Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 14 de mayo de 2019

Bendito rock

Ayer me di cuenta de algo aterrador. No tengo ganas de escribir. Quizá es porque no me da el día para tanto quehacer. Madrugo más que el sol, cosa que en mayo es complicado. Desayuno a toda velocidad y me veo obligada a coger el coche porque con el primer bus llegaría tarde. Debería añadir que poca cosa hay que me desagrade tanto como conducir. Así que pongo la radio en el coche. Paso de los primeros espadas rancias de las grandes cadenas de radiodifusión, paso de los afamados locutores de las radiofórmulas que se apoyan demasiado en las bromas telefónicas, así que escucho una  emisora especializada en rock que me da a mí que es un poco ful.



Al principio estaba bien, sonaba mucho metal australiano y yankee, rock clásico británico, incluso rock de la zona con Platero y tú. Un día me sorprendió, para mal, cuando me colaron el célebre hit de Europe, esos heavies de diseño sueco, como la cocina de la república independiente de tu casa. Perpleja me quedé.

El padre Vicente

Pasado el tiempo comprobé que los temas, igual que en las radiofórmulas, se repetían demasiado. ¿Será que su discoteca (En el sentido original) se limita a cuatro discos mal contados? Demasiado Europe para una emisora de rock que quiera tomarse por seria. Hasta la balada Carrie se han atrevido a echar. Claro que lo que vino después fue todavía mejor: La publicidad de la emisora me animaba a tachar la casilla de la iglesia en la declaración de la renta. Más perpleja aún. Me imagino a todos los rockeros con chupas de cuero claveteadas tachando la casilla de la iglesia. Más o menos como el padre Jony (sic),  o el padre Vicente, ambos, curas rockeros.

El padre Jony (sic)

Pero, claro, te pones a rascar por internet y todo cobra sentido. Esta cadena de música rock pertenece a una corporación de emisoras emparentada con la conferencia episcopalizas. Ahora se entiende todo. Tanto anuncio por pedirte limosna en la declaración del IRPF, tanto anuncio de la 13 Tv cobran sentido. Ahora quieren acercar a los rockeros al seno de la iglesia. Si hasta aceptan ya la peli Jesucristo Superstar y ya no rocían con agua bendita a quienes acuden a verla. El rock ya no es satánico y cuenta hasta con la bendición apostólica de su santidad ¡Qué extraño todo!

viernes, 10 de mayo de 2019

Una jornada particular


Hoy publico en mi contribución periódica al gran blog zinéfilas una película italiana que ya tiene cuarenta y dos añazos. Se trata de una cinta de Ettore Scola, guionista y director de cine asociado a la commedia italiana. La peli se titula "una jornada particular", en italiano original "una giornata particolare", y ciertamente, la peli se basa en un día concreto que fue realmente particular: el seis de mayo de 1938. Este día Hitler y sus secuaces más cercanos asistieron, como egregios invitados por Mussolini,al desfile en su honor de miles de italianos fascistizados hasta las pestañas. Todo eran camisas negras (color de los fascistas italianos), penachos en los cascos, uniformes imposibles y afilados gorritos de militares alpinos que si no estás lista y se giran para decirte algo, te sacan un ojo...y este acontecimiento es el punto de partida de la historia que Scola nos trae.


Una película particular


Sinopsis con espóiler, que es lo de menos. Por mucho que se cuente la trama, echadle un ojo.

Es la mañana del gran día y Antonietta (Sofía Loren), una mujer en la cuarentena, sufrida esposa y madre, con una educación elemental, y fascista, como todo el mundo de alrededor, comienza el día despertando a sus seis hijos y a su marido, rudo, dictatorial y poco sensible fascista que trabaja en el ministerio del África Oriental. (Mussolini se las dio de genio militar al haber invadido la Abisinia, hoy, Etiopía, de Haile Selassie con armas de fuego, aviones y vehículos Fiat, mientras los pobres abisinios iban a la guerra desigual con algún animal semoviente, sus propios pies y lanzas y cuchillos) 

Desayuno uniformado en familia mientras la madre es ese ser casi invisible que sólo está para solucionar pequeños problemas.


