueron las únicas que pasaron por allí para ejercer la enfermería. Y aquí viene mi reivindicación. Hubo otra madre de la enfermería moderna que ha sido silenciada durante toda la vida porque era autodidacta y, sobre todo, de piel oscura.


Mary Seacole, enfermera vocacional pero ninguneada.

Mary Seacole fue una mujer originaria de la isla antillana de Jamaica, por entonces, perteneciente a Reino Unido. No lo tuvo tan fácil como la escocesa, por ser mujer y, sobre todo, negra, no era admitida en hospitales, y, por lo que he leído, cuando fue a la guerra de Crimea, no fue admitida por ninguna expedición y se pagó el viaje con sus propios recursos. Tampoco era admitida en los hospitales de campaña, así que montó el suyo propio, dando de comer a los soldados que enfermaban más por hambre y epidemias por la suciedad que por heridas de guerra. 

Seacole había aprendido bastante sobre plantas medicinales por medio de las mujeres ascendientes de su familia. Con esto, unas nociones científicas correctas y bastante sentido común, Mary Seacole también es considerada madre de la enfermería, solo que pocos la conocen, menos la publicitan, algunos la ningunean y la mayoría ignora su mero recuerdo. Confieso que yo la conocí por un libro sobre mujeres ninguneadas de la historia y la verdad es que ella se lo curró, pero bien.

Así que hoy, día de la enfermera por ser el día del nacimiento de Florence Nigthingale, también recordemos a Mary Seacole, que tuvo una familia menos rica, menos blanca, menos recursos pero tanto o más coraje por hacer de la enfermería una vocación digna y profesional. 

jueves, 5 de mayo de 2022

Gualapó

 Vivo en un piso muy pequeño. Es un ático. Estamos pensando en cambiar de vivienda porque nos hacemos mayores y necesitaremos un ascensor tarde o temprano. Bueno, quizá temprano ya que una artroscopia de menisco ha tenido en el exilio a mi pareja en casa de su madre. Es muy difícil, y cansado, subir varios pisos a golpe de muleta. En previsión de ese futuro cada vez menos lejano, obramos en consecuencia. 

Famoso ático creado por Ibáñez.

El día que llegue, que aún no ha llegado, y dejemos esta calle, este pisito y, sobre todo (suspiro) esta terraza al sol que tanto he gozado, me va a costar. Esa terraza que te permitía tomar el sol en las tardes de invierno, hacer vermutitos los domingos al mediodía, pasar u confinamiento pudiendo tomar el aire, leer tumbada en una hamaca o tumbona, darnos baños en una piscina, regar el olivo, la aloe vera (poquito), cenas a la fresca durante todo el verano...La hemos vivido muy bien.

Y mientras el día de la verdad llega, mi pareja, que tiene ese toque de practicidad que a mí me falta, ha decidido quitarse de en medio trastos y se ha suscrito a un par de esas aplicaciones  que se dedican al cambalache. Ha vendido la piscina de la que hablaba arriba, ollas a presión, ropa...Toda una serie de cachivaches. He de tener cuidado porque en una de estas me pone a la venta por un precio irrisorio y es que ya voy camino de ser un saldo.


domingo, 24 de abril de 2022

Moviendo el bote

 Estaba hace unas noches divirtiéndome con las desventuras de esa cuadrilla de adolescentes norirlandesas  llamadas "las chicas de Derry", en versión original, pero con subtítulos, porque me cuesta entender lo que dicen, cuando ocurrió en uno de sus capítulos un hecho inusitado.

La prota y sus colegas están en pleno bailoteo de una boda cuando suena un tema musical que viene a ser, para que lo entendáis, como el "Paquito chocolatero" de la verde Irlanda. Si en la piel de toro cuando suena este pasodoble, novia incluida, se ponen a descolocarse las lumbares, en Irlanda cuando suena "rock the boat" todo el mundo se sienta en fila a hacer como que está remando en una canoa. Resulta que el hit de la música disco aquél que cantaban "the hues corporation" es una pieza que se baila con alegría en aquella isla. Bueno, bailar, lo que se dice bailar, se trata más bien de remar en seco. En cuestión de en qué bodas  se mueven más, creo que está claro.


Este tema me hizo recordar la petición contraria de Bob Marley que pedía que no menearas el bote en "satisfy my soul".


Aunque "mover el bote", si no recuerdo mal, en inglés significa "molestar". Perdonad si me equivoco pero creo que significaba justamente eso. 

