Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 15 de julio de 2019

Calambre


Un dolor me saca del placentero sueño en la noche veraniega. Ventanas abiertas para que se cuele el fresco de madrugada y algún ladrido lejano. Reconozco en medio del sopor el agudo dolor que me produce la carga del gemelo de la pierna izquierda. El insoportable pinchazo muscular que me hace girarme en la cama procurando no alterar la respiración acompasada de mi pareja que duerme plácidamente. 

Dolor punzante

Me levanto aún dormida para aliviar la gran molestia poniéndome de pie. Y el dolor se atenúa hasta casi desaparecer. Aún dormida, pero aliviada, vuelvo a la acogedora cama y retomo la agradable sensación de adormecida. La brisa matutina me acaricia la espalda, algún ladrido lejano escucho mecida en el sueño.

miércoles, 10 de julio de 2019

Pop de mala educación

Poco tiempo libre tengo últimamente para poder explayarme por estos prados internáuticos. Una penica. El otro día Inés Arrimadas, le pendenciera ultraliberal, montó un pollo vergonzoso en la manifestación del orgullo en Madrid. Ver esas imágenes de buscabroncas y venirme a la cabeza la canción de Mecano, famoso grupo que rimaba sus letras a martillazos, con aquella tonada que decía "No me invitó, pero yo fui" es instantáneo. Y es que Inés y se coló en la fiesta, que no era para ella. Pero ya no voy a dedicarle ni una coma más a la agente naranja y tiro por Mecano.

Mecano era un trío de niños bien que hacía pop. Quien diga que no los oyó jamás, miente, porque su música se colaba por todas partes, y es que a principios de los ochenta la música como producto de consumo enriqueció a muchos hacedores de vinilos y casetes. Si me perdonáis el chiste, aquello fue un "cuando haces pop, no hay stop".

Si lo tenían bien montado los de la casa discográfica que lanzó a Mecano que, para copar el mercado, sacó otro grupo "rival". Ahí apareció Olé-Olé, otro grupo de instrumentistas varones con vocalista femenina, Vicky Larraz . Olé-olé tenía toda la pinta de ser un prefabricado con una rivalidad de chiste. Si sería falsa la rivalidad con Mecano que  el primer éxito de Olé-olé, "no controles", lo había compuesto nada menos que José María Cano. Bueno, la letra no es que fuera culterana precisamente. Dicen las malas lenguas que Ana Torroja no perdonó jamás, Carmena, jamás a este hermano Cano el que pusiera este hit al alcance de otra voz.

La cantante del "jimno" alejándose de esos molestos miembros de la banda que eran un lastre.

Poco después la Larraz abandonó el conjunto para alcanzar su sueño de hacerse solista pop, aunque sea cantando en la OTI y los promotores de Olé-Olé colocaron en su lugar a Marta Sánchez que por aquél entonces intentaba ser una imitación barata de Madonna. Y entonces Marta Sánchez empezó a ser más famosa que el resto del grupo, con lo cual se avecinaba tormenta, pero antes de eso, sacaron un tema que a mí me espanta. No, no es "soldados del amor", que también es como para que se te desangren los oídos, sino otra que, cuando la escuchaba en mi lejana adolescencia, me ponía los pelos de punta. Lo que me extraña es que nadie recuerde, para mayor vergüenza este tema de ACOSO SEXUAL.

La canción se llamaba "sola" y cuenta, así, alegremente, como un fulano llama a una chica joven que está sola en su casa. Cosas "educativas" como esta son las que no entiende la gente que aún se cuestiona qué es la cultura de la violación. El texto me parecía vomitivo y la voz susurrante del varón, la de un cabrón con pintas que acosa telefónicamente a una mujer. Ella, que es rematadamente gilipollas, le sigue el rollo, porque hay que educar a las mozas que consumen pop en que eso de que te llamen por teléfono con ciertos fines"es normal", cuando cualquier otra  con dos dedos de frente ya habría llamado al 091 de la época.