Todos se arreglan, se lavan y desayunan aprisa porque van a ir al desfile militarizado para que lo vean los altos jerarcas de la Alemania nazi. Cada uno con su uniforme, chicos, chicas, adultos o niños, salen de sus domicilios en ese grupo de viviendas para clase media como si fueran una legión de hormigas (Predomina el color negro del fascismo) con destino al desfile. El enorme grupo de viviendas de tono gris queda prácticamente vacío, sólo Antonietta, como abnegada esposa y madre se queda en casa para hacer las tareas propias de la buena mujer italiana y fascista. Ella y la portera, una anciana bigotuda, malencarada  y fascista que, como no va al desfile, lo escucha a todo volumen por la radio que ha encendido para tal ocasión.

Vecinos fascistas salen de sus hormigueros en tropel.
 
La radio juega un papel importante en esta cinta porque continuamente suena por todo el grupo de viviendas erigido por el fascismo, como puede notarse por el enorme fascio que hay de adorno en su fachada, nunca mejor dicho. Se difunde por las ondas la manifestación, los discursos de los jerifaltes engreídos en sus uniformes de chichinabo y las marciales y viriles marchas militares, rugidas, más que cantadas a coro por recias voces de barítonos.
 
Y Antonietta, sola y abúlica se prepara de mala gana para recoger los desayunos, limpiar un poco, preparar la comida y hacer las camas de seis hijos y la de matrimonio. Ella preferiría meterse en la cama porque está cansada y así se lo dice a Rosamunda, el pájaro que tienen de mascota. Antonietta está tan deprimida que sin querer se deja la jaula abierta cosa que aprovecha Rosamunda para volar hasta el alféizar de la casa de enfrente. Afortunadamente en aquél piso donde se ha posado el ave hay un hombre, cosa inusitada porque debe ser el único junto a ella y a la portera que no ha acudido al gran jolgorio fascista. Antonietta corre y llama a la puerta del piso de enfrente para poder recuperar a Rosamunda, cosa que hace con ayuda del inquilino de esta vivienda.
 
¿Me invita a un café, vecina?

El vecino solitario del piso de enfrente se llama Gabriele (Marcelo Mastroianni), un hombre al que Scola nos acaba de presentar hace nada de una manera magistral (Ved la peli, no os arrepentiréis del gran trabajo de esta pareja de actores míticos) Gabriele intenta alargar al máximo la inesperada visita de Antonietta. Le ofrece café, le ofrece prestarle un libro (Los tres mosqueteros), intenta trabar conversación, pero Antonietta rehúsa alegando mil quehaceres y marcha. Al poco rato Gabriele se presenta en casa de Antonietta con "los tres mosqueteros" quizá porque se siente solo. Consigue que Antonietta le convide a café pero en esto que llega la portera bigotuda y fascista, haciendo de portera, como no, para prevenirle de que ese vecino no es trigo limpio, que a ella no le gusta hablar, pero, es un pervertido y, sobre todo, un renegado. Antonietta discute con Gabriele mientras suben a la azotea a recoger la colada. Antonietta tiene un momento de debilidad y besa a Gabriele, que no la corresponde, y es aquí donde Gabriele se descubre. Le han echado de la radio monopolizada por los mussolinianos, donde era locutor y le han echado del partido, porque estaba afiliado, como todos, por el simple y mero hecho de ser homosexual. Sin trabajo, sin amigos, sin casa, malvive en ese piso prestado y gana unas pocas liras escribiendo señas para correo, trabajo que le ha cedido un amigo antes de ser embarcado para alejarse de Italia por sus preferencias sexuales.
 
Vengo a verte con un libro como excusa.


