Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

jueves, 31 de mayo de 2012

Filigrana profesional

A las once de la mañana en el bar, estaban el matrimonio mal avenido que lo regentaba, un abuelete leyéndose el diario junto a un café con leche en vaso, una vieja con la cesta de la compra vacía alimentando la tragaperras a ritmo campanero del tercer hombre y el operario del mono azul mahón, que además del bocadillo de lomo adobado, se había echado al coleto dos cañas y un carajillo mañanero. No tenía prisa a pesar de que ya había recibido varias llamadas de teléfono. Trabajaba para una empresa auxiliar subcontratada por el ayuntamiento, para el mantenimiento de las calles.  Le habían mandado que arreglara un armario que guarda un cuadro eléctrico que había sufrido un percance. Una furgoneta demasiado veloz había girado bruscamente con tan mala fortuna que había dejado para el arrastre su estructura. El operario había ido un par de horas después del aviso y luego había vuelto a su nave para proveerse de material con que arreglarlo, todo eso entre el carajillo, las cañas y el bocata de lomo adobado. Pensó acabar la jornada rematando un trabajo fino.

No hay nada como la cinta americana.

Después de diez minutos de mirárselo y liarlo en cinta americana, ¡Listo! ya se había ganado los garbanzos de hoy.

8 comentarios:

Alson dijo...

jajajajajaja

mariajesusparadela dijo...

aSÍ, ASÍ...y no hay trabajo.

cereza dijo...

a grandes males, grandes remedios.

Siempre suya dijo...

Jajajajaja. Canela fina...

Jirafa Gerundio dijo...

Con un par!

emejota dijo...

Hoy debo estar ofuscada, debe ser el producto del último escalón de la simiocracia. En fín .... y luego exigirá.. Bsss.

frank dijo...

jajajajajajajajajajja.......................................!

Emilio Manuel dijo...

No entiendo la causa por la que se ríe el personal,¿está mal hecho el trabajo?, a ese tío habría que premiarlo, seguro que en el taller no encontró nada porque el Ayuntamiento le debía a la empresa unos cuantos millones de euros.

Un abrazo Juli.