Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 15 de julio de 2019

Calambre


Un dolor me saca del placentero sueño en la noche veraniega. Ventanas abiertas para que se cuele el fresco de madrugada y algún ladrido lejano. Reconozco en medio del sopor el agudo dolor que me produce la carga del gemelo de la pierna izquierda. El insoportable pinchazo muscular que me hace girarme en la cama procurando no alterar la respiración acompasada de mi pareja que duerme plácidamente. 

Dolor punzante

Me levanto aún dormida para aliviar la gran molestia poniéndome de pie. Y el dolor se atenúa hasta casi desaparecer. Aún dormida, pero aliviada, vuelvo a la acogedora cama y retomo la agradable sensación de adormecida. La brisa matutina me acaricia la espalda, algún ladrido lejano escucho mecida en el sueño.

miércoles, 10 de julio de 2019

Pop de mala educación

Poco tiempo libre tengo últimamente para poder explayarme por estos prados internáuticos. Una penica. El otro día Inés Arrimadas, le pendenciera ultraliberal, montó un pollo vergonzoso en la manifestación del orgullo en Madrid. Ver esas imágenes de buscabroncas y venirme a la cabeza la canción de Mecano, famoso grupo que rimaba sus letras a martillazos, con aquella tonada que decía "No me invitó, pero yo fui" es instantáneo. Y es que Inés y se coló en la fiesta, que no era para ella. Pero ya no voy a dedicarle ni una coma más a la agente naranja y tiro por Mecano.

Mecano era un trío de niños bien que hacía pop. Quien diga que no los oyó jamás, miente, porque su música se colaba por todas partes, y es que a principios de los ochenta la música como producto de consumo enriqueció a muchos hacedores de vinilos y casetes. Si me perdonáis el chiste, aquello fue un "cuando haces pop, no hay stop".

Si lo tenían bien montado los de la casa discográfica que lanzó a Mecano que, para copar el mercado, sacó otro grupo "rival". Ahí apareció Olé-Olé, otro grupo de instrumentistas varones con vocalista femenina, Vicky Larraz . Olé-olé tenía toda la pinta de ser un prefabricado con una rivalidad de chiste. Si sería falsa la rivalidad con Mecano que  el primer éxito de Olé-olé, "no controles", lo había compuesto nada menos que José María Cano. Bueno, la letra no es que fuera culterana precisamente. Dicen las malas lenguas que Ana Torroja no perdonó jamás, Carmena, jamás a este hermano Cano el que pusiera este hit al alcance de otra voz.

La cantante del "jimno" alejándose de esos molestos miembros de la banda que eran un lastre.

Poco después la Larraz abandonó el conjunto para alcanzar su sueño de hacerse solista pop, aunque sea cantando en la OTI y los promotores de Olé-Olé colocaron en su lugar a Marta Sánchez que por aquél entonces intentaba ser una imitación barata de Madonna. Y entonces Marta Sánchez empezó a ser más famosa que el resto del grupo, con lo cual se avecinaba tormenta, pero antes de eso, sacaron un tema que a mí me espanta. No, no es "soldados del amor", que también es como para que se te desangren los oídos, sino otra que, cuando la escuchaba en mi lejana adolescencia, me ponía los pelos de punta. Lo que me extraña es que nadie recuerde, para mayor vergüenza este tema de ACOSO SEXUAL.

La canción se llamaba "sola" y cuenta, así, alegremente, como un fulano llama a una chica joven que está sola en su casa. Cosas "educativas" como esta son las que no entiende la gente que aún se cuestiona qué es la cultura de la violación. El texto me parecía vomitivo y la voz susurrante del varón, la de un cabrón con pintas que acosa telefónicamente a una mujer. Ella, que es rematadamente gilipollas, le sigue el rollo, porque hay que educar a las mozas que consumen pop en que eso de que te llamen por teléfono con ciertos fines"es normal", cuando cualquier otra  con dos dedos de frente ya habría llamado al 091 de la época.




Una canción pop para adolescentes, a ellos, les parece sugerente poder acosar a Marta Sánchez, o a quien sea, y a ellas les tiene que parecer normal el que pretendan acorralarte en tu casa, en tu cuarto y en tu cama y que no sea nada que roce el delito.  En fin, que luego la gente se sorprende de que los jueces hagan comentarios insultantes a las víctimas de delitos de índole sexual.

martes, 2 de julio de 2019

Redada de violetas

El diario.es recoge una noticia preocupante que se ha producido gracias a la irrupción del partido fascista Vox en las cortes valencianas. Parece ser que la número dos de este partido que atenta contra los derechos fundamentales recogidos en la constitución ha pedido a la mesa del parlamento de la Generalitat Valenciana que sean recogidos los nombres de docentes afiliados a colectivos lgtbi y los certificados de penales. Escandaloso.

Los de Vox suponen que ser homosexual implica ser pederasta. Esta premisa errónea a todas luces es preocupante en el caso de las exigencias en las cámaras de representantes. ¿Qué va a ser lo próximo, perseguir sindicalistas a tiros que se niegan a empeorar el convenio ofrecido por la patronal?

¿Van a exigir afiliación al partido para obtener un puesto? ¿Van a tener que solicitar un certificado de conducta al párroco que fue apartado el colegio de los escolapios por pederasta pero que no ha tenido que pisar un tribunal? Ya que estamos ¿Por qué no pedimos test de inteligencia y estudios superiores para cenutrios que holgazanean por los hemiciclos? Ah, que eso, no, que sólo los maricones y las bolleras.

Vox es pendenciero y antidemocrático, pero nadie osará ilegalizarlo.

Lo curioso es que no hayan tenido el mismo arrojo para pedir en esos colegios religiosos concertados de tanto postín las listas de pederastas que imparten clases en ellas, que los hay, cosa que no tiene nada que ver con la homosexualidad entendida como una relación consentida entre personas del mismo sexo, pero adultas. Los de Vox confunden las cosas por su mente obtusa y cerril.

miércoles, 26 de junio de 2019

Momentos de publicidad

La campaña de verano de la empresa de seguridad más popular del país comenzaba en primavera a la vuelta de la semana santa. Una machacona campaña publicitaria en prensa, radio y televisión sobre lo inseguros que estamos dejando la casa sola y sin defensa ante la llegada de desaprensivos que codician los míseros bienes de los domicilios de la clase trabajadora que aún puede permitirse el viajar, nada exótico, al pueblo de los padres o abuelos o a ese lugar de la costa donde se han pillado media pensión en un hotelito de precio razonable después de hacer muchos equilibrios con la contabilidad familiar.

Esa empresa de seguridad montada entre prohombres del antiguo régimen, nada que ver con la revolución francesa, y acaudalados técnicos de seguridad que habían huido de esos países del cono sur americano donde se aplicaron con saña mientras aquellas respectivas dictaduras les palmeaban la espalda y les nutrían de un más que jugoso sueldo a fin de mes. Una vez reinstaurada la democracia ultraliberal en aquellas regiones australes  estos nuevos técnicos en seguridad aterrizaban en la madre patria para huir de una condena segura por crímenes contra la humanidad y pasaban a estas incipientes empresas de protección privada en aquellas épocas de los pantalones pata de elefante, camisas con cuellos picudos, pelos espesos y patillas en forma de hacha.

Lo mismo te contrato una alarma que te envío una pizza por uber eats o te hago una oferta de telefonía 5G.

Y la campaña publicitaria, creando miedo y desconfianza, seguía su curso durante la primavera y se redoblaba a comienzos del verano llenándote las emisoras de radio y los anuncios de la tele de terroríficos ataques de ladrones destrozavidas que se defecaban en el cajón de la ropa íntima para mayor humillación.

Si hasta tenían en nómina a un par de bandas de rateros que se llevaban una comisión si tras su visita a barriadas de clase media o urbanizaciones adosadas/quiero y no puedo aumentaba la demanda de sus servicios por la zona.