Arrepentida de su actitud, Antonietta acude al piso de Gabriele para pedirle perdón. Hacen las paces, comen juntos y después acaban acercándose tanto emocional como físicamente. Pero la parada fascista ha acabado y los primeros asistentes al desfile comienzan a regresar. Antonietta corre disparada a casa para que no la pillen con la cena por hacer. En casa todos comentan sus acontecidos fascio-fastuosos. El marido, todo ufano pretende acabar el día con una guinda coital añadiendo que de ella, si todo sale bien, le podrán llamar Adolfo a lo que venga. Antonietta prefiere sentarse a leer "los tres mosqueteros" mientras asiste atónita a la marcha de Gabriele de su piso, con equipaje en la mano escoltado por dos policías. A Gabriele también lo expulsan del país. Antonietta cierra el libro, lo guarda y se acuesta para dormir.
 
Portera metiche, maledicente y fascista.


Loren y Mastroianni trabajaron juntos en once películas, como por ejemplo, matrimonio a la italiana o los girasoles, su trabajo conjunto siempre resultó excelente. Este film en concreto que resalta la belleza del momento en que dos seres que sufren, cada uno a su manera, se encuentran y buscan su compañía porque así se sienten reconfortados por un momento de sus tristes vidas.

Dos desconocidos que juntos se sienten menos solos.

La peli de Scola se llevó el golbo de oro de 1978 a la mejor película y fue candidata a los óscars como mejor película extranjera. Hasta Mastroianni fue candidato a mejor actor ese año. “Una jornada particular” es una película que, a pesar de estar ambientada en un día concreto de mayo de 1938, cuenta en esencia una historia que podría extrapolarse a cualquier época en el tiempo: Dos seres solitarios que se encuentran y se reconfortan en compañía.


Dos chismes antes de despedirme. Sofía Loren gozaba de tener un marido productor, Carlo Ponti, que le reservaba papeles estupendos y Alessandra Mussolini, nieta de aquel fanfarrón y prepotente duce, hace el papel de una de las hijas de la Loren.

martes, 7 de mayo de 2019

Enmarcando el día de la madre

Este domingo pasado fue el día de la madre. Se notaba por la irrupción desmedida de anuncios de colonias femeninas en la tele. Hasta las narices de Charlize Theron anunciando J'adore.  En fin, dejémoslo.  Algún creativo usuario de redes sociales difundió una felicitación del día de la madre inspirada en cierto dibujo animado famoso en los setenta. Esta "felicitación" me llegó por varios cauces. Os cuelgo la reproducción de esta:


¡Qué injusticia para con la madre de este niño italiano! La pobre madre de Marco, como otros tantos paisanos transalpinos agarró un barco y se fue a currar a América para sacar  a su familia adelante desde la distancia. La sacrificada mujer abandonó el puerto italiano al pie de las montañas para currar como una burra de empleada doméstica en la Argentina mientras el flojo de su marido y sus hijos se quedaban en Génova. Génova el puerto, no la conocida calle donde ubica su sede el partido más corrupto de España.

La madre de Marco, lejos de abandonarlos, corre el peligro de montarse en un barco, cruzar el océano,  pasar el control de inmigración, encontrar una colocación que no sea una estafa, sortear la trata de blancas que, como ahora, se da ante el desprecio sexista que se tiene por las mujeres emigrantes...Vamos, aún tuvo medio suerte de colocarse en casa de los Mequínez.

La incomprendida madre de Marco.

La pobre madre de Marco, como tantos otros compatriotas, prueba hacer las Américas para sacar a su familia adelante, pero las cartas, y los envíos de parné comienzan a escasear hasta desaparecer y el resolutivo Marco decide ir a buscar a su madre cruzando el charco, ojo, se va él solo, ante la oposición del padre, al que parece importarle bien poco lo que le haya pasado a su esposa. Recordemos que en Italia se quedan el padre de Marco, el hermano mayor de Marco, que ya tiene edad para buscarse la vida y Marco, que es un niño aún. Al padre parece importarle poco lo que le haya pasado a su esposa porque él no mueve un dedo por ir a buscarla. Quizá le interese más cómo va la Sampdoria en la liga A del Calcio.

