Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 6 de noviembre de 2009

Crimen en la terraza

Ayer llegó mi mitad a comer y se asomó a la puerta de la terraza. Luego exclamó: "¡Qué asco! ¿Qué es eso?". La terraza abierta a los campos de alrededor de la casa presentaba en su suelo rastros de sangre, y un poco más allá, un tercio de paloma -rata del aire- sanguinolienta y eviscerada. Un sinfín de plumas revoloteando como consecuencia del fuerte viento. Lo de las plumas en esta santa casa fue motivo de inacabables chistes por parte de las inquilinas. Ella barrió y restregó con lejía el suelo, y yo me deshice del cadáver. (¿Ha de ponerse en el de restos orgánicos?). Yo diría que alguna rapaz, tipo halcón, aguilucho, etc. debió ser el criminal que se pegó tal banquete en nuestra terraza. Puede ser. Esto está lleno de campos y se ven muchas aves, pero rapaces, yo sólo he visto algún cernícalo, que es ese pájaro que bate las alas incesantemente pero no se mueve un milímetro en el aire. Creo que pasamos de llamar a Grissom y al CSI. ¿Alguien quiere pollo?

La víctima.

4 comentarios:

farala dijo...

jajajaaaaaaaaaaaaaaa me encanta tu humor negro!!

venga! (pa mi pechuga)

Pena Mexicana dijo...

bue... supongo que es parte del equilibrio de la naturaleza... y si, al contenedor de orgánicos;
Buena entrada, jajaja

El Chouan Ibérico dijo...

Upsss, yo no soy Grisson así que poco sé de esta clase de criminología, aunque algo sé de crímenes cometidos por animales de dos patas.

De todas formas creo que no es nada agradable encontrarse un animal en ese estado.

Ah... y muchas gracias por enlazarme.

Salud y Amistad

kanif dijo...

Un halcón o un gato. El cernícalo es más pequeño que la paloma; yo creo que la propia paloma se lo comería jaj aja ja ja.
Un abrazo