Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 9 de septiembre de 2016

Mata siguaraya.

Estaba escuchando de fondo la voz inconfundible de Beny Moré, el bárbaro del ritmo, del cual hablé ya hace tiempo. Uno de sus temas más conocidos es este, el dedicado a la siguaraya, que es un árbol que los afrocubanos tienen por santo.



Los esclavos africanos que fueron traídos del las regiones del golfo de Guinea y vendidos en Cuba, guardaron sus tradiciones de pueblo yoruba y su propia religión, mezclada con el cristianismo obligatorio, de ese que te bautiza pero no te saca de la esclavitud, dieron lugar a ese sincretismo de fe que alguna vez habréis oído mentar como santería.

Siguaraya o uruca

Pues bien, el árbol al que hace referencia esta afamada tonada cubana, conocido científicamente como "trichilia havanensis", de la Habana, claro, es el árbol caribeño, que, como dice la canción "no se puede tocar" porque es orisha, o sea, divino.

La siguaraya, que los costarricenses llaman uruca, por cierto, es el árbol santo del dios Changó, el dios del trueno, como Tor en Escandinavia, como Zeus/Júpiter de los grecolatinos, como Raijin en Japón, como el Tláloc precolombino, como Horus, dios del cielo del panteón egipcio . Si es que todos los humanos estamos cortados por el mismo patrón.

El árbol santo que no se debe cortar porque ha de ser venerado como orisha que es. Buen finde.

1 comentario:

Celia Segui dijo...

Es que es precioso, Juli.
Besos y feliz fin de semana.