Marco, su padre y su hermano de 18 años despidiendo a la emigrante. La que emigra es ella, claro, ellos no se mueven del puerto italiano al pie de las montañas.

En la novela un tanto moñas de Edmundo de Amicis este cuento apenas son unas pocas páginas. Personalmente siempre me pareció mucho más conmovedora la historia del pequeño escribiente florentino, pero para gustos, los colores. El mono Amedio, porque es Amedio y no Amelio, no sale para nada en el cuento que caligrafía el protagonista de "Corazón". Es un añadido.

Dejad de echar mierda, quienes lo hagáis, sobre la pobre y sufrida madre de Marco, ella, que se ha sacrificado como tantas mujeres, por sacar a su familia adelante. Aún tuvo suerte que la inmigración a la Argentina no sufría tanto rechazo como la que ofrecen los países europeos, Italia incluida, claro, que recibió tanto de sus esforzados emigrados.

viernes, 26 de abril de 2019

Porquería tóxica en el buzón

Con esto de las elecciones, dos en un mes, queridos míos, los partidos políticos no dudan en dejar a un lado los postulados ecológicos para no deforestar el entorno y tiran por la saturación papelera de los buzones. Todos muestran su palabrería, que cada vez es menos y traen más imágenes en este mundo de instagram donde importa más una buena foto colorista de gente maqueada, peinada, vestida y pulida que un programa electoral bien construido y redactado.

Y, entre la basura para el contenedor azul, destaca un panfleto rojigualdo plegado y replegado que, sin esforzarse mucho por adivinar, resulta ser la bazofia buzoneada de esos que se creen haber inventado el patrioterismo y los valores rancios que ya se estilaban en el XIX regeneracionista. Total que, con el estilo pasado de moda de esta gentuza facha que es Vox, estos te endilgan una carta que más que no tener desperdicio  es puro desecho de vertedero.

Engañando a borregos

Si esta gente de Vox no fuera tan amenazante para la convivencia de la buena gente hasta podrías partirte de risa con su pretencioso mensaje. No titubean al advertirnos de que España atraviesa uno de los momentos más críticos de su historia. Será que mucho no aprendieron en el colegio sobre su tan mentada patria porque si así lo fuera, cualquier cabreado decimonónico les podría cantar unas cuantas verdades que estos voxmitivos ignoran. Los peligros a los que aluden son el separatismo y la izquierda marxista. Las carcajadas al leer esto último sonaron con profusión.  La nación está en peligro, anuncian. Indudablemente, en peligro de que mucho elector incauto y descerebrado les vote a ellos, que son el verdadero peligro para la mayoría de españoles ¿Hace falta que ennumere a los españoles posibles damnificados de vox?

El párrafo siguiente es una delicia "el feminismo supremacista atenta contra la igualdad", aunque  lo que debería decir es "el machismo supremacista se ve amenazado porque las mujeres piden igualdad y por ahí no pasamos".

Otro que se cree que España sólo es suya.


El redactor es un chapuzas porque acaba con eso de los ataques "a las tradicones exigen una respuesta que los partidos tradicionales han sido incapaces de ofrecer". Estos de Vox llevan la tradición hasta el paroxismo y crean frases inmaduras, como su mismo discurso.

La cartucha termina con "Hoy ya no se trata de partidos, se trata únicamente de España. Defiéndela" y firma ese pistolero que no hizo la mili llamado Santiago Abascal. Es un mensaje claramente beligerante y hostil que lleva la confrontación hasta con aquellos que tengan ese pasaporte por el que tanto suspiran los voxcingleros, porque para esssssspañoles ellos, tú, no.

