Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 22 de enero de 2013

Leyendas urbanas tardomedievales (Qué miedito, madre)

Estaba leyéndome la catedral de Vicente Blasco Ibáñez, y nada más empezar, al describir la puerta del mollete de la iglesia primada toledana, habla de un hecho confuso que creo que es bueno que se sepa, para que veáis de qué pasta está hecha la iglesia, que ya lo dicen en esta obra tan anticlerical, que la iglesia es, como el coñac Soberano, cosa de hombres y está construido por ellos, como todo, y que por eso al ser tan "humana", en el sentido menos humanista de la palabra, no está despojada de intencionalidad, rivalidad o malas artes.

Fresco de la catedral, del siglo XVIII. Crucifixión del niño.

Al turrón, que siempre me lío en circunloquios, santos mártires de invención y chafarderío.

El Santo niño de la Guardia:

Esta trola santificada nació entorno a 1480, es la época en que los reinos de Castilla y Aragón guerrean contra los nazaríes de Granada y la iglesia toma fuerza para colocarse en exclusividad como religión única, así que tiene que echar a la competencia, o arrinconarla en la sierra alpujarreña y valenciana, como a los moriscos.

De todas formas, esta leyenda ¿urbana? va en contra de los judíos, de los que se decía que agarraban tiernas criaturas para beberse su sangre. Ya hay que ser bestia para inventarse una cosa así. Los zaristas que se inventaron el libro de los protocolos de los sabios de Sión fueron unos aficionados en comparación con los que se inventaron los casos de los críos sacrificados exangüe en sinagogas de media Europa. Ay, si hubiera habido cine de terror en aquella época, esta historia arrasa en el festival de Sitges.

Total, que detuvieron en Castilla a unos judíos que no se plegaban al cristianismo, y no se sabe muy bien como, pero nos lo imaginamos, que este país tiene mucha tradición de arrancar confesiones a hostias, acabaron testificando que habían agarrado a un chaval en el pueblo toledano de La Guardia, sí, como el aeropuerto neoyorkino, y lo sacrificaron en pascua. Torquemada no cabía en sí de gozo en el alma, grande gozo en el alma y en su ser, aleluya, gloria a Dios.

San Cristobalito de la Guardia o la Nancy mártir.

Lo terrible es que ni hubo niño perdido, ni cadáver, ni pruebas, pero qué más daba. Por cierto, que el caso del "Santo niño de la Guardia" no es el único. Está basado en otros pretextos para atacar aljamas (ghettos) judías.

Santo Dominguito del Val:

Se dice que el tal Dominguito, un cristiano ejemplar, tanto que ni existía, vivía en la ciudad de Zaragoza en el siglo XIII, y que los judíos de la aljama zaragozana lo secuestraron, lo crucificaron, cosa que era más bien un suplicio romano que hebreo, pero díselo a estos, lo desangraron, etcétera. Menos mal que no estaban de moda las misas satánicas.

Santo Dominguito del Val, posando para la foto.

Se tenía por cierta la historia, tanto que en la Seo de Zaragoza existe una capilla barroca en su nombre y se le sigue venerando, aunque el Concilio Vaticano II tuvo el buen gusto de suprimir su culto en los años 60. Su fecha era el 31 de agosto y en Zaragoza aún lo conservan como mártir cristiano, aunque pruebas, lo que se dice pruebas, ni una.

Capilla de la Seo zaragozana para un culto ya inexistente

Como hemos dicho antes, estas no son sino duplicidades locales de otras historias antisemitas para crear cancha, que se difundieron durante la edad media por toda Europa y que, posiblemente tuvieran su origen en la historia de San Guillermo de Norwich, que contaba la misma historia radicada en Inglaterra en el siglo XII, de la que Alfonso X el sabio, rey de Castilla, se hizo eco.

Esto de la multiplicación asombrosa de niños mártires de la nada y otras santas dadas a la duplicidad eran muy comunes en aquella época, y eso de lanzar bulos y odios sobre religiones minoritarias, también.

8 comentarios:

ROSA M. dijo...

Ostras que fuerte el fresco de la catedral!!!!
En cuanto a lo demás. . . la iglesia siempre fiel al octavo mandamiento.
A10

Paloma Peña dijo...

Y ¿los casos de las reliquias?: las astillas de la cruz, el prepucio de Jesusito de mi vida, la leche materna de la virgencita, virgencita que me quede como estoy... otro mundo fabuloso.

Emilio Manuel dijo...

Amiga Juli, menudo circunloquio te has marcado a pesar de que no querías para decirnos que esta iglesia es cosa de hombres,y que no ha variado en nada desde hace más de 2.000 años, por eso huele y sabe a lo mismo. Con todo eso me ha gustado tu entrada.
¡¡Vas a ir a ese curso de sexualidad que va a impartir la Iglesia a los jóvenes?

Un abrazo

emejota dijo...

No si ya, lo del fresco de la catedral lo expresa claramente. Comentaba con mi hijo estas navidades si será por "ello" que se opone tan furibundamente a las bodas gays. Está clarísimo, ahí no hay quien aguante, salvo...... y me conozco de sobra los subterfugios. Muxu.

mariajesusparadela dijo...

Pues tengo entendido que fué la iglesia la que organizó "la cruzada de los niños", cuando los hombres se cansaron de pelear en los santos lugares...mártires masacrados en el nombre de dios.

Lenteja dijo...

Sant@s mártires, compañera, todas las criaturas que se han pasado por el arco capellanes, párrocos,sacerdotes y demás casta reprimida y patológica que pecan de pensamiento y obra, cobijados en el secretismo e impunidad de su iglesia, creadora de represión,culpa,complejos,inhibición.... mira, mejor no sigo...
Besos.Lenteja

Alson dijo...

Absurdeces santificadas en nombre del dios ácrata.
Amiga, el ser humano no tiene desperdicio...

antonio alza albistur dijo...

Y que aún se continúe manteniendo la Iglesia y sus funcionarios, habiendo dejado atrás la Edad Media hace ya un tiempo, y con ella la oscuridad (supuestamente)

Lo que no entiendo es cómo líderes de toda clase y condición, aún siguen elevando plegarias a su dios correspondiente ¿sabrán algo que los demás no sabemos?

Bendita mente para pensar, analizar y valorar que tenemos