Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 25 de diciembre de 2019

Hartazgo navideño

Como todos los días de navidad hasta ahora, he podido volver a Donostia, lo cual siempre es agradable aunque siga sin quitarme la vergüenza de tener que ir parándome con todos mis ancianos (porque lo son) vecinos a darles pinceladas de mi vida fuera. No lo llevo bien, nunca lo he llevado bien e intento escabullirme todo lo que puedo, lo cual no es fácil.

Son días de excesos sobre la mesa que llevan estirándose desde las semanas de adviento en las que vienen celebrándose las temibles cenas de empresa donde por lo general te lo pasas bien siempre que te sientes en el lugar adecuado con las personas adecuadas. En una de ellas, además, se hace un sorteo y este año el premio máximo era una satisfyer nada menos, que la agraciada espero que utilice.

 El programa del de la derecha no lo veo jamás.


Será navidad pero el mundo en el que nos desenvolvemos da auténtico asco. No voy a entrar en detalles porque no quiero que me encierren aplicando la deleznable ley mordaza, pero me temo que la calidad democrática de este reino con monarca parlante por la tele no está en su mejor momento por mucho que esta decadente Europa tire de las orejas, y la cosa, si no lo remedia nadie, sólo puede empeorar.

En otro orden de cosas, me do cuenta de que cada vez escribo peor, quizá porque ya no me ejercito tanto, lástima. Espero poder volver a retomar este blog con la calidad que se merece, que tampoco es mucha, pero debe mejorar ante la mediocridad actual.

Suspiros navideños de hastío.

martes, 17 de diciembre de 2019

El apestoso mundillo tras el fútbol

El mundillo que rodea al fútbol es inquietante. No hay más que ver la prensa especializada y los soporíferos programas de furibundos vocingleros que discuten por decisiones arbitrales sobre jugadores que ellos creen inmortales como dioses del Olimpo.

Para rematar, a gol, claro está, hemos tenido un par de reacciones a hechos relacionados con el balompié. Primero, la cobertura mediática en favor de tres acusados de estupro (Hasta la palabra es fea, tan fea como el delito definido en ella) como si no chirriara que tres jóvenes pero adultos se encerraran con una menor en un piso. Pero se difunden barbaridades sobre la menor, que es eso, menor, no sobre tres adultos que no están acostumbrados a pensar en las consecuencias de sus actos, ni siquiera en los delictivos.



Y la opinión pública, intoxicada, como en un banquete de restaurante de dudosa calidad, arremete contra la víctima, sin reflexionar y saca la cara por los futbolistas, cómo no. Aún tengo que leer a una chica joven que lo que quería la madre de la niña. ¡Ojo, otra malvada figura femenina contra tres varones inocentes! era sacar pasta a los encausados. No hay que olvidar que los sueldos de los jugadores de la Arandina están a la par de los de Messi, Cristiano Ronaldo y compañía.

Pero si esto es, ya de por si, triste, nos encontramos con que se suspende el partido de liga de segunda división del Rayo Vallecano contra el Albacete porque la afición bukanera ha llamado, al jugador Zozulya, nazi. Suspendido de inmediato y eso que Zozulya está encantado de posar con símbolos nazis, orgulloso de ser nazi y de pedir taxis con el brazo. Ojo, no se suspende un partido porque a una auxiliar de tan solo 16 años es amenazada con ser violada por parte de un energúmeno desde las gradas, se suspende porque llaman nazi a un futbolista que gusta de fotografiarse con símbolos y dirigentes nazis.

Parece ser que el fútbol y el machismo están bien avenidos y a nadie le molesta que amenacen con violar a una juez de línea y en cambio la gente monte manifestaciones contra una sentencia judicial que envía a prisión a tres futbolistas que han atropellado a una cría de quince años. ¿Qué sociedad enferma ve normal una amenaza de violación contra una linier adolescente y arremete contra otra adolescente atropellando su privacidad?  ¿Se suspende un partido porque la grada llama nazi a un futbolista y no pasa nada porque alguien en la grada amenace con violar a la juez de línea? ¿Llamar nazi a un futbolista se considera más grave que amenazar con agredir a una mujer y por eso se suspende el partido pero no en el caso de la barbaridad machista? ¿Alguien sigue pensando que el fútbol ya no es machista?

El jugador increpado posando con la imagen de Bandera, lider nazi de Ucrania.

Da igual que se insulte una mujer linier, a jugadores por el color de su piel, se les tire plátanos, se cante desde las gradas alegrías por la muerte de aficionados de manos de ultras, se apoye a jugadores que agreden a sus parejas, cosa que tiene mucho que ver con el apoyo a los sentenciados de la Arandina, aquí lo que molesta es que se llame nazi a un nazi. El fútbol está lleno de fascistas.

Ya se descubren los rostros de quienes andan detrás del mundillo fútbol, que se lo digan a Tebas, presidente de la LFP y otrora abanderado de Fuerza Nueva.

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Café

Las mañanas de diciembre son oscuras y no clarea hasta tarde. Aún es de noche cuando enroscas la cafetera italiana después de haber prensado con mimo un poco de café molido sobre el soporte que hace pasar el agua bullente. El aroma del café que aún gorgotea inunda la casa. En medio de un mundo cada vez más contaminado durante esos días en los que se celebra la alarmante cumbre del cambio climático  no deja de tener su jodida ironía que las grandes multinacionales del sector cafetero y alimenticio nos estén imponiendo su dictadura de las cápsulas de plástico.

Esta, sí.

Las mastodónticas empresas que se nutren de cultivos extensivos y roban el agua de los manantiales imponen la dictadura de la puta capsulita de ¿seguro que es café? y los fabricantes de cafeteras se dedican a fabricar modelos para dichas capsulitas y hay que decir dos cosas sobre esto. Una que si es para imponer la dictadura de la capsulita, les importa una mierda que se fabrique tanto recipiente de plástico en miniatura, porque la pasta es su única verdad por muy contaminante que sea y dos. Esa mierda envuelta en plastiquito de colorines con la dosis justa no es café ni sabe a café ni ha visto un tostadero de café de verdad en su plastificada y sucedánea vida.

Esta, no.

Un tostadero de café donde te venden café molido al peso para tu cafetera italiana de rosca de toda la vida. Eso es café que sabe a café y que huele a café, y, además, no deja huella en forma de capsulita de los cojones. A ver si se entera la dictadora multinacional Nestlé contaminante de una puta vez.

lunes, 9 de diciembre de 2019

Tigretón

Cada uno tiene sus maneras a la hora de meterse en la cama. A mí me gusta taparme hasta las orejas y sentirme bien arropada y calentita. La que me sufre a mi lado dice que yo me doy la vuelta y me llevo el edredón. Dice que, al igual que les sucede con la vida a los que están en peligro de muerte, ve pasar todo el edredón a cámara lenta delante de sus ojos. Ella se queda sin cobertura y yo me enrosco como un tigretón.

Tigretón de cama


El tigretón, ya sabéis, aquel pastelito de Bimbo que era un brazo de gitano en miniatura. ¿Y qué es el brazo de gitano? Un fino bizcocho bañado enroscado sobre si mismo. Un símil de la táctica que algunos tenemos para aislarnos de las hostilidades climatológicas del invierno, lo malo es que este enroscamiento perjudica a quien nos acompaña, sobre todo en las estaciones de frío.

Envolverse y rotar sobre sí mismo, cual tigretón

En fin, que una no lo hace queriendo, pero tiendo a ganar la batalla silenciosa del cobertor nocturno aunque ni es una batalla ni me tengo por una sucia egoísta que tiende a robar el calor nocturno. No quiero hacer pasar frío a mí pareja, pero es algo que hago de manera involuntaria. Es totalmente inconsciente esa tendencia a hacer el tigretón.


jueves, 5 de diciembre de 2019

Haciendo cumbre

Si el viento de noviembre agita con furia las copas de los árboles para que caigan sus hojas muertas y luego llueve con ganas, la calle queda cubierta por un curioso magma marrón. Agua y vegetal caduco fraguándose a la espera de patosos que resbalen. Mi calle es un espeso manto de hojas de almez en descomposición y en las grandes avenidas, las hojas de los plátanos, el árbol, no el fruto subtropical, lo inundan todo. La ley otoñal de la caída de la fronda ha arreciado estos días y en los suelos pueden verse más hojas que en la fábrica de Gillette.