Y luego cascan el decálogo voxchornoso que es una sarta de consignas pendencieras fascistoides  que se asemejan demasiado a los veintisiete puntos que aquellos señoritos engominados alrededor del pijo, vástago de aquel general golpista, escribieron en los escasos ratos en que no estiraban el brazo para pedir un taxi.

Si no fuera porque esta gente tan ridícula es tan peligrosa, que hasta disparan sobre los desafectos a su causa, nos podríamos chotear con gusto de sus gilipolleces, pero, no olvidemos que estos chulos agresivos son calcados a aquellos que sembraron de muertos las cunetas de esta España que creen que les pertenece.

Cuidado con esta gente que es como el tabaco, perjudicial para la salud.

martes, 23 de abril de 2019

Voto al botarate

Vuelta de Semana Santa, día de San Jorge, Sant Jordi en Catalunya, que es día laborable con aditivos. Elecciones generales a la vuelta. Europeas y municipales a un mes vista. Campaña electoral por tierra, cielo y mar. Debates por todas las cadenas televisivas de candidatos con moralidad más que dudosa.  Las horas apenas me dan para quedarme atónita ante la desfachatez de los fachas. Cada vez escribo menos y peor. Esto va a la merma, como el nivel de los políticos nacionales. la que nos espera.

Debate televisado para que cuatro tipos, alguno con currículum vitae y otros sin él, se dediquen a lucir su discurso a la manera de Castelar, que era un político de la primera república, abogado de profesión. Bueno, exceptuando el profesor universitario, con que sepan balbucear sin perderse en el mensaje, van que chutan. Cuatro varones, cuatro hombres menores de cincuenta años  porque para las mujeres, excelentes profesionales de lo suyo, el techo de cristal se desploma sobre su cabeza. Ninguna es digna de ser candidata. El machismo aún pesa más que el techo de cristal en la mente del electorado. Desconfía de una marimandona y que sea un cenutrio con un máster sacado en un huevo kínder el trunfal candidato a presidente del gobierno. El techo de cristal te hace agachar la cabeza para que abrillantes el suelo de la mejor manera.

El hombre, dirigente, la mujer maquilladora, asesora de imagen o limpiadora. Hasta ahí.

Mentiras que llegan por todos los medios audiovisuales consumibles. Fascistas apestosos que se descubren a cada rebuzno. Mentirosos que no muestran vergüenza alguna cuando se les pilla en un renuncio. Defensores de la familia y del catolicismo que se han divorciado, aunque su iglesia lo prohíbe taxativamente,  que no han dudado en volverse a casar haciendo ofensa a su dios; defensores, arma en mano, de su patria que no dudaron en escaquearse del servicio militar; machacones mamporreros del liberalismo que no han currado en su vida y han vivido a expensas de los sueldos del Estado; denunciantes de los despilfarros del Estado de las autonomías que no han dudado en cobrar como diputados en estas, y que, aunque echan pestes del malgasto que dicen que estas producen, jamás renunciaron a cobrar sus emolumentos.

Dios, ejército, liberalismo y Estado centralista. Mucho dice este de todo aquello con lo que no ha cumplido nunca.

Aún nos queda una semana escasa de campaña y ya estamos más que hartos de la desfachatez de esta gente que ni vergüenza tiene al sentirse descubierta en sus faltas. Muy al contrario, saca pecho arrogante y chulopiscinas de todo ello.
Y lo peor es que habrá gente que les votará.

domingo, 14 de abril de 2019

En memoria de Neus Català, luchadora antifascista

Domingo, 14 de abril. Día señalado. Justo hoy, hace 88 años, ahí es nada, se instauró la República tras unas elecciones municipales en la que los partidos de esta corriente se impusieron a los partidos monárquicos y el rey decidió largarse. La República duró poco y la maltrataron entre muchos.

