Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 28 de abril de 2017

Agresores reincidentes e impunes

El mundo se va a la mierda, una vez más. Y no es porque los políticos con cargo roben a manos llenas, concedan obras a empresarios amigotes que les reservan un futuro en el consejo de administración de una de sus empresas energéticas, aunque de energía no tengan ni repajolera idea, pero sean considerados "importantísimos para su cargo" por mucho que suspendieran física en su día y la medida de la energía sólo les recuerde al el tostado  cantante de "Hey". (el Julio, jajaja)

Y gana la derecha en Francia, al igual que en España, que es un país que vota a la derecha aunque esta no emplee ni margarina para untar orificios anales, porque hay que practicar medidas austeras hasta en la sodomización del ciudadano-votante.

Y un orangután ultra, acostumbrado a salir de sus detenciones, a pesar de agredir con cierto grado de peligrosidad a ciudadanos que no hacen daño a nadie y a otros que, a veces, porque son los encargados de ejecutar la violencia legítima del Estado, se dedica a agredir a pacíficos ciudadanos que toman tranquilamente una consumición en una terraza, porque, sí, porque somos mezquinos. Y aquí no pasa nada.



Uno se puede ir a la otra punta de la península a repartir sopapos e insultos porque la sociedad está podrida. Si tenemos seres así de zafios a los que no les importa nada la vida de los demás es que estamos muy pero que muy tocados. Y peor aún si, aparte de grabarlo, te ríes como el imbécil que eres de la desgracia ajena. ¿Qué clase de juventud tenemos que no tiene los valores adecuados de altruismo, solidaridad y buena educación?

El mundo se va a la mierda y nada lo detiene.

miércoles, 26 de abril de 2017

Los fines económicos de la muerte y el terror

Los media difunden noticias a la velocidad del rayo. Los medios y las redes sociales. El boca a oreja funciona como pocas cosas y la opinión pública se forma y la forman. La forman o moldean unos pocos expertos para crear ideas inamovibles como montañas con las que legitimar decisiones mauseabundas, como la guerra.

Así, aprovechando la jugada, el día en que el autobús del Borussia de Dortmund fue atacado con una bomba, enseguida se pensó en terrorismo islamista, en el de ultraizquierda o en el de ultraderecha. Hay que canalizar el miedo para que de beneficios. Si las bombas dan miedo, que lo dan, ese miedo tendrá un efecto reactivo que a muchos les interesa. Se puede usar ese miedo para vulnerar derechos que refuercen "nuestra protección" o legitimar guerras.

El autobús

Pero no, resulta que por lo visto, el atentado contra el autobús del Borussia el día de partido de Champions fue obra de un tipo que, con ello, pensaba devaluar las acciones de este equipo para poder ganar pasta. 

Lo triste es que algunos, decepcionados ante la realidad de la autoría del atentado, afirmaban  que "sólo fue un atentado con fines económicos". ¿Ah, pero la guerra no lo es? ¿Todas estas acciones de guerra sobre Siria, Yemen, Irak o Afganistán no tienen otro objetivo que hacer dinero? El matar gente a gran escala a muchos "emprendedores" les supone recibir grandes cantidades de dinero. Se lucran arruinando países, condenando a  la miseria a unos y  muerte a otros de sus ciudadanos. ¿Es que tampoco son atentados con afán de lucro?


lunes, 24 de abril de 2017

Día del libro

Sant Jordi en domingo. Eso significa día muy, pero que muy concurrido. Mucho más de lo habitual. Y vamos a Barcelona en grupo en el coche nuevo de la sobrina, pi, pi, pi. Cinco mujeres en un coche, un día radiante de primavera. Y aparecemos del subterráneo en el paseo de Gràcia, que para las once del mediodía, ya bulle de gentío. Mucho guiri mezclado con entusiastas del día tan querido de los catalanes, y, curiosamente laborable, por lo general. Los catalanes no saben sacarle provecho a los días de fiesta, sólo a los laborables.

Y, ya que estamos, subimos a ver la casa Batlló, a la que han llenado de rosas rojas de diseño y está siendo más retratada que la Gioconda en las escuelas de Bellas Artes.


Casa Batlló floreada. Estaba llena de gente haciéndose selfies

Y ya que estamos, subimos un tramo más del paseo para meternos en la Casa del Libro, porque la sobrina peque, a la que le apasiona la literatura fantástica, quiere un par de libros de Trudi Canavan, que no va a encontrar en los tenderetes callejeros. Mala idea la mía. La maldita Casa del Libro está a reventar (Seguro que alguien firma ejemplares) y hace un calor infernal dentro. Sólo consigue uno de los libros codiciados, pero es un triunfo.

Salimos de allí como podemos y bajamos hasta plaza de Catalunya. Las teles y las radios dan sus programas en directo. Todo es alegría y colorido. Ya es mediodía. Demasiado tarde para mirar cosas tranquila. Entre echar ojeadas rápidas a las mismas publicaciones que se repiten en cada parada, porque las editoriales fuertes así lo marcan, curiosear entre mesas de libro viejo, algunas asociaciones políticas de izquierda que ofrecen cosas un poco más atrayentes, y buscarnos insistentemente para no perdernos, decidimos, cuando ya estamos hasta las narices del bulle-bulle, pillar el metro más cercano, que es el del Liceu, y largarnos de una vez. Me hubiera gustado llegar al tramo más bajo de la Rambla, porque suele haber mesas con libros menos conocidos, pero infinitamente más interesantes que lo que publican los monstruos editoriales como pasto para borregos, pero, esta vez no será así.

En esta miniciudad de provincias, a primera hora de la tarde, aún nos da para curiosear un rato por el Paseo de Pere III. Más de lo mismo. Por el camino, a la altura del Instituto de Bachillerato, los adventistas del séptimo día (Por la tarde, hubiera añadido mi padre), han dejado un libro en una papelera a la que me he acercado para tirar un kleenex usado (Maldita alergia). Un libro para abrirnos los ojos a la fe de que Dios existe. Aún lo analizaré, y os lo colgaré un día de estos.

Sí, yo leo cosas minoritarias (Y lo que han dejado los Adventistas esos)

Cenando, ya en casa, la reportera de TV3 desde una Barcelona exhausta, pero feliz, viene a decir que la feria del libro de Barcelona enseña al mundo algo único. Desde luego, lo de Barcelona con los libros, es una fiesta auspiciada por la ingente cantidad de editoriales que radican en la ciudad condal, pero la feria del libro no es exclusiva de aquí, que se celebra en todo el mundo, coincidiendo con la muerte en tal día de Shakespeare y Cervantes. El ombliguismo burguesito de la reportera de TV3 me fastidia. Me fastidia tanto como el gran negocio de las grandes editoriales, que no hacen sino poner a la venta mediocridad y borreguez, escrita ¿seguro? por grandes nombres televisivos, sin dejar casi opción a otras cosas.


sábado, 22 de abril de 2017

Corrupción en ¿Miami? España vice.

Mucho escándalo, pero con la corrupción, aparte de titulares, no va a pasar nada. Políticos que favorecen la adjudicación de obras a empresarios "amigos" que luego te darán un puestazo; medios de comunicación bien untados que escriben a su favor y en contra de los molestos que sacan informaciones no deseadas; fiscales que trabajan con ahínco para que, como mucho, la instrucción se archive y no llegue a juicio....

¿Se pagó el fichaje de Bale con dinero público? Dos colegas

Ahí tenemos el registro de Indra. Esa empresa que, siendo pública, se privatizó en el gobierno Aznar, en la que trabaja de "tecnólogo" con un sueldazo, el hijo fotógrafo de Felipe González. La empresa que dirige Abril Martorell el hijo del ministro de Franco, aupado por la familia March. La empresa que se dedica a diversas cosas, entre la que destacan la fabricación de aparatos de precisión para el ejército, una adjudicación que les da una pasta de nuestros bolsillos, y el recuento del escrutinio de las elecciones, en las que, por ejemplo, se dan ciertas "incidencias".