Miroslav, que trabajó en "Cofibís" anteriormente, te explica las tarifas de la alarma

Eso sí, en el anuncio la eficaz telefonista que hablaba con la cliente que deja para última hora el poner la alarma mientras hace la maleta para largarse en un par de horas y a la vez se prepara un lenguado a la meunière, te juraba por su madre y por todos los santos a los que les tenía fe que el instalador correcto, guapo, con olor a recién duchado y maneras suaves te llegaba en un ratito de nada, te colocaba la alarma en un momento, te recogía los cables desechados, te hacía la lavadora de blanco y te acababa las maletas mientras te recitaba a sonetos italianos del renacimiento.

Luego el que venía era un malencarado quejica habitual, tarde y mal,  que se tiraba cinco horas para hacer la instalación, o casi porque te lo dejaba a medio montar, dándote cuenta en ese preciso momento que la famosa empresa de seguridad te estaba tomando el pelo, eso sí, a un precio estupendo por la oferta del mes.

martes, 25 de junio de 2019

Suscita miedo e inseguridad para fomentar la xenofobia

No sé lo que está pasando con las noticias que se cuelan de manera subrepticia, pero me lo imagino. Llevo unas semanas leyendo noticias tremendistas en una red social de amigos de mi ciudad, una de las más seguras del estado, pero lo peor no son las noticias y cómo se dan creando alarma social, lo peor, y es algo que me abate, son las reacciones de la gente que clama a la pena de muerte, a la violencia gratuita o a denotar la elevada inseguridad ciudadana, que, repito, en mi ciudad nunca ha sido motivo de alarma.

Es como si los medios estuvieran fomentando el miedo y la desconfianza a los extranjeros, que más que xenofobia es aporofobia. Ayer un medio digital, que no sé muy bien de qué palo va, lanza la noticia de que un senegalés ha arrancado la oreja de un mordisco a un guardia de seguridad de en una línea de Cercanías Renfe.  La noticia es muy escueta y no dice el estado en el que se encuentra al autor del mordisco, pero vaya por delante que el titular miente, porque el pabellón auditivo, aunque herido sigue pegado a la cabeza de la víctima, al menos, en su mayor parte, y mucho me temo que si el autor del mordisco hubiera sido nativo del lugar no aparecería su procedencia en la noticia y quizá ni la hubiera habido.

 Datos sobre criminalidad recogidos por el INE


La gente se dedicó a clamar venganza, pérdida de piezas dentales del autor, expulsión inmediata y toda clase de barbaridades propias de una jauría humana que desea un linchamiento sin conocer nada más del incidente, añadiendo, además, que los delincuentes siempre son de fuera y negándote la razón aunque les pases por el morro los datos del INE para decirte que no te creen que "esa es tu verdad". Así se crea en la gente la xenofobia, ya les han inoculado el miedo, odio y desconfianza hacia los extranjeros...pobres (Aporofobia) aunque les demuestres que sólo el 8% de los delitos los cometen extranjeros de origen africano.

Datos sobre agresiones sexuales recogidos en el INE que algunas me rebaten sin razón.

Ya venían calentitos de un homicidio perpetrado hace un par de semanas atribuido a algún criminal foráneo aunque nadie, por aquél entonces tuviera pruebas, tanto es así que se detuvo a un hombre porque se asemejaba a alguien que salía en las imágenes de una cámara de esas que enfocan a la calle y la horda enfurecida pedía cadena perpetua, muerte dolorosa y expulsión de cualquier extranjero porque sí, todo eso sin saber quién es el culpable y cuál es su lugar de nacimiento. No veáis los comentarios cuando el juez soltó al sospechoso sin fianza a las pocas horas. A la jauría enfurecida no le cabía en la cabeza que esta persona quizá fuera inocente y por eso había quedado libre. Si llegan a saber quién es quizá lo hubieran linchado pese a que estaba libre de cargos.

Me preocupa mucho cómo se está manipulando a la ciudadanía de esta manera. ¿Alguien está fomentando futuros votantes de extrema derecha protectora de malvados delincuentes inmigrantes con mentiras en los medios sensacionalistas?

domingo, 23 de junio de 2019

Mitología del solsticio de verano

Víspera de San Juan. Tarde del solsticio de verano, o casi, porque el astronómico fue el 21. Los antiguos sabían que estos días eran los que tenían más rato el sol brillando durante la jornada, así que celebraban la venida del sol radiante, del calor y de las cosechas abundantes. Seis meses exactos desde el solsticio de invierno. Los chamanes religiosos siempre han sido muy listos a la hora de elegir símbolos. El de invierno, el nacimiento de Cristo, aunque no haya registro alguno de ello. El de verano, dedicado a su primo Juan, el bautista. Quizá menos dado a la manipulabilidad de la iglesia.

Cuentan las viejas leyendas que en fechas como hoy, la víspera de San Juan, el día más largo del año, era el momento idóneo para conseguir atrapar  a los diminutos duendes  galtzagorri de calzón rojo, como su propio nombre indica. Hay que dejar un alfiletero en un matorral esta noche y ellos solos se meterán dentro. Los galtzagorris dentro del alfiletero, te ayudarán a realizar innumerables tareas sin esfuerzo.



Como a muchos les sonará, no es más que una leyenda de esas tan abundantes que existen en otros lugares como Asturias con sus trasgus o Irlanda con sus leprechaun, quizá tenga un origen celta por lo que se ve, aunque también recuerdan a esos famosos duendes del zapatero que le hacían el curro por la noche sin cobrar pluses de nocturnidad, ni seguridad social ni nada de nada. Otra vieja leyenda venida de muy antiguo que aún no ha desaparecido y se mezcla con las creencias de la religión oficial y la vida modennna.

Trasgus, duendes, iratxoak, gorritxikiak, mamurrak o galtzagorriak, la leyenda dice que esta noche es cuando se atrapan para que te ayuden el resto del año.

lunes, 17 de junio de 2019

Si lo llegan a pillar los de Netflix

Las series de televisión están viviendo una época de oro. Hay canales especializados en todo tipo de ficciones, desde la comedia al melodrama pasando por el thriller y el culebrón de toda la vida, últimamente al estilo turco. 

Lo que jamás me imaginé es que la tele se superara a sí misma y en un doble salto mortal con tirabuzón fuera capaz de hacernos vivir dentro de una serie de época. Qué sí, chavales, que estamos siendo fagocitados por la familia Alcántara en esa España rancia del tardofranquismo y podemos observar, sin necesidad de pantalla alguna, ni siquiera la de los móviles, cómo vuelve la caspa de siempre a poblar ayuntamientos, plenos e incluso hemiciclos del poder legislativo y hay quien planta una santa custodia para jurar el cargo y sólo le ha faltado lucir peineta y mantilla al señor concejal.

...Y juro sobre los principios fundamentales del Movimiento...

Que vamos a volver a tener que correr delante de los peligrosos grises de azul o de negro y todo lo que digas o hagas será delito, que tú, mujer, no serás dueña de tu cuerpo porque hay quien decidirá que tienes que parir quieras o no, y no seas quejica porque te acosan por la calle, te magrean un poco y se atreven a perseguirte, no seas estrecha, mujer, te dirán con el farias entre los dientes, el aroma a varón dandy agriado con sudor, el paternalismo en los labios y los ojos en tu escote.

Y si no puedes pagarte los estudios, porque es cuestión de clase económica, obrerete del arroyo, te buscas un curro en el telepizza, o mejor, en el Uber eats, porque Uber también reparte a domicilio, sobre todo precariedad. 

Bienvenidos al tardofranquismo, ¡Me cagüen la leche, Merche! Ya puedes vivir la experiencia de vivir con los Alcántara  en el cuéntame para que tú mismo lo cuentes de primera mano, la de fascismo que te vas a tener que tragar, que ustedes no saben con quién está hablando, rojos de mierda.

To be continued.

miércoles, 12 de junio de 2019

Te conozco

A mí no me engañas, Baldomero. Te conozco desde que éramos mocitos y pasábamos hambre esperando que nos dieran de comer en el auxilio social. Tú no ibas para cura ni yo iba para monja. Nos metieron la vocación en el cuerpo a base de cucharadas de lentejas. Bueno, vocación, más bien poca, la verdad. No nos vayamos a engañar, que nos conocemos.

