Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 27 de febrero de 2018

El tiro (nasal) por la culata

La magistrada que ha prohibido de modo cautelar la publicación del libro "fariña" (harina) que cuenta la historia del narcotráfico gallego no ha hecho sino alimentar su difusión. En Amazon su venta se ha visto disparada y me consta que se difunde por las rrss.



También hay preparada una sonada serie de televisión que, a juzgar por la publi propiciada por ese juzgado madrileño, va a ser un éxito.

No hay como un escándalo bien aderezado en los medios para tener una buena publicidad. ¿Que algunos alcaldes de las poblaciones de la sinuosa costa gallega denuncian y se enfadan por el retrato? Peor para ellos, la difusión es mayor aún.

Que nos gusta lo prohibido. El secuestro del libro ha sido una bendición para la editorial, el autor y los promotores de la serie televisiva a estrenar. Sólo algún alcalde debe estar cabreado y encima no le ha servido de nada.



domingo, 25 de febrero de 2018

Faltos de humor

Tenemos una carencia de humor enorme, pero no porque se nos agríe el humor ante la perspectiva del futuro que nos espera, sino porque hay una persecución demencial pero sancionadora contra ella. Hay que tener mil ojos para que no te denuncien y, en el peor de los casos, te entrullen por hacer un chiste tipo astronauta en Dodge o dibujar parejas coronadas en actitud explícitamente sexual, como pasó hace unos años con la portada del Jueves, y eso que el monarca de entonces no era el actual.



Y no estoy hablando, pero me gustaría, de poder hacer un uso legítimo de la libertad de expresión sobre tantas injusticias que muchos valientes se atreven a contar y cantar, sino del simple humor. Nos cercenan hasta esa expresión tan humana. No toleran que hagamos unas risas de cualquier cosa, pero menos de su autoridad. No tienen sentido del humor, que es un gran sentido.

Y, para colmo, se nos acaba de ir Forges. 

viernes, 23 de febrero de 2018

Programa de digestión difícil

Preparo la cena, algo frugal y sano, porque el bikini me da igual, pero hay que cuidarse un poquillo, y, mientras espero, paso los canales de la tele ordinaria, y lo de ordinaria lo es con todas sus acepciones, porque no es la de pago y, sobre todo, porque es cutre, zafia y aburrida. Y llego a uno de esos canales secundarios de las privadas apañolas y encuentro un programa de esos que compran, de saldo, a los yankees y nos la meten, convenientemente doblada (dobles sentidos, jeje) al castellano.

En esta hay un mocetón eminentemente yankee, con cierto sobrepeso, cuyo show televisivo es, ciertamente, mostrar, como su propia palabra inglesa advierte, la cantidad de porquerías, tamaño familiar, que puede llegar a zamparse de una sentada, con alto riesgo para su salud cardiovascular.

Una cosa que me mosquea, porque no hace sino fomentar el uso de la violencia es el insistente rótulo de cabecera que ponen. Un muñegote dándole puñetazos a una pata de pollo mientras suena una campana boxeística. Que quede claro, es un programa que habla de artes culinarias comida zarrapastrosa, pero muy macho,¿Eh? Nada de cremitas y ensaladitas para moñas.

Y así el simpático zampabollos me quita el hambre porque da asco ver las mezcolanzas que se mete en la boca. Eso sí, todo en raciones extramegagenerosas, aderezadas de patatas fritas, queso, cheddar a ser posible, chiles hiperpicantes, hamburguesas, pizza, salchichas y una bota militar, todo ello entre pan y pan, rebozado en su conjunto, frito, salseado con más chile picante, ketchup y mayonesa, no vayan a faltar,  servido  por tres camareros, porque no hay musculado de gimnasio que pueda con tal mole.  Y la supuesta gracia es ver al orondo mozalbete zamparse aquello a bocados mientras corren extensos churretones por su cara, y tú lo estás viendo con el estómago pidiendo almax, las manos aceitosas, necesitadas no de una servilleta sino de una sábana de cama de matrimonio.

¿Por qué triunfan los mierdónalds en este país?

No sé a vosotros, pero a mí se me cierra el estómago viendo semejante espectáculo. Los norteamericanos, tan amantes de la comida sin usar cubiertos, creo que tienen equivocado eso de comer bien con comer mucho. 