Empresa privatizada por Aznar, dirigida por "hijosdé".

Entre la última de la investigación contra la mano derecha de Esperanza Aguirre, se llega hasta empresas de Florentino Pérez, hasta Urbaser, la empresa adjudicataria de la nueva pero ya obsoleta incineradora que hay que construir, a pesar de la oposición de la inmensa mayoría de quienes viven en la provincia, porque es todo un pelotazo. No les importa el aumento de las enfermedades respiratorias, cáncer incluido, porque a ellos tu enfermedad y muerte les importa una mierda, que quemarán, mientras se gastan la pasta que genera, a pesar de que nos hipotequen a los guipuzcoanos durante décadas.

Pelotazos financieros construyendo plantas incineradoras obsoletas y adjudicándoselas a empresas "amigas", ya me darás un puestito en un consejo de administración, colega, cuando acabe de "servir" a la ciudadanía contra su voluntad.

Quieren fomentar el turismo de Donostia y están montando 14 hoteles más, con esos huéspedes que respirarán mierda. ¿Qué pesa más, la pasta que deja el turismo o la pasta que va a dejar a unos pocos la incineradora de basuras? Pues por ahora, parece que va ganando la segunda. Los corruptos que ganarán, los políticos que piensan en su puto bolsillo y no en sus pulmones y la prensa que se vende como una meretriz vieja, apuestan por algo que ya se considera obsoleto y contraproducente en otros lugares de Europa, pero no, aquí, en Gipuzkoa, tiene que hacerse por cojones.

Y nada nuevo. Un escándalo, cuatro titulares, una instrucción sumarial, un par de registros policiales, otro par de imputaciones, maceración fiscal y archivo del caso. ¿A que sí?

viernes, 21 de abril de 2017

Goizeko izarra (Estrella de la mañana)

Uno de los temas corales más cantados en Euskal Herria es "goizeko izarra", o "estrella de la mañana". Con las estrellas del amanecer los barcos salían del puerto para aprovechar el día. La canción hace referencia, precisamente a la estrella de la mañana que es la que marca el adiós del que se embarca dejando al amor en el puerto.



Un tema similar al "boga-boga", pero sin tanta fama. Por cierto que el "goizeko izarra" también fue un yate que el empresario naviero bilbaíno Ramón de la Sota, marqués del Llano, construyó en sus astilleros. La familia de la Sota era una de las que se hizo inmensamente rica en aquel Bilbao industrial del siglo XIX. Minas, fundiciones, navales, navieras, ferrocarriles....Antes de irse a Neguri, las familias ricas de Bilbao, como los Aznar, los Ybarra, los Oriol o los de la Sota vivían en el Botxo. De hecho, el palacio donde vivía Ramón de la Sota no era otro que ese famoso edificio de Ibaigane que hoy es la sede central del Athletic Club.

Ibaigane, que significa promontorio del río

Los de la Sota eran jelkides, es decir, nacionalistas vascos. Lo que significa de derechas, católicos y de la tierra. Al contrario que la mayoría de adinerados de la zona, no se posicionaron a favor del "movimiento" y eso les trajo muchos problemas.  Cuando la guerra incivil prendió, Ramón de la Sota, el hijo, porque el padre murió al mes de iniciada la guerra, cedió su yate a la cruz roja y esta se dedicó a exiliar niños desde el puerto en guerra de Bilbao hasta enclaves de acogida en Francia, Bélgica o Reino Unido. Perdida la guerra en el norte, y antes de que los fascistas expoliaran las propiedades de esta rica familia, Ramón de la Sota vendió el yate a un inglés. Dejó de llamarse "Goizeko izarra" para llamarse "Warrior" (Guerrero). Se convirtió en buque auxiliar de la Royal Navy y acabó hundido por la Luftwaffe en 1940 cerca de la costa sur de Inglaterra.

El Goizeko Izarra

A pesar del hundimiento final, el Goizeko izarra acabó mejor que el resto de las posesiones de la rica familia de los de la Sota. Podéis hallar detalle en este artículo. Todas sus grandes empresas, como el emblemático Euskalduna, fueron repartidas entre los franquistas más destacados y el palacete de la familia, en Ibaigane, convertido en cuartel de la Falange hasta que fue devuelto a sus legítimos dueños en los años 80. Poco después la familia dueña y el Athletic Club llegaron a un acuerdo para que este edificio se convirtiera en sede principal del histórico club de fútbol.

miércoles, 19 de abril de 2017

"Dronde" las dan, las toman.

No hay nada como  relajarse tomando el arrullador sol de primavera. Tranquilidad vespertina en el acogedor refugio de la terraza de la propia casa. Las golondrinas haciendo acrobacias mientras limpian el aire de insectos, el calor del astro rey en la cara y el aroma de café perfumándolo todo.

Sin vecinos a la vista, y con el agradable calor de la tarde, apetecía quitarse la ropa, hacía tan buen tiempo. Así llevaba un rato, sólo con unas braguitas cuando empezó a oír un molesto zumbido. Un zumbido como el de un orondo moscardón empeñado en curiosear por un tendedero. Alzó la vista y lo que vio no era un insecto volador gordo sino un puñetero dron lleno de lucecitas y ventiladores. El aparato de control remoto zigzagueaba sobre ella. Irritada por el aparato, se fijó en él. Llevaba una cámara. Algún salido la estaba grabando dentro de su propia casa. Con determinación entró dentro de la vivienda. El dron se movió aún unos instantes encima de la tumbona vacía hasta que su dueño debió cansarse del aburrido espectáculo y se largó.

Pájaro de mal agüero

Ella volvió a salir y recuperó la horizontalidad en su tumbona al sol. Al poco volvió a sentir el exasperante zumbido del dron. Volvió a acercarse al comprobar, quien lo guiara, el cuerpo desnudo al que observar desde el aire. Con un rápido movimiento, de debajo de la tumbona, sacó una escopeta y le asestó un certero disparo al juguete electrónico que cayó al suelo haciéndose añicos.

Se oyó un grito en la quietud de la calle. El vecino de dos casas más abajo salió hecho una furia hacia la casa de la cazadora.

   -¡Mi dron! ¡Hija de puta! ¡Me has destrozado el dron! ¡Me lo vas a pagar!- gritaba exasperado acercándose a grandes zancadas a la casa de ella.

  - ¡Atrévete a exigírmelo, mamón! Estaba allanando mi casa a la par que tomaba imágenes de mi intimidad no autorizadas.

  - ¡Devuélveme mi dron!

  - Ahí va- gritó mientras lo lanzaba por el alféizar de la terraza.

El joven se echó las manos a la cabeza y se abalanzó a recoger los trozos descompuestos del dron.

  - ¡Esto no va a quedar así!

  - No, majo, denunciémonos. Tú a mí por disparar a algo que me amenazaba en mi casa y yo a ti por acoso sexual, a ver qué tal.

Los vecinos, levantados de la siesta, asistían al espectáculo aún con los ojos a media asta. No entendían muy bien qué eran aquellas voces en medio de la quietud de la tarde.

martes, 18 de abril de 2017

Y santas pascuas

Se acabó lo que se daba. El largo fin de semana vacacional proporcionado por la pasión y resurrección de Cristo ha llegado a su fin. Bien es cierto que esta semana, llamada de pascua, suele ser la verdadera fiesta escolar en comunidades como País Vasco y Navarra.

La semana santa, afortunadamente, ya no es lo que era. No hay que hacer ayuno y abstinencia durante la insufrible cuaresma, ni hay que guardar luto el viernes santo sin cine, sin teatro y sin nada más aburrido que ver dos palos con la cara de una Verónica vestida de bonito, por ejemplo.