Y hablando estrictamente de botes de remo, me he acordado de aquél tema que cantaban Peter, Paul and Mary cuyo origen es un espiritual negro que se hizo popular durante la guerra de secesión "Michael row the boat ashore", que se ha cantado en tantas funciones religiosas. Dejo la versión de Peter Seeger.


Moviendo el bote me despido hasta otro rato.

martes, 5 de abril de 2022

Música que saca pecho

 Acabo de escuchar la versión en euskera del tema de Rigoberta Bandini, ese que junto a la muñeira del siglo XXI de las Tanxugueiras , terra, se convirtieron en las dignas perdedoras del festival de  Benidorm, ese concurso amañado para elegir candidato de cara al soporífero eurofestival de la canción. Esta versión y la original, que van a seguir pegando fuerte este verano, me ha traído a la memoria otra canción que reivindicaba el seno mamario. 


La tonada está convirtiéndose en todo un himno que ya ha sonado a lo largo y ancho de muchísimas manifestaciones del 8 de marzo. Una canción que reivindica a las madres y a los senos trayendo a la memoria colectiva la imagen de "la libertad guiando al pueblo" obra pictórica de Eugène Delacroix. Aquella señora en top less enarbolando la tricolor francesa es la alegoría de la revolución ciudadana contra el último rey galo, Calos X, allá por 1830. 

Este es el estilo "Delacroix"

La canción de la Bandini reivindica sacar el pecho fuera "al estilo Delacroix" porque es demasiado joven para haber reivindicado los dibujos que veíamos la generación boomer allá por finales de los 70, y es que le pega más sacar un pecho fuera "como afrodita A". Ahí lo dejo. Reivindico al robot femenino que salía en Mazinger Z así como a su piloto, Sayaka Yumi.

El de Afrodita A hubiera molado.

Pero he dicho más arriba que dejaba dos temas musicales dedicados a las mamas. El otro tema es bastante antiguo, obra del insigne, y para la mayoría, ignoto, Xabier Lete, que en su "seaska kanta" (Canción de cuna) ya hablaba del pecho de la madre, alimento de la infancia.


De este precioso tema, que recuerdo desde niña, ya hablé hace bastante tiempo, pero las cosas buenas conviene repetirlas de tanto en tanto. En aquella ocasión traía el tema a resultas de que aún hay gente que se ofende si ve a una madre dando de mamar a su hijo. Hacer top-less en la playa  no les da asco algunos, pero algo tan natural como que una criatura se alimente de una manera tan natural, sí. Ambos temas reivindican la importancia de las tetas como alimentadoras de la humanidad.

Hale, a sacar pecho con orgullo.

sábado, 2 de abril de 2022

Coincidencias

Me gusta leer novela negra. Acabo de terminar una ágil historia escrita por Javier Sagastiberri llamada "Muerte en el Carlton". Me lo he pasado bien. Me ha gustado y la he disfrutado, gracias al cielo, porque últimamente sólo encuentro noveluchas que no valen lo que cuestan en caja. 

La de Sagastiberri la he leído entre dos fines de semana; el domingo anterior y hoy. Entre semana no dispongo de tiempo, pero he conseguido escamotear en el pc del trabajo, cuando tengo ratos tranquilos, la última historia de los ertzainas de Eva García Sáenz de Urturi, "El libro negro de las horas". Que sean miembros de la ertzaintza (El cuerpo de policía vasco) los protagonistas, esto es, ertzainas (agentes de policía), no es la única coincidencia. Fijaos que contrapongo ertzaintza (la institución) a ertzaina (agente de policía), para que alguien pueda percibir la sutil diferencia de concepto, ya que desde los medios no suelen dar ni una.

La coincidencia

Decía que, aparte de de los ertzainas protagonistas y de que, como es natural, las historias se sitúen en dos capitales vascas como son Bilbao en la primera y Vitoria-Gasteiz en la segunda, hay otra coincidencia que me ha sorprendido ya que no me esperaba encontrarme con el mismo libro medieval citado en ambas historias.


En la de Sagastiberri, al ricacho de Neguri que celebra su cumpleaños en el hotel Carlton, unos invitados muy cercanos le regalan un libro valiosísimo. Las muy ricas horas del  duque de Berry, una obra medieval que en la novela de García Sáenz de Urturi posee una librera del cual explica que se realizan facsímiles, esto es, copias lo más exactas posibles que suelen costar una pasta. Encontrarme el mismo libro medieval citado en dos novelas que me he estado leyendo al alimón me ha hecho mucha gracia, la verdad.


Me sucedió algo parecido hace unos pocos años con Bábel, un autor ruso que aparecía recurrentemente en dos lecturas simultáneas de dos autores, como ya expliqué.