Hay que reconocer que es todo un acierto que lo echen a la hora de cenar, porque, la náusea que me hace imaginarme el olor de las freidurías y antros grasientos a los que acude el andoba tragaldabas, hace disminuir mi apetito y así es más fácil conciliar el sueño por la noche.

martes, 20 de febrero de 2018

La enésima letra del "jimno"

Por lo visto, una cantante de esas que ha hecho tanta pasta en España como para irse a vivir a Florida con tal de no pagar un duro de más a su amadísima patria, ha sacado la enésima letra del "jimno" de España, más conocida como "la marcha real".

A mí, lo que esta señora se dedique a cantar me da absolutamente igual. Nunca he sido "flan" de su música y, hasta ahora, me he librado de escuchar su canto de amor a la patria. Su patria de corazón, que no de cartera, no sea que tenga que devolver parte de lo que ha amasado con la compra de discos por parte de millones de compatriotas que no han dudado en pagar ivas y cánones, al contrario que la diva, cuya actitud se asemeja en demasía a la de otros tantos fervorosos españoles que no dudan en tributar fuera, aunque a españoles no les gana nadie, que para eso llevan pulserica del color de la enseña nacional y lo mismo te cantan de teloneros en un mítin del PP promovido por Orange Market que te piden el voto para el sector duro y ultraliberal de los partidos más facciosos llenos de hijos y nietos de prohombres del régimen vestidito de azul con su camisita y su canesú.

Típico patriota de España en la pulsera, Florida en la cartera.

Por otro lado, me da la tétrica sensación de que estamos yendo hacia atrás, como los cangrejos, y llegará un día en que los de "Cuéntame" nos rebasen por la derecha, como no, y se planten en el 2050 mientras nosotros retrocedemos hasta 1962, año aproximado. ¿Que por qué digo esto? Pues, aparte de por el sonrojante episodio del árbitro que prohibe hablar en euskera, cosa inconcebible, aunque real, porque llevamos una temporada en que, no se sabe por qué, hay una titánica -glugluglú- labor en la sombra para externalizar de forma exaltada y vehemente los símbolos patrióticos, ¡A por ellos, oé!. Hasta hay un plan gubernativo para fomentar la españolidad en las escuelas. ¿Y esto por qué? Porque a falta de otras excusas, felizmente extinguidas, al PP de las corrupciones sólo le queda apelar al patriotismo más rancio y pestilente de Imperio para aunar votos de los olvidadizos que ignoran los latrocinios, los recortes, la cutrez de los servicios públicos en merma, etecé, etecé. Sólo les queda hacer referencia a Catalunya y al viva Españñña, coññño, para no perder esa compostura que no tienen desde abril de 1939.

Me quedo con la versión de Quequé:




Hablando de esas épocas con las que algunos sueñan con volver, he leído por ahí que hay gente que cree que la ínclita del "jimno" ha sido la pionera poniéndole letra. No es de extrañar que este país adolezca de cierta cultura. Hasta los más enchidos de corazón patriótico que ignoran quién fue don Pelayo, el Cid o los alcaldes de Móstoles (Los de ahora, no, los de 1808), desconocen que el poeta del régimen a pan y agua, Pemán, le puso una letra. Pero, además, tooodos, queridos míos, nos sabemos la letra esa que rememora el color del trasero del soldadito que era jefe del Estado cuando Pemán publicaba con el "nihil obstat". No me digáis que no.

lunes, 19 de febrero de 2018

Cambios de rutina

En estas últimas semanas, por una cosa  o por otra, no escribo con la frecuencia habitual en el blog. Una de las razones principales es que casi ni me paro delante del pc de casa y es que ha habido unos cambios en la rutina cotidiana.

A mi pareja le han cambiado el turno laboral y ahora paso las mañanas entretenida, pero en pareja. A veces pienso que no hay manera de aprovechar el tiempo por las mañanas. Inevitablemente el tiempo se te echa encima y tienes prisa por cocinar, comer y salir para llegar a tiempo de la esclavitud por horas con remuneración magra a fin de mes.

Espiral horaria

Disfruto mucho de los desayunos en compañía, y de que me hagan el zumo, porque yo soy una gandula de competición y no me gusta nada eso de presionar a los pobres cítricos en el exprimidor. Pero eso hace que no me dedique a remolonear mi ratico habitual delante de la pantalla del pc desde el cual escribo esto que leéis. Esto y que debería ponerme a estudiar, pero no tengo el cuerpo, ni la mente, con esa disposición.