Una canción pop para adolescentes, a ellos, les parece sugerente poder acosar a Marta Sánchez, o a quien sea, y a ellas les tiene que parecer normal el que pretendan acorralarte en tu casa, en tu cuarto y en tu cama y que no sea nada que roce el delito.  En fin, que luego la gente se sorprende de que los jueces hagan comentarios insultantes a las víctimas de delitos de índole sexual.

martes, 2 de julio de 2019

Redada de violetas

El diario.es recoge una noticia preocupante que se ha producido gracias a la irrupción del partido fascista Vox en las cortes valencianas. Parece ser que la número dos de este partido que atenta contra los derechos fundamentales recogidos en la constitución ha pedido a la mesa del parlamento de la Generalitat Valenciana que sean recogidos los nombres de docentes afiliados a colectivos lgtbi y los certificados de penales. Escandaloso.

Los de Vox suponen que ser homosexual implica ser pederasta. Esta premisa errónea a todas luces es preocupante en el caso de las exigencias en las cámaras de representantes. ¿Qué va a ser lo próximo, perseguir sindicalistas a tiros que se niegan a empeorar el convenio ofrecido por la patronal?

¿Van a exigir afiliación al partido para obtener un puesto? ¿Van a tener que solicitar un certificado de conducta al párroco que fue apartado el colegio de los escolapios por pederasta pero que no ha tenido que pisar un tribunal? Ya que estamos ¿Por qué no pedimos test de inteligencia y estudios superiores para cenutrios que holgazanean por los hemiciclos? Ah, que eso, no, que sólo los maricones y las bolleras.

Vox es pendenciero y antidemocrático, pero nadie osará ilegalizarlo.

Lo curioso es que no hayan tenido el mismo arrojo para pedir en esos colegios religiosos concertados de tanto postín las listas de pederastas que imparten clases en ellas, que los hay, cosa que no tiene nada que ver con la homosexualidad entendida como una relación consentida entre personas del mismo sexo, pero adultas. Los de Vox confunden las cosas por su mente obtusa y cerril.

miércoles, 26 de junio de 2019

Momentos de publicidad

La campaña de verano de la empresa de seguridad más popular del país comenzaba en primavera a la vuelta de la semana santa. Una machacona campaña publicitaria en prensa, radio y televisión sobre lo inseguros que estamos dejando la casa sola y sin defensa ante la llegada de desaprensivos que codician los míseros bienes de los domicilios de la clase trabajadora que aún puede permitirse el viajar, nada exótico, al pueblo de los padres o abuelos o a ese lugar de la costa donde se han pillado media pensión en un hotelito de precio razonable después de hacer muchos equilibrios con la contabilidad familiar.

Esa empresa de seguridad montada entre prohombres del antiguo régimen, nada que ver con la revolución francesa, y acaudalados técnicos de seguridad que habían huido de esos países del cono sur americano donde se aplicaron con saña mientras aquellas respectivas dictaduras les palmeaban la espalda y les nutrían de un más que jugoso sueldo a fin de mes. Una vez reinstaurada la democracia ultraliberal en aquellas regiones australes  estos nuevos técnicos en seguridad aterrizaban en la madre patria para huir de una condena segura por crímenes contra la humanidad y pasaban a estas incipientes empresas de protección privada en aquellas épocas de los pantalones pata de elefante, camisas con cuellos picudos, pelos espesos y patillas en forma de hacha.

Lo mismo te contrato una alarma que te envío una pizza por uber eats o te hago una oferta de telefonía 5G.

Y la campaña publicitaria, creando miedo y desconfianza, seguía su curso durante la primavera y se redoblaba a comienzos del verano llenándote las emisoras de radio y los anuncios de la tele de terroríficos ataques de ladrones destrozavidas que se defecaban en el cajón de la ropa íntima para mayor humillación.

Si hasta tenían en nómina a un par de bandas de rateros que se llevaban una comisión si tras su visita a barriadas de clase media o urbanizaciones adosadas/quiero y no puedo aumentaba la demanda de sus servicios por la zona.

