Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 14 de febrero de 2011

Publicidad agazapada I

Ya que tenemos publicidad hasta en la sopa, y no me refiero a Berto Romero diciéndole a su madre que la sopa de sobre es mejor que cocer un muslo de pollo con puerros y zanahorias, voy a desgranar algunos spots que NO me gustan nada. Ya se sabe que nos venden un producto, pero también nos venden una actitud, una fliosofía de vida...Es decir, que hay más cosas implícitas cada vez que nos dan un corte -de mangas- publicitario entre películas en la tele.

Tengo un par de anuncios en mente que me llenan malas ideas porque nos quieren vender actitudes frente a la vida que no entiendo, primero porque están hechas para los hombres, las mujeres no consumimos, por lo visto, nada más que compresas o lavavajillas. Lo voy a hacer en dos partes una hoy y otra mañana.

Hoy, porque es más antíguo, el anuncio de Voll Damm "doble o nada", de cervecica. Aparece un pavo con cara de perdonavidas contándonos que ha elegido entre su novia y su vida. ¿Y a mí qué coño me importa? Para decirnos que es un anormal que hace cosas bastante poco extraordinarias y que son, por desgracia más normales y burguesas de lo que él mismo cree, porque va de puto auténtico y es un pringao que le da a una cervecica más que vulgar. Seguro que lo habéis visto. Yo os lo voy a colgar, pero primero voy a dergranarlo.

Hace un guiño a esa peli que es Trainspotting cuando el yonki de turno-Ewan McGregor- te va contando eso de elige una vida, elige un empleo, elige una carrera, elige una familia (¿Comorl?), elige un tlevisor...

Aparece una tipa largándose de una casa que parece un almacén sucio donde no va la mamá del prota a limpiar y empeza a decirnos lo que ella quería. Por lo visto el pavo era tan "normal" que en vez de no tener un noviazgo, lo tenía. Menudo capullo, para empezar. Luego habla de un trabajo normal, y el tío sale tocando la guitarra en un garito. ¿Ese es su trabajo? lo dudo. Salen unos pavos jugando a los dados, no sé que entiende el speaker por ambiente de trabajo. ¿Será que nos quieren vender que esa cerveza es para delincuentes y jugadores de la vida? ¿Para ludópatas y trapicheros? Ah, vale. Sale el pavo, que por cierto tiene ya una edad, diciendo que ella quería que se vistiera con ropa normal. Lo cojonudo es que el imbécil va con traje y corbata, que es la cosa más normal, burguesa y asquerosamente convencional que hay. No va en traje de neopreno con falda escocesa, ni en bikini lucehuevos con una boa de plumas, no. El "guay" va de vendedor de seguros. Oh, ah, que extremooooo. Luego habla de la comida. Bueno ahí cada uno puede ser libre, eso sí, la pinta que hace el menú que enseña tiene pinta de asqueroso. Gastroenteritis asegurada. Luego habla de jugar a cosas normales  y sale dándole al boxeo, inventado por el marqués de Queensberry allá por los años 60 del siglo XIX. Es de exclusivo el prenda que asusta. Y luego nos habla de su mascota. Huy, yo pensaba que el maromo tendría una cobra, y no, tiene un puto bulldog francés. Convencionalote el chaval. Le da un trago a su birra y dice con autoridad "desde el primer día se lo dejé todo muy claro", para eso es el hombre. Coño, eso sí que es "normal". Qué decepción, para ir de tan rarito, es un convencional más. Y luego, para finalizar, añade que la próxima vez debería buscarse algo menos normal, y sale una boxeadora joven. No, tío, no, tendrías que pensar en una anciana de 80 años, que eso sí sería poco normal.

En resumen, lo que le pasa al pavo es que siempre ha sido un capullo de la vida, como somos todos, y busca la originalidad a sus cuarenta tacos. Pretende llevar una vida de joven cuando ya no lo es y viste de una forma muy convencional. Vamos, que de original no tiene nada, que lo que tiene es la crisis de los 40,  y que si se cree sus chorradas de "anormal" allá él, pero es tan pringado como el que más.  Y ya puestos a ser originales, podría beber cerveza con marihuana, o mejor, red bull con alcohol de quemar, que eso sí que es original.

7 comentarios:

Martina dijo...

Muy buen análisis. Estoy contigo. La próxima, una boxeadora de 80 tacos.

El tío Goyo dijo...

jur, jur, me parecía un sinsentido de anuncio, o yo no entendía nada, o era un soplaplollas diciendo memeces y que por lo tanto desprestigiaba a la cerveza que pretendidamente quería asociar con..., ¿ser memo?..., buennnn post

Pena Mexicana dijo...

jejejeje
ahora veo que había tantas razones para que el anuncio me molestara que no sabía por donde comenzar, buen trabajo juli ;)

besos

nineuk dijo...

No se cual será la agencia de publicidad de esa marca de cerveza, pero ciertamente , a mí tambien tiene la costumbre de resultarme atacante. De hecho hace tiempo que decidí no frecuentarla.

iTxaro dijo...

es un autético gili

mal van si piensan que voy a tomarme esa cerveza para volverme gili como él

güertana dijo...

jajajaja te has ensañado con el dieciochoañero este.

Gina Patiño dijo...

A mí me encanta ese anuncio, me siento identificada con el mensaje. Eso de tener 40 tacos, estar casada con hijos y un marido, no es lo mío. Así que, es de los míos. Excelente anuncio!!