Luego dicen que ya no hay estaciones, a pesar de que aquí tenemos invierno, verano, la de bus y la de Renfe. Será cosa del cambio climático, excusa por la cual un montón de bienintencionados, junto a empresas interesadas y caraduras sin límites se han juntado en Madrid porque en Chile no están para hostias...o para más hostias, porque ya han pasado el tope.

Publirreportaje de la empresa que más contamina dándoselas de ejemplar en la prensa "imparcial"


Y así en los medios de comunicación se encargan de recordarnos que contaminamos y mucho, y seguro que es verdad, pero tal y como nos aleccionan, parece que fuéramos plastificando la alimentación de la fauna de manera intencionada. Como si tuviéramos fábricas de plástico para envasar en cada casa, como si en vez de tener un coche viejo porque no podemos comprar uno eléctrico, viajáramos en avión cada vez que vamos a Barcelona. Porque esta es otra. Está muy bien que no permitan acceder a los automóviles en épocas de alta densidad de CO2, pero  a ningún loco de la administración municipal se le ha ocurrido pensar que cada avión de pasajeros que aterriza en el Prat, y aterriza un bicho de esos cada tres minutos, que una vez en la playa de Castelldefels lo cronometré, contamina por miles de autos y los transatlánticos y cargeros transoceánicos no te quiero contar. Pero, no, es tu coche el que contamina, que lo hace, pero la hipocresía más.  Será que si pagas bien porque eres una gran empresa, no hay problema en el contaminado.

Y así nos va. Nos exigen medidas contra el cambio climático, pero sólo a los pobres. No olvidéis que España es ese país de rico sol mediterráneo que le puso un impuesto al sol para que las energéticas no perdieran sus ganancias, que las placas solares en España pueden hacer mucho bien, pero no a los dueños de Endesa, Iberdrola, etc,etc...aunque compren las portadas de los diarios con la puta cumbre del cambio climático, que eso ya es de vergüenza.


Pero para Vergüenza, el alcalde ese que han puesto en Madrid, que afirmaba sin sonrojo que iba a cepillarse Madrid Central y ahí lo tienes, sacando pecho de esta medida del consistorio anterior delante de los mandatarios a los que tampoco les interesa demasiado el tema porque la industria no les deja.

En fin, buenas tardes.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Cinco metros eternos

Ahí te ves con un dolor inenarrable que te troncha la espalda. Ni dar un paso, ni poder ponerte derecha. Te has quedado clavada al ir a anudarte los zapatos antes de salir de casa para ir a trabajar. Descubres que eres incapaz de andar y que el dolor de las lumbares te apuñala sin piedad.

A gatas, pues eres incapaz de incorporarte te haces con el teléfono para avisar a la jefa de personal de que debe sustituirte. Tiene gracia que trabajes en un hospital porque deberás ir de urgencias a que te pongan un calmante intravenoso cuando tu pareja venga a casa, te ayude a caminar y que te acerque. De momento es imposible moverte y te subes a la cama, porque sigues de rodillas, gimiendo de dolor.

L4-L5 y L5-S1 tocadas y hundidas.

Y llega el momento en que necesitas ir al baño a orinar. Pruebas a ponerte en pie, te agarras a una silla y la arrastras como si fuera el andador de una abuela con problemas de motricidad. Vas apoyándote en los muebles y consigues sentarte en el inodoro. Un alivio inmenso, el nirvana que se apaga de golpe porque tienes que volver y lo haces a gatas, que te duele menos. Diez minutos para hacer cinco miserables metros entre el váter y la cama.

Te ha dado fuerte esta vez. Hasta pensar en llegar al ambulatorio a que te firmen la baja te parece una expedición a la cima del Everest: Dura y dolorosa.


miércoles, 13 de noviembre de 2019

Turbulencias planetarias

Bueno, pues ya está. Se ha perdido una millonada en unas elecciones para que el vencedor se alíe con el candidato de la izquierda desnatada que tiene el país, cosa que podía haber hecho hace medio año, pero, claro, prefería agotar posibilidades, paciencia de la ciudadanía y parte del erario público a ver si al candidato de esta mentada izquierda se desdibujaba, que lo hace, pero no tanto como Albert Ribera y su partido ultraliberal. Eso sí, gracias a esta carnavalada ahora hay una cincuentena de fascistas en el congreso.

Pero si en España vamos mal es porque en el resto del mundo no es diferente. Tenemos populistas insoportables en los países potentados y el odio, la aporofobia y el racismo campan a sus anchas en los ricos países occidentales.

Ehpaña eh asín.

Y los ricos occidentales caen como plagas sobre los países pobres y así nos encontramos con medio mundo en guerra, golpes de estado, invasiones fronterizas que hacen huir a su vecindario cuando no son aniquilados "in situ"...Un paraíso, vaya. Y todo ello es para que unos pocos vivan bien mientras nos arrastran al resto al salvajismo y la barbarie.

La masa humana impelida por ideas de unos espabilados creen legítimo el uso de la violencia y no ponen objeción en eliminar a parte de la humanidad porque asimilan que estos no son dignos de esta categoría. Llámese religión, supremacía racial, supremacía de género o supremacía cultural.

La puta codicia de siempre.

Y si Venezuela tiene petróleo, Chile, cobre y Bolivia, litio, elementos muy necesarios para las tecnologías del primer mundo donde estos escasean, no es difícil de calcular que haya intereses en derrocar a estos gobiernos molestos que nacionalizan lo que podían privatizar poderosas empresas. Es, por ello, intolerable y se debe derrocar al gobierno alegando que son el mal en persona. No hay gobierno impecable, claro, pero se exageran las maldades de esos gobiernos donde los ricos ven escasear sus privilegios y prefieren que malvivan sus compatriotas de pieles algo más oscuras, aunque ellos no los consideran iguales ni siquiera en el pasaporte, mientras dilapidan sus riquezas excavadas en tierras australes para darse la vida en Norteamérica donde les reciben codiciosos para hacer negocio, aunque sea a golpe de fusil.

El norte está mal, el sur está peor, oriente se desangra en guerras y occidente se deshumaniza. Y lo que es una verdad absoluta: El pobre es pobre en cualquier latitud y malvive lo que otros mezquinos mejor situados le dejan.

El mundo se sigue yendo a la mierda.

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Porquería en el buzón

Campaña electoral express para que salga un gobierno de derechas, neoliberal, complaciente con la CEOE y sin un ápice de interés por el servicio a la ciudadanía. A mí ya me han metido la consabida mierda en el buzón: El sobre azulito del PP, el sobre naranjita del aspirante Rivera y uno que no saca foto de ningún gañán de esos que dice bobadas y mentiras en esos "dewáteres" públicos que hacen por la tele, así que me figuro que al llevar los colores "rojiguáldicos" en anverso y reverso del sobre, luciendo, además el escudo del Estado con sus tres florecicas de lis en el centro, no vayamos a olvidarnos de las borboneces, tiene que ser del tuercebotas ese que no fue a la mili, pero pide soldados de reemplazo, que habla de los santos sacramentos del matrimonio, pero está divorciado, y que apela al voto de los desesperados económicos hablando del despilfarro, cuando el mamón no ha hecho otra cosa que chupar de la teta del Estado sin haber dado un palo al agua, pero cobrando como veinte.

¡Que no quiero bobadas en el buzón!

El santiago Abascal que sale en los papeles de Bárcenas dicen que es el padre y no el hijo. Del espíritu santo no se sabe nada. Pero aún así, seguro que el hijo del padre que cobraba sueldazos en  B no se mostraba reacio a estos emolumentos.

El domingo el Íbex dará una fiesta y nosotros pagaremos la factura.

miércoles, 30 de octubre de 2019

La víctima de la ministra revisionista

Tiempos curiosos los que vivimos. la ministra Carmen Calvo ante las preguntas sobre qué se hace con José Antonio Primo de Rivera, el otro inquilino del altar del Fallen's Valley, se atreve a soltar por esa boca egabrense que José Antonio era una víctima.

