Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 19 de mayo de 2017

Missing, de Costa-Gavras.

Y hoy, en Zinéfilas, cuelgo una peli que me impactó de una manera brutal. La vi hacia 1988 en el instituto, en mi inocente adolescencia. Teníamos una profesora de la asignatura optativa de religión que se salía de la norma. Aparte de enseñarnos honestamente aspectos de todas las religiones "del libro", se preocupaba por educarnos en aspectos sociales. Así nos echaba pelis como "yo, Cristina F", una peli terrible sobre la caída al mundo de las drogas, o esta: Missing, desaparecido.


Costa-Gavras durante el rodaje

Costa-Gavras es un cineasta comprometido que utiliza su arte para abrirnos los ojos. Con missing se atrevió a explicar cómo el golpe de estado chileno tuvo la inestimable ayuda, más que nada, financiera, de los EEUU, por mucho que lo nieguen. En Chile, claro está, la peli fue prohibida, pero es que en EEUU, los ofendidos retratados en la peli quisieron echar un pulso y le pusieron un pleito a la Universal. La peli fue retirada del mercado, hasta que la productora ganó el pleito en 2006. Sí, habían pasado más de veinte años.

Al comenzar nos explican que "Esta película está basada en una historia real. Todos los incidentes y hechos están documentados. Se ha cambiado algún nombre para proteger a los inocentes así como la película". Gavras es consciente de que esta peli, a caballo entre un documental estupendo y un drama conducido por un dolido padre, Jack Lemmon, y su nuera, Sissy Spacek, puede levantar ampollas.



A través de la búsqueda de su hijo, y de los encuentros, y desencuentros, con los amigos de éste, su nuera, y los despreciables funcionarios de la embajada norteamericana, irá descubriendo verdades dolorosísimas, como que su hijo, periodista de gran vocación, al encontrarse en Viña del mar con un montón de miembros de agencias de inteligencia norteamericanas, empezó a apuntar cosas y a preguntar demasiado. Si quieren saber más, no duden en sumergirse en la historia que narra Gavras.


No es casualidad que Rubén Blades escribiera "desapariciones". Aquí, la versión de Los Fabulosos Cádillacs. En la peli, la evolución del padre conservador, recto, religioso que cree que su hijo ha hecho algo que le ha merecido la detención, pero, no, como dice un amigo de su hijo: "Norteamericanos, siempre suponen que se debe hacer algo para que le detengan a uno".



Si no la habéis visto, deberíais y si lo habéis hecho alguna vez, volver a hacerlo no es mala idea.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Cereal temprano

Un día precioso el de hoy. Aprovecho el fresquito para salir a hacer un poco de ejercicio matutino y descubro, con asombro, que muchos pageses(campesinos) de la zona ya han cortado el cereal. Me encuentro la paja tirada en el campo, aún no rubia del todo. Y huele a cereal, pero aún hay otras parcelas donde va amarilleando, aunque aún gana el verde. El aroma del cereal es muy ligero, pero se nota. No es como Aguilar de Campóo, donde directamente huele a galletas en el horno, cosa que yo creía una exageración, pero no lo es. 

Aún verde y lleno de amapolas 

Hace un par de semanas pasé por un camino que cercenaba dos campos. En uno había sembrado trigo y en el otro, avena, por la forma de la espiga. A cada lado, un cereal. 

Las patatas también van dejando crecer su mata verde con la flor blanca. Tampoco le queda mucho para la cosecha, mientras tanto, las pequeñas plantas del tomate, se van transplantando del plantel al campo, para ligarlas a envaradas cañas que las ayuden a crecer.

Hay que ver, para ser más de ciudad que un semáforo, lo que estoy aprendiendo.

lunes, 15 de mayo de 2017

Matanzas en el Madrid republicano, o los fachas encantados de ser insultados

Hace no tanto leí un libro titulado "matanzas en el Madrid republicano". Su autor era un industrial alemán cónsul de Noruega. En este, Félix Schlayer, que así se llama el autor, describe cómo es el ambiente de Madrid en los primeros momentos de la guerra.

