Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

jueves, 1 de septiembre de 2016

Nepotismo en ex-empresa pública

Los medios nos bombardean con las noticias sobre las sesiones de no investidura que se dan en el hemiciclo como haciéndonos sentir culpables o hastiados o lo que sea. Lo cierto es que a la élite política, que está en otro nivel que no es el nuestro, no le importan los ciudadanos un pimiento, sólo, quizá, para asegurarse el voto.

¿Que por qué cuento esto que todo el mundo sabe? Pues porque hace poco me he reencontrado con una chusca noticia sobre el blindaje contractual que Indra ha dedicado al hijo de Felipe González Márquez, Pablo González Romero. 

"Dime, hijo, ¿En qué empresa quieres que te coloque papi cuando seas mayor?"

El nepotismo, por si alguien anda despistado, es enchufar a un familiar en un puesto y viene de "nepos -otis", sobrino. Los hijosdé siempre se colocan muy bien gracias a sus papás. Las famosas puertas giratorias se abren para los políticos lacayos de las grandes empresas, sobre todo, energéticas, y sus familiares. Nada que no se conozca.

Indra es una empresa tecnológica que cubre varios campos, el más importante pero oculto es que se dedica a producir elementos de telecomunicación para el ejército, aunque lo titule como "tecnologías duales", también se dedica "a lo civil", como a los sistemas informáticos o a la asesoría, pero eso es lo menos importante de su negocio. Su empresa marcha muy bien gracias a los ingentes contratos que tiene con el Estado. Su presidente es Fernando Abril Martorell, hijo. El padre fue un político y ministro franquista y el hijo ha sido ejecutivo en el credit suisse, en telefónica, en la banca Morgan y en el grupo Prisa. También es consejero de AENA. A la presidencia de Indra lo auparon los mayores accionistas: el grupo Alba (La familia March) y Telefónica, again.

Pablo González se preparó para fotógrafo, sin embargo, según recogía la noticia de El Mundo, que es de hace un par de años, ojo, es que el hijo de Felipe González, "es un gran tecnólogo":

En Indra destacan que González Romero «es un gran tecnólogo» y advierten que existen «pocos profesionales en España» con la formación del hijo del ex presidente del Gobierno español. No obstante, fuentes próximas a esta operación aseguran a este periódico que la cualificación de González Romero «es muy baja», que no está justificado «bajo ningún concepto» la imposición de un blindaje de las características descritas y que «no es tecnólogo sino fotógrafo».

Por cierto, ¿Qué narices es un "tecnólogo"? Según he estado curioseando por ahí, un tecnólogo es un tipo con una formación de ingeniero o similar que tiene dotes como comerciante, filósofo, manitas, servidor y picapedrero. Una especie de hombre del renacimiento, un yuppie tecnológico...Es decir, un "tecnólogo" es una invención de algunos ejecutivos en puestos de mando, para que nadie llegue a ellos, que deberían saber planchar un huevo y freír una corbata.

Pues bien, Pablito, por lo visto es un tecnólogo de primera, aunque muchos lo duden, pero en esto de las puertas giratorias, como ya sabéis, querid@s niñ@s, favor con favor se paga, y si papá pagó con dinero público la creación de esta empresa, privatizada por el PP, dirigida por hijosdé, ¿Cómo no va a ser su hijo un excelente tecnólogo aunque nadie sepa qué coño es eso?



5 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Pero que te piensas?, el sistema, todo el sistema, está montado para que los hijos hereden a los padres, ¿o es que piensas que nuestra democracia no está dirigida por los hijos de aquellos franquistas?, así nos luce el pelo.

Saludos

Celia Segui dijo...

Qué asco da, Juli. Y no hay manera de parar esto. Se inventan lo que les sale de las narices y adaptan leyes a su gusto, es demencial.
Besos

Anónimo dijo...

Como me gustaría a mi tener un buen padrino, con lo lista que soy...

La vie en Rose dijo...

Tecnólogo, otro invento más! Qué pena de país...

Antxon Rabella dijo...

En el fondo, lo mas terrible de este asunto, es que están dejando de asombrarnos cosas de este tipo.

Los hijos de los beneficiados por el poder, ineptos pero colocados a dedo.¿donde denuncias eso? Ni tendrás posibilidad de probarlo por muy evidente que sea. Dirán que es un juicio de valor en contra de una realidad contraria. Siempre según ellos.