Sí, a José Antonio lo pasaron por el paredón en la cárcel de Alicante, eso ya lo sabemos, pero él era el fundador de ese grupo de exaltados que participaron del golpe de Estado contra el gobierno legítimo elegido en sufragio democrático. No me vale que era una víctima porque no era un fusilado anónimo de esos que está perdido para siempre bajo la tierra de un páramo, ni es de esos que ¿gozan? la discutible suerte de reposar sus huesos en esa fosa común del mismo valle fuera sublevado o antifascista. No es lo mismo José Antonio que cualquier maestra que enseñaba a leer a los pobres a la cual se llenó de plomo tras violarla en grupo, darle aceite de ricino, afeitarle la cabeza y pasearla para escarnio, chanza y diana de los gargajos de todos los miserables.




Estoy un poco harta de que ese PSOE que lleva las siglas de aquél partido, pero sólo las siglas, porque el ideal ya se perdió hace más de cuarenta años, se dedique a blanquear y revisar la historia. Calvo, ministra y del PSOE, comete una injusticia brutal contra el nombre y la memoria de todas las víctimas de la guerra civil, fueran del bando que fueran, sobre todo porque esa víctima que está enterrada con honores en el altar del Valle de los caídos, fue un instigador de la misma guerra.

Vegüenza le debería dar a esta señora que milita en ese partido por el que murió, muy víctima, otro ministro, como ella, del PSOE, como ella, que también fue fusilado, aunque la guerra ya hubiera acabado, después de haber sido detenido en parís por la Gestapo y entregado a ese gobierno de militares y camisas viejas que mataban en nombre de esa víctima no tan ausente. ¿Carmen Calvo sabrá quién fue Julián Zugazagoitia?

miércoles, 23 de octubre de 2019

El Confidencial, las xisteras y el Jai Alai.

Hoy día las noticias vuelan y se consumen en un tiempo récord. Si no has consumido, ojo, consumido, la noticia en las primeras cuatro horas desde que se produce ya eres una desfasada de la vida. Ya no solo existe el fast food, también el fast news, tan rápido que es habitual que te cuelen un fake. No me gusta esta palabra, en castellano existe bulo y bulo le queda mejor.

Existen los bulos, las trolas, las mentiras del tamaño de estadios de fútbol donde se celebren finales de la copa del mundo, y también existen los difusores, a veces atolondrados e involuntarios y a veces interesados a los que las consecuencias les importan vastos campos cultivados de rábanos.


Fabricante de arma callejera (Es ironía)


Cuanto más cercano y escandaloso sea el acontecimiento más cantidad de noticias verán la luz, y con la velocidad de nuestra era digital la inmediatez se tornará vertiginosa,y claro, endosan noticias rocambolescas, bulos inconcebibles y trolas antológicas tocando el sentimentalismo del paisanaje más dado al "huy, lo que m'ha dicho" que al razonamiento y al sentido común, y luego pasa lo que pasa, que la gente se polariza porque no se lee entre líneas y no se toman un tiempo para sopesar lo que te están contando y cómo te lo están contando.

Joseph Apesteguy (AKA Txikito de Cambó)

Dentro de estos generadores de fast news troleros encontramos  a algunos plumillas  de diarios capciosos que intentan apelar al corazón indignado más que al cerebro razonable. De entre estos, nos aparece un fulano del panfleto "el Confidencial", afirmando sin sonrojo alguno que en las algaradas de Barcelona, hay incontrolados que han sido adiestrados en la kale borroka (que quiere decir lucha callejera) por entrenadores de la izquierda abertzale (aquí van tres docenas de exclamaciones), profesionales de la lucha callejera, dice el fulano, como si de eso se cobrara un sueldo (Creo que eran 3.000 euros dentro de un sobre, que te los dan en un portal y te lo traen en moto, como si fuera comida a domicilio).

Kale borrokarako xistera (Cesta para la lucha callejera)

El autor de la ¿noticia?, la cual es una pena que ya no se edite en papel porque se pierde el uso más adecuado para utilizarla, que es limpiando el esfínter después de una alegre deposición, se atreve a demostrar su enciclopédica incultura afirmando que los indepes revoltosos entrenados en la kale borroka profesional emplean ¿guantes de cesta punta? ¿Guantes? A esas cestas, que en euskera se llaman xistera (La equis es suave como cuando se manda callar, shhhh) nadie en su sano juicio las llamaría guantes y sirven para jugar al Jai Alai, que aunque en castellano se diga frontón en euskera queda mejor pues Jai Alai significa fiesta alegre.

Extracto real de la noticia

Aparte de inventarse noticias sonrojantes intenta ser un virtuoso de la desinformación sesgada para conseguir el voto fundamentalista de la derecha más rancia y apestosa mezclando como si fuera en un cóctel a independentistas catalanes, vascos agresivos y ETA, siempre ETA (All is ETA, old chap), pero acaba demostrando una incultura ciclópea. Tendrá una imaginación desbordante y quizá por ello sus trolas son tan evidentes.


viernes, 18 de octubre de 2019

La zorra y las uvas

Hola, hoy no vengo a hablar de política. Eso lo dejo a un lado, que quede muy claro para empezar. Este post va de instrumentalización mediática de las gentes sin criterio, de esas que sólo ven los cutreprogramas de telecinco como única vía de culturización, porque así nos quieren, incultos y manipulables.

Recuerdo cuando era una niña y mis compañeros de clase me contaban que allá en los pueblos de sus padres, perdidos en la ancha Castilla o en la enorme Extremadura, creían que en el minúsculo País Vasco vivíamos en guerra. Y no sólo era porque ETA de vez en cuando se dedicara a amargarnos la vida, sino porque la televisión mostraba su media-mediática verdad. Mis compañeros, cuando volvían de las vacaciones en las tierras de origen de sus padres, contaban entre bromas y alguna brizna de incomodidad que sus amigos y familiares tenían metido en la cabeza que en el lugar donde vivíamos la gente iba armada por la calle y había tiroteos todos los días. Mi compañera A contaba que las vecinas del pueblo le decían "pobrecita, juega en la calle todo lo que puedas, que allá no puedes".

Imagen de octubre de 2017

Aún no habíamos acabado la EGB (once o doce años) y ya veíamos que lo que soltaba la única tele que había entonces, porque aún estaban por dar licencia a las privadas, daban mentira sobre mentira y sobre mentira no una sino cientos. Por aquellos tiempos poca gente peninsular se atrevía a visitar la ciudad turística de donde soy, solo quienes tenían segunda residencia de sus abuelos de cuando veranear en aquella ciudad era chic porque venía la realeza a mojarse las posadera se atrevían a ello.

Lo malo es que las gentes de las otras tierras hablaban impelidas por lo que la tele y la prensa interesada mostraba. Aquello era como la fábula de la zorra y las uvas, como la zorra no alcanzaba a cogerlas se marchó asegurando que las uvas estaban verdes. Esto era igual, se guiaban por la apariencia y por una frustración impuesta desde los medios Si los vascos son díscolos habrá que hacer una campaña para odiarlos aunque no se les conozca. Y así fue durante décadas.

TeleciRco adoctrinando de que llevar banderas con cruces borgoñonas o águilas bicéfalas imperiales y pedir taxis es constitucionalista. Y en eso estamos.

Hoy pasa lo mismo con Catalunya y con los catalanes. Gente que no conoce esta tierra ni a sus paisanos se dedica a despreciarlos porque lo dice la tele, porque la tele enseña las algaradas, porque la tele demuestra qué malos son y cómo odian y, entonces, hay que odiarlos igual. Y a mí me da pena que a los espectadores por la tele se les engañe de una manera tan fácil, se les mienta y se les haga caer en el enfrentamiento ideológico. Deberían venir a ver cómo son los catalanes, gente pacífica, muy pacífica. Son capaces de convivir perfectamente con personas que tienen ideas opuestas, pero esto no sale en las teles, no sea que los catalanes empiecen a caer bien y tengan que buscar otro subterfugio para tenernos entretenidos mientras nos joden la vida sin que nos enteremos porque estamos a otra cosa: A las marionetas de la tele.

lunes, 14 de octubre de 2019

Estados-nación, invento del siglo XIX

Me río a carcajadas cuando los muy españoles y mucho españoles, y con esto me estoy refiriendo exclusivamente a los de la pulserita rojigualda e impasible el ademán, acusan a los nacionalismos periféricos de nacionalismo, como si el suyo no lo fuera, como si no llevaran la bandera a todas partes, farolas incluidas, para mostrar su españolidad, más que la de ningún otro. Ninguno de ellos se pregunta qué fue lo que llevó a otros conciudadanos a no sentirse identificados con la bandera, el himno, la forma de estado, la cultura o el idioma.