Ayer, 13 de abril, murió en su Guiamets natal, provincia de Tarragona, Neus Català a la edad de 103 años. Adolescente cuando se proclamó la República, joven adulta de ideoligía comunista cuando estalló la guerra, y poco tiempo después tuvo que huir a Francia custodiando a un centenar de niños huérfanos de la guerra. En esa Francia miserable que maltrataba a los refugiados de la guerra (Hay cosas que nunca cambian) Neus Català malvivió con esta condición, y, sin embargo, no dudó combatir al fascismo en cuanto Alemania invadió el país galo. Denunciada por un francés colaboracionista fue detenida, torturada, encarcelada y deportada al campo de concentración de Ravensbrück, un campo de exterminio nazi, como todos, donde sufrieron ella y muchas mujeres españolas. Fue liberada en el campo de Flossenbürg al ser evacuado el anterior ante la inminente invasión aliada.

Neus Català, a la izquierda con uniforme de deportada, a la derecha, superior, en sus últimos años, a la derecha, inferior, adoquín situado delante de su casa natal que la identifica, al igual que a miles de personas, como deportada por los nazis.

Esta brava mujer, que no dudó en sabotear el material militar que estaba obligada a fabricar como esclava del tercer reich que era, no tuvo oportunidad de volver a su casa, al igual que la mayoría de españoles deportados supervivientes, porque, para vergüenza de la democracia occidental, se permitió que un sátrapa fascista siguiera gobernando, encarcelando, torturando y fusilando gente en este país vetado a quienes lucharon contra el fascismo.

Hoy, en esa carrera por las poltronas del hemiciclo, nos encontramos a fascistas solapados y a fascistas que no tienen reparos en declararlo abiertamente en campaña, que aparecen maquillados y repeinados en los carteles, dando discursos, a veces, hediondos, como ese diario ¿político? llamado Marca. Ayer, el mismo día que ese facha redomado que comanda Vox daba su discurso podrido y asqueroso, el mismo que niega la restitución de las víctimas de la memoria histórica, ese mismo día, una mujer luchadora, exiliada, resistente, deportada y antifascista fallecía, centenaria, en una tierra ingrata donde muchos votarán a quienes son los enemigos de la democracia.

Descanse en paz Neus Català.

martes, 2 de abril de 2019

De plomo las calaveras

Este país está desquiciado. La vergüenza ya no asoma su rubor a los caraduras que encabezan partidos políticos que reclutan candidatos, no ya por sus cualidades adecuadas para el cargo, sino porque un voto lo vale todo, hasta que pose un torero, un actor o el predicador que cuenta una biblia poco ortodoxa.

se ha llegado a ignorar la fabricación de pruebas falsas con tal de que el Frente Popular de Judea no consiga demasiados escaños. Y mejor no hablar demasiado de la judicatura.

La ley mordaza y ese orinarse en la libertad de expresión ha concluido con obligar a una discográfica a eliminar un tema musical de su catálogo. El tema O.V.N.I. (Objeto verde nada inteligente), de Piperrak, debe dejar de divulgarse. Recuerda, y mucho a otros temas de la vieja época punk.

La carga, de Ramón Casas.

Me ha venido a la cabeza aquél tema de Vómito. Os ruego que no os escandalicéis, ya que la primera obligación del punk es provocar.


De aquél mítico "Skalherria punk" de 1988, disco compartido por cuatro grupos, aparte del tema del grupo anterior, también sonaba el de Virus de Rebelión dedicado a la policía municipal.


O el mítico de Eskorbuto "mucha policía, poca diversión":


Hay infinidad de temas, claro está. Seguro que se os ocurren algunos otros, pero tened en cuenta que yo esrcibo del tirón y que a esta hora, después de la jornada laboral interminable, no doy para más, pero os dejo "Romero, el madero" de Ska-P


De niña oí en mi casa que a García Lorca bien pudiera ser que lo hubieran fusilado por aquél romance dedicado a la guardia civil en la que dice aquello de "tienen, por eso no lloran, de plomo las calaveras", porque, paece ser, ojo, que de humanidad no andaban demasiado sobrados.  