Bendita lectura. Ahora voy a sumergirme en los cubanismos de Leonardo Padura y dejo al Kraken y a mi tocaya para entre semana.

lunes, 28 de marzo de 2022

Relax primaveral

Creo que llevo una eternidad sin publicar. Tampoco es tanto tiempo, pero a mí me lo parece. He estado una semana de vacaciones y he dejado en barbecho el ordenador. Toda una semana sin teclear ni por afición ni por obligación laboral. Fuera ordenador y fuera televisión, que tal y como pinta la cosa, mejor ignorarla por falsa y tremendista, y es que la programación televisiva la carga el diablo o sus sobrinos.

Si os fijáis, las páginas están en blanco. Menuda "lectura".


Así no me llegan los ecos distorsionados de la campaña bélica en la que toman parte nuestros canales y sus programas de "entretenimiento". Por lo poco que he mirado hoy, lunes, al volver a la realidad parece ser que se empiezan a destapar realidades de la conflagración que hace unas semanas ni se contemplaban. A ver si va a resultar que la minoría de la gente no es tan tonta y no se deja engañar por nuestros medios-banderines-de-enganche. Será que las mentiras no pueden sostenerse demasiado tiempo. 

Llego fresca a la primavera y con el ánimo bien arriba. A ver cuánto me dura el estado beatífico.

domingo, 13 de marzo de 2022

Rusofobia

En el manual elemental de la propaganda de guerra se dice que hay que representar al enemigo como el mal absoluto. También hay que personificarlo. Eso ya se ha hecho; Putin es el nuevo Satanás. La propaganda de este lado de la OTAN no hace otra cosa que mostrarnos lo malvados que son los rusos en general y Putin en particular. Putin es responsable de montar un cristo internacional, es cierto, pero no es peor que el tal Joe Biden. No os creáis que ese anciano es un hombre de bien. Lleva un tiempo calentando el ambiente de mala manera, pero como a este lado del globo somos unos cretinos que se lo creen todo y los medios viven gracias a ellos, no hacen otra cosa que engañarnos. Y aquí está el problema.

Una universidad italiana de estas que se han creado hace unos 30 años anunció que cancelaba un curso donde se impartían lecciones sobre la literatura de Dostoievski, un escritor universal que nació hace 200 años. La universidad, reculó, pero hubo propuestas muy en serio, como ocurrió en Florencia, para derrocar la estatua del mismo autor universal sólo porque era ruso. Imagínense ustedes que deciden cargarse la obra musical de Tchaikovski sólo por ser ruso, que sería lo mismo que cargarse la de Mozart sólo porque nació en el mismo país que Hitler.

Rusofobia y machismo soez en una sola frase.


Pero no crean que en España la cosa anda mejor. Me encuentro en rrss a un cretino que dice que hoy ha hecho ensaladilla ucraniana que es como la rusa pero con más testosterona, porque para algo es un machito. La gente le aplaude llamándolo "genio". Ahora entiendo por qué es tan fácil que nos engañen los medios si un "genio" como este es incapaz de diferenciar entre un plato de verduras frías con mahonesa de una guerra de la que sabemos bastante poco. Hay otros por ahí que  pretenden arrebatarle el nombre a la ensaladilla rusa. Sí, igual que hicieron los franquistas. ¿Qué va a ser lo próximo, cargarse la conexión a las actualizaciones de Kaspersky ahora que acabo de renovar la licencia? ¿Prohibir jugar al tetris? ¿Quemar todas las matrioskas? 

  

La tele, que tanto nos aporta a este país de genios de mierda, te saca militares armados que hablan alegremente de matar rusos. Hasta esa pija en cuyo programa sacan imágenes de videojuegos para contarnos su "actualidad" de vermuteo se atreve a encararse con una señora rusa a la que han parado por la calle y, usando su libertad de expresión, cuenta que ella no está de acuerdo con lo que se está contando. La pija, claro está, no lo tolera y manipula la entrevista a pie de calle. Es risible cuando habla de falta de libertad de prensa. Si quieren ver la vergüenza ajena que produce Susanna Griso dándoselas de periodista avasalladora contra la opinión de una mujer, aquí.

Cuidad a vuestros vecinos rusos o ucranianos, porque más de un "destalentao" va a empezar a darles palizas sólo porque sabe que nacieron en Rusia aunque hace años que no vivan allí o sean contrarios a la ideología de Putin

jueves, 10 de marzo de 2022

Los juegos del hambre

 Hace noventa y tres años hubo una crisis gigante que empobreció a los países ricos. Diez años después hubo una guerra. Hace doce años hubo una crisis. Ahora nos paseamos por la cuerda floja de un conflicto internacional e intencionadamente dirigido para que los borregos tengamos ganas de formar parte de forma activa.

