Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 30 de abril de 2013

Uno de mayo, 1987

Recuerdo muy vivamente el primero de mayo de 1987. Para primero de mayo eran las fiestas de mi barrio. Solía haber actividades para críos y verbena. Yo iba para los catorce años, aunque aún me quedaban seis meses para hacerlos. Me gustaban las fiestas de mi barrio, sobre todo porque ya anochecía bastante tarde y luego habría verbena musical.

Aquel año, además, había vuelto la víspera del viaje de fin de estudios. Normal, estaba en octavo de E.G.B., a punto de terminar la primaria obligatoria, que ahora sería segundo de la E.S.O. El viaje de fin de estudios era el primer viaje sin padres, pero con profesores (pobrecillos, tener que hacerse cargo de una treintena larga de chavales en plena efervescencia hormonal). En nuestro caso no fuimos ni a Madrid, ni a Benidorm ni a la Costa Brava. Acabamos en Santander. Uuuuh, doscientos kilómetros, ¡Vaya lujazo! Ni siquiera cambiamos de paisaje. ¿Hay dos ciudades que se parezcan tanto como Santander y San Sebastián? Pero no nos lo pasamos mal, al contrario.

Aprovechamos, incluso, para recalar en Gernika al día siguiente del cincuentenario del lamentable bombardeo de la villa por parte de la legión cóndor. El día del aniversario había estado lleno de ceremonias, discursos y el lehendakari paseándose por la casa de juntas.

Castro Urdiales, abril del 87.

Y allá estábamos, un viaje en autocar con mi promoción del cole público. ¡Y qué banda sonora! Aquél año sonaba Europe que ta matabas. Hartita de the final countdown.



Bon Jovi también sonaba lo suyo. Livin' on a prayer atronando por todo el bus.



Gonzalo nos tenía machacados con los Calis. Hasta las narices de una paloma blanca y heroína. 



Y Mediano cantando el himno de Korroskada ¡Yo quiero ser torero!



Pero llegamos sanos y salvos a casa, con nuestros padres aguardándonos a la puerta del cole el día 30 de abril.

Y llegó el primero de mayo. El día de la manifestación roja. No, no, nada que ver con los sindicalistas. Tuve mi primera menstruación, y menos mal que en casa. Claro que mi madre me había hablado de ello, pero no previmos que fuera a ser en el viaje de estudios. ¡Casi! De buena me libré de tener que pedirle a alguna compañera mis primeras compresas.

Mi madre calculó mal y es que ella tuvo la suya por primera vez a los quince. Sí, en mi casa somos tardíos, pero, claro, yo, hasta para ser tardía me daba prisa.

¡Joder, qué vieja soy!

Hala, esta es del mismo 87. Maiatzaren lehena (Uno de mayo) de Zarama. Día señalado.




12 comentarios:

ROSA M. dijo...

Es que estamos bien hechas pero mal acabadas, quizás es por aquello de la costilla!!!
Lo de la menstruación tendría que ser un “kit” para cuando quieres embarazarte y después lo vuelves a guardar por si quieres repetir.
Juli te has olvidado de poner la flechita en la foto “esta soy yo” jejeje
Un petó,

Juli Gan dijo...

ROSA: Se abre la porra. ¿Quién seré? El señor de bigote no vale.

emejota dijo...

¡Y yo buscando a "mi niña viejita", jajjj. Me da mucho gusto que los de tu generación digan esas cosas, como que me da una moraaaaal. Muxu.

chris dijo...

Imposible adivinar quién era... pero si todas se parecen. O por aquel entonces tenías una pinta bollo que te mueres (como ya me pasaba a mí) o terminabas pareciendo en estilo al resto de la "manada" no?

Hay Juli!! cómo pasa el tiempo...y qué mierda de regla!! aunque cada vez llega antes... ahora hay muchas niñas que la tienen a los 11 años y me parece que eso les roba una parte importante de la infancia...

Besos!

Emilio Manuel dijo...

Lo has cerrado perfectamente, después de contar con los dedos, los años que dices que tienes más los años que hiciste el viaje de estudios, me salen.... muchos, por eso te digo que llevas toda la razón cuando dices ¡¡que vieja eres!!, solo que yo soy mas viejo aún.

Un abrazo y buen primero de mayo reivindicativo.

mariajesusparadela dijo...

Eres la que abraza a una rubita que está delante.

ROSA M. dijo...

En mi vida he ganado una porra!!!
A ver. . . la que sonríe con el brazo en alto.

iTxaro dijo...

segunda fila por la derecha la quinta, al lado del chico de camiseta roja

parece una foto de mi clase en aquellos tiempos (si no fueran por los chicos)




Luz de la Garza dijo...

Me llama la atención el comentario del CHris de que ahora cada vez les llega antes la menstruación a las niñas... yo la tuve a los once y todas mis amigas por allí también, igual que mi madre y mi hermana. Resulta que eso va por zonas geográficas y a mayor proximidad con las zonas tropicales, menor edad para la primera regla...
Me quedo con la curiosidad de saber quién eres en la foto porque aunque creo que yo si podria reconocerte, cuando le doy zoom pierde definición y no hay caso.
Finalmente... qué memoria! soy incapaz de ubicar la fecha exacta de tal acontecimiento yvamos que siempre fui fanática de las fechas... ah! y algo más; si tú eres vieja, yo soy una momia, así que déjate de cosas bonita! besitos

Juli Gan dijo...

EMEJOTA: Me alegra que te haga gracia, pero, claro, soy de la quinta de tus hijos y ya no somos jovenzuelos. Cada vez menos ;)

CHRIS: Pues yo no creía tener pinta de bollo, pero mi novia, que ha visto la foto original, no tan borrosa, dice que "vaya". La solución, al final.

EMILIO MANUEL: Como cantaba "pata negra": Pasa la vida....y, claro, tiene sus consecuencias.

MARIAJESÚSPARADELA: Huyyy, casi, pero no. Esa que dices es mi tutora de octavo. No se aprecia bien en la foto, pero nos saca unos 10 años.

ROSA M: Dios, no, esas dos eran las precursoras del bulliying, contra alguna compañera callada y solitaria. Más que "cosas de críos", "cosas de psicópatas".

ITXARO: Jaaaajajaja. Frío. No soy tan morena.

LUZ DE LA GARZA: Puede ser lo de la zona geográfica. En mi caso, herencia familiar. Si hubiera tenido una niña, lo sabría, pero, no.

Juli Gan dijo...

Desvelo el misterio. Soy la chica del jersey rojo (Un jersey que me tejió mi madre, tipo los que luce Colin Firth en "el diario de Bridget Jones" para navidad) que está en la fila de detrás a la derecha de la chica (profesora) que abraza a la niña rubita.

Empezando por la derecha, la número 14.

Nosu dijo...

Jaja, pues a mí sí que me pilló en el viaje de estudios... no mi primera regla, pero la primera vez que me tenía que poner tampones. Terminamos en Ibiza, y para la playa, era sí o sí.

Me ayudaron mis amigas con sus consejos, pero lo pasé fataaaaaaal