¿Resucitar un domingo? A mí me suena a que la última cena estuvo demasiado cargada y la resaca tuvo a los trece comensales postrados el viernes y el sábado. El domingo ya parecía que volvían a ser personas, he ahí la resurrección.

Pues a mí me sigue pareciendo de dudoso gusto

Hoy en día, debemos reconocerlo, la inmensa mayoría de los que gozan de estas fiestas "santas" las aprovechan para dar una vuelta por otros aires y disfrutar de la primavera. Claro que hay mucho fervoroso de la religión que se recoge estos días, y me parece bien, pero de ahí a que este Estado ¿laico? obligue a sus cuarteles, donde los soldadicos pueden ser de cualquier religión y, muchas de las veces, de ninguna, a poner la bandera del Estado a media asta por defunción de un señor que murió hace 2000 custodiado por el ejército romano, en el que se inspiraron los actuales militares que portan el "Cristo de la buena muerte", como si hubiera alguna buena, cargada de mahometanos de la vecina Marruecos, pues, en fin, no se, un poco irónico sí que me parece.

miércoles, 12 de abril de 2017

Imaginería y cómic

Semana santa. Semana en la que los devotos católicos sacan imágenes religiosas a la calle que son como las escenas clave de un cómic. Una oración del huerto, un Cristo yaciente, una virgen Dolorosa...Son escenas sacadas de la pasión de Cristo. Como anteriormente nadie podía acceder a la educación, la manera de enseñar a las gentes humildes la historia de la biblia era a base de pinturas y esculturas. Las iglesias están llenas de ellas, en sus pórticos, en sus capiteles, en sus capillas...Sacar la procesión de las imágenes religiosas era pasear el recuerdo de esa historia de la biblia por las calles donde residen los habitantes que pertenecen, más o menos, a la fe religiosa que las sustenta.
Procesión de Semana Santa, nazarenos prorromanos. Impagable.

Y todo esto lo digo sin ánimo de molestar a los creyentes. Esto es así, la única manera de fijar el recuerdo en los creyentes es con el efectivo recurso de la imagen. Los retablos de las iglesias, los pórticos o los capiteles de las columnas muestran escenas bíblicas la mayoría de las veces. No dejan de contar historias con imágenes. Anda que no se puede una tirar ratos adivinando qué santo es el retratado o qué escena de la biblia te cuentan labrada en piedra o madera policromada.

El vecino que cuelga una enseña a favor de Poncio Pilatos

Eso sí, que la "religiosidad" de los que se recogen en días de luto como el viernes santo les lleve a colgar en el balcón enseñas donde pone "s.p.q.r" (El senado y el pueblo romano) me parece tan de mal gusto como el que los insensibles legionarios se aparezcan a las puertas del hospital de oncología infantil de Málaga para cantar a los niños graves "soy el novio de la muerte". No se puede ser más torpe y cafre.

Legionarios, no les pagan para pensar.

Bueno, sí, creer que el s.p.q.r. te hace más cristiano cuando lo que estás apoyando es a los romanos de Poncio Pilatos, el prefecto de las manos impolutas. Hay que ser torpe para poner el s.p.q.r. siendo un ferovoroso católico. Pero claro, si tenemos en cuenta que, en vez de enseñarte a leer la biblia, cosa que estaba prohibida para los seglares católicos hasta hace nada, prefieren darte cuatro pinceladas en forma de cómic, se comprende.

lunes, 10 de abril de 2017

Korrika

Ayer acabó la fiesta de la Korrika. ¿Que qué es eso? Es una carrera de relevos popular que se celebra de manera bienal desde 1980. Es una carrera en la que se compran los kilómetros para llevar el testigo que pasa de mano en mano. No para ni de día ni de noche. Va pasando por los pueblos y ciudades porque tiene que unir dos localidades preestablecidas de antemano.


 Se recorre en nueve días y suelen realizarse más de dos mil kilómetros.


Tuve el honor de llevar el testigo en la edición de 1991 como alumna del instituto de bachillerato de mi barrio, aunque, en esta ocasión, la korrika pasó a las doce de la noche de un viernes. Siempre es un acontecimiento estremecedor.



Además, con el tiempo, esta querida carrera de relevos ya se realiza simbólicamente en ciudades como Barcelona, Madrid, Berlín, Londres, Helsinki o Boise, Idaho.






Ttipi-ttapa, ttipi-ttapa, KORRIKA!!

viernes, 7 de abril de 2017

Paseo primaveral

La primevera hace que la vegetación se reproduzca alegremente. Un paseo matutino apetece.


 El cereal crece llenando los campos de manto verde.


Las vistas que nos muestra el camino son de una belleza arrebatadora.


El aroma del campo nos asalta a nuestro paso.


El tomillo en flor despliega toda su esencia.


Y al fondo, la figura azul de una sierra majestuosa.


Nueve kilómetros de paseo.

jueves, 6 de abril de 2017

Púdrete en la sala de espera del hospital gracias a tus gobernantes

¡Qué hartazgo! ¿Se acuerdan ustedes de la rancia frase "usted no sabe con quién está hablando"? Pues será con esto de que lo vintage está de moda, ahora, todos los poderosos pillados "in fraganti" en momentos de prevaricación lo usan para sacudirse la culpa.

Ayer, cierto exministro, ultracatólico él, y un alto cargo de "antifraude", en plan zorro que guarda el gallinero, comparecieron en sede parlamentaria para ser interrogados sobre cierta conversación grabada en la que hablan, sin cargo de conciencia, de sabotear, no ya a un gobierno de una Comunidad Autónoma, sino la sanidad a la que acuden millones de ciudadanos, incluyendo a sus propios votantes, miembros de base, concejales, etc, etc.

Lejos de pedir perdón, enmienda y contricción, como buen católico de secta ultra que es uno, se dedicaron a atacar, insultar y lanzar su rabia contra los diputados electos por la ciudadanía. No les importa nada, y, encima, atacan porque se saben impunes de sus acciones como altos cargos. Si aquí nunca les pasa nada ¿De qué van a tener miedo?

Nos importa bastante poco que "sufras" en la lista de espera


A mí, todo esto me recuerda mucho a "usted no sabe con quién está hablando y estamos por encima del bien y del mal. Todo lo que hemos hecho y nos quieren echar en cara rebota, rebota y en tu culo explota. Que aún hay clases, rojos de mierda, y no sois sino corderos a degollar mientras nosotros regimos las riendas del imperio que nuestros padres y abuelos lograron ganando una guerra y cepillándose al enemigo más allá de la conflagración bélica". A ustedes, no lo sé.

Y algunos se quejan de que los de la ley de la memoria histórica remuevan cosas del pasado.

martes, 4 de abril de 2017

La fe hace bondad

La religión envuelve a la sociedad en un pesado manto que le da calor y cobijo. Y la gente recurre a ese manto una y otra vez.  la religión adquiere un poder y dicta las normas por las que se ha de regir la sociedad, y una de ellas es el odio al infiel, al que tiene otras creencias religiosas o pasa de tener tales pájaros en la cabeza.

Así se transfiere el odio. El diferente, el que cree en divinidades ridículas, pues sólo la propia es verdadera. Porque el diferente es despreciable y, si no logramos convencerlo de nuestra gran verdad, y de que cree en falsedades, hay que combatirlo y destruirlo, porque sus abominables normas basadas en su religión son herejías, pecados, crímenes.

Porque estamos convencidos de que ellos sólo quieren perdernos y quitarnos nuestra fe. Hay que mostrarles el camino de la verdad divina, y es difícil, porque quieren nuestro sometimiento a su disciplina religiosa abominable.

Ellos no tienen fe, no se merecen el perdón de Dios.