La tensión bélica no es cosa de hace dos semanas. Lleva ocho años habiendo bombardeos y muerte pero a los ignorantes les escamotean la información. Hace ocho años cuando en ese país, ahora invadido, se llevó a cabo la revuelta del Maidán, justo entonces, un americano llamado Hunter Biden, hijo del viejo que gobierna en la OTAN y, de paso, en los EEUU, fue designado director de la compañía del gas privada más importante de Ucrania. El cargo lo dejó cuando a papá lo nombraron candidato. No hay nada sospechoso en que un norteamericano con contactos en Washington lo nombren jefazo de una empresa de distribución de combustibles en un país en conflicto que, ya por aquél entonces, tenía sus primeros evacuados, pero como iban para Rusia a nadie le importaban un carajo.

Y así llega el mundo entero a finales de febrero del 2022 y se enteran que Rusia ataca a Ucrania. Invadir un país soberano es una barbaridad, eso de entrada, pero qué curioso, mira tú, que unos pocos días antes de esta invasión, Ucrania bombardeó sus propias provincias de mayoría étnica rusa, cosa que no te contarán en Atresmedia, que bastante tienen con mostrarte imágenes de videojuegos para ilustrarte sobre los bombardeos de los rusos. También hay mierda para Putin, no os vayáis a creer. El tío aprovecha los atentados de Donetsk y Lugansk para jugar a las guerritas. Eso sí, los muertos no son de su familia, sino pobres. La pregunta es por qué  se le ha ocurrido ahora. Los ucranianos del Donbass llevan años soportando ataques de sus propios compatriotas y ahora le da a este chulo por invadir un país soberano sabiendo toda la cantidad de miseria, muerte y destrucción que eso conlleva. 

A3media ni siquiera se digna a disimular


Y mientras, los beligerantes de salón, como el miserable de Borrell, aquél que ridiculizaba la muerte de los indígenas de norteamérica, ese que no tolera ciertas preguntas de un periodista y se muestra intransigente y déspota, nos suelta una perorata sobre  que tenemos que aprender a pasar penalidades. Parece que este político que trepó hasta lo más alto tiene ganas de guerra y pide sacrificio a las masas populares. ¿Y por qué? Pues porque cerramos el grifo -¡qué importantes se creen nuestros mandamases!- a Rusia por atropellar a Ucrania.

Qué hipócritas somos. Lo que no hacemos a Israel por condenar a muerte a los Palestinos ni a los EEUU por atropellar a afganos, irakíes o libios, ni a los saudíes por bombardear el Yemen, se lo hacemos a los rusos porque Ucrania es Europa. Pero Europa no es nadie para ponerse chula en esto de las sanciones y Rusia nos nutre de cereales y de aceites vegetales, y, por supuesto, de gas. Por eso nos dice el jefe de la ¿diplomacia? europea que nos acostumbremos a pasarlas canutas. Los europeos somos unos gilipollas. Los palanganeros de los americanos que esperan reflotar su economía a base de perjudicar a Europa.

A los europeos sólo se nos ocurre ponernos chulos con el matón de Putin y no con nuestros matones habituales. Nos han subido los combustibles, la luz y otras materias primas para la industria como el aluminio. Este mundo globalizado de broma va a sufrir en los transportes y la producción de consumos de primera necesidad. La excusa es la puta guerra de Putin, pero en el fondo sabemos que hay más y que nos están timando intentando convencernos de las maldades del enemigo. Solo las del enemigo. Nos cierran el grifo aún más fuerte. Que comiencen las guerras del hambre.

Y ahora, una chorrada "fin de fiesta":  Acabo de renovar la clave de mi antivirus ruso. Espero que no me lo fastidien los tipos nefastos como Borrell.

sábado, 5 de marzo de 2022

Politólogos de salón-comedor

Ayer comí en el trabajo. La vieja cafetería de personal quedó habilitada como comedor  para quienes llevamos la fiambrera para calentarla al microondas o para quien se sube el menú desde la cafetería nueva de personal. Han vuelto a colocar las mesas largas de comedor ahora que ha quedado suprimida la orden de comer en mesas individuales. Había unas compañeras terminando cuando yo me senté a deglutir el frugal contenido de mi fiambrera. Mis compañeras hablaban de la guerra. Porque hemos cambiado el covid por la guerra. Había alguien que llevaba la voz cantante. Resulta que contaba cómo los rusos habían invadido Ucrania. Ahora parece ser que todo el mundo es politólogo y se conoce Europa oriental como si fuera nativo del lugar. La guerra, claro, es cosa de hace unas semanas. Que hace ocho años que haya miles de muertos en el Donbass no le suena a nadie y  nadie había oído hablar de la quema de rusos en el sindicato de Odessa por parte de nazis ucranianos. Por lo visto, a tenor de lo que se decía en la mesa, los rusos son unos malvados que han invadido Ucrania porque sí.