En fin, que el absentismo bloguero durará unos pocos días más. 

Saludos.

jueves, 15 de febrero de 2018

El plan

El móvil empezó a agitarse con furia en la mesa llena de papeleo, La pantalla iluminada decía "Víctor". Descolgó con decisión pensando qué querrá este.

  -¿Qué pasa, Víctor?- respondió agachándose para quitarse del campo de visión de la jefa.
  -¡Hola, esclava!
  - ¿Esclava? ¡Nos ha jodido el vividor de rentas!- Respondió con cabreo fingido, una de las pequeñas licencias de una amistad bien fundamentada- ¿Qué coño quieres a las nueve de la mañana? ¡Es pronto para que tú madrugues, vividor!
  - Hay un buen motivo. Este viernes, hacemos una sidrería, que ya vamos tarde. ¿Te apunto?
  - ¡Claro! ¿Que día es el viernes?- miró el calendario con atención y comprobó que ya estaba mediado febrero.-¿Dieciséis, ya? El tiempo vuela. ¿Vamos todos?
 - Casi, Alazne y Gorka tienen a la niña mala y no saldrán.

El viernes


Alazne y Gorka, una pareja más sólida que las del mus, decidieron, después de siglos de vida parejil, formar una familia, Oihane ya debía tener quince meses, pero el invierno, los críos y las guarderías eran más peligrosos que los laboratorios bacteriológicos del ejército norteamericano. Era normal que, de vez en cuando, a las criaturas de corta edad se contagiaran para desesperación parental.

  - Una pena ¿Dónde se queda?
  - A las siete, para el pote previo en el bar de Agus, y una vez allí, reparto vehicular logístico.
  - Roger. Bueno, te dejo, no sea que la bruja de la casita de chocolate me pille hablando por la pata de pollo- Ciao, bello.
  - Hasta el viernes, corazón. A las tres, tu libertad.

Hasta las tres había una insoportable jornada laboral por delante. Menos mal que el viernes pasaría una buena noche junto a su cuadrilla. La cuadrilla era algo sagrado en el entramado social del pueblo vasco, a veces, más importante que la propia familia. Las parejas podían fallar, la cuadrilla, jamás. Traicionar a la cuadrilla era lo más grave que uno podía hacer. Si ella no se era nada. Años y años de reforzada amistad, algunos de ellos desde la cada vez más lejana infancia.

Dio un suspiro hipohuracanado y volvió a la tediosa tarea delante de la pantalla del ordenador. De repente le apeteció queso de Idiazábal con nueces, postre de sidrería. El viernes por la noche iba a estar genial.

lunes, 12 de febrero de 2018

Sosias de lo inexistente

Es innegable. Son la misma persona. ¿Quienes? Pues por las fotos lo podéis ver. La presidenta del FMI, esa sexagenaria que va diciendo que los ancianos viven demasiado, y, que por lo tanto, espero que obre en consecuencia y se autofulmine como en la fuga de Logan, ya que ese es su parecer sobre las personas de mayor edad y el bufón que se ha autodenominado presidente de esa payasada que es Tabarnia, con lo cual, ya vamos mal, porque el oportunista ya se está pidiendo un cargo directivo sin pasar por unas elecciones, deslizándose por su entrepierna el sentido democrático, son la misma persona.


Son la misma persona.

Dos seres de cabello níveo con una prominente nariz que no dudan en vivir de algo ficticio que ellos defienden con vehemencia, a pesar de no ser algo real, aunque tenga muchos seguidores. Su esencia es chupar del bote en puestos de supuesto prestigio, alguno más serio que otro que está diseñado por puro efectismo de la agitación y lo absurdo. No me negaréis que se asemejan bastante.

viernes, 9 de febrero de 2018

Brian se acerca a los 2040 años

"La vida de Brian, qué buena peli. Cuenta una historia de cuando Dios". Esto es lo que dijo E, un amigo del pueblo, explicando entusiasmado a la cuadrilla de amigos que esa noche la tele dejaba de lanzar su bazofia acostumbrada para programar esta maravillosa película, obra cumbre de las comedias a la altura de "el jovencito Frankenstein", se pronuncia Frónkonstin.

Recuerdo que un día, justo el de mi cumpleaños, una de las salas de los multicines Petit Casino. Bueno, multi, multi, no, sólo había tres salas y una de ellas era un cuartico con un pequeño escenario en forma de semicírculo donde poníamos las patas desde la primera fila, echaban esta cinta, y corrimos como galgos para verla. Ay, el Petit Casino, que hoy es un antro para amantes enfermizos de los juegos de azar.