El tema, claro, es muy controvertido y muy complejo y toca los sentimientos identitarios de todos y cada uno. Pero, claro, luego una encuentra mapas de España en 1850, a mitad de ese siglo tan convulso que hizo de los diversos reinos un estado-nación, tan en boga en la época, y se da cuenta de algunas cosas.

España hacia 1850, que considera España original a Castilla, Galicia, Asturias, Murcia y Andalucía (La Rioja y Cantabria aún eran Castilla la vieja y no detentaban un nombre que sobrepasa sus fronteras)

Los estados-nación son cosa del siglo XIX, del siglo de la revolución industrial, de las consecuencias de la revolución burguesa de Francia, tan vecina de España, de la colonización y expolio a lo bestia de África...Las regiones de Europa se iban consolidando en eso: Estados-nación. Esos países como Alemania o Italia que creemos tan antiguos no llegan a los doscientos años, un poquito menos que los Estados Unidos aún sin ser esos 50 estados de hoy y colonias aledañas.

No es la mejor forma de arreglar las cosas pero sí la más carpetovetónica.

España, claro está, tampoco fue un Estado-nación hasta que las prisas por quitar aduanas interiores y abaratar los costes de la producción fabril no insistieron de manera perentoria a una monarquía que no sabía si volverse liberal o seguir con las hechuras del antiguo régimen. Esas hechuras mantuvieron sus vicios y para muchos "súbditos" la corona dominante (Castilla) no respetó a la otra corona (Aragón) por obsesión bornónica, ni a las colonias de ultramar, ni a las provincias adheridas por juramento real.

Por encima de los nacionalismos, los ultrajes a los símbolos y el mentar a la madre del vecino porque no nos guste lo que diga, deberíamos pensar que hay más cosas en la vida que todas esas pequeñeces aunque hoy sea un día en que el Estado demuestra con sus actos mucha torpeza.


viernes, 11 de octubre de 2019

Exhumaciones individuales

Una de las noticias del momento es que mudan los despojos del que fuera uno de los dictadores militares que dirigió España como si fuera un cuartel. Los monjes ¿benedictinos? que moran en Cuelgamuros están dispuestos a la insumisión al Estado, porque en este país la iglesia sigue siendo más importante que ciertas instituciones constitucionales. Nostálgicos de tiempos pasados, herederos de puestos de poder, financieros, familias de rancia alcurnia y demandantes impetuosos de taxi rugen furibundos por ello. Lo consideran un atropello. Todos estamos entretenidicos.

Años enteros de risas de ultratumba.

Todos entretenidicos mientras desatendemos sentencias vergonzosas que reconocen falta de pruebas para presumir inocencia y no al revés, mientras llenan una comunidad autónoma pacífica de fuerzas policiales por razón de Estado pensando en lo bien que se les dio hace un par de décadas en otro enclave díscolo, tanto que hasta repiten cliché: Violencia, pruebas  inconcebibles que te llevan a la cárcel, satanización ideológica, exageración informativa y fomento del odio nacional hacia quien se sienta orgulloso de su identidad.

Fiesta nacional del taxi.

Pero lo que nadie nos dice es, si levantan al sátrapa de su tumba, tarde, como acostumbra, porque en eso de los levantamientos Franco siempre fue de hacerlos en el último momento y por presión del entorno, qué pasará con el otro cadáver que reposa en el altar del valle.

El vecino ¿inamovible?

Porque de esto nadie dice ni mu. Hace ya muchos años pisé el lugar y, aparte del militar gallego, en el altar reposaban los restos de José Antonio, camarada del alzamiento aunque rival en lo de ser un líder para el Movimiento, que se demuestra reprimiendo.

A Franco lo mudan pero¿Y al hijo del otro dictador español del siglo XX, qué? ¿Se queda solo en aquella guarida nacionalcatólica para nostálgicos de pedir taxi con el ademán impasible?




lunes, 7 de octubre de 2019

Revisionista, mentiroso y engominado

Esa caricatura de ultraderechista repeinado con gomina que resulta ser Ortega-Smith(& Wesson) no ha podido ser más ignominioso calumniando a las trece mujeres que fueron víctimas del odio irracional de los vencedores de la guerra. A estas trece mujeres, la mayoría recién salidas de la adolescencia, si es que no estaban aún en ella, las acusaban, junto a varios hombres más, de haber atentado contra el coronel Gabaldón. La cosa se complica cuando se conoce que mientras este militar volaba por los aires, las famosas trece rosas ya estaban encerradas en la cárcel, lo cual hace bastante difícil, si no imposible, que ellas cometieran atentado alguno. Pero claro, la sentencia del consejo de guerra de un tribunal militar las condenó al fusilamiento, sin pruebas, porque no las había, pero tampoco importaba. No era más que una venganza y un castigo ejemplarizante. Estas mujeres realmente fueron acusadas de "auxilio a la rebelión" lo cual, como vulgarmente se dice,  tiene cojones, porque quienes se rebelaron fueron los militares y no la población republicana a la que ahora acusaban.

Nota:
Vídeo de youtube sacado de un canal facha. Si clickáis sobre "youtube" en el vídeo y llegáis a su canal y se os ocurre ver la mayoría de los comentarios os pasarán dos cosas: Primero que desearéis pedir asilo político a Venecuba del norte y segundo la cantidad de comentaristas que no pueden dar más pena.


Este revisionista  que es Ortega Smith & Wesson,  es el autor de otras burradas tales como los "fusilamientos con amor", como dejó patente de una manera totalmente hipócrita al denunciar que algunos usan la política con sectarismo, con mentiras y con odio. No sacaré el dedo...índice (Me da por impulsar el corazón) para señalarlo como hipócrita y sectario, aunque lo mereciera.


Este falsificador de la historia alega, si es que se puede alegar una cosa así para justificar lo injustificable que aquellas trece mujeres fueron torturadoras y violadoras en checas. Hay que tener muy poca vergüenza y menos conocimiento de la triste historia de España para decir semejante mierda trolera. Pero claro, este señor tan avezado en ese revisionismo a ultranza ¿Qué va a saber  de la guerra y su terrible imposición de la victoria? ¿Acaso sabe que la mayoría de las trece rosas fueron salvajemente torturadas y violadas para que ahora el engominado de la doble nacionalidad hispanoargentina se dedique a mentir por la tele profiriendo calumnias ignominiosas como esta?

No se puede errar más ni a sabiendas. Hay que ser miserable para mentir con ese descaro echando mierda sobre el honor de trece jóvenes injustamente asesinadas que no se pueden defender, ni entonces ni ahora.


viernes, 4 de octubre de 2019

Gobernados por mentes simples

Vale, sí. Todos lo sabemos. Aquí nadie se mete en política para un objetivo que no sea otro que el de medrar y vivir muy bien con el dinero del contribuyente. No, eso de la vocación de servicio público, que queda muy bonito, quizá valga a las criaturas de primaria y E.S.O. cuando se hacen delegados de curso, aunque todos sabemos que muchas veces se votaba al payaso de la clase. El que se mete en política con el interés puesto en el cargo público lo hace para bienvivir.

En nuestra cultura occidental, nacionalcatólica, europea, latina y capitalista. La corrupción es inherente a nuestra forma de vivir, pensar y comprender el mundo. Lo asumiremos con mal sabor de boca, vale, pero si el servidor público tiene que ser un aprovechado ¿Es mucho pedir que por lo menos tenga un mínimo de conocimiento? Que luego se pasean por el mundo investidos de cargos y demuestran su incultura, torpeza, estulticia y discurso cuñadil.