Esta foto circula diciendo que eso es Kiev, pero es Palestina en 2018. Israel tiene bula para atacar y no ser reprendida.


Mientras comía miraba hacia la oradora con los ojos como platos. Yo no me considero una experta en geopolítica pero algo he leído con los años y sé cómo se construye un enemigo a base de saturar con noticias de mierda las cabecitas de los crédulos dispuestos a entonar el "a por ellos, oé". Porque en aquella sobremesa se argumentaba sobre la legitimidad de luchar contra el invasor. Me quedé con las ganas de escuchar si esa legitimidad era aplicable a los rusos del este de Ucrania que vivían allí desde la época de la URSS y que eran sometidos a atropellos por parte de las autoridades de "su país", como son las prohibiciones del uso de su lengua o los bombardeos, pero nadie sacó el tema porque nadie lo conocía ya que en la tele no dan esas referencias.

Por si sale, esta mujer rusa fue asesinada en Odessa por parte de los nazis el 2 de mayo de 2014


Otra compañera me hablaba de que los rusos habían asaltado una central nuclear y por lo visto Putin en persona, en plan señor Burns, iba a ir a apretar el famoso botón, y es que la gente oye "nuclear" y piensa que las centrales y las bombas atómicas son lo mismo.

Pero no creáis que soy una soberbia que se ríe de las "veraces informaciones" que escucho a mis compañeros vertidas por esos medios interesados  "sOTÁNicos". Me dan pena, me deprimen y me preocupan. 

Somos marionetas. Nos dejamos manipular. Me preocupa la facilidad con la que calan mensajes amañados que se asumen propios. Me aterra escuchar a mis compañeros convertidos en politólogos de salón dando por ciertas las medias verdades que nos escupen los medios interesados en el botín de guerra.


miércoles, 2 de marzo de 2022

Daños colaterales pero mezquinos

 Sigo con lo de ayer, aún a riesgo de que bloqueen o supriman mi blog, como bien ha dicho F.C. en su comentario. Gracias, por cierto. No nos pillaría de sorpresa que comiencen a podar todo lo que se sale del discurso oficioso. Han intentado limitar el acceso a RT en español y también han bloqueado  a Inna Afinogenova, periodista rusa a la que sigo hace tiempo y a su canal "ahí les va". Que haya otros puntos de vista que rompan la línea argumental de este lado de la barricada molesta tanto que cercenan la voz discordante. Se llenan la boca con "libertad" y cortan informaciones que no les vienen bien. Ahí no les va.

Por otro lado, el periodista vasco Pablo González lleva tres días detenido sin garantías en Polonia. Detenido sin que se sepa por qué y sin que su abogado pueda mediar, porque para eso Polonia es un estado democrático de la UE. 

Medios prohibidos. Sólo pueden mentirte los nuestros.


Pablo González ha sido detenido y entre otras cosas le achacan el tener una tarjeta de crédito de la laboral kutxa (Una de las pocas cajas de ahorro que siguen existiendo) y por haber sido periodista de Gara. Que luego me digan lo del sufrimiento y el dolor de las víctimas (Sólo de una parte, la otra no tiene derecho a hablar) cuando hoy en día por tener una tarjeta de una entidad de crédito vasca y pertenecer a un diario del mismo lugar, ambas entidades perfectamente legales, no es que te conviertan en sospechoso, sino directamente en CULPABLE. 

Tantos años se ha pasado cierta gente poderosa recalcando que todo lo vasco es ETA que aunque ETA desaparezca tú sólo por tener ciertos apellidos, la nómina en cierto banco o hablar cierto idioma eres ETA. Te lo argumentan en Polonia aunque en Polonia no tengan ni puta idea de qué es ETA aunque algún CíNIco se lo haya contado porque interese parar los pies a otras formas de ver el conflicto que no hay que difundir.

No sé, pero todo esto apesta. Quizá me cierren la cuenta y me metan en un lío. Lo tienen fácil. Yo también tengo una cuenta en la Laboral Kutxa. Estos daños colaterales pero mezquinos

martes, 1 de marzo de 2022

Reflexiones sobre los cuentos de la guerra

 Las guerras no las gana nadie. Ni siquiera esa gentuza que las provoca para sacar beneficio económico a costa del dolor, sufrimiento y muerte. Nunca gana nadie pero no aprendemos. Esos excesos de testosterona van a producir un mal infinito. Todo esto de entrada.