 Cartelico


Pero vamos al turrón. Hoy cuelgo en Zinéfilas, estupendo blog de cine creado por intrépidas blogueras cinéfilas, la historia del parto del proyecto de "la vida de Brian", que estuvo a punto de no salir a la luz por el aguafiestas tabú cristiano de ser irreverentes sobre la vida del mesías, y es que la semana pasada se cumplieron 40 años del arranque del guión de una comedias más veneradas de la historia.

Los Monty Python vestidos de extras de Zeffirelli

Para el gran público "la vida de Brian" es un celebrado film que, a pesar de su provecta edad, sigue gozando de la aprobación de sus millones de fans, incluida la que os escribe. Pero, a pesar de que hoy día, y desde hace casi cuarenta años, podemos gozar sin cansarnos de sus hilarantes y absurdas situaciones, los Monty Python empezaron a confeccionar el guión de la película y a sortear problemas con la censura, la productora y su propia educación cristiana, cosa que estuvo a punto de vencer y chafarnos el goce audiovisual.

Los Monty Python:

Este sexteto de cómicos que deben su nombre a uno de sus personajes, Monty Python, un agente teatral bastante mezquino, tuvo su origen en los grupos de teatro universitario de esas rancias instituciones británicas que compiten por llegar primero a la meta remando, llamadas Oxford y Cambridge. En Oxford coincidieron los aún estudiantes Terry Jones (La madre de Brian) y Michael Palin (Pilatos el "jomano"), en Cambridge se conocieron John Cleese (Reg, el cabecilla del Frente Popular de Judea), Eric Idle (Loretta, del FPJ) y Graham Chapman (Brian Cohen), al sexto miembro del grupo, el norteamericano Terry Gilliam, lo conocieron en unos bolos que los miembros del grupo de teatro de Cambridge (Cleese, Idle y Chapman) hicieron por los EEUU. El sexteto se dedicó a hacer teatro de humor y, posteriormente fue fichado para la radio hasta que algún avispado de la BBC los colocó en la tele en donde grabaron cuatro temporadas de su recordado programa de humor "Monty Python's Flying Circus", con historietas tan animadas como el partido de fútbol de filósofos griegos contra alemanes o "Cumbres Borrascosas" contada en lenguaje de banderas.

Frente Popular de Judea. Dos mujeres, Judit, a la derecha y Loretta, a la izquierda.

Los miembros del sexteto humorístico nacieron durante la segunda guerra mundial y fueron creciendo durante los difíciles años de la vuelta a la normalidad después del trauma, pero con el aliciente de pertenecer al bando ganador, durante la ya de por sí absurda guerra fría, es quizá por ello que este joven grupo, perteneciente a la generación del hippismo, se riera sin demasiados problemas de las normas y el estilo de vida de una sociedad británica tan envarada.

Después de triunfar en la tele dieron el salto al cine con "los caballeros de la tabla cuadrada", dando paso a un descacharrante sentido del humor. Estando de promoción en Amsterdam a Eric Idle le preguntaron cuál iba a ser su próximo proyecto, y él, en una humorada, va y les suelta que la historia de Jesucristo: La codicia por la gloria (Lust for glory)

La vida de Brian, historias y dificultades del rodaje:

Eric Idle, aparte de soltar el chiste del proyecto sobre la vida de Jesús, estaba pasando por un divorcio bastante peleado, y, además los componentes de Monty Python pasaban por una crisis después de las broncas entre los dos Terrys surgidas durante el rodaje de "los caballeros de la mesa cuadrada". Así que les pareció buena idea irse todos ellos a las islas Barbados para escribir una historia preñada de sus ideas fantásticamente absurdas. La educación cristiana les impidió desarrollar un film sobre una historia alternativa de Jesús, así nació Brian, muy cerquita y a la vez que el Mesías, pero esto no impidió que las religiones "del libro" (La biblia, no la guía de teléfonos) los censurara, atacara y prohibiera. Eso fue en enero del 78, hace ahora 40 añazos.

