Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

jueves, 28 de enero de 2010

Literaturas especializadas

Hace ya algunos años saqué de la biblioteca un ejemplar de "Sin novedad en el frente" de Erich Maria Remarque. Este libro narra la trayectoria de un joven alemán que se alista voluntario con sus amigos en el ejército al comenzar la primera guerra mundial, lleno de ganas de gloria, optimismo, cumplimiento del deber y movido por las peroratas patrióticas que un profesor de su escuela les arengaba. Mientras las páginas se suceden, se va descubriendo la miseria de la guerra, la repulsión de la trinchera, el dolor por las heridas y la muerte. Es un libro que narra el desencanto de un joven por una causa que creía gloriosa y que es la burrada mayor jamás perpetrada: La guerra.

Tanto me gustó "sin novedad en el frente" que, aprovechando la anual feria del libro antíguo de mi ciudad, encontré un ejemplar y me lo compré. La feria del libro antíguo de Donostia se celebra entre finales de agosto y principios de septiembre, justo coincide con las euskal jaiak ó fiestas vascas, así que también coincide con la sagardo eguna ó día de la sidra, y alguna cosa me he comprado por ir demasiado "intoxicada", y la centenaria celebración de las regatas de traineras (embarcaciones creadas en orígen para descuartizar ballenas). Pasaban grupos de aficionados vestidos con los colores de sus clubes de remo por la plaza de Gipuzkoa gritando entre las casetas de libreros: "¡Bien por la cultura! ¡Vivan los libros!", cada uno se lo pasa lo mejor que puede.

En eso que curioseando entre los típicos libros que nadie quiere de Ángel Palomino, ó el cura "sermonero", Martín Vigil, me encuentro un ejemplar escrito pot Cecilio Benítez de Castro titulado "Se ha ocupado el kilómetro 6. (Contestación a Remarque)". Este Benítez de Castro, publicó al nada de acabarse la siempre maldita guerra civil española, en el 39, esta novela ensalzando las bondades de la guerra, contradiciendo a Remarque, y es una obra cargada de testosterona, virilidad uniformada y justificaciones no pedidas de por qué había que empuñar las armas. Lo gracioso es que primero le eché una ojeada para luego volver por él, y el librero, un joven valenciano que por lo visto no había visto el libro, se lo pilló para leérselo. Así que tuve que quedar con él para venirlo a buscar el último día de la feria, cosa que hice. Si no coloco las fotos de los dos libros juntos es porque las tengo en casa de mi padre.

En ésa época estaba interesada en la literatura justificativa y acanallada de los vencedores, y así había encontrado también alguna de Rafael García Serrano que cuenta lo mismo: "Plaza del Castillo" (Sobre la preparación del golpe de Mola en una festiva Pamplona en julio del 36) "En la primera de Navarra. Memorias de un voluntario en radio requeté" de Javier Nagore Yarnoz, ó "Diario de campaña de un capellán legionario" del padre jesuíta Caballero. Las primeras son novelas, pero las últimas, biografías, y todas coinciden en justificar y alentar los valores de la guerra, pero la de Benítez de Castro, además, pomposamente añade que es en contestación a la obra antibelicista de Remarque. Asusta.

Os dejo un regalo, también basado en Remarque, regalo que escuche gracias al genial programa televisivo La Bola de Cristal:

13 comentarios:

farala dijo...

guau!! ¡qué reseña tan completa!! viajando por el tiempo y el espacio y amenizada con música...

(este finde mando los antilibido, lo juro, lo que me pude reir con tu nombre (perdón!) no está escrito...

El Chouan Ibérico dijo...

A mi también me gusta Remarque, aunque en la novela realmente lo que trata es como se educó a una generación para ir a la guerra, esa generación va con entusiasmo y al llegar a las trincheras y ver lo que hay se va desilusionando y ve que las cosas no son como se las habían contado.

Por cierto que el mes que viene la revista "La Aventura de la Historia" pondrá a la venta en DVD la pelicula "Sin novedad en el frente" en su versión de 1930.

En cuanto a los otros libros que menciona (Plaza del Castillo, En la Primera de Navarra), hay un libro que no llega a la exaltación de la guerra sino que tiene unos tintes más objetivo y que me gusto mucho que es "Los Mil Días del Tercio de Navarra" que ha sido reeditado recientemente y en él se explica el por qué una generación fue a una guerra que no fue para conseguir lo que vino después.

Salud y Amistad

Anónimo dijo...

El libro fué una lectura recomendá de 8º de EGB, y es una buena lectura para escolarizados, hay que ver como deja a la Escuela;
la peli es buenisima, alucinante que se hiciera en el 30.
Lo había perdido en alguna mudanza, y me lo encontré hace un mes en Sant Antoni, una edición de cuando la 2ª republica, preciosa, a 1 euro.

Pena Mexicana dijo...

Cuando leo entradas como esta siento que subo varios peldaños en mi propia escala de burrez... no he leído nada de lo que mencionas y aunque la guerra es un tema del que por lo general huyo, me resulta muy atractiva tu reseña, gracias oooootra vez :)

nineuk dijo...

Recomiendo sinceramente, en este sentido, la autobiografía de Miguel Gila "Entonces nací yo" . Es la guerra del pringao contada con tanta naturalidad que te traspasa. Grande Gila.