Nuestro Dios es bueno y misericordioso. Muerte al infiel


jueves, 30 de marzo de 2017

Desprecio, deshonra, descrédito, burla y afrenta

Así califica la Audiencia Nacional ciertos chistes sobre la circunstancia de la muerte de un presidente de gobierno de una dictadura. Se preserva la memoria de un militar que luchó para acabar con una democracia por mucho que su  muerte fuera brutal. Tan brutal como todos aquellos que murieron en esa guerra en la que felizmente participó. Tan brutal como las detenciones, torturas, violaciones, humillaciones y, también, fusilamientos que los gobiernos de la dictadura en los que participaba provocaron. Pero eso no se toca.

Haz un chiste sobre alguien que murió veinte años antes de que tú nacieras

A este presidente de gobierno lo mató un comando de una organización que decidió emplear las armas para luchar contra una dictadura que despreciaba, deshonraba, burlaba y afrentaba a los ciudadanos que mostraban desafección al régimen. Esta organización también asesinó a un comisario de policía que cometía en Gipuzkoa insoportables torturas, las cuales aprendió de la Gestapo cruzando el puente internacional que separa Irún de Hendaya. A este colaborador de los nazis el gobierno español tuvo, hará muy pocos años, la mala idea de otorgarle la medella de oro del mérito civil. ¡A un torturador franquista de pasado nazi! ¡¡La democracia otorga un premio a un torturador nazi sólo porque fue asesinado!!

Pero esta amenaza no irá tan lejos, aunque el amenazado sea un diputado

¿Qué está pasando? El castigo, ejemplarizante, eso seguro, es desproporcionado, teniendo en cuenta, además, que todos los días se hacen chistes macabros y/o de mal gusto sobre mucha gente, que no reciben tales resultados, aunque deseen la muerte, aunque se rían de su circunstancia, aunque desprecien, deshonren, desacrediten, burlen y afrenten. ¿Pero saben por qué no? Porque los hijos y nietos de los que vencieron aquella guerra que acabó con la democracia una vez, creen que tienen derecho de pernada sobre la ciudadanía, y quizá lo creen porque aún tienen la fuerza para detentar el poder, imponer cargos, otorgar medallas de mérito a torturadores nazis, crear victimología cuarenta años después de su muerte e influir en el  fallo de sentencias del todo desproporcionadas como aviso a jóvenes que creen en la libertad de expresión, esa que viene en la leyes que los poderosos, corruptos o no,  pueden interpretar.

Porque hay quienes aún tienen privilegios por la guerra de sus abuelos

Con estos antecedentes es normal que la Audiencia Nacional, que debiera volver a llamarse Tribunal de Orden Público, se atreva a joderle la vida a una chica de 21 años a la que han cercenado su futuro, le imposibilitan estudiar, pues le han rescindido la beca, y le impiden ejercer la docencia, quizá porque no quieren desafectos al régimen. Y luego, los que creen en el derecho de pernada franquista están hartos de la ley de la memoria histórica y piden que la gente se olvide de aquello. ¡Pues sí que abundan en el olvido!

Desprecio, deshonra, descrédito, burla y afrenta es lo que perpetran los herederos de los vencedores de aquella guerra sobre el resto de la ciudadanía.

lunes, 27 de marzo de 2017

Mujer obrera en la gran guerra

Hay cosas que, desgraciadamente no cambian, o no lo hacen como deberían. Si aún hoy día son los hombres, ya sea en Washington o en el Vaticano, los que deciden que las mujeres no pueden tomar decisiones sobre su propio cuerpo, hace cien años, claro está, la cosa no estaba mejor.

Estoy acabándome el detallado compendio sobre la primera guerra mundial que David Stevenson, con el título 1914-1918, publicó. En ella se dan ingentes detalles sobre una contienda bélica que aún arrastramos, tanto que hasta Lenin, por aquella época, decía de no era más que una excusa para repartirse el mundo. No hay más que echar un ojo a Oriente próximo y medio, que eran del perdedor imperio otomano y que Francia y Gran Bretaña se repartieron como buitres: Siria, Jordania, Palestina, Irak...¿A qué os suena?

Ensayo sobre la primera guerra mundial


Pero estaba comentando el maltrato a la mujer a la que se permitió ser mano de obra de la industria de guerra en los países aliados: Francia, Gran Bretaña y, menos, EEUU, que entró muy al final, a ver qué se llevaba. La prensa instaba a las mujeres a ir a la fábrica por el bien nacional, pero, en cuanto llegó el alto al fuego, desde esa misma prensa, se las atacaba argumentando que quitaban el pan de los hombres, ellas, que no tienen derecho a ser como ellos, quitándoles el trabajo a los soldaditos. ¡Faltaría más!

La hipocresía burguesa instó a sus gobiernos a promulgar leyes contra las mujeres obreras. Gran Bretaña sacó, con todo su descaro una Ley de Restitución de Usos de Preguerra. La mujer, buena para trabajar mientras los hombres mueren por los ricos de sus países, deben abandonar su mejora laboral, salarial y social en beneficio de los excombatientes y ellas deben volver al servicio doméstico o pescar un marido que las mantenga. ¡Estará bueno que una mujer se atreva a querer ganar más dinero del que se merece por ley! Despedidas en masa en 1919, recibieron un donativo de despido inferior al que se daba a los hombres. ¡No vamos a repartir con ellas! A partir de 1922, las mujeres casadas ya no cobraban el subsidio de desempleo. ¡Que las mantengan sus maridos!. Si lograban tener formación laboral, en cosas propias de su sexo, como la industria textil y gracias.

Cartel de la segunda guerra mundial que vale para la primera.

Para colmo, porque es el colmo, Francia endureció sus leyes anticonceptivas y abortivas. Como los hombres habían decidido ir a morir a la puta guerra, las mujeres debían pagar el pato dando hijos al país. Cuantos más, mejor. ¡Ay si te pillaban intentando no tenerlos, mala patriota!

Los hombres, ricos, decidiendo, como siempre, sobre los demás: Cuándo hacer la guerra y enviar pobres a morir, para enriquecerme yo; permitir que la mujer entre a fabricar mejorando sus condiciones económicas para echarla en la paz y criticarla si no quiere, y, encima, decidir sobre su cuerpo sin dejarle opción a elegir.

Yo, hombre, decido por ti, mujer. Ay como no obedezcas...

Cien años y no ha cambiado nada.

domingo, 26 de marzo de 2017

Largan sin conocer, luego, ¿existen?

Cuando el diablo no tiene que hacer, mata moscas con el rabo. Así anda la prensa "rancionalcatólica" española a cuenta de que, con motivo del fallecimiento del político norirlandés, Martin McGinness, Arnaldo Otegi se desplazó hasta Belfast para asistir al funeral del egregio difunto.

Multitudinaria comitiva fúnebre

La prensa "rancionalcatólica"de España, uno de cuyos puntales es el diario "monarcaico" ABC, así lo anunció, y, claro, en este país, que peca de hablar sin racionalizar, empezaron a salir tuits estúpidos.

Gerry Adams, del Sinn Fein, la diputada Mary Lou MacDonald y Michelle O'Neill llevando el féretro de McGuinness.

Total, que cuando uno de esos botarates suelta burradas sobre McGuinness, al que se le debe un respeto por haber fallecido, una se mosquea.