Prohibido reírse de la religión cristiana

La EMI, empresa que iba a financiar el rodaje se rajó y rompió el contrato cuando estaban a punto de ir a Túnez a empezar a rodar utilizando las ruinas romanas del lugar donde sólo un año antes había pasado el equipo de George Lucas para localizar Mos Espa, donde vive el joven Luke Skywalker.Con las alas cortadas, vino en su ayuda el beatle George Harrison que puso la pasta para montar la productora "montypythoniana" Handmade Films. Harrison pasa desapercibido en su escena de la peli. Es el dueño del campo donde los del FPJ quieren enviar a Brian a hacer milagros.



El vestuario de los paseantes de esa Judea invadida por Roma era la que se había usado en esa ambiciosa serie de televisión sobre Jesús de Nazareth de Franco Zeffirelli, con Robert Powell haciendo de Cristo, así que algo de Jesús ya tenían.

La película la dirigió Terry Jones, la madre de Brian, pero los efectos más artísticos de la peli se deben a Terry Gilliam, como por ejemplo, la belleza del paso de los reyes magos y, sobre todo, la escena imposible de los extraterrestres. Efectiva y simple (Un enorme globo ocular sujeto por una mano maquillada), hasta George Lucas se quedó maravillado.

Escena de Terry Gilliam con extraterrestres y Brian

Esta hilarante película, y si alguien no la ha visto, como le pasaba a una amiga mía, hija de supernumerarios de una famosa secta ultracatólica, que no dude en verla y no se cansará de hacerlo en repetidas ocasiones. Desgraciadamente no pasaría el test de Bedchel. Sólo hay una mujer con un papel con nombre, Sue Jones-Davies, aunque haya un par mas con letra. Sólo Judit, la intrépida miembro del FPJ tiene un mínimo papel destacado. Esta mujer, que llegó a ser alcaldesa de una población de su Gales natal, zona británica donde es frecuente encontrar gente de cabello negro, fue designada para el papel, precisamente, por sus rasgos meridionales.


¡Guíanos, maestro!

¿Qué os contaré de las hilarantes escenas de la película? De todas ellas hay anécdotas que los miembros de la Monty Python han ido desvelando con el paso de los años. Incluso hay un celebrado libro que narra las vicisitudes del rodaje.

Sin duda alguna, este film fetiche es la película "montypythoniana" más celebrada, a pesar de "los caballeros de la mesa cuadrada"(1975) o "el sentido de la vida" (1983). Su humor, bien como guionistas o actores les llevó a hacer otra serie de películas como "un pez llamado Wanda" donde John Cleese y Michael Palin acompañan a Jamie Lee Curtis o Kevin Kline.

Despedida y cierre:

Los miembros del sexteto cómico británico más afamado del mundo acabaron tomando proyectos individuales, excepto en el caso del malogrado Graham Chapman (Brian) que falleció poco tiempo después a consecuencia de un cáncer. Su funeral es recordado por las risas que en su memoria despertaron sus compañeros.



Terry Gilliam, el norteamericano, se dedicó, sobre todo a la dirección con títulos como "Brazil", "Las aventuras del barón Munchausen", o "doce monos", Terry Jones también se dedicó a la dirección, John Cleese se ha dedicado a la interpretación sl igual que Eric Idle y a Michael Palin  seguro que lo habéis visto en los documentales de La 2 contándonos sobre la marcha un viaje a un país remoto.

Pilatos, el "jomano" y Pijus Magníficus (Biggus Dickus)

De tanto en tanto los miembros vivos de este equipo que aún se encuentran con fuerza, se reúnen para dar una pincelada de su maestría. Hace cuatro años montaron un espectáculo. Pero desde ahora hasta el año que viene, Brian está de celebración, y el próximo año se cumplirá el cuadragésimo año de su estreno. ¡Y que Brian nos bendiga! ¡Amén!

Aquí el guión, en inglés, de la peli.

Aquí, la peli en V.O.

miércoles, 7 de febrero de 2018

Rugido interior

En la quietud de la noche, dentro de la cama, un largo quejido rompe el silencio. Son mis entrañas que últimamente hablan mucho. Mis tripas son bastante más habladoras que yo, lo cual ya es mucho decir, porque es difícil superarme.

Las entrañas sibaritas creen que esto es poco.