No se nota nada que este industrial alemán cree poseer una superioridad racial, puesto que comienza el libro presentando a los españoles como un pueblo perezoso, atrasado e ignorante. A pesar de todo, habrá nostálgicos del régimen "rancionalcatólico" que vean en este libro un elemento para "probar" la maldad infusa de la República, a pesar de lo que digan de España y los españoles, con lo que eso les llena la boca.

La de Paracuellos, sí, pero lo de Badajoz "era mentira porque lo decía él"

En un tono paternalista pretende convencernos de la maldad biológica de "los rojos" y sus ojos inyectados en sangre. Habla de su odio, pero él no se queda corto. Los rojos queman conventos y son capaces de cualquier barbaridad, y eso hay que creérselo porque Schlayer lo dice, pero cuando se habla de la matanza de Badajoz, el lo niega y dice que no se ha de creer cualquier cosa porque el ejército español no osaría cometer tales atrocidades como matar a la población en la plaza de toros.

No se nota nada que el cónsul de Noruega es un alemán encantado con el nacionalsocialismo de su patria. Para ser más claros, en la página  175 nos cuenta: "Era la judía Margarita Nelken, que daba un mitin y decía a gritos que, por encima de todo, había que eliminar a las mujeres e hijos  de esos canallas del Alcázar, sin sentimentalismo alguno. ¡ Era precisamente la nidada, el engendro, la semilla de esa canalla lo que había que desarraigar para siempre".

Bien, detengámonos en este manifiesto del nazi Schlayer. Pone en boca de la diputada Nelken palabras terribles que difícilmente se pueden probar, pero él, sin sonrojo alguno, las publica así, contándonos que es una roja sedienta de sangre, pero eso no es todo. Ya nos ha soltado el manido mantra nazi de los judíos son lo peor. Nos identifica a Nelken como judía. No hacía ninguna falta, pero lo hace. Su profundo antisemitismo que deviene en él por esa supremacía racial que su ideal nazi le hace creer, hace muy difícil que sus patrañas ideológicas, publicadas en Alemania en el año 38, puedan ser tomadas en serio.

Los nazis morenitos son españolitos (Schlayer) Pinchad para escuchar el tema.

Aún así, el libro se editó en España, por primera vez, en 2005 de la mano de editorial Áltera. Cada editorial tiene como objetivo vender a "su público". Eso es normal, claro, pero lo que me hace gracia es que quienes defienden este libro, como "prueba" de la legitimidad del golpe de Estado, aunque la acción suceda en plena guerra, con el golpe ya perpetrado, dejen a un lado que el autor trata a los españoles de "su España", como retrasados mentales, brutos, ignorantes y "untermenschen". Ellos sabrán. El libro, más que libro, es un libelo.

jueves, 11 de mayo de 2017

Dominaremos el mundo

Bastante tengo con la política nacional como para interesarme por la del país vecino. Que sí, que sí, que estudié (¡Ja! Estudiar, dice, la reina de la cafetería) una carrera que se dedica a analizar el mundo del politiqueo, pero no ejerzo, aunque la cabra tira al monte y los cabrones a los puestos de poder. Ya lo hemos logrado por fin. Como dice el brillante José Antonio Pérez Ledo en su tribuna, el primer presidente de un país miembro de nuestra generación X ha alcanzado su objetivo, y con él, nuestra generación se ha hecho visible en las cotas de poder.

El tal Macron, aún treintañero, nacido en la década de los 70, que se ha criado viendo Dragon Ball, el equipo A (Que los franceses titulaban "agence tous risques") o el club Dorothée, es el primer tipo de nuestra edad que consigue, por méritos propios, y no por herencia coronada por "la gracia de Dior", un puestazo de dominador del mundo.

Mise en scène, que dicen los gabachos, muy quedón

Desde luego, representa la modernidad, siendo cabeza demasiado visible de un partido político neoliberal  tipo "ciudadanos". De hecho, Albert Rivera no deja de ser una mala copia del fulgurante gabacho. Son de una edad pareja, con estudios de los caros, y preparados y mimados por las grandes fortunas para que se pongan al frente de la política del país, cuidando la finca del dueño que les dio de comer.