Somos del mismo barrio y hemos jugado juntos. Hasta fuimos  a aquellas escuelas con la misma maestra que nos enseñaba con tanto cariño. La maestra me quería mucho y me daba libros para leer, ya lo sabes porque tú también eras un alumno aventajado, pero yo era más lista. La primera de la clase. Doña Adela, que así se llamaba nuestra maestra, no te habrás olvidado de ella, me decía que llegaría lejos, que podría estudiar becada, que las mujeres podíamos ser lo que quisiéramos...Hasta que vino la guerra y todo se fue al traste. La posguerra se tradujo en hambre, miseria, muerte y desapariciones. Primero, la de doña Adela, que fue lo bastante lista como para huir a tiempo, luego la de mi futuro, que me quedé sin padres, sin becas, sin posibilidad de estudiar y sin nadie que me apoyara. Bastante tenía mi madre con sobrevivir en la cárcel mientras mi padre reposa sus huesos a saber en qué cuneta. Así que me quedé con las monjas porque no tenía otro lugar donde ir. Y aquí te encuentro, Baldomero, hecho un señor vicario de la diócesis, tú que no creías ni en Dios ni en amo.

No sé qué camino te ha traído aquí, Baldomero, pero a mí no me engañas. Tú, hijo de perdedores, te fuiste con los curas porque eras tan pobre como yo y esta era la única manera de acceder a la educación para los proletarios ¿Te acuerdas cuando éramos los niños de los proletarios? ¡Mírate ahora! Luces anillo y buena ropa, aunque sea talar. Y te conozco, Baldomero. Te he conocido siempre. Yo era más aplicada que tú, pero en este país donde ser mujer es un pecado, tú, Baldomero, sólo por ser hombre lo tuviste mucho más fácil.


Visita a las monjitas.

Y ahora te encuentro aquí, en las cocinas de este convento. Me has reconocido a pesar de los años, pero intentas disimular la sorpresa. te haces el interesante y finges no conocerme. Predicas la humildad pero siempre fuiste un engreído. Buena ropa de vicario, tú, que vestíamos ropas aprovechadas de nuestros hermanos mayores. Ya me ves, Baldomero, aunque te hagas el huidizo. Soy yo, tu compañera de juegos de la infancia, vestida de hábito, harta  de la hipocresía, la falsa modestia de esta sociedad mojigata e inmisericorde. Ambos somos supervivientes, Baldomero. Yo lo sé y tú lo sabes. Sobrevivimos rodeados de falsas apariencias fingiendo algo que no somos, aún serás capaz de ignorarme cuando te sirva el chocolatito con melindros, porque para eso estoy aquí, Baldomero.

lunes, 10 de junio de 2019

Pasajes de la Biblia; Hoy, Simón Macabeo

De los curas trabucaires del Antiguo Testamento, que los hay, y muchos, aunque ellos no los llamen curas sino levís, siguiendo la tradición de su padre y hermanos, aparece Simón Macabeo.

Este era hermano de Judas y Jonatán y muertos estos se ve en la tesitura de seguir luchando por la hegemonía de su pueblo frente al invasor. El general Trifón asedia la zona y Simón, el leví trabucaire, le planta cara. El imperio seleúcida tiene sus propias guerras intestinas, así, Simón aprovecha para pedir al rey Demetrio, que está enfrentado a Trifón, que le exima de pagar tributos (El IRPF de la época) para poder hacer frente a este enemigo de ambos.

Simón Macabeo, caudillo de Judea por la gracia de Dior.

Pero no os vayáis a creer que aquél hombre religioso era un hombre de paz, porque él también llevaba un ejército consigo para asediar y tomar ciudades, como Gazer. Estaba hecho todo un caudillo y jefe religioso de su tierra, respaldado por el rey seleúcida y el incipiente estado romano, que ya empezaba a tener su poder aún sin ser imperio. A todo esto el rey Demetrio acaba su vida y es su hijo, Antíoco el que sube al trono renovando su alianza con Simón para acabar con Trifón, al que persiguen con poderosos ejércitos.

Total que Antíoco descubre que Simón, exento de pagar el tributo, parece sumamente rico y cabreado por una mezcla de codicia y sentimiento de estafa por parte de Simón, decide revocar sus privilegios y reclamarle esa tierra que pertenece a su reino. Y en esas están cuando la biblia da un giro un tanto chapucero.

Moneda de Antíoco VII Evergetes, el rey cabreado con Simón que prosperó a sus expensas.


Antes que nada, nos presentan a Juan, hijo de Simón, comandante de la plaza de Gazer, que allí está mandando por ser hijo de papá. Luego nos presentan a Tolomeo, nombre de reminiscencias egipcias y urológicas, yerno del caudillo macabeo, quien decide traicionar a Simón y sus huestes conchabándose con Antíoco. Lo invita a un banquete regado con abundante alcohol, nada sospechoso porque son familia política, y aprovecha el estado de embriaguez de los macabeos para cepillárselos. Así acaba Simón Macabeo. Su hijo Juan, en cambio, recibe el alarmante chivatazo de que también se lo quieren cargar y pone medidas para que eso no ocurra, dando muerte a sus sicarios.

El resto, en otro ratito.

viernes, 7 de junio de 2019

Se descubren el rostro

Las excusas en forma de auto pronunciadas desde el Tribunal Supremo para dejar las cosas como están, como era previsible, además, han provocado grandes polémicas. Natural.


Un viejo clásico de Kalvellido.

No me voy a extender en el tema, porque de ello hablan muchos y la mayor parte de las veces con más gracia que yo. Sin embargo, cabe recordar que algunos llevan (llevamos) treinta años afirmando que el franquismo sigue en las instituciones porque nunca se fue y la mayoría se resistía a creerlo porque confiaban en una democracia y una transición ¿modelo? que nos habían regalado. Nos hemos pasado treinta años satisfechos creyéndonos las trolas de lo bien que lo hizo España democratizándose y el tiempo ha terminado dando la razón a los que negaban que este proceso se hubiera siquiera iniciado.

Extracto del auto del TS que se basa en una mentira donde reconoce el franquismo como legal.

La sentencia es un escándalo por el desprecio a las víctimas (Hay más de cien mil cadáveres en cunetas) y porque se atreven a mentir con afán de revisionista histórico para afirmar que Franco fue nombrado jefe del Estado el uno de octubre de 1936. ¿Cómo? ¿Qué? España el uno de octubre de 1936 está en guerra porque unos militares bien financiados por las clases pudientes han dado un golpe de estado contra el legítimo gobierno de la República, cuyo jefe de Estado es Manuel Azaña. Que en Burgos unos cuantos militares den el poder a este general que se apuntó a última hora y que se benefició de sendos hartazgos de tierra de los generales Mola y Sanjurjo, porque cada uno tuvo su accidente de avión no convierte a este general apuntado a última hora en jefe de un Estado dividido. Es una excusa barata y además mentirosa como ella sola.

Manuel Azaña era el jefe del Estado aquél 1 de octubre del 36 en el que se basa la excusa para dejar todo tal y como está.

Basan su conclusión en una trola asquerosa. ¿Aún hay incautos que se creen los documentales de Victoria Prego y creen que la modélica transición que nunca fue? El franquismo nunca dejó el poder, sólo esperaban el mejor momento para dejar de disimular.

martes, 4 de junio de 2019

Los crímenes de la isquierda (Emosio engañaos returns)

Hay políticos peculiares que crean odios según las filias y las fobias de quienes los mentan. Gabriel Rufián es uno de estos políticos. A algunos les parece un tipo lúcido, a otros un payaso, sea como fuere genera simpatías cordiales u odios irrefrenables. Un ejemplar de estos últimos ha tenido a bien enviar una nota informativa al propio Rufián y este, habitual usuario de redes sociales, lo ha difundido para jolgorio y pitorreo sinfín de quienes lo leen.

La hisquierda hazesina más que la deresha porke lo digo llo.