Pero la maldad no sólo está en la guerra. Este mediodía no se me ha ocurrido nada peor que poner la tele donde unos buitres maquillados van "informando" a la opinión pública de lo que dicen que pasa en Ucrania creando un tendencioso desequilibrio entre el muy malvado Putin, y el angelote que debe ser Zelenski. Ni uno ni otro tienen que representar la maldad o la bondad absoluta y recrearlo así es totalmente obsceno. Uno en su Kremlin a cobijo y el otro compartiendo raciones militares en el frente. Tendencioso y estúpido manejo de imágenes para fijar en la mente ignorante qué es lo malo y qué es lo bueno. Casi más obsceno que la propia guerra.  Porque no habrá un medio informativo honrado libre de intereses. Eso es imposible. Cada uno te alienta para que tu convicción teledirigida se vuelva apoyo incondicional propiciado por el odio. Una mierda como una catedral.


Desconozco muchas cosas del conflicto, pero de los buitres de los medios pagados por la OTAN no me creo ni media palabra. La guerra no es cosa del 2022. Lleva ocho años de ataques de Ucrania a ucranianos que, no por casualidad, lo son aunque hablen ruso y se sientan rusos. Pero de eso nadie sabe nada. Putin, que no es un santo, ha cometido un error imperdonable y es atacar por muchas excusas que meta. El viejo de la casa blanca está encantado porque la guerra, aunque la planee él, en gran medida, le pilla lejos, como siempre y sólo piensa en sacar beneficios a posteriori.

La situación da asco si se mira desde fuera del conflicto, sobre todo al comprobar cómo se arrastra a la opinión pública para que acaben idealizando de una forma totalmente imbécil a los buenos y a los malos. ¿Quién es el bueno? ¿El viejo de EEUU? ¿El ejército ucraniano que lleva ocho años bombardeando Donbass? ¿Los que ensalzan a Stepan Bandera? Lo tienen demasiado claro. Yo no.

No quiero saber nada de la puta guerra que han creado los codiciosos y menos por las noticias de mierda de los medios de mierda con intereses en hacer resurgir un sistema económico de mierda. No me creo nada excepto el sufrimiento de la población civil de donde sea. Hay algunos que llevan así ocho años y hasta ahora poco les ha importado ¿A que casi nadie lo sabía? 


viernes, 18 de febrero de 2022

Cuarenta de dictadura más cuarenta y cinco de "transición" igual a seres acríticos

 La guerra intestina del PP es algo con lo que nos entretienen hoy quizá porque los resultados de las elecciones de Castilla y León no han sido todo lo contundentes que esperaban. A mí que las hienas se muerdan por los despojos cadavéricos de lo que antes fue un ser vivo me importa bien poco, sin embargo el resultado de las elecciones castellanoleonesas no me sorprenden nada, al contrario que a algunos. 

Castilla y León siempre fue tierra de gente conservadora. No es que todos sean de derechas pero siempre hubo una mayoría que tiraba por ese camino. Sí que hubo gentes de izquierda. La cuenca minera de León, por ejemplo. Pero es que hace más de ochenta años algunos se dedicaron a eliminar cualquier atisbo de progresismo y atiborraron de plomo, primero, y varias paladas de tierra, después, a todo aquél que asomaba una orejita izquierdista. Luego vinieron casi cuarenta años de dictadura militar que se encargó a conciencia de amenazar con eso de "no te metas en política". Eso y que las familias que se habían librado de la indigestión de plomo tuvieron que emigrar al extranjero o a ciudades industriales. Ahora hablan de la España vaciada, pero es que les vino muy bien la mano de obra de los nuevos barrios de obreretes de las ciudades importantes durante los setenta y ochenta.

Hay gente peligrosa sobre todo por lo que ignora, que es mucho


Y luego llegó la transición "ejemplar" y sus grises a la carrera y esa movida madrileña con su hedonismo y el PSOE pasó a gobernar y a decepcionar centrándose en hacerse socios de organizaciones poco escrupulosas o en otras en las que creernos más blancos, más ricos y más cosmopolitas. Y luego vino el España va bien del nefasto Aznar y el pelotazo del ladrillo, que era la continuación del nefasto de González. Entre ambos lograron que cada nueva reforma educativa fuera un éxito y produjera rumiantes hedonistas que se creen en la cresta de la civilización humana incapaces de desplegar un mínimo de sentido crítico ante las barbaridades de la chorizada que llega a la política para forrarse (Que lo dijo uno del PP).