Va por ahí cierto alcalde intentando adoctrinar a una clase de primaria de no quiero saber qué colegio que nos hace recordar las oratorias orates del presidente del gobierno "desinvestido" del cargo por esa torpeza de político gañán y botarate que son nuestra pobre imagen en el mundo.

Cargo público encantado de su "europeidad" abrazando su símbolo.

Y no hablo de la presidenta de la comunidad de Madrid y de sus alusiones incendiarias porque me extendería mucho hablando de manipulación histérica más que histórica acerca de lo que dice y cómo lo dice, leyendo insegura un papel porque, realmente, esta adoctrinada lo desconoce todo, con lo que volvemos a la falta de preparación de estos caraduras a los que la ciudanía no les importamos ni un pimiento.

Bonus extra. Otra perla del programa de famoso cenutrio con niños de primaria que da para preguntarnos ¿a qué clase de figuras de la "cultura" dejamos hablar con la tierna infancia? ¿Estamos fomentando a los ninis del mañana?



No me sorprende lo de este fulano. Suele darse muy a menudo entre los varones homosexuales una excesiva misoginia, pero eso lo dejamos para otro rato.

martes, 1 de octubre de 2019

medio post de refilón

Escribo para quejarme de que no tengo tiempo ni ganas de escribir. Tantas cosas que decir y ni un minuto de reposo para hacerlo con una calidad mediocre. Algunas de las cosas son banales, vacuas, tontas, otras, no tanto, pero no quiero crear polémicas con algunos de los que se pasan por aquí para autoflagelarse.

Pero es igual, no tengo ni tiempo ni humor para dedicarle a mi viejo blog unos minutos robados a mi horario demencial de pluriempleada. Porque esa es otra: Trabajo como una burra para que hacienda me castigue por tener dos salarios de hambre que juntos llegan a un salario mediocre. En fin, ya no me seguiré quejando.

Dejo estas cuatro frases mal contadas para anunciar que aún sigo aquí, aunque mi actividad sea de ínfima intensidad. Tengo hasta posts que duermen en la carpeta de "borrador" porque no quisiera tener a las FSE rompiéndome  la puerta con un ariete...Por ejemplo.

Un saludo fugaz.

lunes, 23 de septiembre de 2019

Campaña electoral y cálculo

Si alguno se ha sorprendido de que vuelva a haber elecciones es que no sabe en qué país vive. Terror porque la izquierda, aunque sea desnatada, se acerque a menos de dos metros de la cartera de un ministro. Los poderes ocultos en la sombra que pisan el parqué sito en el paseo del Prado, la calle más cara del Monopoly de la versión nacional, han hecho valer su influencia, y los políticos lacayos, bien agradecidos, les han obedecido.

La abstención es la esperanza de la derecha.

Viene muy bien que el vulgo se encorajine y grite desaforado en bares, redes sociales y salas de espera del médico eso de "Son todos unos ladrones " (Que vale, que, bueno, que eso ya lo sabemos) para añadir después "pues esta vez va a ir a votar Rita". Y Rita, no lo sé, pero la derecha se frota las manos y otros apéndices corporales, en función del género, porque ellos sí que tienen votantes fieles que acudirán con alegría e ilusión a votar para que otra vez esa amalgama de rancios, neoliberales, nostálgicos del antiguo régimen y fachas de la misma realea se lleven el gato al agua y el alquiler gratuito de la Moncloa.

Los incautos braman a la abstención.Los fatalistas dicen que no hay izquierda. Pues bien, vale, lo que sea, pero si no se va a votar, los que van a ganar por goleada son los mismos de siempre mientras la izquierda intenta encontrar todas las extremidades inferiores del felino en un cuarto a oscuras con una venda en los ojos.

Bonus extra: Hoy empiezan las detenciones  de supuestos terroristas en Catalunya, quizá porque la semana que viene es uno de octubre, y como ya hace años que les dio tanto éxito y ,sobre todo, votos, aquello del "todo es ETA", están intentando repetir la jugada.  Tiene un regusto a despropósito mezclado con paté de campaña electoral revenido.

Fuente del brillante Jonathan Martínez

Son capaces de seguir metiendo a gente a la cárcel, eso sí, de manera preventiva, debido a pruebas más que improbables con tal de formar un gobierno que tranquilice a toda esa gente que parece no estar, pero está  y manda como si les perteneciéramos.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

La mantis asomada



Un insecto curioso. Curioso de aspecto y de actitud. La mantis religiosa contempla la calle desde el pretil de la azotea. ¿Siendo una mantis religiosa a alguien le resulta extraño que se dedique a la vida contemplativa?  Ha subido el edificio en peregrinación hacia las alturas quién sabe si para comulgar otros bichos más cerca del cielo divino. Y, ahora, poco a poco, en su lento peregrinar, desciende por la pared a ritmo procesionario, aunque la procesión vaya por dentro y la mantis religiosa, por el exterior.


Mirando al abismo

martes, 10 de septiembre de 2019

Septiembre ominoso


Llega septiembre, mes borrascoso y desapacible en el que comienza a anochecer antes y que, además, te obliga a abrigarte. Y tú, que vuelves de las opíparas vacaciones donde eres feliz despertando cuando lo dicta el cuerpo y no el despertador, que no necesitas vivir al ritmo del tic tac del reloj y que la urgencia no te va pellizcando el culo, de repente te ves sumida en la orfandad del  deprimente calendario laboral y te fuerzas a apretar los dientes, respirar hondo y apechugar con todo eso que odias.

Hasta las cigüeñas sobrevuelan los cielos en círculos llamando a congregarse para emprender el regreso. Ellas, a tierras más cálidas, tú a la aborrecible cotidianidad laboral que te esclaviza por horas. Bondades de nuestro primer mundo explotador y alientante.

No, no son buitres.

Porque te has creído libre y despojada de tu condición de clase obrera y te han hecho creer que, aunque las disfrutes y puedas pagarlas, esto funciona así. Curra como una burra (Hip, hip, hurra) durante el año y alquila una semanita en una casa rural cerca del pueblo de tus padres, aquellos que tuvieron que ir a la ciudad porque no había campo para todos.  Y visitas pueblos preciosos y comes platos típicos y combates con cervecita helada el calor pegajoso de agosto al lado de la piscinita donde te das un chapuzón de vez en cuando y tu perro, que se pasa las horas de la jornada laborable encerrado en casa esperando que vuelvas y lo saques a la calle, corre por la parcela de la casa alquilada feliz y contento persiguiendo todo aquello que le llama la atención. Ah, el verano, qué poco dura.

Así está escrito. Son los tiempos del capitalismo y la esclavitud moderna. La libertad condicional de los días de descanso según lo estipulado en el convenio y en las leyes estatales ha concluido y has de volver al ingrato alquiler de tu cuerpo y mente porque el sistema funciona de esta manera. Usan tu energía vital para producir y, en compensación, te introducen una cantidad numérica en una cuenta corriente, porque ya ni el jornal en metálico se cobra, todo muy imaginativo.

Volver a la rutina chafa.


Y tú estás jodida con depresión postvacacional, pero debe ser algo biológico y  no social cuando aparte de tú y de todos los curritos a los que se les ha acabado la libertad vacacional, el tiempo está mustio, tanto que adelanta el ya de por sí gris y tristón otoño, pero el que peor está, que viene a demostrar la debacle biológica del fin del verano riente, es el perro. Desde que llegó ayer no ha hecho otra cosa que estar tirado en el salón de casa. Quizá añora el jardín veraniego donde ha correteado todo lo que ha querido. ¡Qué mala es la depresión colectiva!

jueves, 5 de septiembre de 2019

Agur, Iñigo, nere gaztaroko musikaria (Adiós, Iñigo, músico de mis años jóvenes)


Una terrible noticia me acaba de llegar. Una necrológica que me comunica el fallecimiento de uno de los artífices de la música con la que me nutrí en mi juventud, lo cual lo hace aún más doliente. Una siempre ve lejanas las muertes de otros músicos míticos, sean del club de los 27 o de los legendarios rockeros que  se excedieron con todo tipo de sustancias, y las ve lejanas porque, generalmente, son de muy remotas tierras, pero esta vez, no.  Se nos ha ido Iñigo Muguruza, un músico tan cercano que  hasta diría que es de nuestra propia familia.