    -Porque el McGuinness ese era un terrorista del IRA y va el otro, de la ETA, a llorarle.
    - Muy bien, majo, ¿Qué sabes de Martin McGuinness tú, sólo que fue del IRA?
    - Seguro que fue un asesino.
    - Mira, para empezar, gracias a él, Irlanda del norte ya no sufre aquello, porque fue uno de los artífices de los acuerdos de viernes santo ¿Te suena eso? seguro que no.
    - Me la pela, el asesino ese que estaba en el gobierno. Bien muerto está, y si Otegui no vuelve, mejor.
    - ¿Asesino en el gobierno? ¿Tú qué eres cínico o imbécil? ¿Sabes que cada vez que hay una visita de altos cargos de gobiernos, como el de España a Arabia Saudí, por ejemplo, uno de los temas a tratar son la venta de armas? Seguro que no. ¿Sabes que esas armas que venden los empresarios españoles por mediación del ministerio de asuntos exteriores sirve para la guerra de Siria, por ejemplo, esa que seguro que te suena, porque lo que más exporta son exiliados por fuerza? ¿No es más asesino ser miembro activo de la OTAN en países de Oriente Medio con despliegue de tropas que están para tocar los bajos a las poblaciones de allá? Lo de la "misión de paz" no se lo cree ni su abuela.

   - .....

   - Pero es igual, no os paráis a pensar quién es más asesino. Mira, no sé si eres un cínico o un ignorante o quizá las dos. Te atreves a decir, sin pensar, lo que has aprendido en la tele, pero desconoces que tu gobierno hace negocio con las vidas de otros. Tú sigue así, chaval "clase media", aguantando la crisis que dicen que hay mientras haces cola en el inem o trabajas por tres duros con empresarios que derrochan la pasta que no te pagan en anuncios de esos periódicos que "te informan" de quienes son los buenos y los malos, mientras se ríen de ti en los consejos de administración de esos medios, fumando cohíbas. Sigue así, ridícula marionetita .

viernes, 24 de marzo de 2017

¿Chicharro o verdel?

Es viernes y en el barrio hay mercado semanal. Compro, sobre todo frutas y verduras, y, como es viernes de cuaresma, toca pescado. No, es coña, ha sido casualidad, pero me acaba de venir un flash de la infancia: Todos los putos viernes de cuaresma,  bacalao. ¡Le cogí una tirria!

Como estos tengo hoy para comer

Total que llego a la pescadería que más me gusta de esta ciudad de interior, cuya población come más carne que "pejcao", y se me antoja chicharro, o jurel, pero como sé que aquí no lo voy a encontrar, sí que encuentro verdel. Tiene las rayitas del verdel así que pregunto:

   -¿Eso es verdel?

   - No, es caballa.

Juraría que si no es lo mismo, se suele tomar por sinónimo. Entre denominar chicharro al jurel y verdel a la caballa, cuando sería más fácil, por la similitud llamarlos "jurel y verdel" (Que parece el nombre de un dúo cómico), me armo un taco.

La única manera de "desfacer el entuerto" es recurrir a la habanera de Guría. ¿Que qué es eso? Es una centenaria tonada con ritmo habanero que a algún donostiarra chispeante se le ocurrió en el café Guria, que estaba en los bajos del teatro Victoria Eugenia, otrora, palacio del festival de cine de San Sebastián, que dejó de serlo cuando inauguraron el nuevo y cuadrado Kursaal.

El café Guría (Que quiere decir "nuestro") en los bajos del teatro Victoria Eugenia.

La habanera del Guría, aparte de contarnos lo que decía el sabio Salomón acerca de los celos, en su letra castellana, repetía insistentemente el estribillo en euskera, que es bastante tosco pues dice una y otra vez: "El batel de Joxé Miguel, el chicharro y el verdel".

Esta versión a cargo de Xabier Saldías, la banda municipal de txistularis de San Sebastián, dirigida por Joxe Inaziyo Ansorena, y mis ex-compañeros del coro Aita Sierra no se oye muy definida, pero es buena. La segunda letra, como solía ser habitual, en "euskañol", para hacerla más graciosa.



Esta habanera también tiene su versión verdusca, como bien cantan estos amigos en una taberna, como debe de ser:



Es la única manera que tengo de recordar que el chicharro es el jurel y la caballa el verdel. Este mediodía, verdel al horno.

Hale, os dejo con la habanera. Buen finde.

martes, 21 de marzo de 2017

Brotes primaverales

Cambio de estación, ya llega la primavera y se anuncia con el polen que hace saturar de mucosidad las fosas nasales de los seres sensibles a los alérgenos. El aloe vera hace ya un par de semanas que sacó la yema, no de una, sino de dos flores. Es una crack nuestra planta ya que ha aguantado los rigores del frío a la intemperie.

Yemas de flor

Y, mientras salía a disfrutar del sol de la mañana, el disc jockey del colegio, ha desperezado a los chavales haciendo un homenaje a Chuck Berry, porque les ha enchufado el "Johnny B Goode" aunque muchos lleven la legaña aún puesta. El viernes pasado, para compensar, les puso el Let it Be de los Beatles. Soy fan del disc-jockey del colegio.

No sé cómo andarán por Bilbao, pero, con esto de la primavera me he acordado del chiste:

Ya llegará la primavera también al norte.

domingo, 19 de marzo de 2017

Luto

Menudo día de pena. Ayer me dieron la triste noticia del fallecimiento inesperado de Ion Arretxe. Nos ha dejado aún joven. Un buen director artístico que escribió con grandes dosis de humor sus terribles vivencias como detenido por pertenencia a ETA en la 513 comandancia de la guardia civil en el barrio donostiarra de Intxaurrondo.

Mila esker denagatik

Un terrible hecho que le ocurrió a los 21 años que le marcaron. Lo peor de todo es que jamás había pertenecido a banda armada alguna, pero aún, suponemos, que seguirá figurando como miembro de la misma manera que el asesinado Mikel Zabalza, pues los beneméritos argumentaban que eran del mismo comando.

Nos ha dejado Ion Arretxe, el que narra la detención absurda sufrida en "Intxaurrondo, la sombra del nogal".

Goian bego, descanse en paz.

Las desgracias nunca vienen solas, también acaba de fallecer Chuck Berry, uno de los padres del rock& roll, hoy, día del padre, además.

viernes, 17 de marzo de 2017

Regresión y agresión

Hace casi cien años hubo una década, la de los veinte, a la que adjetivaron de "loca". ¿Que por qué la llamaron así? Quizá porque, después de una guerra devastadora, la gente, ya sin miedo, se dedicó a vivir sin presiones de ningún tipo. La gente era despreocupada y emprendedora. Las mujeres vestían como querían y podían estudiar y trabajar, ya que, después de ser mano de obra en la industria de guerra, demostraron que podían con todo. Hubo una crisis económica bestial en el año 29 y eso acarreó malestar, pobreza y, sobre todo, miedo. Y el miedo trajo el fascismo, y todo lo que los felices años veinte ofrecieron se quedó atrás y se olvidó. ¿Que a qué viene esto? Pues a ver si os suena.
Felices años 20, tristes 30

Hace unos quince años, España vivía feliz en la UE y los españolitos se ganaban la vida con inusitada alegría. Hasta cualquier obrerete podía pegarse un crucero por el Caribe y comprarse un apartamento en Torrevieja en el edificio donde daban los del un, dos , tres. Era una España tan feliz que se convirtió en el tercer país del mundo en legitimar (No sólo legalizar, sino legitimar) el matrimonio entre parejas pertenecientes al mismo género. España era un país moderno y feliz y en ese estado de felicidad era fantástico reivindicar la libertad sexual. Hasta era un negocio lucrativo. Las zonas de ambiente, Chueca, "Lesbipiés" en Madrid o el "Gayxample" barcelonés gozaban de un éxito sin precedentes. Hasta el día del orgullo era motivo de celebración, sobre todo para el sector de la hostelería y el turismo. España, en época de vacas con obesidad mórbida, moría de éxito y de civismo.



Pero llegó la crisis que dura ya tanto que no parece tal, sino que asemeja a los dictados de un nuevo orden mundial por agenciarse el control de los combustibles fósiles. Tanto lo parece que, estrategicamente, hay guerras alrededor de las zonas de extracción o paso de crudo. Esas guerras, además de muerte y destrucción, producen emigrantes.