Y como no entienden nada y sólo escuchan a los medios controlados por los que lo controlan todo para que no te salgas del rebaño, son capaces de decir que votan a los fascistas porque están hartos de que los engañen. Y vuelven a ser otra vez los "emosíoengañaos" los que asaltan plenos municipales porque les han calentado la cabeza con mentiras, y ya hemos dicho que es un éxito el sistema educativo que anula el sentido crítico de las personas. Son tan incultos que dicen sentir vergüenza ajena por su propio asalto al pleno cuando deberían haber aprendido en el cole que tus cagadas no te producen vergüenza ajena sino propia.

Si la cagada es tuya, será vergüenza propia ¿O de eso no hay?


Porque a los "votantes" se les calienta la cabeza con facilidad ya que los medios controlados por unos pocos siempre lanzan el mismo carrasclás. Bombardeo masivo y noticia de interés para tener a los borregos agilipollados sin verlas venir. Y de la "información, el miedo y del miedo, el voto, acto mínimo de la ciudadanía para que unos arribistas se dediquen a intentar acabar con todo aquello que les ha permitido alcanzar el poder. Sí, ya sé que os recuerda a Hitler ganando elecciones en Alemania. 

Lo que no sé es por qué algunos se sorprenden aún de que el fascismo esté subiendo como un géiser desaforado. Si hemos creado adoquines que saben leer y escribir pero han dejado de lado el aspecto humanista del aprendizaje. Pero, tranquilos, que será peor.

domingo, 13 de febrero de 2022

Sí a la guerra o los Goya de fondo

 Siempre me ha gustado el cine. Desde niña. Me encanta(ba) ir al cine cuando los había, ya que fuera de las ciudades es difícil encontrar salas de cine, pero esa es otra historia. Y tengo por costumbre echarle un ojo a los premios Goya (Y reírme con los afilados comentarios de los usuarios de Twitter). Ayer también lo hice pero sin el interés de otros años y eso que esta vez he visto muchas de las pelis nominadas ¿Por qué hay pelis nominadas y premiadas de las que el público no ha oído hablar?

Pero ayer en las noticias nos alarmaban soltando que España apremia a los residentes en Ucrania para que abandonen el país costero del mar Negro. El viejo de los EEUU se frota las manos pensando sacar pingües beneficios de una inminente guerra a domicilio, como siempre. Una guerra en la que los GILIPOLLAS miembros palanganeros de la OTAN se van a dedicar a hacer de recaderos de los estadounidenses. ¿Hay que ser poco inteligente para darse cuenta de que una guerra en Ucrania, involucrando a países del entorno sólo beneficia a los norteamericanos? ¿Qué es tan difícil de entender? Mandamos a las fragatas al mar Negro cantando el "a por ellos, oé" sin tener ni puta idea de por qué se va a una guerra que no debería haber. Nos venden desde las noticias que el gobierno Ucraniano es un grupo de demócratas  que no han roto un plato jamás a los que salvar y que Putin se come a los niños crudos mojados en vodka. Nadie ha oído hablar de Stepan Bandera y se desconoce que Ucrania tiene la presión de los políticos fascistas, pero de eso no hay que decir ni mu, no sea que la gente se de cuenta del cantazo y no griten el "a por ellos, oé".  Que el viejo de los EEUU quiere guerra y le importa poco la ideología del gobierno de Kiev (shhh, shhh, que no se enteren los gilipollas de Europa occidental), que sólo piensa en los beneficios económicos de después de la barbaridad bélica.

Ayer, calladicos como hipócritas.


Y mientras tanto los imbéciles socios categoría B de la OTAN esperan impacientes mientras hacen otra cosa que no va a ser informarse un poquito de qué va el tema bélico. El presidente de España que se va a Valencia a asistir a los Goya, a la ciudad de García Berlanga y ya nadie se pone chapitas de "No a la guerra" y si hacen algún pequeño comentario de mierda es en un premio que presentan las dos Cuesta (Inma y Belén) junto a Luis Zahera, que al hablar de Luis Tosar como actor de reparto dice que siempre hace papeles oscuros "malamadre", el etarra de "Maixabel" y...¿El siguiente será Vladimir Putin?  Para qué quise ver más. 

Aprovechando que los Goya necesitan desesperadamente sentir la aprobación de los mayores de Hollywood y entregan un premio a la australiana Cate Blanchett, me recuerda, por machacona, que esta actriz vende colonia dándonos la chapa con eso de "sí a la vita, sí a l'amore,.." ¿Sí a la guerra?