Foto de juventud.

Iñigo Muguruza, el bajista del mítico Kortatu, que dejaba ver su arte en las primeras notas del tema 9 zulo del disco "El estado de las cosas".



Guitarrista en Negu Gorriak, después en el grupo costero Delirium Tremens y, de nuevo, bajista en ese combo caribeño maravilloso que tanto me gustaba llamado Joxe Ripiau.


Después de una terrible enfermedad, por fin ha dejado de sufrir .

Goian bego, Iñigo jauna.

miércoles, 28 de agosto de 2019

Cansinos cinegéticos

Domingo por la mañana de final de verano. Te despiertas aún temprano y escuchas a lo lejos los disparos de los cazadores y te sorprende escuchar la cantidad de tiros tanto como para preguntarte si a estas horas hay tantas piezas a la vista. Después de un rato de pereza y lectura reconfortante decides aprovechar la jornada y sales a dar una larga vuelta por los caminos rurales que rodean esta ciudad de provincias. 

Buen tiempo dominical

La mañana está fresca, que no fría y aún se podrá aguantar el sol hasta antes del mediodía. Luce el sol y te llenas los ojos con los paisajes agradables y, cuanto más te alejas de la zona poblada vuelves a sentir las escopetas de los cazadores, a veces peligrosamente cerca. Ya te habías olvidado de los tiros matutinos que te han amenizado tu despertar.Tornas a preguntarte qué demonios se cazará ahora porque esto no es la selva y no hay caza mayor. ¿Conejos, torcaces? 

Torres del Bages, casa milenaria.

No estás enterada de las épocas de veda porque la cinegética te la trae fresca, pero que te disparen cerca sí que te calienta la mala leche, la verdad. Y puedes ver entre el sotobosque, algunos hombres paseando una escopeta vestidos de pseudosoldaditos, a veces son prejubilados barrigones y otras veces te sorprende divisar jóvenes treintaañeros. Todos llegan en sus todoterrenos y aparcan bajo la sombra de un árbol. Si te fijas bien. descubrirás varios automóviles a la orilla del camino. 

Balas de paja con Montserrat al fondo

Todos ellos son los coches de esos cazadores que llegan con sus escopetas, se desfogan, matan algún inocente animalillo, molestan con el ruido, irritan con la cercanía de sus proyectiles y acaban largándose a eso de las once a un bar convenido donde almorzarán como bestias contándose sus hazañas cinegéticas derrochando fantasmadas y exageraciones. 

Los cazadores ruidosos se esconden en los bosquecillos

Algunos de estos vehículos manchados de polvo del camino te rebasan cuando ya estás de vuelta hacia casa antes de que el sol del mediodía se vuelva intratable.

martes, 20 de agosto de 2019

Reunión de buitres

¡Pues cómo están mis paisanos de cabreados por la reunión del G7 en Biarritz! Biarritz esa ciudad para veraneantes decimonónicos que se encuentra a 30 kms. de la frontera con Gipuzkoa. Desde el pasado fin de semana hay controles exhaustivos. El topo (tren de vía estrecha  que enlaza San Sebastián con Irún y Hendaia, cruzando la frontera desde hace más de 100 años) ya hacía más de tres cuartos de siglo que no recordaba finales de trayectos antes de pasar la muga (Como se llama a la frontera en la zona). Numerosos nativos de la zona del este guipuzcoano que debido a la especulación inmobiliaria se establecieron en ese pueblo vecino que pertenece a otro estado de la UE ven, con cabreo legítimo, cómo les cierran las fronteras y les impiden cruzar el puente como cualquier día normal. A los transportistas los mandan, directamente por la Jonquera. Todo porque los más poderosos de la tierra tienen que venir a dar la murga a este enclave atlántico en vez de irse al desierto del Gobi a tomar Kumis en yurtas con camellos de dos jorobas a la puerta.

G7 en ningún lugar.

Y mientras esta panda de cerdos cebados se reúne  con fines más que sospechosos, la crisis de los muertos en el Mediterráneo saca lo peor de lo que piensa la ciudadanía, cada vez más próxima a votar a Vox. Peleles manipulados. Hasta el fulano que va de sobrado en este partido neofacineroso demuestra lo confundido que puede estar. Lástima que sus confundidos votantes lo crean, encima.




Los extranjeros ricos llegan sin problemas, para ellos, hasta Biarritz, aunque sea utilizando pequeños aeropuertos locales jodiéndoles la vida a los vecinos que tienen la desgracia de residir cerca del lugar donde perpetrarán sus fechorías. Esos, que sí hacen daño y que sí te quitan el trabajo y la vida, son vitoreados, mientras miles de desesperados prueban a jugarse la vida (Y muchos mueren ahogados) porque no les queda otra salida.

lunes, 19 de agosto de 2019

Divagaciones agosteñas.

Este agosto me puedo consolar con haber pasado cuatro días en mi ciudad gracias al puente. Menos da una piedra. Esa temperatura suave de calorcito sin pasarse y noches en las que tienes que echar mano a la rebequita de tanto en tanto.

La semana de fiestas inauguradas  hace un siglo en todas las capitales veraniegas norteñas para entretener al visitante estival de la meseta. Ha cambiado algo en cien años. la especulación inmobiliaria y la gentrificación están convirtiendo a Donostia en una caricatura. Todos los bares de pintxos iguales unos a otros. Tan iguales que no queda nada de su singularidad ni su autenticidad pues están pasando a ser locales de producción industrial en manos de unos pocos.

Menos mal que siempre quedan rincones.

Mi ciudad favorita desde mi monte favorito.

Y el verano sigue demostrando varias cosas, que cada vez escribo peor y que Europa es de lo más inhumana.

lunes, 5 de agosto de 2019

La cena del primer viernes de agosto

Me invitaron el viernes a unirme a una celebración. Unos afortunados operarios de una empresa celebraban el viernes el inicio de sus vacaciones. Una empresa del baqueteado sector textil que tanta fuerza tuvo en esta comarca y que fue motor de la economía del país. Echan su cerveza de las felices vacaciones en un entorno de paz y quietud, todo lo contrario que su trajinar cotidiano laboral. Un ambiente alegre y festivo que descubre el inicio  del merecido descanso estival.

Y después de este simbólico inicio nos fuimos a cenar a un pueblo cercano en el que abundan los bulliciosos  y funcionales bares de tapas. Locales nada pretenciosos en los que importa más el ambiente que la cena. Pero, claro, una cosa es que no pidas florituras de estrella Michelín y otra que te tomen el pelo.

Para empezar, el camarero nos dice que no quedan raciones de carne en salsa, cosa que a ninguno nos importó porque íbamos pensando en las socorridas bravas que a todo el mundo gustan. Y pedimos unos chocos, un plato de queso manchego de precio pelín elevado, porque la carta de tapas fija su coste en  8'50€, y también se nos antoja una ensalada con langostinos en tempura.

Vuelve el camarero con fingida contrición y nos comunica que no hay ensalada de langostinos, así que la cambiamos por una de frutas y queso de cabra. Aparecen las primeras tapas. Los cuatro miramos con sorpresa. El plato del queso manchego trae tres lonchas anoréxicas y otra más que no llega a estar entera. "¿Y este queso vale 8'50€?" preguntamos incrédulos al camarero. "Sí, se ha quedado un poco corto,  ¿no?" Y se retira a la cocina a pedir unas lonchas un poco menos miserables.


Manchego anoréxico in situ.


Los chocos salen y la ensalada, también. Nos colocan cuatro lonchas de manchego algo más generosas, que tampoco son para exagerar. Tocamos a dos porciones por barba y es manchego, que está muy bien pero tampoco está para ponerse al precio del parmigiano reggiano  que se pasa de dos a tres años de curación.

Estamos de celebración porque tienen vacaciones, yo aún no, así que aparcamos el asunto y brindamos. Aparece el encargado para decirnos que se acaba de estropear la freidora de las bravas y que no nos las pueden ofrecer, aunque acabamos de ver pasar tres o cuatro platos de esos dorados tubérculos fritos napados en salsa picante. Lo cambiamos por una torrada de jamón serrano cortado con poco cariño. Decidimos que el postre lo haremos en otro lado, a ver si hay más suerte.