Y aquí produce miedo. El miedo a la pobreza, el miedo a que venga alguien de fuera a disputarte la manduca, y el miedo al diferente. Y esto funciona así: Durante la época de bonanza, los fascistas de pensamiento único han estado rumiando su venganza. Ahora que el miedo empieza a germinar, ellos trabajan el campo, y crece todo un número de nuevos fascistas a los que adoctrinan en lo malo que son los inmigrantes y, sobre todo, los maricones y las bolleras. ¡No te digo nada los transexuales, que son engendros!



Y, así, después de años de armonía y legitimidad de derechos por legalización, viene la vuelta. Las agresiones homófobas se disparan, al igual que los ataques xenófobos. Los fascistas, hartos de morderse la lengua durante años, gracias al miedo que impera, se ven fortalecidos para sacar autobuses negando la libertad de sentirse como deseen a niñ@s transexuales. También se ven fortalecidos para volver a decirte a ti, mujer, que tú te debes a tu vientre, no a ti misma, porque eres un subser de segunda, y lo sabes, y por eso debes ganar menos en tus tareas laborales.

Y como estos ejemplos, preparaos, porque viene la marea fascista, igual que hace ochenta años. ¿Vamos a dejar que se salgan con la suya imponiendo lo que debemos ser y hacer con nuestros cuerpos?

miércoles, 15 de marzo de 2017

La vecina nueva

Bajaba por la calle de anochecida y alguien me chistó como si fuera un chucho. La vecina del primero en bata y zapatillas de casa paseándose por la calle. Esta vecina, "la nueva",  vive en un piso embargado propiedad de un banco que, para que no lo multen, y para lavarse la cara con su obra social, chiste recurrente de los bancos, cedió, a su vez, a una fundación para los pobres comandada por la ociosa esposa de un rico industrial de la zona, famoso por hacer ositos de metales nobles. Como nadie da puntada sin hilo, la fundación está para poder justificar gastos a hacienda. En un piso de estos vive mi vecina "la nueva".

Mujer entre treinta y cuarenta años,  en riesgo de exclusión social, por lo que se ve. No duda en amenizar las veladas del vecindario con su voz cazallera explicando sus historias, como esa que cobra una pensión vitalicia que son dos terceras partes de mi sueldo. Como no madruga, no le importa alargar sus serenatas con los gandules de la calle hasta altas horas de la noche. Acompañándose de su dulce y aterciopelada voz de sargento chusquero, nos deleita con sus monólogos que provocan las risas del respetable, pero irrespetuoso público, que no mira por velar el sueño de los vecinos que han de madrugar porque nadie les pasaría una pensión y deben ganarse el sustento con el sudor de sus frentes y la fuerza de sus músculos.

La vecina que no acude a la reunión de vecinos del edificio, que se hace en la calle, pero las ameniza desde su tribuna, que es la ventana de su casa, ponderando todo lo que se dice y alegrándonos la mañana con el anuncio de que "por fin se va de la casa el mes que viene", desde hace unos cuantos, ya.

La vecina "nueva", esa que habla a voz en cuello y suena por todas las escaleras, sin importarle un pito que sea un martes a las dos de la mañana, que pone la tele a todo trapo a cualquier hora del día o de la noche, esa que baja en taxi hasta la calle y que compra tabaco de marca cara en el estanco, esa vecina me chista:

     - Hola. ¿No tendrás diez euros para dejarme? Que tengo a mi sobrino malo y tengo que ir al hospital, y no tengo para el taxi.

Atónita, sopeso la situación. Son apenas las siete de la tarde, y aún circula el autobús que te deja en la puerta del hospital, pero la señora marquesa no querrá andar quinientos metros hasta la parada. Me pide, con todo el morro, pasta con una excusa absurda, porque su sobrino, con el que no vive, estará con alguien allá, vamos, digo yo.

Se me ocurre una idea.

     -Espera, creo que tengo...- meto la mano en mi bolso y ella fija sus ansiosos ojos en él- ...un bonobús con un viaje.



Lo saco y se lo planto en su cara de fastidio. Lo acepta a regañadientes. No se atreve a pedir más. ¡Sólo faltaría que lo hiciera! A saber para qué quiere esta tía, en bata, zapatillas y pijama diez euros. ¿Se habrá ventilado a mediados de mes la pensión a base de winston y copazos?

lunes, 13 de marzo de 2017

Despertar de la naturaleza

Ya se anuncia la primavera y las yemas de las nuevas ramas despuntan en los árboles. Los animales se desperezan y la luz potente y el calor van desprendiendo su esencia. Las cuatro gotas de ayer tarde han dejado un rastro de polen que mi nariz ya ha detectado haciéndome esclava de los kleenex. A pesar de este gag de la naturaleza contra mí, es un espectáculo maravilloso contemplar cómo vuelve la vida a la tierra.

 Almendros en flor


Como tengo una leve, pero inoportuna lesión inguinal, no puedo realizar los movimientos bruscos que requiere el  correr, pero sí puedo caminar, así que me coloco las dragoneras de los palos de marcha nórdica en las manos, y a caminar por los campos donde germina el cereal y florecen los frutales, con el blanco del almendro y el rosa de los frutos de hueso (melocotones, ciruelas, cerezas).

Buena especia para los pinares

Una docena de urracas grajean como las carracas encaramadas a un árbol.  A saber qué maldad están planeando estos córvidos blanquinegros. Dos abubillas saltan al vuelo espantadas por mi presencia y los mirlos de mi calle silban y gorjean desde sus dominios en las antenas de los tejados.

Urraca, sonido de carraca

A pesar de las alergias ¿A quién no le alegra la primavera?

viernes, 10 de marzo de 2017

Tango triste

Por la ventana abierta de una casa sonaba, al pasar, un viejo tango cantado por Gardel. Una historia triste, muy triste, de la muerte de la persona amada. Y mientras llegaba la melodía de "sus ojos se cerraron" recordé lo que decía aquél acerca de los tangos, que eran verdaderos lamentos, la mayoría de las veces. Historias tristes cantadas con un ritmo concreto.



Pensaba en "sus ojos se cerraron" y me vino a la memoria un viejo tema de Xabier Lete "maiteaz galdezka" (Preguntando sobre la amada). No era un tango, pero tenía el desconsolado lamento, al igual que "sus ojos se cerraron", del sentimiento de pena infinita por la muerte de la persona amada y el amargor de su, digamos, abandono.



La de Lete tenía esa pena infinita de la que hablo y, lo que son las cosas, había un afamado conjunto musical de Azpeitia, veterano de las plazas de los pueblos en las fiestas de verano, que se atrevió a convertir en tango aquella triste pieza. Pero, tal y como eran Egan, que así se llamaban, conseguían, no sé como, darle un toque festivo a algo tan sombrío. Cosas que sólo la voz de Saldias puede hacer.

Aquí, un extracto.

La letra de Maiteaz galdezka.

Herenegun goizetik                          
maitea zen hila 
kalera irten nintzen 
jainkoaren bila
berekin aurrez aurre
esplika zedila  
behingoz utz zezala
zeru goi ixila.


Zutaz, maite 
egina dut galde
zutaz, maite
egina dut galde.

Bakardade handi bat
neukan bihotzean
negar egiten nuen    
zutaz oroitzean
galdera egin nion 
jaunari hotzean
gizonok nora goaz
mundutik hiltzean.

Orduak pasa ziren 
ezer ez nuen entzun
nik ez dakit, maitea,
konprenitzen duzun
arratsaren ilunak 
eguna bildu zuen
jainkoak inondikan 
ez zidan erantzun.

Etxeruntz nihoala
pentsatutzen nuen
jainkoa ez da bizi 
gizonen ondoan
urruti zegon hura
han bere zeruan
gu bakarrik utzirik
umezurtz munduan.