Esta mañana no daba crédito de las referencias documentadas del fulano autor de la nota. Gente como él, que se nutre en el rigor enciclopédico de la Súper-pop, viene a demostrar lo grave que llega a ser la deplorable calidad de la educación española.
El andoba, con una prosa que hace llorar a los académicos de la lengua, viene a enumerar las masacres que la izquierda se atrevió a perpetrar. Al loro porque la nota tiene más miga que una hogaza de siete kilos.
Maosetún, no confundir con Matusalén, se cargó a 80 millones de paisanos.
Hitler (Y lo escribe bien) se cargó a 17 millones, aunque no sé qué pinta Hitler entre los sanguinarios asesinos de la hisquierda.
Hitler de la mano de Estarli, porque hay amores que traspasan fronteras, concretamente Polonia con eso del pacto Ribbentrop-Molotov, 38 millones. No se sabe si hay que descontarlos de la cuenta de Führer o es para añadir.
Luis Companys, el berdugo catalán, él solo se cargó a 9000. Y mira que el asesino en serie más famoso del Estado fue el Arropiero. Y yo por más que leo la Súper-pop, el Marca o el Forocoches, donde se documenta el fulano este, no encuentro referencias a esto.
El PCE, que sí, que hizo sus tropelías, sobre todo en la primavera del 37 en Barcelona, según el docto de la epístola se cepilló a 10.000 víctimas en Para-Cuellos con Carrillo como responsable. En el cementerio de Paracuellos no sé si caben 10.000 cadáveres de una sola vez, todos asesinados a sancre fría y no en contrapartida por los asesinatos de Badajoz o Málaga, lo cual no es justificable.
Sestarli, que había abandonado a su novio Adolf y se había  cambiado el nombre ya que lo confundían con el rubiales Sterling Hayden, mató a 7 millones en los gulags meridionales de Ucrania, porque Siberia pillaba lejos. Eso sí, todos campesinos, ni un obrero fabril o profesional liberal o dedicado al sector servicios. Sólo campesinos, como dice el Chéspir de la nota.



Se despide de Rufián mentando a su madre, qué original, haciendo burla de su apellido del que dice le faborece, aún más original si cabe, recordándonos que el 11 de septiembre se derrumbaron los edificios neoyorkinos del World Trade Center (Torres muy artas an caído) 
En fin, seguro que el justiciero de la pluma afilada cree certeras sus referencias y seguro que brinda con una cerveza bien fría amorrado a la barra de su tasca de referencia, de donde saca sus brillantes documentaciones, pero tened en cuenta una cosa: Esta gente vota. Vota y es legión. Vota y se cree toda esta sarta de datos majaderos. Intoxica la verdad con bostas como las que se manuscriben en la nota. Hace mucha gracia, sí, pero al final su tozudez analfabestia nos va a costar un disgusto.

miércoles, 29 de mayo de 2019

Literatura inexistente de bachiller

Se acerca el fin de curso. Se ve en las bibliotecas y en el nerviosismo acuciante de los estudiantes. Mi sobrina, que va para científica, estudia con ahínco pero se nota que sus preferencias no son las humanísticas. Suelo echarle una mano a la hora de los deberes en literatura y siempre acabo cabreándome con el material que tiene para estudiar ¿Que por qué, os diréis? Pues porque, además de abusar del material electrónico, cosa que va en detrimento de aquellos chavales que no tienen ordenador en sus casas y tienen que recurrir a los ordenadores del colegio o de la biblioteca pública por un efímero ratito, les siguen dando historia de la literatura sin mencionar a las mujeres que escribieron.

Sor Juana Inés de la Cruz no sale en los libros de literatura escolar

Mi sobrina se descarga las unidades de su cuenta del insti y le salen unos archivos pdf preciosos y coloristas. Ahora, acabando el curso, da literatura del siglo XX. Poesía de la generación del 27, y, claro, ahí sale Pedro Salinas, Cernuda, Dámaso Alonso, Alberti, Juan Ramón Jiménez y García Lorca, cómo no. Pero así como sale Alberti o Jiménez, ni media frase sobre María Teresa León o Zenobia Camprubí.

Alberti y su señora. Ah, ¿Que su señora se llamaba María teresa León y que escribía? Pero no sería más que la lista de la compra.

Aún te contarán que Alberti fue el último miembro en morir de la generación del 27 porque resulta que Josefina de la Torre, aunque muriera después que el gaditano, estaba silenciada a pesar de que Jorge Guillen la incluyera en su antología de la poesía española contemporánea, a ella y a Ernestina de Champourcin. Y es que las mujeres de aquella época tuvieron la mala suerte de ser silenciadas y anuladas por una guerra y una posguerra. Nadie las reivindica en los colegios y mucho menos en los libros de texto escolares que se supone que refieren la historia de la literatura local.

Juan Ramón Jiménez y señora. Ah ¿Que también escribía Zenobia Camprubí? Pero sería tomando notas de secretaria de su marido, ¿No?

Los libros de literatura de los bachilleres de la segunda década del siglo XXI aún ignoran a las escritoras. Lo hacen con las poetisas de la generación del 27 y con escritoras de otra época. Me tragué los apuntes de poesía mística de los siglos XVI y XVII de los escritores hispanos y hablaban, cómo no, de Fray Luis de León o San Juan de la Cruz, pero a Santa Teresa de Jesús o a sor Juana Inés de la Cruz, que cultivó otros estilos narrativos además de la poesía, ni una mísera palabra.

Josefina de la Torre murió después de Alberti, pero ella no era de la generación del 27 porque nadie nunca la oyó nombrar, y los escolares de hoy día, tampoco.

Y así se sigue ninguneando el nombre de las mujeres que escribieron, tanto en las generaciones pasadas como en las actuales. hay que reproducir el cliché de que, para creadores, ellos ¿Ellas, quienes son ellas?

Qué vergüenza de ediciones para escolares. Qué vergüenza de docencia que a las mujeres silencia con indecencia.

lunes, 27 de mayo de 2019

El mensaje

Ayer fue día de elecciones, otra vez. De las anécdotas de la jornada resalta de una manera chusca y socarrona la noticia de que Vox denunciara a un par de miembros de mesa electoral por llevar camisetas antifascistas. Parece lógico que, aunque vox se desgañite por negar la evidencia, este partido se sienta ofendido por advertir en camisetas mensajes que se muestran contrarios a su ideología. Dicho de otra manera, los de Vox se descubren delante de todo el mundo como lo que son.

Libertad de lo que yo te mande, chaval.

Produce cierto temor comprobar cómo este ofendido fascismo va ganándose adeptos, no ya sólo entre los peatones de todo pelaje, sino entre los miembros de las autoridades que velan por el cumplimiento de la norma. Malo es que pocos adviertan lo nocivo y peligroso de la normalización del fascismo en nuestra propia casa.

BONUS TRACK:

Para quienes aún piensan que se exagera, los Voxeros no han dudado en colgar en las redes sociales una piada afirmando con sorna aquello de "¡Ya hemos pasao!" en respuesta al "¡No pasarán!" antifascista de la guerra civil. Ese "ya hemos pasao" que la cupletista franquista Celia Gámez cantó con ganas aquella primavera del 39 cuando la Victoria aplastó a la paz.

El fascismo que vuelve.

jueves, 23 de mayo de 2019

Cuentistas

Hace unos años hay quien afirmaba que en España no había fascismo, cosa impensable porque en España el fascismo triunfó desde que se impuso por las armas en 1936 y jamás fue descabalgado del poder. Esta semana hemos podido comprobar como una recua de fascistas que ha llegado al hemiciclo es capaz de faltar al respeto a miles de electores formando un estruendo vergonzante mientras algunos diputados toman posesión de su cargo. Y más vergüenza ajena que nos han de dar pasar durante la decimotercera legislatura recién estrenada.

No nos pilla de sorpresa el discurso misógino de este partido. Su machismo prepotente es difundido a lo largo y ancho de esta piel de toro de la que se creen legítimos amos plenipotenciarios. Sin ir más lejos, el otro día, un sosias de Mortadelo, ya que de personajes de fábula hablamos, se atrevió a contarnos el cuento de Cenicienta, alegando que las que maltratan a la huerfanita son su madrastra y hermanastras. Lo que calla el listillo de la T.I.A. es que ese cuento lo recogió a finales del siglo XVII un varón francés que atendía por Charles Perrault, autor, además de otras adaptaciones del acervo popular como caperucita roja, el gato con botas o Pulgarcito.  Pero da igual que fuera Perrault, Andersen o los hermanos Grimm, los cuentos se crearon para adoctrinar a los niños, sobre todo a las niñas.