Político-empresario de los 70, salvando las distancias

El tal Macron, brillante, se hizo sociata y luego se deshizo, montando, con mucha pasta y empuje desde los poderosos en la sombra, un ¿partido? político con un nombre rompedor "En marche!", que en menos de un año ya ha dado la campanada y se lo ha llevado muerto.

Y con esto, los niños de nuestra misma generación (Que seguirán siendo fundamentalmente varones y con estudios en universidades de las caras a las que no accedimos los hijos de los obreretes), que crecimos en democracias entre algodones, uniones europeas simpáticas y bonanzas socioeconómicas, vamos a cepillarnos el sistema como lo conocíamos. Hemos crecido con la publicidad poderosa y a ella se lo vamos a entregar todo. Hemos llegado a la política por la vía de la empresa multinacional. Ya no habrá política social sino patrocinios de Coca-cola, inversiones de la Glaxo-Smith-Klein o subvenciones de la Nestlé.

Un nuevo sistema, un viejo padecimento

¿Qué creen, que eso no va a pasar aquí? En el desmantelamiento de ese partido político neoliberal llamado PSOE, dos nacidos en los 70, -Patxilo, no, tú, no, rey, tú no pintas nada- se van a encargar de cepillarse una estructura donde la izquierda está en la base, pero quienes mandan realmente tienen el corazón a la derecha, al igual que la cartera. Díaz y Sánchez, de los 70, son los desmanteladores de un dinosaurio que ya no tiene cabida en el cruel nuevo sistema político donde no somos ciudadanos, sino una cosa rara llamada cliente-producto.

Un empresario, anciano ya, es presidente de un país al cual lleva como si fuera una de sus propiedades mercantiles. En Europa estamos a punto de hacer lo mismo, ya sin titubeos de ninguna clase. Para eso estamos los nacidos en los 70, para hacer del sistema político un sistema empresarial. ¡Qué bajón, señor!

martes, 9 de mayo de 2017

Pasajes de la Biblia: Hoy, Matatías funda los macabeos.

Y llegamos a ese capítulo de la biblia en que, corriendo y de pasada, mencionan a Alejandro Magno, contando que derrotó a Darío III de los persas y se quedó con todos los reinos como conquistador que fue. Al final, su reino se dividió entre sus generales, motivo por el cual, la Biblia presenta el capítulo dedicado a Antíoco IV, llamado "Epífanes".

Antíoco IV, Epífanes (Otro que se creía un Dios, como "epífanes" dice)

A la muerte de Alejandro Magno, los seléucidas heredaron el trozo de reino que el macedonio había dominado entre la península de Anatolia y Oriente Próximo, es decir, lo que hoy es parte de Turquía, Armenia, Irak, Irán, Afganistán, el este de la India, algunas repúblicas exsoviéticas del Cáucaso, Líbano, Siria, Palestina e Israel, y por supuesto esa coqueta ciudad del norte de Egipto llamada Alejandría.

Total que Antíoco se pasa por Jerusalén y la invade, y se lleva el botín de guerra, cosa que a quienes escribieron la Biblia (No, no fue Dios) les molestó mucho, como es natural. Aparte de saquear, someter y fortificar Jerusalén, Antíoco pensó, a la manera moderna de los colonizadores, que decretar que sus nuevos súbditos se adhirieran a sus normas, leyes y religión, los convertirían en buenos ciudadanos de su reino seléucida. Claro está, a la manera del pueblo de Astérix, uno irreductibles resisten ahora y siempre al invasor. ¿Que quienes? Matatías, sacerdote de la ley mosaica y sus cinco hijos.

Matatías preguntando a ver cuántos quieren el café cortado

Matatías y sus hijos son conocidos como "los Macabeos". De ellos viene un nombre tan orgulloso entre los israelíes de hoy día: Tiene equipos de baloncesto y hasta cervezas que se llaman así: Maccabi o "macabeos".