Para compensar lo de las bravas, que no lo del queso disfrazado de caviar, nos regalan una porción de tarta de queso. Somos cuatro. Si la elegancia fuera lo suyo, con un convite de chupitos hubieran quedado mejor.


lunes, 29 de julio de 2019

Consumidores de racismo

Empiezo a estar un poco-bastante-muy hartita de  la cantidad de xenófobos, racistas y aporofóbicos que se alimentan de las noticias que dan los medios de comunicación de manera vergonzosa pero con un objetivo muy claro: Soliviantar a la gente. Hacer que se vuelva intolerante, despiadada y miserable y que encima se enorgullezca. Ya ni tienen vergüenza. Todos conocemos a alguien que se declara racista para desprecio de su orgullo.

La gentuza se alimenta de noticias condicionadas sobre la maldad manifiesta de los raterillos apostillados como sucios extranjeros para que, en el inconsciente subconsciente de los mononeuronales que se dejan mangonear a gusto por las directrices de los que verdaderamente nos están robando todo, distraigan y dirijan su odio hacia un grupo más vulnerable.

Oscuro medio de reciente aparición y de tremendismo racista en los titulares

Ahora la culpa de todo lo tienen los MENAs, ese colectivo ya catalogado con ese título. No dejan de ser menores sin atención. ¿Que por qué se vienen a Europa? Yo también me iría de un lugar de mala muerte donde no tengo futuro, igual que se ha ido todo el mundo en otras épocas a América o a los países industrializados de Europa más recientemente. La gente enfoca mal el problema porque te hacen mirar para el lado que les interesa. Nos están condenando a zurrarnos. Nos están llevando a la guerra. Nos están conduciendo al matadero por puta codicia.

Otro diario digital que es racista, machista y anticatalanista. Top three del mal rollo.


Curiosamente estos directores del odio que mandan a sus redactores idiotizarnos con titulares capciosos son los mismos que están fomentando el auge del fascismo en al ámbito político. Están haciendo grandes a partidos Voxmitivos para intentar restar la fuerza de tímidas coaliciones de izquierda ¡Y vaya si lo han conseguido! Fomentan y publicitan a los Voxchornosos y engañan y confunden a los cretinos que se creen que cuatro mantras patrioteros y la pulserita rojigualda van a conseguir un futuro mejor. También nos lanzan al hostigamiento fratricida y a la sinrazón más absoluta.

Canalizando el voto del miedo que lleva al odio. Típico de los fascistas.

Estamos en una guerra de baja intensidad, pero la carne de cañón ya está empezando a estar motivada por quienes no sufrirán las consecuencias. El mundo se va a la mierda y nadie se da cuenta.

jueves, 25 de julio de 2019

In bestia dura

Los revisionistas de la historia de Esssspañña, país que creen que les pertenece por la gloria de Dior, suelen ser muy selectivos. Están muy hartos de las fosas comunes de la guerra del abuelo, del suyo, que además de vencer, sacó tajada para toda la vida, pero estos días si que pretenden asustar a los ceporros con eso de la malignidad reconcentrada del frente popular. Y es que la investidura de presidente de gobierno eurosociata y liberal, que difícilmente será hoy, fallará porque no les gusta que esa izquierda desnatada que es Unidas Podemos significa lo peor.  Lo peor para ellos, claro está.
Y comparan al Frente Popular con esa amenaza de gobierno coaligado de partidos de izquierda deshidratada. Les asusta que alguien ponga unas tímidas objeciones a sus mangoneos sin obstáculos. No quieren permitir que esa izquierda, nada fuerte, por otro lado, llegue al gobierno y vaticino que no lo hará. Antes se caerán las cortes o habrá nuevas elecciones o Sánchez pactará con la derecha rancia de toda la vida. No puede llegar UP a condicionar un gobierno neoliberal por mucho que lleve el logo sociata. Antes se les pasa por la cabeza montar otro 18 de julio, como ya sucedió, para evitar que la mayoría de la ciudadanía reciba los favores que sólo unos pocos poderosos detentaban.

Los Burns del Ibex pensando "excelente".

Este post lo he escrito en mi rato de descanso esta mañana en el curro, seguramente a estas horas (Son las cuatro de la tarde del día de santiago) Sánchez se estará dando la hostia, a ver si acierto. Pero no es una sorpresa. Él lo espera y el Íbex, también. 

No, tranquilos, revisionistas, no habrá frente popular al que someter con un golpe militar de Estado.


lunes, 22 de julio de 2019

Día de playa

La canícula estival aprieta y también ahoga, por eso, en cuanto se puede, enfila una para la playa porque a la orillica del mar parece que todo se soporte mejor, o casi. La Costa Brava tiene esa curiosa cualidad de tener el borde del mar en picado donde si das un paso el agua deja de cubrirte a la altura de la cintura para cubrirte entera. Teniendo en cuenta la calidad de la arena granulienta  que te hace polvo las plantas pedestres, no hacer pie hasta es un alivio. Lo malo es intentar salir del agua que es como atacar la cordillera del Himalaya. Hacen falta crampones para alcanzar la toalla lo más dignamente posible. Una cree hacer el ridículo más estrepitoso haciendo aletear los brazos para guardar el equilibrio cuando ve a recios mocetones treintañeros echando mano a la arena para ayudarse. Te sube hasta la moral.

Hay gente que paga una pasta para viajar y aprender idiomas cuando a tu alrededor escuchas todo tipo de idiomas, desde el castellano a grito "pelao" tan carpetovetónico, al italiano también bien dotado de deciberlios, pasión mediterránea que nos une, pasando por el inglés, el francés, el ruso, el holandés o el alemán, entre las más reconocibles.

La costa tiene tela ¿A que sí?


El arenal está plagado de gente en los reductos libres de paso de embarcaciones o cotos tolderos, y es que cada vez se reduce más el área a usar por los bañistas. Todo lo delimita una cuerda moteada de boyas. 

Tanta gente que hasta en las más recónditas calas hay saturación de bañistas y eso que aún no es agosto. Llegamos temprano cuando aún no hay apenas nadie. Un matrimonio de rusos bien criados dejan que su rubio niño goce  viendo los peces con las gafas de buceo no demasiado lejos de esa orilla tan escarpada. 

Primer chapuzón matinal intentando pisar donde menos guijarros hay. Bien refrescadas utilizamos la depurada técnica que todo miope desgafado usa para encontrar su sombrilla entre miles de borrosos parasoles de colorines, coger una referencia cercana para no perderse. Éxito total.

Comienzan a llegar bañistas, algunas con bikinis dorados y gafas de sol de fantasía que harán lo indecible para no mojarse el tocado con una ola traicionera; un grupo de vocingleros  mozos andaluces intenta montar un tipo de jaima pero el ingeniero encargado desiste al poco ente el calor y el choteo de algunos de sus amigos; alguna pareja se demuestra su amor; una familia de franceses aparece y se nos pone delante. Forman una barrera de tres sillas, las bolsas, la nevera, el carrito del niño y la sombrilla. Nos damos un segundo chapuzón y decidimos ahuecar el ala ante la masificación. Mientras vamos recogiendo, la francesa de delante no pierde el tiempo de colocar su silla en el hueco que ha dejado mi toalla. Poco le ha faltado para empujarme y gritarme un "dépêche-toi".

Vámonos de cañitas frías a una terraza a la sombra.

lunes, 15 de julio de 2019

Calambre


Un dolor me saca del placentero sueño en la noche veraniega. Ventanas abiertas para que se cuele el fresco de madrugada y algún ladrido lejano. Reconozco en medio del sopor el agudo dolor que me produce la carga del gemelo de la pierna izquierda. El insoportable pinchazo muscular que me hace girarme en la cama procurando no alterar la respiración acompasada de mi pareja que duerme plácidamente. 