Qué lejos queda aquello del "No a la guerra". Ya nos han idiotizado y aplaudiremos mientras sentimos la puta lluvia ácida producida por las bombas de tecnologías peligrosas. Eso sí, glamour, lentejuelas y tiritos de coca en los óscar.

miércoles, 2 de febrero de 2022

Asalto al capitolio cañí

 El nivel de gañanía y ceporrez de la población nacional va aumentando de manera alarmante. Un país tendente a dejar el pensamiento crítico en barbecho atemoriza al más pintado. Después de haber visto el asalto al ayuntamiento de Lorca, Murcia, no cabe la menor duda. Miguel Charisteas lo explica como nadie.


Todo empezó con la campaña contra las declaraciones del ministro Alberto Garzón al diario británico The Guardian acerca de las macrogranjas y su nocividad. A partir de lo que dijo este ministro la campaña tergiversada de acoso y derribo junto con fotos de postureo bucólico con vacas pastando al fondo , porque algunos adalides de la cabaña ovina no saben diferenciar extensivo de intensivo, ha dado para calentar la cabeza de fascistas declarados, gañanes con eco craneal y urbanitas sin criterio que no saben diferenciar un lechón de un cojín del Ikea.

Cada vez que los fachas la toman con un cargo de Unidas Podemos empieza el festival, lo peor es  que con lo de Alberto Garzón, se ha liado una gordísima. Ahora todos son "fanes" de Elpozo y olvidan que los ganaderos que crían sus cabañas de manera tradicional no tienen nada que ver con enjaular bichos para producir choped en masa.

No se verá en las noticias pero en Lorca, Murcia, unos ¿ganaderos? han asaltado el ayuntamiento para intentar impedir que se prohibiera la edificación de macrogranjas a menos de kilómetro y medio de centros de salud o escuelas, cosa, para más inri, con la que hará un años PP y VOX estaban de acuerdo, pero ahora, no.

Los descerebrados asaltaron en plan horda vikinga el ayuntamiento, agrediendo a los policías. Menos mal que no era Altsasu y no pasará nada. Ya se sabe, si se vota algo que dicen los rojos, hay que pegarse con quien sea para que no salga. Luego dicen en la radio algunos asaltantes "emosioengañaos" que les da vergüenza el acto vandálico. ¿Mal informados?

Y ya se sabe que desde hace varias décadas todas y cada una de las leyes de educación son auténticos éxitos. Crean cabañas ovinas, y alguna caprina, de borregos que el sentido crítico lo tiene por estrenar. Verdaderas macrogranjas intensivas de la educación deficiente. Lo normal, vaya.

miércoles, 26 de enero de 2022

¿Quieren guerra?

El viejo de la casa blanca va a hacer bueno al chulopiscinas de Trump y mira que eso era difícil. Ese matusalén de Washington al que algún geriatra debería hacer un chequeo para ver si está capacitado para gobernar, si no es que "lo gobiernan", nos va a meter en un lío enorme porque algunos cabrones sólo piensan en hacer dinero a costa de las vidas de los demás.

La prensa de mierda de este país, como todas las prensas que pastan en los prados de la OTAN, te cuentan que los rusos están armándose en la frontera con Ucrania. Que en Bulgaria se estén amontonando un montón de soldaditos, carne de cañón otánica, no cuenta. Que manden un montón de buques de guerra a navegar por el mar Negro también es de lo más "inocente".




Putin no será un santo pero su país fue capaz de presentar un pacto de no agresión en diciembre que EEUU no apreció y no hay mayor osadía que despreciar a un país que tiene su fuerza como es Rusia. Rusia tendió la mano pero a EEUU no le interesa respetar lo pactado veinticinco años atrás.

Luego está la UE, ese club pasado de moda que cree que sus sanciones han de asustar a Rusia y sólo sirven para que los europeos tengan que pagar el gas más caro ya que en vez de comprárselo a Rusia se lo comprarán al "amigo americano".

En fin, lo de siempre. Nos intoxican con noticias de mierda haciendo pasar por más culpable al enemigo cuando los que mandan en tu país si no hacen lo mismo porque no tienen medios es porque apoyan al otro matón de la pelea. Nos traen la guerra a la puerta de casa mientras los que la jalean y esperan beneficios viven a salvo a miles de kilómetros y nos van a amargar los próximos días. Eso sí, cuando todo haya pasado ya sacarán un porrón de pelis de Hollywood contándonos esa verdad inamovible sobre lo taimados que eran los malvados y lo pacíficos, guapos y buenos que eran los héroes que ametrallaban y bombardeaban para que tú puedas saborear la libertad.