Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 19 de septiembre de 2011

Los amos de las tijeras

¿Qué pasará el 20-N? Pues que los nostálgicos del régimen cuartelero echarán una lagrimica por su jefe enterrado en el Valle de los Caídos y se alegrarán mucho porque la ultraderecha asumirá las riendas del gobierno. España es tan diferente que en medio de una crisis, las clases más perjudicadas, las que trabajan, si tienen suerte, o están en las listas del INEM, elegirán en masa y sin pensárselo un gobierno que será de la derecha que todo lo privatiza. Las clases trabajadoras, pero desempleadas, votarán al PP y este sacará, encima, mayoría absoluta para hacer lo que le salga de las narices. Y luego nos lamentaremos.

La presidenta de la Comunidad de Madrid recorta en educación pública, para ver si las escuelas concertadas, que son negocios privados, sacan tajada del empobrecimiento cualitativo de la enseñanza estatal. Un negocio redondo, aprovechando la crisis, como hace años. Se volverá a denostar la educación pública y a ensalzar la excelencia de los colegios de pago, para vergüenza de la consejería de cultura y negocio de sus amigos.

Con la sanidad pública pasa exactamente lo mismo. Dicen que no hay dinero, lo cual no se entiende, teniendo en cuenta que los gastos en sanidad quedan reflejados en los presupuestos generales del Estado y que de las recaudaciones está previsto que funcione así, además de que pagamos religiosamente cada mes de lo que se nos deduce de la nómina. Y nos hablan de copago y de que usamos mal la sanidad. No lo entiendo, porque si usamos, en primera persona plural, yo, que me he estado tres años sin aparecer por el médico, y si he ido es porque tengo anemia y me he de copagar las pastillas de hierro, alguien me suplanta. ¡Pero si me he pasado años sin ir y siempre ha sido por razón justificada y temporal!

Lo que se callan es el hecho de que empobreciendo la sanidad pública, y España es de los países que menos dedica a este bien común, se potencia el negocio de la sanidad privada. El mismo médico tardará un año en operarte una artroscopia por la seguridad social, pero en dos semanas te lo hace en clínica privada si pagas 3.000 euros o estás adscrito a un seguro privado. Ese es el negocio que las empresas privadas llevan años persiguiendo y ahora con la crisis es la excusa perfecta.

El caballo de batala de Obama en los Estados Unidos era crear una sanidad pública igualitaria. Claro está, ni se le ocurre llevarlo a cabo. La sanidad privada en los EEUU es un negocio bandera. Si pagas hay tratamiento y si pagas, pero es caro, te racanearán la quimioterapia. Total, no podrás resistir mucho luchando contra tu seguro ya que ellos tienen más vida por delante mientras un señor te enseña catálogos de ataúdes. Aquí pasará igual, aunque se inventen el desmesurado gasto sanitario y bla, bla, bla. Coño, si llevo toda mi vida pagando mi cama de hospital sin usarla.

Y para acabar, y la gente abra los ojos de lo que nos espera con el PP. Fijaos en Castilla la Mancha, feudo de Dolores de Cospedal. Una Comunidad autónoma arruinada, como casi  todas, donde los burócratas piensan de donde sacar para poner. Creció a base de ladrillo y de obras que no necesitaba, como aeropuertos o AVE por donde ahora no pasa. Despilfarro absoluto. Llega la Dolores de Conspirar, se tira de los pelos, a pesar de que participa en esas reuniones de piratas del club Bilderberg y empieza el bailes de recortes, como los que hace su colega Aguirre en la comunidad madrileña. Me parece que tiene su lógica, claro que debe hacer números. Pero a la primera de cambio. ¡Zas! Nos sale con esto: Se va a gastar 230.000 euros en rehabilitar un palacio de la Comunidad, rehabilitado el año pasado, y encima la obra será hecha por una empresa que no ha necesitado ni concurso ni estudio de la adjudicación.


La Cospirar recorta a viudas, funcionarios y farmacéuticos, pero se gasta una pasta enorme en una cosa que ni se entiende. ¡Este es el gobierno del PP que se nos viene encima!

8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Y su comunidad volverá a votarla.
Manda webs.

Jose Luis Forneo dijo...

Lo malo es que las tijeras podian estar en manos del pueblo (si este quisiera) pero estan en manos de delincuentes peligrosos...

emejota dijo...

Hay que convencerse hermosa, que sobramos tropecientos y la madre que nos parió a todos. Sobramos en el actual sistema económico. Hay que elegir entre el sistema o la chusma. Hombre..... sin dudarlo..... el sistema. La chusma como siempre, igual de idiota. Beso.

Juli Gan dijo...

MARIAJESUSPARADELA: La gente es tan inconsciente que vota sin pensar en las consecuencias, por mucho que no haya gobiernos de izquierda.

JOSE LUIS FORNEO: El pueblo es indolente porque se nos ha adiestrado así.

EMEJOTA: ¿Que sobramos? No me lo creo. No somos franceses o alemanes, que en el mismo territorio son el doble. Si "sobramos" justamente ahora es porque se ha acabado esto del Estado del bienestar, la educación pública y la sanidad garantizada. No sobramos, no. Es demostrable que no. Lo que pasa es que el afán de lucro de algunos es insaciable e inhumano.

Isabel dijo...

Pero tenemos lo que nos merecemos, los votantes de derechas (ultraderecha), premian la corrupción, y los de izquierdas, mas críticos, van a castigar al partido al que votaban, bien con el voto nulo, en blanco, o sencillamente votando al PP. Es de locos, pero es lo que hay.
Un saludo

RAFAEL ÁNGEL dijo...

Saludos, Vasca Saltarina querida. Si no tienes inconveniente, me gustaría que sustituyeses Cosmovisión de Wundemar en tu columna lateral derecha por Espacio de Revolución (superdemonio.wordpress.com), pues es el único blog que tengo actualmente activo.

Gracias anticipadas.

Hormiga dijo...

ya me he cabreado. ah no, que ya lo estaba, lo llevo de serie desde hace tiempo. Ni haberme hecho una foto enseñando el culo bajo su publicidad electoral me consuela.

Ripley dijo...

resulta realmente frustrante ver cómo la gran masa de la población no se da cuenta de todas estas cosas, es como si viviéramos en un país donde la gente se deja arrastrar por las palabras y no ve la realidad. miedo, pánico me da ya pensar en las próximas elecciones.