Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 23 de abril de 2010

Rosita de les cadires

Hoy es Sant Jordi, San Jorge. Es fiesta en Aragón y en Castilla-León. Y en Catalunya se considera un día parejo al día de l@s enamorad@s. Es por eso que se acostumbra a regalar rosas, aunque ya se haga por tradición y te dediques a endosar floripondios a "to dios". También es el día internacional del libro, ya que se dice que en esta fecha, sin mencionar los ajustes julianos del calendario, murieron dos de los escritores más venerados de la literatura universal, como fueron Shakespeare y Cervantes. Y en Catalunya, tan industriosa como es, a pesar de la tremenda importancia socioclutural del día, es una jornada laborable. Barcelona hoy en día sigue liderando la cabeza editorial española. Las grandes editoriales del país se encuentran en la ciudad condal, por esto también tiene su importancia este día, ya que si se celebra una fiesta del libro, es lógico que Barcelona saque sus ediciones a la calle. Así se estableció que sea típico regalar rosas y libros. Libros a los varones, porque es normal para ellos leer, y rosas a las féminas, porque es muy peligroso que las mujeres lean, no sea que aprendan demasiado.

Estoy haciendo tiempo para bajar al centro de este cogollito de ciudad y ver qué se cuece (Y comprar rosas y libros a manta). Pero éste año en el Passeig Pere III de Manresa faltará algo en el tramo más céntrico. Las sillas verdes metálicas. Desde éste año Rosita la de les cadires (Rosita la de las sillas) dejará su trabajo y se jubilará a punto de hacer los 82 años.



Rosita es una anciana menuda de pelo blanco y de voz quebrada que hasta el otoño pasado iba cobrando la ocupación de las sillas y chillaba a los chavales que corrían más que ella y no daban el dinero de tan curioso alquiler. Rosita es toda una institución. Todo un personaje. Ayer en el diario le dedicaron dos páginas centrales y el editorial. Rosita de les cadires sacaba sus sillas verdes los viernes santos, pero éste año ya no puede más, y el ayuntamiento como que pasa del tema. Un tema obsoleto.

Hoy, día de Sant Jordi, entre puestos de libros y rosas las sillas del paseo habrán desaparecido.

12 comentarios:

Ripley dijo...

Feliz Sant Jordi. Aunque regales una rosa, acuérdate también del libro.

Pdepelicano dijo...

Feliç dia "rosa enamorada"!!!!!, jo també aniré a donar el vol, a ver si me gusta algún libro,para dos, tres más pa los niños y otro para mi sobrino que se llama Jordi.
A Rosita, el Ayuntamiento, debería darle una ayudita...y los veinos una rosita!
Besos.

felicitat dijo...

Pdepelicano

Pena Mexicana dijo...

Pues Feliz Sant Jordi... y qué pena lo de Rosita, ese es el tipo de historias y personajes que no deberían perderse porque desde mi punto de vista le dan identidad a las poblaciones... en fin. Besos
@>--->--->---

Jose Luis Forneo dijo...

Es una pena que el dia del libro se reduzca al final al dia del negocio con el libro, es decir, de las grandes editoriales.

El caso de Rosita es una representacion en escala de lo que va pasando con todo lo pequeño, original, fuera del gran mercado.

farala dijo...

qué post bonito y triste te ha quedado. rosita de les cadires no puede más y su tradición se perdera... me dicen que lo de las flores y los libros es ahora indistinto, que ya no es tan sexista??

Blau dijo...

Juli, Feliz Sant Jordi!!! es mi día favorito desde que vivo aquí.

Musus

Sra. Castafiore dijo...

Que pena de las ciudades que se van quedando sin sus rositas, y cada vez son mas impersonales.

Nosotros nos quedamos sin el barquillero que vendia "gooooffrey parisien" a grito pelado vestido con un mandil blanco y gorro alto blanco, sin la patatera que recorria la playa con un cesto de mimbre lleno de "piiipa, cacahué, pataaata frita". Solo nos queda Cioli el salvador de 100 vidas, pero esta bastante cascado el hombre.

Feliz San Jordi.

emejota dijo...

Enternecedora la historia de Rosita, aún cuando haya alcanzado su fin. Ha hecho historia, humilde, pero historia con sus cadires, mientras le recuerden sus amigos y vecinos. Feliz día de San Jordi. Un abrazo.

Juli Gan dijo...

RIPLEY:Desde luego que no me olvido. Me he comprado un par de cosillas.

PDEPELICANO/FELICITAT: Filla meva! Como sigas poniéndote nombres cualquiera te reconoce. Hombre, la rosita pasado mañana hace 82 años. Pensión ya debería estar cobrando hace 17.

PENA MEXICANA: Y tanto que sí. En cada pequeña ciudad hay un personaje pintoresco.

JOSÉ LUIS FORNEO: Todas las editoriales publican la misma porquería. Éste año están de moda las chorradas que algún negro escribió para que lo firmara un miembro del Barça. Pero también hay posibilidad de encontrar alguna publicación de alguna pequeña editorial que saca cosas interesantes. No todo va a ser entretenimiento barato firmado por alguien que vende sólo porque sale en la tele.

FARALA: Afortunadamente sí que se ha equilibrado eso de regalar a cada sexo "lo suyo", pero ayer pasaba por delante de la tele justo cuando la reportera de TVE1 decía eso de "Aquí en Sant Jordi lo típico es regalar una rosa a la novia y un libro al novio". ¿La tele pública no pierde el cliché? Iba a haber puesto tu post de "las mujeres que leen son peligrosas" como enlace, pero no fui capaz de encontrarlo.

BLAU: ¿Es tu día favorito? Desde luego es un día especial.

SRA. CASTAFIORE: En las ciudades medianas y/o pequeñas no puede faltar el ó los personajes pintorescos. La ciudad gemela a la suya, que no es sino la mía de nacimiento, tenía un personaje llamado TXANTXILLO, que ya hace unos años que murió. Medía metro cincuenta iba cargado de bolsas, pedía insistentemente por la parte vieja "una pexeta, una pexeta" y a veces se sentaba a tocar su xilófono. Hasta el "himno de Riego " le he escuchado yo.

EMEJOTA: Gracias. Desde luego la gente de Manresa quiere mucho a esta viejita. Tiene hasta un club de fans en facebook.

Hormiga dijo...

Espero que pasaras un gran día, por la tele se percibía el mismo ambientazo de todos los años, a excepción de la ausencia de Rosita, qué bonita aunque triste historia la que cuentas. bravo por tu apreciación de la rosa para ellas y el libro para ellos, yo también lo pienso! Aunque yoa mi chica le regalé un libro y una piruleta de corazón porque no encontré rosas...

Juli Gan dijo...

Hormiga: Afortunadamente, y ya de paso que las mujeres leemos más, cada vez se nos regalan más libros (Mi mitad siempre lo hace). El problema está si eres original y le regalas una rosa a un varón. Su ofensa sí que es sexista, e incluso pelín homófoba en plan "¿me estás llamado maricón?". Y quizá eso de regalarnos rosas a las mujeres sea por puto racanismo y es que tres leuros cuesta una rosa, pero un libro apenas baja del doble, por no poner de diez para arriba. Bien por vosotras.