Ripley dijo...

mientras te leía intentaba hacer memoria porque creo que he visto esa película, pero no me acuerdo. Yo también soy de comprar muchos libros - sin que luego me de tiempo de leer todo lo que compro, pero bueno. ahora, con la tesis, leo mucho, pero muy específico. te recomiendo " El mismo mar de todos los veranos", de ESther Tusquets. ( Pd: me acabo de enterar de que estás por tierras catalanas, tengo previsto volver pronto asi que ya te diré y si te cuadra, tomamos un par de cañas)

Noemí Pastor dijo...

A mi me mandaron leer a Remarque el año pasado en la escuela de alemán y le dediqué dos entraditas. Mira: http://boquitaspintadasnp.blogspot.com/2009/01/una-vida-de-pelcula-i.html

Anónimo dijo...

FARALA:Bueno, el de las cigarreras de Sevilla le pega mil vueltas a éste. Ya me contarás por qué te hace tanta gracia mi herencia nominativa.

CHOUAN IBÉRICO:Me apunto el libro que citas. No lo conocía.

ANÓNIMO: ¿En serio era lectura de 8º de EGB? A mí sólo me hacían leer cuentitos de "El barco de vapor" en plan "El pirata Garrapata" y "Fray Perico y su borrico". Mira que voy a Sant Antoni de vez en cuando....y encuentro poca cosa,

PENA: La literatura universal es tan extensa que no creo que me dé tiempo a leer ni una misérrima parte. Y seguro que has leído más cosas que yo. Además conozco a mucho leído "intelectual" que podría ganar cuanquier campeonato de burrez. Lo que la Naturaleza no da, Salamanca no lo presta ;-)

NINEUK: Síiii! Muuuy bueno. Me lo leí porque quería saber cómo había sobrevivido al fusilamiento de los moros borrachos. Y si quieres otra biogrfía delirante del momento "Yo fui feliz en la guerra" de Chumy Chúmez.

RIPLEY: Yo vi esta peli de cría y me dormí. Me pasó lo mismo con "cabaret", claro que algo más crecidita, le encontré a ésta última todo el sentido y la gracia. De Esther Tusquets me he leído varios (El mismo mar de todos los veranos, con la mielen los labios y habíamos ganado la guerra, que es la primera parte de su biografía) Editaron hace nada la segunda, que ya me la pillaré, ya, porque me parece una escritora excelente.

NOEMÍ PASTOR: Ahora mismo me meto en su referencia. Huy, alemán. Una amiga me está picando para que me apunte en la escuela oficial de idiomas. Dice que había plazas. Si saco el català este lunes, me apunto el deutsche.

Juli Gan dijo...

Grrrr. La última anónima era yo, que me ha hecho un feo el ratón.

Mean Mr Mustard dijo...

Un post muy, muy interesante. No he leído 'Sin novedad en el frente', pero tras tu recomendación estoy seguro de que lo voy a hacer.

La reseña que haces del libro me ha recordado la letra de este pedazo de canción:

"ÁNGEL EXTERMINADOR" -Ilegales

Ángel exterminador,
te espera la guerra.
Aún no se ha declarado
ya lo sé...
pero habrá guerra.

Guerra excitante y prohibida
sólo es para mayores de dieciocho años.

Vuelves a casa como un boy-scout,
quieres ser un héroe.
Aún no ha muerto nadie
ya lo sé...
pero habrá héroes.

Guerra excitante te amo,
yo también quiero ser ministro de la muerte.

Un hombre grita no dispares...
y cae muerto.
Tú te despides en la estación
con tu uniforme nuevo.

Guerra excitante te amo
yo también quiero ser ministro de la muerte.

El alto mando ha decidido al fin
pactar un alto el fuego.
Un poco tarde pues se ha arrugado ya...
tu uniforme nuevo.

Guerra excitante y prohibida
el mundo es basura
pero me gusta estar vivo.

Vuelves a casa en el vagón
de los mutilados
lo has conseguido eres un héroe...
a cambio de dos piernas.

Guerra excitante y prohibida
solo es para menores de cuarenta años.

Commuter dijo...

Lo que dices de la guerra... Te he comentado alguna vez que trabajo para el ministerio de defensa, aqui en EEUU??? Y no soy de derechas. A veces me siento como si hubiera vendido mi alma al diablo, pero, tengo que comer!

Mean Mr Mustard dijo...

Perdona, Juli Gan: ahora me he dado cuenta de que la cancion que ponias en tu entrada era la misma que he mencionado yo de Ilegales, quienes por cierto son mi grupo favorito en castellano. Es porque antes no podia ni visualizar ni oir la cancion. Te pido disculpas.

Pues mira, no sabia que Angel Exterminador estaba sacado de la obra de Remarque. Que interesante. Asi aun me entran mas ganas de leer el libro.

Un saludo cordial

Juli Gan dijo...

MR. MUSTARD: No te preocupes, que no pasa nada. Es lógico, como te decía en tu post que la canción de los Ilegales te recuerde lo que dice la reseña, porque está sacada del libro. Pero no tiene importancia. No hay de qué ;-)

COMMUTER: Este blog está abierto a todo el mundo, independientemente de su ideología política, creencia religiosa y apetencias sexuales, siempre que haya un respeto lo más aséptico posible hacia todo el mundo, como es natural y deseable. Todos vendemos nuestra alma para comer. Pero tranqui, que no te sonsacaremos secretos de Estado...Mayor ;-P