 Charles Perrault, un cuentista versallesco con su pelucón.


Hay que ser una niña buena y obediente, nada de travesuras que te llevan a pasarlo mal, y cuidado con las brujas, que son esas señoras que viven sin la dirección de un hombre, como Dios manda y que saben demasiadas cosas, como remedios medicinales. Son el mal, porque no las podemos controlar, y por eso las retratamos sucias, feas y desgreñadas. La fealdad es el caballo de batalla de las feministas malvadas . Ya lo dice Mortadelo estas "feministas feas que le dicen a las mujeres lo que tienen que hacer" y no los hombres, como siempre ha sido, los que domestiquen a la hembra. Porque a las mujeres siempre hay que enseñarlas, sean feministas feas, cuentistas súbditos de los Capeto o personajes de tebeo enrolados en partidos fascistas.

Hay que ser obediente, decía, porque la obediencia  te recompensará con un futuro de pasiva esposa, objetivo principal de la mujer. Aunque las malvadas y ociosas familiarastras que tengas a tu alrededor  te puteen cosa mala, y quizá porque no se dedican a las tareas propias de su sexo, no se verán recompensadas con el rescate y el amor redentor de un varón que siempre está por encima de ti, y por eso es un príncipe. Porque, encima, la realeza es guay, son todos bellos, visten bien, tienen modales y expelen ventosidades con aroma a fresas.

Personaje de tebeo que habla de personajes de cuento

Los cuentos moralizantes, los cuentos aleccionadores, los cuentos, con mensaje para las niñas buenas, para que no se pasen al lado oscuro, para que su único objetivo en la vida sea ser esposa. Casada y tutelada por un varón, porque una mujer no tiene seso para valerse por si misma, y si lo hace, es una bruja, libre, sin tutela mala y, sobre todo, fea. Porque eso es lo más importante de la moraleja: Las hermanastras de Cenicienta son feas y lo único que importa, queridas mías, que lo dice el paradigma de la belleza masculina. Claro que en su caso, como es un varón, cuenta más su seso, si es que lo tiene, en el caso de las mujeres, y lo dicen de viva VOX, cuenta más su sexo. El resto ¿Para qué?

Y así, Mortadelito voxcinglero te explica que las maltratadoras son mujeres, pero se calla que los cuentos los escribieron los hombres para educar y domesticar a las mujeres, como si el jodido cuento fuera tan incuestionable como ese  cero coma cero siete por ciento de denuncias falsas que cometen las mujeres según la fiscalía del Estado. El fascismo no cambia y se alimenta de trolas y demediadas verdades.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Se está muriendo gente que no se ha muerto nunca

Antes de explicar la frase necrológica que encabeza mis diatribas de hoy, he de decir que me apena mucho no encontrar un momento tranquilo para escribir con soltura, a gusto y sis prisas. Cada vez me lo ponen más difícil. Se me ocurren buenas ideas para escribir, aunque sea cuatro frases deslavazadas y luego no tengo un momento para apuntarlas. Y allá van, al vertedero de ideas desechadas. Una lástima.

la frase titular es una reflexión honda de velatorio que Pacó León inmortalizara en "Carmina y amén". Lo cierto es que entre Analía Gadé, Niki Lauda y Eduard Punset, los obituarios se suceden unos a otros a velocidad vertiginosa. Si a esto añadimos la defunción de la democracia desde que los ruidosos fascistas de Vox se dedican a pasarse por el forro de sus genitales el respeto a los electores que decidieron votar a los partidos que tienen candidatos en la cárcel para vergüenza de la democracia, no hay nada más luctuoso...Por el momento, para nuestra desgracia.

 Gadé y Fernán Gómez en "sólo para hombres"


Analía Gadé fue una actriz estupenda de teatro y cine tanto en Argentina como en España, que protagonizó junto a Fernando Fernán Gómez un par de poco valoradas pelis como fueron "Sólo para hombres" (1960) donde se trata el tema de la incorporación de la mujer al mundo laboral de una manera inusitada para la época y "la vida por delante" (1958) donde trata lo mal que lo pasan una pareja de novios para intentar tener un futuro juntos. Ambas pelis de Fernán Gómez.

Lauda con su sempiterna gorra roja.

Niki Lauda y Eduard Punset fueron famosos ya en los 70. Lauda, por ser un gran piloto de Fórmula uno que sobrevivió a una barbaridad de accidente y Punset, porque aparte de divulgador científico, fue, y a todo el mundo se le olvida, diputado por UCD en la transición. Diputado y  fugaz ministro para  ver si a España la dejaban entrar a la UE en la época en que Tejero entró a pegar tiros y a acabar con la democracia, la cual, lejos de traerla esos comunistas como sospechaba ese picoleto reaccionario , la obligaron a instaurar los norteamericanos con eso de plantarle cara a la URSS, de entrada OTAN, sí, aunque sea con González y el PSCHE (resoplido) más que PSOE.

Divulgador científico con colorista pasado político.

Lo que son las cosas, Punset, antes de ser "de centro aperturista" tuvo un momento rojeras y militó en  el PCE en sus años universitarios coincidiendo con Semprún.


martes, 14 de mayo de 2019

Bendito rock

Ayer me di cuenta de algo aterrador. No tengo ganas de escribir. Quizá es porque no me da el día para tanto quehacer. Madrugo más que el sol, cosa que en mayo es complicado. Desayuno a toda velocidad y me veo obligada a coger el coche porque con el primer bus llegaría tarde. Debería añadir que poca cosa hay que me desagrade tanto como conducir. Así que pongo la radio en el coche. Paso de los primeros espadas rancias de las grandes cadenas de radiodifusión, paso de los afamados locutores de las radiofórmulas que se apoyan demasiado en las bromas telefónicas, así que escucho una  emisora especializada en rock que me da a mí que es un poco ful.



Al principio estaba bien, sonaba mucho metal australiano y yankee, rock clásico británico, incluso rock de la zona con Platero y tú. Un día me sorprendió, para mal, cuando me colaron el célebre hit de Europe, esos heavies de diseño sueco, como la cocina de la república independiente de tu casa. Perpleja me quedé.

El padre Vicente

Pasado el tiempo comprobé que los temas, igual que en las radiofórmulas, se repetían demasiado. ¿Será que su discoteca (En el sentido original) se limita a cuatro discos mal contados? Demasiado Europe para una emisora de rock que quiera tomarse por seria. Hasta la balada Carrie se han atrevido a echar. Claro que lo que vino después fue todavía mejor: La publicidad de la emisora me animaba a tachar la casilla de la iglesia en la declaración de la renta. Más perpleja aún. Me imagino a todos los rockeros con chupas de cuero claveteadas tachando la casilla de la iglesia. Más o menos como el padre Jony (sic),  o el padre Vicente, ambos, curas rockeros.

El padre Jony (sic)

Pero, claro, te pones a rascar por internet y todo cobra sentido. Esta cadena de música rock pertenece a una corporación de emisoras emparentada con la conferencia episcopalizas. Ahora se entiende todo. Tanto anuncio por pedirte limosna en la declaración del IRPF, tanto anuncio de la 13 Tv cobran sentido. Ahora quieren acercar a los rockeros al seno de la iglesia. Si hasta aceptan ya la peli Jesucristo Superstar y ya no rocían con agua bendita a quienes acuden a verla. El rock ya no es satánico y cuenta hasta con la bendición apostólica de su santidad ¡Qué extraño todo!

viernes, 10 de mayo de 2019

Una jornada particular


Hoy publico en mi contribución periódica al gran blog zinéfilas una película italiana que ya tiene cuarenta y dos añazos. Se trata de una cinta de Ettore Scola, guionista y director de cine asociado a la commedia italiana. La peli se titula "una jornada particular", en italiano original "una giornata particolare", y ciertamente, la peli se basa en un día concreto que fue realmente particular: el seis de mayo de 1938. Este día Hitler y sus secuaces más cercanos asistieron, como egregios invitados por Mussolini,al desfile en su honor de miles de italianos fascistizados hasta las pestañas. Todo eran camisas negras (color de los fascistas italianos), penachos en los cascos, uniformes imposibles y afilados gorritos de militares alpinos que si no estás lista y se giran para decirte algo, te sacan un ojo...y este acontecimiento es el punto de partida de la historia que Scola nos trae.