Anteayer por la mañana
murió mi amor
salí a la calle
en busca de Dios
para que  explicara
frente a frente
y que dejara de una vez
el alto cielo silencioso.
                               
Estuve preguntando
por ti, amor.            
Estuve preguntando
por ti, amor.  

                      
Tenía una soledad tan enorme                           
en mi corazón
lloraba desconsolado
al recordarte
pregunté muy secamente
al Señor
dónde vamos los hombres
al morir.

Las horas pasaban
no hallaba respuesta
yo no sé, amor, 
si comprendes lo que digo.
las sombras de la noche
se convirtieron en día
Y Dios jamás
me respondió.

Fui hacia casa
pensando que Dios
no vive con los hombres
él está muy lejos
en su cielo
dejándonos muy solos
huérfanos en este mundo.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Descartes interesados

Y pasada la marea del programa más conocido, a su pesar, de la minorizada ETB1, y acabado el linchamiento a la actriz, que ha recibido por todos de una manera excesiva gracias a la exagerada forma de ser del español medio al que le molan los extremos y los excesos y es capaz de hacer una tragedia de una chorrada porque la refrigeración mental no le funciona de serie (Ahora las hostias las recibiré yo), ya que nadie lo va a hacer, cuelgo este vídeo que no se les ocurrirá enseñar.



A alemanes, ingleses o franceses no hay huevos de hacerles boicot por lo que piensan de los españoles, no por maldad, sino porque todo el mundo tiene estereotipos. Eso sí, callémonos el hecho de que se mira con lupa lo que hacen y dicen esos "españoles sospechosos" que no se sienten cómodos con su pasaporte (Un día os cuento mi teoría sobre la identidad nacional exclusivizada desde el 36), porque los prejuicios y estereotipos también se vierten sobre ellos y se pondera, a la mala, todo lo que enseñan.

Para cabezones, los vascos. Por eso esta cabezota insiste. Y ahondando en mi cabezonería, es una pena que EITB haya decidido quitar de su web el programa entero porque, si se ve con humor no resulta ofensivo como prentenden algunos interesados en que no se hable de cosas verdaderamente graves.

lunes, 6 de marzo de 2017

Tópicos, indignación y carne a la brasa

La que ha montado una asociación de víctimas de ETA, que necesita lo que sea para seguir reclamando subvenciones y un partido político sin credibilidad y en horas bajas. Han puesto el grito en el cielo porque hay un programa del canal autonómico vasco que, tratando temas varios, muestra las opiniones particulares de algunos personajes conocidos. Cuando trataban temas como la familia, el sexo, las relaciones de pareja, la escuela o se reían de sí mismos, los vascos, no pasaba nada. Lo malo es que dicen que han sacado el tema de cómo ven a los españoles y se han rasgado las vestiduras.

Así que algún "genio" ha sacado diez minutos bien elegidos de un programa de una hora, cuidándose mucho de mostrar las opiniones positivas, y sólo ha sacado las opiniones peyorativas. ¡La que se ha liado! Porque este es el objetivo, calentar al personal sobre lo que dicen algunos vascos, aunque sólo sean las opiniones demediadas por puto interés.

Los tópicos están muy bien, para los demás.

El programa, en sí, no tiene grandes pretensiones porque de lo que se trata es de atontar en general, de la misma manera que cualquier otro programa de cualquier otro canal. Eso sí, que los vascos, esos brutos, sosos, malfollados, cabezotas y rurales se atrevan a dar opiniones sobre los españoles -lo que acabo de decir de los vascos lo pueden leer ustedes en cualquier airado comentario que cualquier fulano, picado por lo que dicen que dice el programa, enuncia para lavar su "orgusho"- no tiene perdón de Dior.

Ya lo decía un comunicador hablando del carácter español. Tranquilos, que es de Madrid y decía que los españoles no tienen sentido del humor. Son cachondos, sí, pero no saben reírse de sí mismos y consideran un atentado contra su honor que les saquen defectos. Y creo que tiene razón.

Total, que la gente está cabreadísima, pero no porque nos están robando a la cara, ni porque nos condenan a la pobreza, ni porque no tendremos un curro digno, ni porque nos racaneen la educación para poder manipularnos mejor,  ni porque nos están matando con los recortes sanitarios. Eso no nos importa. Lo que nos importa es que nos han traducido, y justito, diez minutos de un programa de una hora un programa de esos seres diferentes que insisten en hablar una cosa incomprensible. Por si acaso no hemos escuchado las cosas buenas que dicen de nosotros. Hasta la EITB ha cometido la gran torpeza de quitar el programa de la web.

Dice: 1º-No me gustó nada el programa de ETB que explotaba los tópicos sobre España.Tampoco Vaya Semanita y el humor es parecido 2º- Von una salvedad, en VS a los del PSOE los sacaban modernos e intelectualiodes, y, en cambio a los abertzales brutos. Pero esto era en tono de humor, claro. 3º -Hala, un vasco, jaja: etarra, pueblerino, bruto, alcohólico, jaja, no follas ni a la de tres. -Facha. - ¡ES INTOLERABLE! ¡TE VOY A DENUNCIAR!

Lo que importa es la puta polémica y avivar el odio de unos contra otros porque en sus brasas algunos malnacidos cocinan los alimentos de los que viven. Ellos, buitres, y nosotros (Españoles y vascos, o lo mismo, o diferente, me da igual), gilipollas. Somos gilipollas y nos dejamos mangonear.

viernes, 3 de marzo de 2017

Eurodiputado supremacista (Ficción con mala leche)

El eurodiputado polaco que creía con rotundidad en la supremacía masculina acudió a tomar un café en la cafetería de la eurocámara. La camarera parece que no le oyó la primera ver.

   - Un café.
   - Lo siento, señor, soy mujer y como usted entenderá con su clarividencia superior no sé cómo funciona la cafetera.
   - Pero si acaba de servir a aquél grupo de diputados.
   - No le entiendo, señor, mi cerebro femenino no está preparado para entenderle.

Enfadado salió rugiendo de la cafetería y sacó uno de la máquina del pasillo.

El fulano superior

A la hora de comer, se dirigió, junto a otros diputados, a un lujoso restaurante de los alrededores. Al sentarse en la mesa hicieron la comanda. Cuando le tocó al eurodiputado supremacista polaco, la camerera se excusó.

   - Lo siento, señor, mi capacidad intelectual no llega a descifrar su discurso eminentemente superior y no le comprendo.

  - ¡Está bien, que venga un camarero varón!

El camarero masculino, al ser interpelado contestó.

  - Discúlpeme, pero, como yo creo en la igualdad de los géneros, quizá por este motivo de blandura que usted podrá advertir, me temo que no soy capaz de traerle los platos que me cita. Además, nuestra cocina está comandada por mujeres y, como usted comprenderá, su debilidad física les imposibilita el realizar trabajos de peso como es llevar una bandeja.

Irritado por las risas del comedor, se levantó y salió muy enfadado. El cabreo le iba produciendo cierto malestar, con lo cual pidió cita con el cardiólogo. Al llegar a la consulta médica, la recepcionista no encontraba su hora solicitada.

  - Lo siento, caballero, pero usted no está citado. Quién sabe, quizá ha sido un error mío porque aún no se leer muy bien y escribir lo hago con mi dificultad femenina que usted comprenderá. O puede que haya sido cosa de la programadora informática, porque este programa lo creó una mujer, y claro, no se puede uno fiar de las mujeres, que no están preparadas, aunque tengan un título que lo acredite.

  - ¡Ya me está fastidiando! ¿Puede visitarme el doctor sin cita?