Miroslav, que trabajó en "Cofibís" anteriormente, te explica las tarifas de la alarma

Eso sí, en el anuncio la eficaz telefonista que hablaba con la cliente que deja para última hora el poner la alarma mientras hace la maleta para largarse en un par de horas y a la vez se prepara un lenguado a la meunière, te juraba por su madre y por todos los santos a los que les tenía fe que el instalador correcto, guapo, con olor a recién duchado y maneras suaves te llegaba en un ratito de nada, te colocaba la alarma en un momento, te recogía los cables desechados, te hacía la lavadora de blanco y te acababa las maletas mientras te recitaba a sonetos italianos del renacimiento.

Luego el que venía era un malencarado quejica habitual, tarde y mal,  que se tiraba cinco horas para hacer la instalación, o casi porque te lo dejaba a medio montar, dándote cuenta en ese preciso momento que la famosa empresa de seguridad te estaba tomando el pelo, eso sí, a un precio estupendo por la oferta del mes.

martes, 25 de junio de 2019

Suscita miedo e inseguridad para fomentar la xenofobia

No sé lo que está pasando con las noticias que se cuelan de manera subrepticia, pero me lo imagino. Llevo unas semanas leyendo noticias tremendistas en una red social de amigos de mi ciudad, una de las más seguras del estado, pero lo peor no son las noticias y cómo se dan creando alarma social, lo peor, y es algo que me abate, son las reacciones de la gente que clama a la pena de muerte, a la violencia gratuita o a denotar la elevada inseguridad ciudadana, que, repito, en mi ciudad nunca ha sido motivo de alarma.

Es como si los medios estuvieran fomentando el miedo y la desconfianza a los extranjeros, que más que xenofobia es aporofobia. Ayer un medio digital, que no sé muy bien de qué palo va, lanza la noticia de que un senegalés ha arrancado la oreja de un mordisco a un guardia de seguridad de en una línea de Cercanías Renfe.  La noticia es muy escueta y no dice el estado en el que se encuentra al autor del mordisco, pero vaya por delante que el titular miente, porque el pabellón auditivo, aunque herido sigue pegado a la cabeza de la víctima, al menos, en su mayor parte, y mucho me temo que si el autor del mordisco hubiera sido nativo del lugar no aparecería su procedencia en la noticia y quizá ni la hubiera habido.

 Datos sobre criminalidad recogidos por el INE


La gente se dedicó a clamar venganza, pérdida de piezas dentales del autor, expulsión inmediata y toda clase de barbaridades propias de una jauría humana que desea un linchamiento sin conocer nada más del incidente, añadiendo, además, que los delincuentes siempre son de fuera y negándote la razón aunque les pases por el morro los datos del INE para decirte que no te creen que "esa es tu verdad". Así se crea en la gente la xenofobia, ya les han inoculado el miedo, odio y desconfianza hacia los extranjeros...pobres (Aporofobia) aunque les demuestres que sólo el 8% de los delitos los cometen extranjeros de origen africano.

Datos sobre agresiones sexuales recogidos en el INE que algunas me rebaten sin razón.

Ya venían calentitos de un homicidio perpetrado hace un par de semanas atribuido a algún criminal foráneo aunque nadie, por aquél entonces tuviera pruebas, tanto es así que se detuvo a un hombre porque se asemejaba a alguien que salía en las imágenes de una cámara de esas que enfocan a la calle y la horda enfurecida pedía cadena perpetua, muerte dolorosa y expulsión de cualquier extranjero porque sí, todo eso sin saber quién es el culpable y cuál es su lugar de nacimiento. No veáis los comentarios cuando el juez soltó al sospechoso sin fianza a las pocas horas. A la jauría enfurecida no le cabía en la cabeza que esta persona quizá fuera inocente y por eso había quedado libre. Si llegan a saber quién es quizá lo hubieran linchado pese a que estaba libre de cargos.