Una película particular


Sinopsis con espóiler, que es lo de menos. Por mucho que se cuente la trama, echadle un ojo.

Es la mañana del gran día y Antonietta (Sofía Loren), una mujer en la cuarentena, sufrida esposa y madre, con una educación elemental, y fascista, como todo el mundo de alrededor, comienza el día despertando a sus seis hijos y a su marido, rudo, dictatorial y poco sensible fascista que trabaja en el ministerio del África Oriental. (Mussolini se las dio de genio militar al haber invadido la Abisinia, hoy, Etiopía, de Haile Selassie con armas de fuego, aviones y vehículos Fiat, mientras los pobres abisinios iban a la guerra desigual con algún animal semoviente, sus propios pies y lanzas y cuchillos) 

Desayuno uniformado en familia mientras la madre es ese ser casi invisible que sólo está para solucionar pequeños problemas.


Todos se arreglan, se lavan y desayunan aprisa porque van a ir al desfile militarizado para que lo vean los altos jerarcas de la Alemania nazi. Cada uno con su uniforme, chicos, chicas, adultos o niños, salen de sus domicilios en ese grupo de viviendas para clase media como si fueran una legión de hormigas (Predomina el color negro del fascismo) con destino al desfile. El enorme grupo de viviendas de tono gris queda prácticamente vacío, sólo Antonietta, como abnegada esposa y madre se queda en casa para hacer las tareas propias de la buena mujer italiana y fascista. Ella y la portera, una anciana bigotuda, malencarada  y fascista que, como no va al desfile, lo escucha a todo volumen por la radio que ha encendido para tal ocasión.

Vecinos fascistas salen de sus hormigueros en tropel.
 
La radio juega un papel importante en esta cinta porque continuamente suena por todo el grupo de viviendas erigido por el fascismo, como puede notarse por el enorme fascio que hay de adorno en su fachada, nunca mejor dicho. Se difunde por las ondas la manifestación, los discursos de los jerifaltes engreídos en sus uniformes de chichinabo y las marciales y viriles marchas militares, rugidas, más que cantadas a coro por recias voces de barítonos.
 
Y Antonietta, sola y abúlica se prepara de mala gana para recoger los desayunos, limpiar un poco, preparar la comida y hacer las camas de seis hijos y la de matrimonio. Ella preferiría meterse en la cama porque está cansada y así se lo dice a Rosamunda, el pájaro que tienen de mascota. Antonietta está tan deprimida que sin querer se deja la jaula abierta cosa que aprovecha Rosamunda para volar hasta el alféizar de la casa de enfrente. Afortunadamente en aquél piso donde se ha posado el ave hay un hombre, cosa inusitada porque debe ser el único junto a ella y a la portera que no ha acudido al gran jolgorio fascista. Antonietta corre y llama a la puerta del piso de enfrente para poder recuperar a Rosamunda, cosa que hace con ayuda del inquilino de esta vivienda.
 
¿Me invita a un café, vecina?

El vecino solitario del piso de enfrente se llama Gabriele (Marcelo Mastroianni), un hombre al que Scola nos acaba de presentar hace nada de una manera magistral (Ved la peli, no os arrepentiréis del gran trabajo de esta pareja de actores míticos) Gabriele intenta alargar al máximo la inesperada visita de Antonietta. Le ofrece café, le ofrece prestarle un libro (Los tres mosqueteros), intenta trabar conversación, pero Antonietta rehúsa alegando mil quehaceres y marcha. Al poco rato Gabriele se presenta en casa de Antonietta con "los tres mosqueteros" quizá porque se siente solo. Consigue que Antonietta le convide a café pero en esto que llega la portera bigotuda y fascista, haciendo de portera, como no, para prevenirle de que ese vecino no es trigo limpio, que a ella no le gusta hablar, pero, es un pervertido y, sobre todo, un renegado. Antonietta discute con Gabriele mientras suben a la azotea a recoger la colada. Antonietta tiene un momento de debilidad y besa a Gabriele, que no la corresponde, y es aquí donde Gabriele se descubre. Le han echado de la radio monopolizada por los mussolinianos, donde era locutor y le han echado del partido, porque estaba afiliado, como todos, por el simple y mero hecho de ser homosexual. Sin trabajo, sin amigos, sin casa, malvive en ese piso prestado y gana unas pocas liras escribiendo señas para correo, trabajo que le ha cedido un amigo antes de ser embarcado para alejarse de Italia por sus preferencias sexuales.
 
Vengo a verte con un libro como excusa.


Arrepentida de su actitud, Antonietta acude al piso de Gabriele para pedirle perdón. Hacen las paces, comen juntos y después acaban acercándose tanto emocional como físicamente. Pero la parada fascista ha acabado y los primeros asistentes al desfile comienzan a regresar. Antonietta corre disparada a casa para que no la pillen con la cena por hacer. En casa todos comentan sus acontecidos fascio-fastuosos. El marido, todo ufano pretende acabar el día con una guinda coital añadiendo que de ella, si todo sale bien, le podrán llamar Adolfo a lo que venga. Antonietta prefiere sentarse a leer "los tres mosqueteros" mientras asiste atónita a la marcha de Gabriele de su piso, con equipaje en la mano escoltado por dos policías. A Gabriele también lo expulsan del país. Antonietta cierra el libro, lo guarda y se acuesta para dormir.
 
Portera metiche, maledicente y fascista.


Loren y Mastroianni trabajaron juntos en once películas, como por ejemplo, matrimonio a la italiana o los girasoles, su trabajo conjunto siempre resultó excelente. Este film en concreto que resalta la belleza del momento en que dos seres que sufren, cada uno a su manera, se encuentran y buscan su compañía porque así se sienten reconfortados por un momento de sus tristes vidas.

Dos desconocidos que juntos se sienten menos solos.

La peli de Scola se llevó el golbo de oro de 1978 a la mejor película y fue candidata a los óscars como mejor película extranjera. Hasta Mastroianni fue candidato a mejor actor ese año. “Una jornada particular” es una película que, a pesar de estar ambientada en un día concreto de mayo de 1938, cuenta en esencia una historia que podría extrapolarse a cualquier época en el tiempo: Dos seres solitarios que se encuentran y se reconfortan en compañía.


Dos chismes antes de despedirme. Sofía Loren gozaba de tener un marido productor, Carlo Ponti, que le reservaba papeles estupendos y Alessandra Mussolini, nieta de aquel fanfarrón y prepotente duce, hace el papel de una de las hijas de la Loren.

martes, 7 de mayo de 2019

Enmarcando el día de la madre

Este domingo pasado fue el día de la madre. Se notaba por la irrupción desmedida de anuncios de colonias femeninas en la tele. Hasta las narices de Charlize Theron anunciando J'adore.  En fin, dejémoslo.  Algún creativo usuario de redes sociales difundió una felicitación del día de la madre inspirada en cierto dibujo animado famoso en los setenta. Esta "felicitación" me llegó por varios cauces. Os cuelgo la reproducción de esta:


¡Qué injusticia para con la madre de este niño italiano! La pobre madre de Marco, como otros tantos paisanos transalpinos agarró un barco y se fue a currar a América para sacar  a su familia adelante desde la distancia. La sacrificada mujer abandonó el puerto italiano al pie de las montañas para currar como una burra de empleada doméstica en la Argentina mientras el flojo de su marido y sus hijos se quedaban en Génova. Génova el puerto, no la conocida calle donde ubica su sede el partido más corrupto de España.