  - Doctora, más bien. Verá usted, la doctora lo visitaría gustosamente, lo que pasa es que, como usted dijo ayer tarde que las mujeres en deporte no son buenas, la doctora ha ido a entrenar a ver si corre los cien metros en diez segundos, porque no se debe usted fiar de que fuera la primera de su promoción, ya que nunca fue buena en deportes, - La impaciencia del eurodiputado iba creciendo a pasos agigantados.

  - ¡Pero bueno, es que no hay nadie que me pueda visitar?

  - Dos calles más abajo hay un médico varón que le podrá visitar, quizá. Tenga en cuenta que se sacó el título en una prestigiosa universidad de los EEUU gracias a la beca de fútbol americano. A clase no se si iba, pero, como era todo un atleta digno ejemplar de varón superior, quizá usted lo encuentre más adecuado.

Hambriento y hastiado, el eurodiputado supremacista fue a tomar un taxi. La conductora era una mujer joven. Él dio la dirección de su residencia. La mujer anduvo diez metros levantando ligeramente el pie del embrague antes de decirle:

   - Lo siento, señor, no sé si seré capaz de manejar un vehículo tan complejo, no se si estoy preparada por ser inferior a usted. A lo peor, me estampo contra una esquina, pero ahí mismo pasa el autobús. Con un poco de suerte, el chófer es un varón.

El eurodiputado notaba como le subía la tensión mientras pagaba el billete del autobús. Por fin llegaba a su domicilio. Se encontró la casa sin arreglar. Los platos sucios en el fregadero, la cama sin hacer y la ropa sin planchar, y, encima, no estaba la cena hecha. Había una nota de la asistenta que tenía contratada.

Señor eurodiputado: No sé si será capaz de leer esta nota ya que, como usted sabe, las mujeres no tenemos la inteligencia suficiente para darle sentido a las frases. Lamento decirle que, como este de asistenta de hogar es un trabajo duro en el que se ha de emplear la fuerza, la cabeza y el sentido común, es un empeño para el que yo, mujer, no me siento capaz. Ahí le dejo las tareas para que las haga usted, con su gran fortaleza e inteligencia varonil. 

Ah, y deje que le de un consejo: Siga usted haciendo enfadar a la mitad de la población con sus menosprecios e insultos y va a pasarlo francamente mal.


miércoles, 1 de marzo de 2017

Tropezando con la misma piedra

El alumnado del instituto Pius Font i Quer de Manresa elaboró un excelente trabajo de investigación sobre vecinos de esta ciudad que, acabada la guerra civil, terminaron en los campos de concentración nazis, sobre todo en Mauthausen y su filial, Gusen.



Con motivo de su denodado esfuerzo se tomó la determinación de colocar stolpersteine, es decir, piedras con los nombres de aquellos ciudadanos deportados en las inmediaciones de las casas donde nacieron o vivieron. Hace poco más de un mes que se pueden observar estas stolperstein que nos recuerdan que el racismo y el fascismo no llevan a nada bueno, y esto deberíamos recordarlo hoy mismo, porque parece que no hemos aprendido nada, cuando vemos a toda esa gente que huye de esas guerras tan cercanas y que es mal recibida, como los españoles republicanos que eran hacinados en playas francesas.



Cualquiera que se de una vuelta por Manresa, a poco que se fije, puede encontrar estos adoquines marcados con los nombres de indivíduos que tuvieron la fortuna de sobrevivir o que murieron en horribles circunstancias.



El más célebre de los deportados manresanos quizá sea Joaquim Amat Piniella, superviviente que acabó novelando los horrores de su cautiverio en Mauthausen. Su durísima novela se llama KL Reich, de la cual ya hablé.

Mapa interactivo de los deportados

Insisto en que, para nuestra desgracia, no hemos aprendido nada y seguimos convirtiéndonos en feroces animales que no dudan en odiar, asesinar y condenar con furia a los que creemos inferiores. ¿No hay por ahí un autobús con unos lemas constitutivos de delito que no dudan en atentar contra el artículo número 14 de la constitución? ¿No hay quien echa la culpa al inmigrante de todos los males, a la manera que lo hacían los nazis, porque apelar a los bajos instintos da poder? No dudéis en que si no recordamos toda la barbarie fanática fascista esta va a volver. No seamos así.

lunes, 27 de febrero de 2017

La letra no entra ni con hemorragias

Jamás he tenido la letra bonita. Los ejercicios de caligrafía de mis años infantiles me aburrían y mis profes me echaban broncas por la letra, eso sí, a partir de quinto de EGB no hubo bronca alguna por la ortografía. Una cosa por la otra.

Pero la semana pasada me ocurrió un hecho que todo el mundo a mi alrededor considera hilarante y a mí me sume en el oprobio más absoluto. Veréis, resulta que yo trabajo rodeada de personal sanitario y, el otro día, mi jefe, que es especialista en traumatología y cirugía ortopédica, que es médico, vaya, salió de la consulta y, haciendo referencia a una nota manuscrita que le había dejado, se vino a mi mesa para decirme que para letra de médico la mía,  que había necesitado ayuda divina para entender lo que ponía.

Siempre he cogido el lápiz mal y así sigo

¡Un médico echándome en cara que mi letra no se entiende! ¿Es la venganza perfecta?Por casa me lanzan la idea de que lleve la nota a la farmacia a ver si allí lo pillan y si es así, sí que habré logrado obtener el título de criptografía médica.

Risas a mi costa aparte, hace años que desarrollé la teoría de que cursar una carrera universitaria, sea la que sea, estropea la letra. Da igual que sea de tres, cuatro o cinco años, o lo que duren ahora, posgrados incluidos, la letra se deteriora y pasa a ser una especie de taquigrafía indescifrable.

En fin, mientras no tenga que volver a pasar por las páginas de los cuadernos Rubio...


viernes, 24 de febrero de 2017

Cinta de cassette

La primera vez que oí cantar a Bob Marley, en un vinilo de mi tía S, aún él estaba vivo. Sonaba "Three little birds" y me fascinó. Tendría yo unos seis o siete años. Años más tarde me dedicaba a grabar en cintas de cassette los discos de mi tía para poder escucharlos en un walkman cochambroso que jalaba pilas como si fueran gominolas.

¿MPqué?

El primero que cayó, claro, fue  Legend, porque recogía los temas más conocidos, aunque me encantó  Survival, que era un disco de amor a África. También le gorreé Uprising. Aquellas navidades alguien me regaló Natty Dread. Creo que, junto a un "live in Amsterdam" son los únicos vinilos que he tenido de los Wailers. Luego ya llegaron los CD.



Pero estaba con la grabación a cassette de Legend y el tiempo que sobraba le metí el ska loco de un grupo local que se llama(ba) Kanka. Con unas tijeritas, un poco de cola y las fotos de la revista Discoplay, me confeccioné una carátula magnífica. Espero que el chorizo que me abrió mi viejo Opel Kadett y me robó la cinta, además de mis gafas graduadas, lo haya disfrutado tanto como yo. Sería una pena que, encima de robármela, la hubiera tirado por ahí.



¿A quién no le ha desaparecido misteriosamente una cinta de cassette? Cuando estaba en el insti, solía pasarle a Jox, que era mi compañero de pupitre, mis tesoros, como por ejemplo, uno de los discos de UB40, que acababan de dar un concierto en Donostia al que no había podido ir. Creo que era The UB40 file, o Rat in my kitchen, ya no me acuerdo. Alguien se apropió de la cinta que Jox me tenía que devolver. Espero que el autor también disfrutara del reggae de los de Birmingham antes de esa época que les dio por versionar todo tipo de cosas, como los Guns & Roses.



Tyler, es culpable porque el jurado blanco así lo ha mandado

Menos mal que tenía al alcance los discos de mi tía S para poder recuperarlos. Qué felices vivíamos cuando no sabíamos qué era eso de los derechos de autor y los impuestos, aunque también los pagáramos al comprar las cintas de cassette.