Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 18 de mayo de 2011

Ser un cero a la izquierda

Después de mucho tiempo sin pisar un ambulatorio, un buen día necesité acudir a uno, pero para poder hacerlo en condiciones, decidí que lo más lógico era empadronarme en esta ciudad, así que voy este septiembre, me empadrono en el ayuntamiento con fines médicos, me llevo el certificado de empadronamiento, paso por la tesorería de la Seguridad Social y pido un certifiacdo de mi número, me hago una fotocopia del DNI en el curro y me voy al centro de salud. Tramito toda la movida, además de pasar por mi nueva médico de cabecera, y al cabo de un mes, me llega la tarjeta del Catsalut.

Todo va bien, excepto algún problemilla que es intermitente en mí, y pido hora on line en febrero. Todo genial, la tarjeta funciona. Había pedido una analítica en mayo. Tenía hora y me la hacen. Encima, como soy paliducha y se me ve bien la vena, hasta hago de mártir y accedo, y animo, a la enfermera aún sin título, que está de prácticas, a que sea ella la que me aguijonee ante la atenta mirada de la enfermera experimentada. El haber tenido un hermano que pasó por aquello, me anima a dejarme ser cobaya. No lo hace mal del todo. No sufro.

Vengo a casa e intento pedir hora por internet, ya que me parece un abuso y una tomadura de pelo que por teléfono haya que pedir la hora mediante un 902. ¿Un servicio público usando una línea telefónica cara? Pero el servidor no me deja. Hay un error, así que decido llamar desde mi trabajo y que pague el jefe.

Llamo al 902 y pido hora y lo que me dicen por el otro lado del teléfono me deja estupefacta. No existo. Prueban con mis apellidos, con mi número de la tarjeta, con mi DNI. No consto en la base de datos. Soy una enferma fantasma. La chica del 902, que es muy atenta, me da la hora con mi médico, a pesar de todo, y me dice que vaya con un nuevo documento de empadronamiento no superior a 3 meses de expedición para arreglar la cosa. Así que, aguijoneada por la mala leche les escribo un correo a los del catsalut explicándoles que me hice la tarjeta hace medio año y hasta febrero iba bien. La verdad es que fui un poco irónica y cargué mis frases con bastante mala leche.

Al cabo de una hora o dos me llama la mujer del catsalut que ha leído mi correo y noto en su tono de voz un poco de indignación. La tipa esperaba pillarme en un error mío porque me dice que no consto en la base de datos (again). Cuando le contesto, al lgual que en el mail, que me empadroné sólamente por el médico, que si no yo estaba de fábula empadronada en Donostia, y que fue en setiembre y que hasta febrero la tarjeta funcionaba, me dice la tipa a ver si me he ido a visitar al País Vasco a mi viejo ambulatorio. Cuando le digo que no, que no me he movido administrativamente de Catalunya, que si no, no daría la lata, la tipa echa balones fuera y dice que debe ser un error de la Seguridad Social estatal. Vamos, pienso, que no existo, que aunque recuerde a Descartes, más bien es a descartada. Ni que me hubiera muerto. Me dice que me llamarían al día siguiente para comunicarme algo.

Tengo una como esta expedida a alguien que no existe :-(

Ayer me llama una compañera de la anterior, muy amable, y me dice que no hace falta que me tome la molestia de acudir al ayuntamiento a por un certificado de empadronamiento, que ya está subsanado, que había un error informático -¡Ja! no me lo creo, alguien me ha matado administrativamente- y que recibiré otra tarjeta del catsalut, aunque tenga hora con mi médico el miércoles que viene. Ostras, ahora me explico por qué me dijo la farmacéutica el otro día, cuando fui a por las pastillas que no me las podía dar porque en la tarjeta electrónica ponía traslado. ¿Quién coño me ha trasladado?

Está visto que quien no llora no mama, y si no les escribo este correo, me hubiera tenido que ir a hacer cola al ayuntamiento y luego al ambulatorio. Parece que tanto escribir como discutir en català se me da mejor que en castellano. Eso sí, de mi queja por el abuso de tener que marcar un teléfono 902, ni rastro, como mi número de tarjeta sanitaria.

8 comentarios:

emejota dijo...

Tanta humanidad alrededor. Mejor irnos acostumbrando, somos ceros.... a la izquierda....de modo que al menos gordotes y que les pese a quienes cometan tamaños errores administrativos. Lo del 902...., mujer... que quieres, los cero a la izquierda están aquí precisamente para eso, para recaudar, apuntarse cifras, y que no cuenten. Beso.

chris dijo...