La madre de Marco, lejos de abandonarlos, corre el peligro de montarse en un barco, cruzar el océano,  pasar el control de inmigración, encontrar una colocación que no sea una estafa, sortear la trata de blancas que, como ahora, se da ante el desprecio sexista que se tiene por las mujeres emigrantes...Vamos, aún tuvo medio suerte de colocarse en casa de los Mequínez.

La incomprendida madre de Marco.

La pobre madre de Marco, como tantos otros compatriotas, prueba hacer las Américas para sacar a su familia adelante, pero las cartas, y los envíos de parné comienzan a escasear hasta desaparecer y el resolutivo Marco decide ir a buscar a su madre cruzando el charco, ojo, se va él solo, ante la oposición del padre, al que parece importarle bien poco lo que le haya pasado a su esposa. Recordemos que en Italia se quedan el padre de Marco, el hermano mayor de Marco, que ya tiene edad para buscarse la vida y Marco, que es un niño aún. Al padre parece importarle poco lo que le haya pasado a su esposa porque él no mueve un dedo por ir a buscarla. Quizá le interese más cómo va la Sampdoria en la liga A del Calcio.

Marco, su padre y su hermano de 18 años despidiendo a la emigrante. La que emigra es ella, claro, ellos no se mueven del puerto italiano al pie de las montañas.

En la novela un tanto moñas de Edmundo de Amicis este cuento apenas son unas pocas páginas. Personalmente siempre me pareció mucho más conmovedora la historia del pequeño escribiente florentino, pero para gustos, los colores. El mono Amedio, porque es Amedio y no Amelio, no sale para nada en el cuento que caligrafía el protagonista de "Corazón". Es un añadido.

Dejad de echar mierda, quienes lo hagáis, sobre la pobre y sufrida madre de Marco, ella, que se ha sacrificado como tantas mujeres, por sacar a su familia adelante. Aún tuvo suerte que la inmigración a la Argentina no sufría tanto rechazo como la que ofrecen los países europeos, Italia incluida, claro, que recibió tanto de sus esforzados emigrados.

viernes, 26 de abril de 2019

Porquería tóxica en el buzón

Con esto de las elecciones, dos en un mes, queridos míos, los partidos políticos no dudan en dejar a un lado los postulados ecológicos para no deforestar el entorno y tiran por la saturación papelera de los buzones. Todos muestran su palabrería, que cada vez es menos y traen más imágenes en este mundo de instagram donde importa más una buena foto colorista de gente maqueada, peinada, vestida y pulida que un programa electoral bien construido y redactado.

Y, entre la basura para el contenedor azul, destaca un panfleto rojigualdo plegado y replegado que, sin esforzarse mucho por adivinar, resulta ser la bazofia buzoneada de esos que se creen haber inventado el patrioterismo y los valores rancios que ya se estilaban en el XIX regeneracionista. Total que, con el estilo pasado de moda de esta gentuza facha que es Vox, estos te endilgan una carta que más que no tener desperdicio  es puro desecho de vertedero.

Engañando a borregos

Si esta gente de Vox no fuera tan amenazante para la convivencia de la buena gente hasta podrías partirte de risa con su pretencioso mensaje. No titubean al advertirnos de que España atraviesa uno de los momentos más críticos de su historia. Será que mucho no aprendieron en el colegio sobre su tan mentada patria porque si así lo fuera, cualquier cabreado decimonónico les podría cantar unas cuantas verdades que estos voxmitivos ignoran. Los peligros a los que aluden son el separatismo y la izquierda marxista. Las carcajadas al leer esto último sonaron con profusión.  La nación está en peligro, anuncian. Indudablemente, en peligro de que mucho elector incauto y descerebrado les vote a ellos, que son el verdadero peligro para la mayoría de españoles ¿Hace falta que ennumere a los españoles posibles damnificados de vox?

El párrafo siguiente es una delicia "el feminismo supremacista atenta contra la igualdad", aunque  lo que debería decir es "el machismo supremacista se ve amenazado porque las mujeres piden igualdad y por ahí no pasamos".

Otro que se cree que España sólo es suya.


El redactor es un chapuzas porque acaba con eso de los ataques "a las tradicones exigen una respuesta que los partidos tradicionales han sido incapaces de ofrecer". Estos de Vox llevan la tradición hasta el paroxismo y crean frases inmaduras, como su mismo discurso.

La cartucha termina con "Hoy ya no se trata de partidos, se trata únicamente de España. Defiéndela" y firma ese pistolero que no hizo la mili llamado Santiago Abascal. Es un mensaje claramente beligerante y hostil que lleva la confrontación hasta con aquellos que tengan ese pasaporte por el que tanto suspiran los voxcingleros, porque para esssssspañoles ellos, tú, no.

Y luego cascan el decálogo voxchornoso que es una sarta de consignas pendencieras fascistoides  que se asemejan demasiado a los veintisiete puntos que aquellos señoritos engominados alrededor del pijo, vástago de aquel general golpista, escribieron en los escasos ratos en que no estiraban el brazo para pedir un taxi.

Si no fuera porque esta gente tan ridícula es tan peligrosa, que hasta disparan sobre los desafectos a su causa, nos podríamos chotear con gusto de sus gilipolleces, pero, no olvidemos que estos chulos agresivos son calcados a aquellos que sembraron de muertos las cunetas de esta España que creen que les pertenece.

Cuidado con esta gente que es como el tabaco, perjudicial para la salud.

martes, 23 de abril de 2019

Voto al botarate

Vuelta de Semana Santa, día de San Jorge, Sant Jordi en Catalunya, que es día laborable con aditivos. Elecciones generales a la vuelta. Europeas y municipales a un mes vista. Campaña electoral por tierra, cielo y mar. Debates por todas las cadenas televisivas de candidatos con moralidad más que dudosa.  Las horas apenas me dan para quedarme atónita ante la desfachatez de los fachas. Cada vez escribo menos y peor. Esto va a la merma, como el nivel de los políticos nacionales. la que nos espera.

Debate televisado para que cuatro tipos, alguno con currículum vitae y otros sin él, se dediquen a lucir su discurso a la manera de Castelar, que era un político de la primera república, abogado de profesión. Bueno, exceptuando el profesor universitario, con que sepan balbucear sin perderse en el mensaje, van que chutan. Cuatro varones, cuatro hombres menores de cincuenta años  porque para las mujeres, excelentes profesionales de lo suyo, el techo de cristal se desploma sobre su cabeza. Ninguna es digna de ser candidata. El machismo aún pesa más que el techo de cristal en la mente del electorado. Desconfía de una marimandona y que sea un cenutrio con un máster sacado en un huevo kínder el trunfal candidato a presidente del gobierno. El techo de cristal te hace agachar la cabeza para que abrillantes el suelo de la mejor manera.

El hombre, dirigente, la mujer maquilladora, asesora de imagen o limpiadora. Hasta ahí.

Mentiras que llegan por todos los medios audiovisuales consumibles. Fascistas apestosos que se descubren a cada rebuzno. Mentirosos que no muestran vergüenza alguna cuando se les pilla en un renuncio. Defensores de la familia y del catolicismo que se han divorciado, aunque su iglesia lo prohíbe taxativamente,  que no han dudado en volverse a casar haciendo ofensa a su dios; defensores, arma en mano, de su patria que no dudaron en escaquearse del servicio militar; machacones mamporreros del liberalismo que no han currado en su vida y han vivido a expensas de los sueldos del Estado; denunciantes de los despilfarros del Estado de las autonomías que no han dudado en cobrar como diputados en estas, y que, aunque echan pestes del malgasto que dicen que estas producen, jamás renunciaron a cobrar sus emolumentos.

Dios, ejército, liberalismo y Estado centralista. Mucho dice este de todo aquello con lo que no ha cumplido nunca.

Aún nos queda una semana escasa de campaña y ya estamos más que hartos de la desfachatez de esta gente que ni vergüenza tiene al sentirse descubierta en sus faltas. Muy al contrario, saca pecho arrogante y chulopiscinas de todo ello.
Y lo peor es que habrá gente que les votará.

domingo, 14 de abril de 2019

En memoria de Neus Català, luchadora antifascista

Domingo, 14 de abril. Día señalado. Justo hoy, hace 88 años, ahí es nada, se instauró la República tras unas elecciones municipales en la que los partidos de esta corriente se impusieron a los partidos monárquicos y el rey decidió largarse. La República duró poco y la maltrataron entre muchos.