¿Le aplicarán la ley mordaza?

Aún se atreverán a pedirle cuentas a García Lorca, allá donde estén sus huesos, para que no mancille el ¿buen? nombre de este cuerpo militar que miente hasta en su nombre.

Romance de la Guardia Civil

Los caballos negros son.
Las herraduras son negras.
Sobre las capas relucen
manchas de tinta y de cera.
Tienen, por eso no lloran,
de plomo las calaveras.
Con el alma de charol
vienen por la carretera.
Jorobados y nocturnos,
por donde animan ordenan
silencios de goma oscura
y miedos de fina arena.
Pasan, si quieren pasar,
y ocultan en la cabeza
una vaga astronomía
de pistolas inconcretas.
¡Oh ciudad de los gitanos!
En las esquinas banderas.
La luna y la calabaza
con las guindas en conserva.
¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Ciudad de dolor y almizcle,
con las torres de canela.
Cuando llegaba la noche,
noche que noche nochera,
los gitanos en sus fraguas
forjaban soles y flechas.
Un caballo malherido,
llamaba a todas las puertas.
Gallos de vidrio cantaban
por Jerez de la Frontera.
El viento vuelve desnudo
la esquina de la sorpresa,
en la noche platinoche
noche, que noche nochera.
La Virgen y San José,
perdieron sus castañuelas,
y buscan a los gitanos
para ver si las encuentran.
La Virgen viene vestida
con un traje de alcaldesa
de papel de chocolate
con los collares de almendras.
San José mueve los brazos
bajo una capa de seda.
Detrás va Pedro Domecq
con tres sultanes de Persia.
La media luna soñaba
un éxtasis de cigüeña.
Estandartes y faroles
invaden las azoteas.
Por los espejos sollozan
bailarinas sin caderas.
Agua y sombra, sombra y agua
por Jerez de la Frontera.
¡Oh ciudad de los gitanos!
En las esquinas banderas.
Apaga tus verdes luces
que viene la benemérita.
¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Dejadla lejos del mar, sin
peines para sus crenchas.
Avanzan de dos en fondo
a la ciudad de la fiesta.
Un rumor de siemprevivas
invade las cartucheras.
Avanzan de dos en fondo.
Doble nocturno de tela.
El cielo, se les antoja,
una vitrina de espuelas.
La ciudad libre de miedo,
multiplicaba sus puertas.
Cuarenta guardias civiles
entran a saco por ellas.
Los relojes se pararon,
y el coñac de las botellas
se disfrazó de noviembre
para no infundir sospechas.
Un vuelo de gritos largos
se levantó en las veletas.
Los sables cortan las brisas
que los cascos atropellan.
Por las calles de penumbra
huyen las gitanas viejas
con los caballos dormidos
y las orzas de monedas.
Por las calles empinadas
suben las capas siniestras,
dejando atrás fugaces
remolinos de tijeras.
En el portal de Belén
los gitanos se congregan.
San José, lleno de heridas,
amortaja a una doncella.
Tercos fusiles agudos
por toda la noche suenan.
La Virgen cura a los niños
con salivilla de estrella.
Pero la Guardia Civil
avanza sembrando hogueras,
donde joven y desnuda
la imaginación se quema.
Rosa la de los Camborios,
gime sentada en su puerta
con sus dos pechos cortados
puestos en una bandeja.
Y otras muchachas corrían
perseguidas por sus trenzas,
en un aire donde estallan
rosas de pólvora negra.
Cuando todos los tejados
eran surcos en la sierra,
el alba meció sus hombros
en largo perfil de piedra.
¡Oh ciudad de los gitanos!
La Guardia Civil se aleja
por un túnel de silencio
mientras las llamas te cercan.
¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Que te busquen en mi frente.
Juego de luna y arena.