Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 30 de agosto de 2016

Adiós, verano

Se acabó lo bueno y se acabó de verdad. Ya no es sólo que la triste realidad te golpee con vigor en la cara y debas volver a la machacante cotidianeidad y a la esclavitud laboral, también sucede que los minutos de sol se van racaneando y el frío comienza a ganar la partida al calor.

En el Mediterráneo nororiental, además, se da el cíclico fenómeno de las tormentas torrenciales de septiembre que crecen en los Pirineos y bajan hacia la costa, cosa que me explicaban en 3º de EGB, cuando aún León, Zamora y Salamanca eran una región triprovincial,   Cantabria y la Rioja no habían usurpado unos nombres que no se merecen en exclusividad y formaban aquello que se conocía como "Castilla la vieja", y Madrid, aún sin el chollo de ser comunidad autónoma uniprovincial, no había legado la pertenencia a "Castilla la Nueva" a Albacete, que seguía ligada a Murcia. A esa tierna edad de 8 años, te contaban que en septiembre las lluvias tormentosas se daban con frecuencia inusitada en la tierra catalana y los torrentes llevaban un caudal de agua enorme que desembocaba en inmensas ramblas hacia el Mediterráneo.

¿El último para billete a África, por favor?


Y este año debe ser así, además, porque ayer mismo un cuantioso grupo de cigüeñas formaba círculos en el aire llamando a reunión a sus congéneres para planificar su viaje al sur. El año pasado estas concentraciones las vi en octubre, no en agosto. Me temo que esto significa que el verano meteorológico ya se está convirtiendo inevitablemente en pasado.

Que nos sea leve.

5 comentarios:

Celia Segui dijo...

Yo es que no he tenido verano, practicamente.
Qué bonitas las cigüeñas.
Muchos besos.

Emilio Manuel dijo...

Cuenta, cuenta, ¿que tal ese verano?.

Un abrazo y encantado de volverte a leer.

Tuki dijo...

Me encantan esas lecciones de "historia antigua" de España. Como cambian las cosas las fronteras y las pertenencias...

Encantada de volver a leerte...
No tanto lo estoy con las cigüeñas y la noticia que nos avanzan...

La vie en Rose dijo...

Bonita foto aunque no es tan bonito su significado... Se van los días largos, las cenas en la terraza, la playa y vuelta al reloj ( para mí unas vacaciones con reloj no son vacaciones)... Ayyyy!

Juli Gan dijo...

CELIA SEGUÍ:Pero espero que tengas unos días de relax alguna vez, y espero que sea pronto ;)

EMILIO MANUEL: El verano, estupendo. Cada vez que voy al norte vuelvo con unos kilos de más. Gracias, yo también me alegro del reencuentro bloguero. :)

TUKI: Jaaajaja, ¿Aunque sea en plan abuelo Cebolleta? Se acabó el buen tiempo, pena y aflicción :(

LA VIE EN ROSE: Las horas de luz es lo que más añoraré estos próximos meses. Te confesaré que soy una adicta a medir el tiempo y mirar el reloj, pero en verano lo hago menos, aunque lo hago. :)