Ayer, 13 de abril, murió en su Guiamets natal, provincia de Tarragona, Neus Català a la edad de 103 años. Adolescente cuando se proclamó la República, joven adulta de ideoligía comunista cuando estalló la guerra, y poco tiempo después tuvo que huir a Francia custodiando a un centenar de niños huérfanos de la guerra. En esa Francia miserable que maltrataba a los refugiados de la guerra (Hay cosas que nunca cambian) Neus Català malvivió con esta condición, y, sin embargo, no dudó combatir al fascismo en cuanto Alemania invadió el país galo. Denunciada por un francés colaboracionista fue detenida, torturada, encarcelada y deportada al campo de concentración de Ravensbrück, un campo de exterminio nazi, como todos, donde sufrieron ella y muchas mujeres españolas. Fue liberada en el campo de Flossenbürg al ser evacuado el anterior ante la inminente invasión aliada.

Neus Català, a la izquierda con uniforme de deportada, a la derecha, superior, en sus últimos años, a la derecha, inferior, adoquín situado delante de su casa natal que la identifica, al igual que a miles de personas, como deportada por los nazis.

Esta brava mujer, que no dudó en sabotear el material militar que estaba obligada a fabricar como esclava del tercer reich que era, no tuvo oportunidad de volver a su casa, al igual que la mayoría de españoles deportados supervivientes, porque, para vergüenza de la democracia occidental, se permitió que un sátrapa fascista siguiera gobernando, encarcelando, torturando y fusilando gente en este país vetado a quienes lucharon contra el fascismo.

Hoy, en esa carrera por las poltronas del hemiciclo, nos encontramos a fascistas solapados y a fascistas que no tienen reparos en declararlo abiertamente en campaña, que aparecen maquillados y repeinados en los carteles, dando discursos, a veces, hediondos, como ese diario ¿político? llamado Marca. Ayer, el mismo día que ese facha redomado que comanda Vox daba su discurso podrido y asqueroso, el mismo que niega la restitución de las víctimas de la memoria histórica, ese mismo día, una mujer luchadora, exiliada, resistente, deportada y antifascista fallecía, centenaria, en una tierra ingrata donde muchos votarán a quienes son los enemigos de la democracia.

Descanse en paz Neus Català.

martes, 2 de abril de 2019

De plomo las calaveras

Este país está desquiciado. La vergüenza ya no asoma su rubor a los caraduras que encabezan partidos políticos que reclutan candidatos, no ya por sus cualidades adecuadas para el cargo, sino porque un voto lo vale todo, hasta que pose un torero, un actor o el predicador que cuenta una biblia poco ortodoxa.

se ha llegado a ignorar la fabricación de pruebas falsas con tal de que el Frente Popular de Judea no consiga demasiados escaños. Y mejor no hablar demasiado de la judicatura.

La ley mordaza y ese orinarse en la libertad de expresión ha concluido con obligar a una discográfica a eliminar un tema musical de su catálogo. El tema O.V.N.I. (Objeto verde nada inteligente), de Piperrak, debe dejar de divulgarse. Recuerda, y mucho a otros temas de la vieja época punk.

La carga, de Ramón Casas.

Me ha venido a la cabeza aquél tema de Vómito. Os ruego que no os escandalicéis, ya que la primera obligación del punk es provocar.


De aquél mítico "Skalherria punk" de 1988, disco compartido por cuatro grupos, aparte del tema del grupo anterior, también sonaba el de Virus de Rebelión dedicado a la policía municipal.


O el mítico de Eskorbuto "mucha policía, poca diversión":


Hay infinidad de temas, claro está. Seguro que se os ocurren algunos otros, pero tened en cuenta que yo esrcibo del tirón y que a esta hora, después de la jornada laboral interminable, no doy para más, pero os dejo "Romero, el madero" de Ska-P


De niña oí en mi casa que a García Lorca bien pudiera ser que lo hubieran fusilado por aquél romance dedicado a la guardia civil en la que dice aquello de "tienen, por eso no lloran, de plomo las calaveras", porque, paece ser, ojo, que de humanidad no andaban demasiado sobrados.  

¿Le aplicarán la ley mordaza?

Aún se atreverán a pedirle cuentas a García Lorca, allá donde estén sus huesos, para que no mancille el ¿buen? nombre de este cuerpo militar que miente hasta en su nombre.

Romance de la Guardia Civil

Los caballos negros son.
Las herraduras son negras.
Sobre las capas relucen
manchas de tinta y de cera.
Tienen, por eso no lloran,
de plomo las calaveras.
Con el alma de charol
vienen por la carretera.
Jorobados y nocturnos,
por donde animan ordenan
silencios de goma oscura
y miedos de fina arena.
Pasan, si quieren pasar,
y ocultan en la cabeza
una vaga astronomía
de pistolas inconcretas.
¡Oh ciudad de los gitanos!
En las esquinas banderas.
La luna y la calabaza
con las guindas en conserva.
¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Ciudad de dolor y almizcle,
con las torres de canela.
Cuando llegaba la noche,
noche que noche nochera,
los gitanos en sus fraguas
forjaban soles y flechas.
Un caballo malherido,
llamaba a todas las puertas.
Gallos de vidrio cantaban
por Jerez de la Frontera.
El viento vuelve desnudo
la esquina de la sorpresa,
en la noche platinoche
noche, que noche nochera.
La Virgen y San José,
perdieron sus castañuelas,
y buscan a los gitanos
para ver si las encuentran.
La Virgen viene vestida
con un traje de alcaldesa
de papel de chocolate
con los collares de almendras.
San José mueve los brazos
bajo una capa de seda.
Detrás va Pedro Domecq
con tres sultanes de Persia.
La media luna soñaba
un éxtasis de cigüeña.
Estandartes y faroles
invaden las azoteas.
Por los espejos sollozan
bailarinas sin caderas.
Agua y sombra, sombra y agua
por Jerez de la Frontera.
¡Oh ciudad de los gitanos!
En las esquinas banderas.
Apaga tus verdes luces
que viene la benemérita.
¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Dejadla lejos del mar, sin
peines para sus crenchas.
Avanzan de dos en fondo
a la ciudad de la fiesta.
Un rumor de siemprevivas
invade las cartucheras.
Avanzan de dos en fondo.
Doble nocturno de tela.
El cielo, se les antoja,
una vitrina de espuelas.
La ciudad libre de miedo,
multiplicaba sus puertas.
Cuarenta guardias civiles
entran a saco por ellas.
Los relojes se pararon,
y el coñac de las botellas
se disfrazó de noviembre
para no infundir sospechas.
Un vuelo de gritos largos
se levantó en las veletas.
Los sables cortan las brisas
que los cascos atropellan.
Por las calles de penumbra
huyen las gitanas viejas
con los caballos dormidos
y las orzas de monedas.
Por las calles empinadas
suben las capas siniestras,
dejando atrás fugaces
remolinos de tijeras.
En el portal de Belén
los gitanos se congregan.
San José, lleno de heridas,
amortaja a una doncella.
Tercos fusiles agudos
por toda la noche suenan.
La Virgen cura a los niños
con salivilla de estrella.
Pero la Guardia Civil
avanza sembrando hogueras,
donde joven y desnuda
la imaginación se quema.
Rosa la de los Camborios,
gime sentada en su puerta
con sus dos pechos cortados
puestos en una bandeja.
Y otras muchachas corrían
perseguidas por sus trenzas,
en un aire donde estallan
rosas de pólvora negra.
Cuando todos los tejados
eran surcos en la sierra,
el alba meció sus hombros
en largo perfil de piedra.
¡Oh ciudad de los gitanos!
La Guardia Civil se aleja
por un túnel de silencio
mientras las llamas te cercan.
¡Oh ciudad de los gitanos!
¿Quién te vio y no te recuerda?
Que te busquen en mi frente.
Juego de luna y arena.