No sé qué les pasa a mis "adentros" quejumbrosos, pero se manifiestan más que de costumbre. Quizá tiene que ver con que intentamos hacer dietas ligeras y mis tripas protestan por la cena. Ellas, no yo. Parecen decir algo así como. "¿Sólo verduras al vapor?", vaya cena sosa".  Menos mal que no entiendo su "grrllllggg", "glogloglo"...Mis tripas rugen con una alegría inusitada.

lunes, 5 de febrero de 2018

Ceremonias plúmbeas

El sábado echaban la ceremonia de los Goya. Como tenemos poca personalidad, tenemos que copiar a los americanos sus fastuosas ceremonias, pero como no tenemos el inmenso pastizal de su industria su glamour, nos dedicamos a hacer un remedo tirano a casposete.

Ahora se ha puesto de moda hacer el imbécil pasar y posar por la alfombra roja con ropa de prestado, ellas, porque ellos suelen parecer camareros de hotel de lujo rancio, menos Leiva, que parece un personaje de el Zorro de la Walt Disney.



Los chanantes, insoportables. Me hacían algo de gracia hace diez o doce años, pero cada vez los encuentro más cargantes. Lo de los chistes con Emily Mortimer, de vergüenza ajena. Por cierto, al contrario que Joaquín Reyes, que aún debe estar descifrando qué pone en el teleprónter, Emily Mortimer se expresó en un euskera excelente.

Que sí, que ganó Handia diez de sus trece nominaciones y que Isabel Coixet en su primera recogida de galardón por mejor guión adaptado se sobró bastante, como si le molestase que "handia" ganara, quizá porque alguien pensó que es una buena peli, que se estrenó de tapadillo en octubre y que duró nada y menos en las salas, y encima, doblada al castellano, para mi desgracia. A ver si la reponen, porque en twitter la gente se rebotaba bastante porque una peli en un idioma  no castellano ganara premios y no me refiero a "the bookshop" que es una peli británica con actores británicos rodados por una catalana un pelín sobradota, aunque no me disgusta del todo que diga lo que piensa. No es falsa, eso mola.

Como me aburría en la gala, me centré en tuitear y pasármelo bomba con los comentarios de los espectadores. No escuché el cenutrio de Arturo Valls en la puta alfombra de las narices, pero vi como la cagaba dando el premio por intentar hacer el gracioso y es que eso de tener que ir de gracioso todo el santo día, como "pofesional" que es, tiene que cansar.

The only one

¿Lo mejor de la gala? Aparte de la representante más hilarante de Netflix, Paquita Salas, mi Terremoto de Alcorcón, o con su nombre de verdad, Pepa Charro, que se pegó un monólogo sobre el doble rasero de la misoginia en el mundo del cine más que digno.


Que el año que viene presente ella, que lo vale.

sábado, 3 de febrero de 2018

Pinceladas precarnavalescas de San Sebastián

Primer fin de semana de febrero, justo antes de los carnavales. Eso significa que esta noche llegan los caldereros de la Hungría a acampar a San Sebastián y a cantar que son los embajadores del dios Momo, el dios del carnaval. El pueblo donostiarra de hace siglo y medio se dedicaba a preparar el carnaval desde la festividad del patrón de la ciudad, el 20 de enero.



Canto húngaro, pero que yo juraría que es en alemán y dice algo así como que es mejor trabajar cantando:



Hasta saludan al gran pueblo Donostiarra, como dicen en su canción:




Desde entonces y hasta los días de carnaval hay comparsas de militares y cocineros tocando el tambor, zíngaros golpeando sartenes con un martillo, soldados romanos sobre gallos, percebes, y, mañana, primer domingo de febrero, habrá representación de nodrizas y pastores (Iñude ta artzaiak) bailando por las calles mientras el cura reparte bendiciones, el médico pone inyecciones a las criaturas, el fotógrafo lleva su cámara a cuestas y el barquillero reparte su mercancía. Hasta la caseta de baño de los veraneantes de la meseta. Todo muy "belle epoque".



Está gracioso de ver, pero sobre todo de escuchar, y si se puede, de participar.



Me parece que este año tampoco les respetarla climatología. Una pena.



Disfrutadlo, los que podáis.

viernes, 2 de febrero de 2018

Epidemia, o así.

Tal y como anda la pandemia griposa no se si he sucumbido o es que acabo de pillar un resfriado común porque, en ambos padecimientos, empiezo moqueando tanto que podría trasvasar líquido a a cuenca del Segura. En fin, no llegará muy allá sea lo que sea. Como decía el doctor Gregorio Marañón, la gripe se cura en una semana con tratamiento médico y en siete días sin él.

Ya lo decían los Mojinos Escozíos, y es que no hay nada como estar bueno. "Salú".



Ya nos recuperaremos.