Me preocupa mucho cómo se está manipulando a la ciudadanía de esta manera. ¿Alguien está fomentando futuros votantes de extrema derecha protectora de malvados delincuentes inmigrantes con mentiras en los medios sensacionalistas?

domingo, 23 de junio de 2019

Mitología del solsticio de verano

Víspera de San Juan. Tarde del solsticio de verano, o casi, porque el astronómico fue el 21. Los antiguos sabían que estos días eran los que tenían más rato el sol brillando durante la jornada, así que celebraban la venida del sol radiante, del calor y de las cosechas abundantes. Seis meses exactos desde el solsticio de invierno. Los chamanes religiosos siempre han sido muy listos a la hora de elegir símbolos. El de invierno, el nacimiento de Cristo, aunque no haya registro alguno de ello. El de verano, dedicado a su primo Juan, el bautista. Quizá menos dado a la manipulabilidad de la iglesia.

Cuentan las viejas leyendas que en fechas como hoy, la víspera de San Juan, el día más largo del año, era el momento idóneo para conseguir atrapar  a los diminutos duendes  galtzagorri de calzón rojo, como su propio nombre indica. Hay que dejar un alfiletero en un matorral esta noche y ellos solos se meterán dentro. Los galtzagorris dentro del alfiletero, te ayudarán a realizar innumerables tareas sin esfuerzo.



Como a muchos les sonará, no es más que una leyenda de esas tan abundantes que existen en otros lugares como Asturias con sus trasgus o Irlanda con sus leprechaun, quizá tenga un origen celta por lo que se ve, aunque también recuerdan a esos famosos duendes del zapatero que le hacían el curro por la noche sin cobrar pluses de nocturnidad, ni seguridad social ni nada de nada. Otra vieja leyenda venida de muy antiguo que aún no ha desaparecido y se mezcla con las creencias de la religión oficial y la vida modennna.

Trasgus, duendes, iratxoak, gorritxikiak, mamurrak o galtzagorriak, la leyenda dice que esta noche es cuando se atrapan para que te ayuden el resto del año.

lunes, 17 de junio de 2019

Si lo llegan a pillar los de Netflix

Las series de televisión están viviendo una época de oro. Hay canales especializados en todo tipo de ficciones, desde la comedia al melodrama pasando por el thriller y el culebrón de toda la vida, últimamente al estilo turco. 

Lo que jamás me imaginé es que la tele se superara a sí misma y en un doble salto mortal con tirabuzón fuera capaz de hacernos vivir dentro de una serie de época. Qué sí, chavales, que estamos siendo fagocitados por la familia Alcántara en esa España rancia del tardofranquismo y podemos observar, sin necesidad de pantalla alguna, ni siquiera la de los móviles, cómo vuelve la caspa de siempre a poblar ayuntamientos, plenos e incluso hemiciclos del poder legislativo y hay quien planta una santa custodia para jurar el cargo y sólo le ha faltado lucir peineta y mantilla al señor concejal.

...Y juro sobre los principios fundamentales del Movimiento...

Que vamos a volver a tener que correr delante de los peligrosos grises de azul o de negro y todo lo que digas o hagas será delito, que tú, mujer, no serás dueña de tu cuerpo porque hay quien decidirá que tienes que parir quieras o no, y no seas quejica porque te acosan por la calle, te magrean un poco y se atreven a perseguirte, no seas estrecha, mujer, te dirán con el farias entre los dientes, el aroma a varón dandy agriado con sudor, el paternalismo en los labios y los ojos en tu escote.

Y si no puedes pagarte los estudios, porque es cuestión de clase económica, obrerete del arroyo, te buscas un curro en el telepizza, o mejor, en el Uber eats, porque Uber también reparte a domicilio, sobre todo precariedad. 

Bienvenidos al tardofranquismo, ¡Me cagüen la leche, Merche! Ya puedes vivir la experiencia de vivir con los Alcántara  en el cuéntame para que tú mismo lo cuentes de primera mano, la de fascismo que te vas a tener que tragar, que ustedes no saben con quién está hablando, rojos de mierda.

To be continued.