Mi madre tuvo también un problema parecido. Debido a su trabajo siempre tuvo seguro médico y cuando trató de sacarse la tarjeta le dijeron que no podía. Yo creo que la habían dado por muerta. Ella montó un pollo en el mismo centro de salud y amenazó con encadenarse. Lo mejor la respuesta de la administrativa...
- Haga usted lo que quiera, nosotros cerramos a las 9.

Ays esta sanidad pública...menos mal que vamos a empezar de aquí a nada con el copago. Seguro que se hace más eficiente.............

Jose Luis Forneo dijo...

Lo mejor de la historia es que el telefono lo pagó tu jefe, que seguro que tiene seguro privado a costa de lo que gana del trabajo de sus empleados.

La Sanidad Publica cada vez peor. Dentro de poco tendremos que pagar y nos trataran dependiendo de cuanto.

Salud

ISA dijo...

Yo de sanidad, poco que contar porque no he tenido que recurrir a los médicos mucho, pero si tengo una experiencia demencial con la Agencia Tributaria, en Madrid, que durante años me acojonaban con telegramas de que me iban a deshauciar o no se qué por impago del IBI de una plaza de garaje que no se por qué me la adjudicaron.
Lo más gracioso del asunto es que dicha plaza de garaje, NO EXISTE, en el edificio donde yo vivia antes. Y así 3 ó 4 años hasta
que escribí y mandé toda la documentación al Defensor del Pueblo que, después de investigar el asunto, les ordenó taxativamente que no me volvieran a enviar ningún requerimiento.
Qué pesadilla

Sra. Castafiore dijo...

No se porque me he acordado de burocracia, la tortuguita de mafalda. Por cierto ¿que fue de tu tortuguita?

Ripley dijo...

A mi me mandaron una carta de mi universidad el año pasado, después de haberme sacado el CAP hace 15 años atrás diciendo que no les constaba y que o presentaba la memoria en un plazo de un mes o tenia que hacerlo de nuevo. un error informático , eso es lo que me dijeron cuando protesté. al final todo estaba en orden

Dizdira Zalakain dijo...

Cuando volví a mi pueblo después de haber vivido fuera varios años, tuve que llevar cuatro certificados de empadronamiento para que me enviasen la tarjeta. Lo bueno es que yo nunca cambié de padrón pero seguía constando como que vivía en casa de mis padres. Delante de mi, el administrativo introducía la nueva dirección, pero algo o alguien la cambiaba al instante. Cuando ya me había resignado a aceptar los hechos, de repente me avisaron de que habían cambiado la dirección. Misterios de la burocracia.
Por cierto, para evitar los 900:
http://dizdira.blogspot.com/2010/09/no-mas-900.html
Aunque lo mejor es procurar que lo pague el jefe. Así todo queda entre ellos.

Juli Gan dijo...

EMEJOTA:A mí me hace cierta gracia que quien me llamó por teléfono para ver que pasaba pretendía hacerme culpable a mí de la "desaparición" porque creía que se me había ocurrido la "brillante" idea de irme a mi médico de toda la vida. ¿Por qué, si alguien la ha cagado, tenía que ser yo?

CHRIS: Huy, sí, el copago. Tantos años oyendo hablar de los déficits de la sanidad (que son mentira) lo que pasa que es un negocio en el que las empresas privadas sueñan hace mucho con entrar. La funcionaria, una artista.

JOSÉ LUIS FORNEO: En mi trabajo me paso el día llamando a 902 de empresas privadas, así que una más no se iba a notar. Jaaajajaja. Lo de mi jefe tiene aún más gracia. No es que tenga sanidad privada, trabaja en ello.

ISA: ¿Pero y por qué ese error administrativo lo has de pelear tú? Nadie mueve un dedo.

SRA. CASTAFIORE: Pero Burocracia corría a todo gas cuando Mafalda le daba sopa. Las mías, bien. Inexpresivas, pero bien.

RIPLEY: Anda! Has desaparecido del CAP. Qué bien, cualquier día descubren que no acabamos el BUP.

DIZDIRA ZALAKAIN: Tengo un buscador de teléfonos correspondientes a 902. También he conseguido el del ambulatorio, pero espero poder pedir la hora on line, como hasta hace nada.