Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 18 de marzo de 2009

La iglesia católica está enferma

La iglesia católica hace años que me hace sentir vergüenza de ser miembro de su seno. Mantiene desde hace tiempo una actitud hipócrita y desconectada de las necesidades de la humanidad, al menos de la parte de la que es guía espiritual. El papa Ratzinger está hoy en Camerún, su mensaje ha sido en pocas palabras que el condón tiene la culpa de que el SIDA se extienda en África. Pues imagínese Su Santidad si encima no se usara, sería cien veces peor.

La iglesia en España está en plena campaña antiabortista. Hablan del derecho a la vida del feto. La iglesia que manda, es decir, un montón de hombres misóginos que tratan a sus semejantes del otro sexo como personas de segunda, es decir, no tan semejantes -las cuales tienen vetada la capacidad de decidir o mandar en las altas jerarquías eclesiásticas- no han caído en que las mujeres cuando quieren abortar no lo hacen por modas o capricho. Una mujer para que interrumpa un embarazo tiene que sentirse en una situación verdaderamente dura, pero los hombres de sotana que velan por la familia tradicional en el que las mujeres no deberían hablar, no tienen en cuenta al recipiente que cocina, friega y plancha, como es su obligación. ¿Para qué si ellas no saben lo que les conviene?

Porque lo importante es que la iglesia cree en cada vida humana, da igual que fomente guerras, cruzadas o haya practicado la tortura indiscriminada bajo la santa inquisición o mirando para otro lado cuando Pío XII no quería saber qué pasaba con los esclavos de países cristianos tomados por los nazis. Tampoco les importa cínicamente lo que pasa en África por mucho que el papa hable del SIDA porque no se para a pensar en la idiosincrasia del pueblo africano y sus necesidades. Creen que es suficiente con pedir limosna para el DOMUND, pero no lo es denunciar las guerras intestinas de los ejércitos africanos y las agresiones sexuales en masa, no sólo de los nativos, sino de los "civilizados" cascos azules.
Vamos que:
La iglesia criminaliza el aborto pero apoya las muertes de los enemigos de la fe, y las mujeres a callar y a parir porque así lo ha decidido un grupo de padres de la madre iglesia, todos ellos con vestidito, que es lo más cerca que van a estar de sentirse mujeres.

La iglesia está en contra de que se use el condón en general, y en África en particular. Será para que haya más casos de SIDA, porque sólo con que no se pongan la gomita, los hombres no van a parar de follar, algunas veces, eso sí, con el consentimiento de sus parejas, y otras no.

Pues sí que está bien la iglesia fomentando la desigualdad de género, contreviniendo a Jesús, y apoyando la muerte en África, mientras cree salvarla en Occidente. ¿Y aún quieren que se fiel a su institución que me trata con desprecio por ser mujer, me cree incapaz de tomar decisiones , quiere que no use metodos contraaceptivos - bueno, en mi caso...- para tenerme esclavizada de un destino que no deseo, y que defienda mi fé cristiana a base de haber matado en nombre de Dios a otros humanos? ¿Con qué derecho se atreve el Vaticano a hablar de moral?

3 comentarios:

kanif dijo...

El Papa cree ser hijo de un ser todopoderoso porque lo pone en un libro de hace 2000 años y es el jefe de una secta montada alrededor de ese asunto. Ya sólo por eso se le podría internar en un psiquiátrico.
Y por lo de los condones yo lo acusaría de crímenes contra la humanidad, sin duda.

El Grifo dijo...

Pues si no te gusta, deja de ser miembro de esa religión.
Así de simple.
Te sentirás liberada.


Saludos.

Juli Gan dijo...

No, señor grifo que gotea, no es "así de simple". A mí me molesta la actitud reaccionaria de la curia vaticana, no de la iglesia católica en general. La iglesia no son sólo los curas. La iglesia es cualquiera que sea miembro. Yo soy iglesia también, pero no me gusta la política de quienes rigen mi fe. Por el contrario cada vez estoy más convencida de la honradez y de la manera de trabajar de la iglesia católica que se engloba en la llamada "teología de la liberación". Yo soy católica,y creo que tengo el derecho de opinar sobre las estructuras de la iglesia de la que soy miembro -y no me molesta serlo- me parece algo legítimo poder tener opinión sobre las actitudes de esta, pero la infalibilidad del papa en asuntos como este ó el aborto es más que cuestionable. Es así de...complejo.