Dolor punzante

Me levanto aún dormida para aliviar la gran molestia poniéndome de pie. Y el dolor se atenúa hasta casi desaparecer. Aún dormida, pero aliviada, vuelvo a la acogedora cama y retomo la agradable sensación de adormecida. La brisa matutina me acaricia la espalda, algún ladrido lejano escucho mecida en el sueño.

miércoles, 10 de julio de 2019

Pop de mala educación

Poco tiempo libre tengo últimamente para poder explayarme por estos prados internáuticos. Una penica. El otro día Inés Arrimadas, le pendenciera ultraliberal, montó un pollo vergonzoso en la manifestación del orgullo en Madrid. Ver esas imágenes de buscabroncas y venirme a la cabeza la canción de Mecano, famoso grupo que rimaba sus letras a martillazos, con aquella tonada que decía "No me invitó, pero yo fui" es instantáneo. Y es que Inés y se coló en la fiesta, que no era para ella. Pero ya no voy a dedicarle ni una coma más a la agente naranja y tiro por Mecano.

Mecano era un trío de niños bien que hacía pop. Quien diga que no los oyó jamás, miente, porque su música se colaba por todas partes, y es que a principios de los ochenta la música como producto de consumo enriqueció a muchos hacedores de vinilos y casetes. Si me perdonáis el chiste, aquello fue un "cuando haces pop, no hay stop".

Si lo tenían bien montado los de la casa discográfica que lanzó a Mecano que, para copar el mercado, sacó otro grupo "rival". Ahí apareció Olé-Olé, otro grupo de instrumentistas varones con vocalista femenina, Vicky Larraz . Olé-olé tenía toda la pinta de ser un prefabricado con una rivalidad de chiste. Si sería falsa la rivalidad con Mecano que  el primer éxito de Olé-olé, "no controles", lo había compuesto nada menos que José María Cano. Bueno, la letra no es que fuera culterana precisamente. Dicen las malas lenguas que Ana Torroja no perdonó jamás, Carmena, jamás a este hermano Cano el que pusiera este hit al alcance de otra voz.

La cantante del "jimno" alejándose de esos molestos miembros de la banda que eran un lastre.

Poco después la Larraz abandonó el conjunto para alcanzar su sueño de hacerse solista pop, aunque sea cantando en la OTI y los promotores de Olé-Olé colocaron en su lugar a Marta Sánchez que por aquél entonces intentaba ser una imitación barata de Madonna. Y entonces Marta Sánchez empezó a ser más famosa que el resto del grupo, con lo cual se avecinaba tormenta, pero antes de eso, sacaron un tema que a mí me espanta. No, no es "soldados del amor", que también es como para que se te desangren los oídos, sino otra que, cuando la escuchaba en mi lejana adolescencia, me ponía los pelos de punta. Lo que me extraña es que nadie recuerde, para mayor vergüenza este tema de ACOSO SEXUAL.

La canción se llamaba "sola" y cuenta, así, alegremente, como un fulano llama a una chica joven que está sola en su casa. Cosas "educativas" como esta son las que no entiende la gente que aún se cuestiona qué es la cultura de la violación. El texto me parecía vomitivo y la voz susurrante del varón, la de un cabrón con pintas que acosa telefónicamente a una mujer. Ella, que es rematadamente gilipollas, le sigue el rollo, porque hay que educar a las mozas que consumen pop en que eso de que te llamen por teléfono con ciertos fines"es normal", cuando cualquier otra  con dos dedos de frente ya habría llamado al 091 de la época.




Una canción pop para adolescentes, a ellos, les parece sugerente poder acosar a Marta Sánchez, o a quien sea, y a ellas les tiene que parecer normal el que pretendan acorralarte en tu casa, en tu cuarto y en tu cama y que no sea nada que roce el delito.  En fin, que luego la gente se sorprende de que los jueces hagan comentarios insultantes a las víctimas de delitos de índole sexual.

martes, 2 de julio de 2019

Redada de violetas

El diario.es recoge una noticia preocupante que se ha producido gracias a la irrupción del partido fascista Vox en las cortes valencianas. Parece ser que la número dos de este partido que atenta contra los derechos fundamentales recogidos en la constitución ha pedido a la mesa del parlamento de la Generalitat Valenciana que sean recogidos los nombres de docentes afiliados a colectivos lgtbi y los certificados de penales. Escandaloso.

Los de Vox suponen que ser homosexual implica ser pederasta. Esta premisa errónea a todas luces es preocupante en el caso de las exigencias en las cámaras de representantes. ¿Qué va a ser lo próximo, perseguir sindicalistas a tiros que se niegan a empeorar el convenio ofrecido por la patronal?

¿Van a exigir afiliación al partido para obtener un puesto? ¿Van a tener que solicitar un certificado de conducta al párroco que fue apartado el colegio de los escolapios por pederasta pero que no ha tenido que pisar un tribunal? Ya que estamos ¿Por qué no pedimos test de inteligencia y estudios superiores para cenutrios que holgazanean por los hemiciclos? Ah, que eso, no, que sólo los maricones y las bolleras.

Vox es pendenciero y antidemocrático, pero nadie osará ilegalizarlo.

Lo curioso es que no hayan tenido el mismo arrojo para pedir en esos colegios religiosos concertados de tanto postín las listas de pederastas que imparten clases en ellas, que los hay, cosa que no tiene nada que ver con la homosexualidad entendida como una relación consentida entre personas del mismo sexo, pero adultas. Los de Vox confunden las cosas por su mente obtusa y cerril.

miércoles, 26 de junio de 2019

Momentos de publicidad

La campaña de verano de la empresa de seguridad más popular del país comenzaba en primavera a la vuelta de la semana santa. Una machacona campaña publicitaria en prensa, radio y televisión sobre lo inseguros que estamos dejando la casa sola y sin defensa ante la llegada de desaprensivos que codician los míseros bienes de los domicilios de la clase trabajadora que aún puede permitirse el viajar, nada exótico, al pueblo de los padres o abuelos o a ese lugar de la costa donde se han pillado media pensión en un hotelito de precio razonable después de hacer muchos equilibrios con la contabilidad familiar.

Esa empresa de seguridad montada entre prohombres del antiguo régimen, nada que ver con la revolución francesa, y acaudalados técnicos de seguridad que habían huido de esos países del cono sur americano donde se aplicaron con saña mientras aquellas respectivas dictaduras les palmeaban la espalda y les nutrían de un más que jugoso sueldo a fin de mes. Una vez reinstaurada la democracia ultraliberal en aquellas regiones australes  estos nuevos técnicos en seguridad aterrizaban en la madre patria para huir de una condena segura por crímenes contra la humanidad y pasaban a estas incipientes empresas de protección privada en aquellas épocas de los pantalones pata de elefante, camisas con cuellos picudos, pelos espesos y patillas en forma de hacha.

Lo mismo te contrato una alarma que te envío una pizza por uber eats o te hago una oferta de telefonía 5G.

Y la campaña publicitaria, creando miedo y desconfianza, seguía su curso durante la primavera y se redoblaba a comienzos del verano llenándote las emisoras de radio y los anuncios de la tele de terroríficos ataques de ladrones destrozavidas que se defecaban en el cajón de la ropa íntima para mayor humillación.

Si hasta tenían en nómina a un par de bandas de rateros que se llevaban una comisión si tras su visita a barriadas de clase media o urbanizaciones adosadas/quiero y no puedo aumentaba la demanda de sus servicios por la zona.

Miroslav, que trabajó en "Cofibís" anteriormente, te explica las tarifas de la alarma

Eso sí, en el anuncio la eficaz telefonista que hablaba con la cliente que deja para última hora el poner la alarma mientras hace la maleta para largarse en un par de horas y a la vez se prepara un lenguado a la meunière, te juraba por su madre y por todos los santos a los que les tenía fe que el instalador correcto, guapo, con olor a recién duchado y maneras suaves te llegaba en un ratito de nada, te colocaba la alarma en un momento, te recogía los cables desechados, te hacía la lavadora de blanco y te acababa las maletas mientras te recitaba a sonetos italianos del renacimiento.

Luego el que venía era un malencarado quejica habitual, tarde y mal,  que se tiraba cinco horas para hacer la instalación, o casi porque te lo dejaba a medio montar, dándote cuenta en ese preciso momento que la famosa empresa de seguridad te estaba tomando el pelo, eso sí, a un precio estupendo por la oferta del mes.