Resumiendo, que los funcionarios impusieron las leyes de Antíoco y, así, las gentes del lugar empezaron a tomar la nueva religión en vez de la vieja, incluso dejaron atrás el rechazo a la carne de cerdo, y dejaron de cercenar el prepucio de los niños. Esto molestó mucho a Matatías. Este sacerdote y sus cinco churumbeles vivían en Modín y, siendo una persona relevante del lugar, los funcionarios reales le invitaron a dar muestra ceremonial de su sometimiento a la nueva fe religiosa. Se negó en un grandilocuente discurso. En esto que un paisano se acercó a dar tributo al nuevo Dios y Matatías se cabreó tanto que, en un arranque de "digna furia" no sólo asesinó a sangre fría al judío converso sino que, de paso, se cepilló al enviado real. Degolló a los dos y destruyó el altar de la religión seléucida. Y se quedó tan pancho. Pecó contra el quinto mandamiento (No matarás) dos veces y ni pestañeó. La Biblia hasta lo justifica. Ya se sabe, que si es por interés, acabar con la vida de otros se hace y ya está.

Matatías cepillándose a un converso. Si es que le calientan y....

Y así, como una banda de facinerosos, los fieles leales a la religión mosaica siguieron a los Macabeos al desierto para estar lejos de los seléucidas. Los macabeos llegaban a una ciudad de compatriotas y obligaban a todo el mundo a cambiarse, otra vez, de religión y a circuncidar a los niños. Una incómoda guerra de religión para los vecinos de las poblaciones que tenían que aguantar a unos y a otros, por caprichos religiosos, para no pasarlo mal.

lunes, 8 de mayo de 2017

Publicidad y orientación

El mundo de la publicidad siempre me sorprende. Algo que mueve tanta pasta por hacer popular un producto, aunque, a menudo, se meta la pata. Los publicistas son esa gente que gana, algunas veces, un montón de dinero desarrollando chistes como cosa seria, y cagándola, estrepitosamente, muchas de ellas.

Hay un anuncio que me enerva, el último anuncio de los condones que nos echan en la tele diciendo que una de cada tres mujeres SUFRIRÁN un embarazo no deseado. Sufrirán, ¿Eh?, como si fuera una gripe o el ébola.

¿Y cómo te lo anuncian? Ella pregunta si tiene condón y él dice, "tranquila, cariño, pararé a tiempo". Al final recae sobre la mujer el objetivo de la "campaña" que viene a ser: Si el gilipollas de tu novio/marido/amante/lío de una noche no se preocupa por llevar capucha, hazlo tú, que para eso serás la posible preñada. Otra obligación más sobre la mujer: Compra condones, no sea que Speedy Gonzales no los lleve porque, en el fondo, lo que él quiere es follar y le tiene sin cuidado tu bienestar.


De todos los sabores

Pero, ay, si sólo fuera eso. ¿Qué mensaje difunden? "Si no usas capuchita sólo y sólo puede que te quedes preñada". ¿Enfermedades de Transmisión Sexual? Eso no vende. ¿Qué les vamos a decir? Que sería mejor, en esas loterías de la vida, que te quedes preñada, pero sana, que que te infecten con una guarrería peligrosa? Joder, así no folla nadie. Desterremos ese mal rollo de las ETS, y enfoquémoslo en el bombo. ¿Sífilis, gonorrea, blenorragia, SIDA...? No nos pasemos, que igual no compran condones. Vamos, es que ni se dan a probar la copa en el bareto. Con lo de que si no usan condón igual sólo se queda preñada, venderemos más, sobre todo a ella.

La publicidad, esa cosa tan instantánea. ¿Quién les iba a decir a los Beatles, cuando grababan el Sgt. Pepper's Lonely Heart Club Band, que cincuenta años después les iba a servir  el All You Need is Love para vender telefonía móvil? ¿Y a los Pet Shop Boys, lo mismo, pero en la mita de tiempo?

Publi con música viejuna.

jueves, 4 de mayo de 2017

En flor

Hace unas pocas semanas anunciaba que la aloe vera había echado unas cuantas flores. Ya se han abierto. Bueno, a su manera, porque la flor está compuesta por pequeñas cápsulas.

Flor amarilla de Aloe Vera

El rincón de las plantas grandes está florido.

Rincón verde

El jazmín también tira, después de que en invierno le metiera tijera a tanta rama yerma.

Jazmín echando flor

 Y el olivo este año, si no se tuerce, va a sacar bastante fruto si miramos la cantidad de flores que promete.

Olivicas que va a sacar

Esta primavera hemos sacado flor de todas las plantas.