Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

jueves, 11 de julio de 2013

El cráneo de Gerónimo

Lo que son las cosas. Resulta que durante la segunda guerra mundial, los americanos, a punto de entrar en ella (Sólo esperaban una provocación, que sería la del ataque avisado de Pearl Harbor) cuando todos los ejércitos ya estaban cansados, se entrenaban a conciencia. Los paracaidistas yankees saltaban en su campo de entrenamiento y, por las noches, les echaban pelis. Una noche de estas, les proyectaron "Gerónimo" (Sí, con "g"), la historia del jefe apache.

Gerónimo, que en realidad se debía llamar "Goyathlay" (El que bosteza) era un guerrero apache puteado por el hombre blanco, tanto que juró venganza cuando los soldados yankees asesinaron a su mujer e hijos. En uno de sus encontronazos en Medicine Bluff, Oklahoma, Gerónimo, escapando de los yankees, debió bajar una pendiente muy empinada con su caballo. Eso quedó retratado en una película de 1939, la misma que vieron los paracaidistas que, al día siguiente, cargados de adrenalina y de entusiasmo juvenil, al dar el salto desde el avión, alguno de ellos gritó su nombre, y desde entonces se usa. Una costumbre yankee que hemos oído alguna vez.

El enemigo preso

Pero Gerónimo no es recordado sólo por el grito del salto. Como muchas fuentes añaden, entre ellas el blog de la periodista Cristina Martín, especialista en temas oscurantistas como el club Bilderberg y la masonería y el poder, nos cuenta como la calavera de Gerónimo está en poder de una logia estudiantil, concretamente de la prestigiosa universidad de Yale, compuesta por pijos pertenecientes a las familias dirigentes del país.

Dicha logia es conocida como "skull and bones" (la calavera y los huesos), y también puede identificarse por la cifra 322, fue fundada en el siglo XIX en una de esas hermandades con ridículo nombre basado en tres letras del alfabeto griego. Por ella han desfilado, al menos, tres presidentes norteamericanos: Taft y los dos Bush. Claro que los Bush entran por derecho propio, ya que el abuelo (luego senador) de la medianía George W. fue uno de los ladrones del cráneo de Gerónimo.

Hermandad pija supersecreta con Bush padre por ahí

Prescott Bush, allá por 1918, estaba, junto a sus compañeros universitarios, de voluntario en un fuerte militar, Fort Sill, en Oklahoma, ya que estaban en guerra, la primera mundial, y, por si acaso estaban lo más alejados de la segunda batalla del Marne, Francia, que podían. Las trincheras, miseria, barro, hambre y piojos, y heridas con gangrena, para los pobres.

Gerónimo había muerto hacía 9 años en un campo de prisioneros. Algunos soldados de la secta pija "skull and bones", profanaron la tumba, sacaron la calavera, la desollaron (Sólo querían el hueso) y se la llevaron para sus reuniones secretas y sus planes de dominación mundial.


La tumba del guerrero legendario

Lo que alguno llama "satanismo lúdico" para los cachorros de la aristocracia wasp que frecuentan logias masónicas y similares, que se adueñaran de la calavera del apache está puesto en duda, claro está, por algunas voces bien pagadas que niegan a base de insistir, que todo esto no es más que una leyenda urbana, como juran algunos historiadores locales, no sea que se sepa la verdad. Por si acaso no se deciden a aclararlo.

Sea como fuere, no deja de ser de un cinismo sin cotos, que la operación para asesinar a otro enemigo de los EEUU, Osama Bin Laden, de los Bin Laden amigos de toda la vida de los Bush, porque los petroleros se llevan bien entre ellos, recibiera el nombre de Operación Gerónimo.

Y para acabar, ya que no publico hasta la semana que viene, os dejo el tema "Apache" de los "shadows":

7 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Desde luego Juli, que cosas nos cuentas, ayer que si la piedra y que si para tener descendencia había que pasar la barriga, ahora entiendo lo de "te voy a pasar por la piedra", hoy el cabezón de Gerónimo y sus consecuencias. En fin no nos acostaremos sin saber algo nuevo.

Un abrazo

laesti dijo...

Pobre Gerónimo. Si es verdad que los wasp de Yale profanaron su tumba y robaron su cráneo, seguro que se les aparece en sus mansiones de Malibú, les destapa por las noches, les mueve los muebles y secuestra a sus hijas para llevarlas a la otra dimensión.

danipirata80 dijo...

Hola Juli, creo recordar que hubo un acto público y del cual la prensa se hizo eco de devolución a los indios del cráneo, pero resultó no ser el auténtico. Menudos hijosdeputa!

mariajesusparadela dijo...

Es una vergonzosa falta de respeto.

Jose Luis Forneo dijo...

Tambien podria ser que, como en el caso de Osama Bin Laden, muerto antes de que se produjeran los atentados del 11M en su cama de un hospital de Riad, la calavera de Geronimo y el mito sobre su robo, muy propio de niños pijos y cobardicas que no han luchado por nada en su vida y todo se lo regalaron sus papas y amigos, sean una invencion para que los cobardes e inutiles que intengran las hermandades de retrasados mentales como las de los Bush, se sientan utiles y den un sentido a su estupida vida.

Saludos

Alson dijo...

De indios va la cosa...
A estas alturas del milenio nada nos ha de extrañar. Somos una especie sin sustancia.

chris dijo...

Lo de las hermandades norteamericanas no hay por donde cogerlo...

Y los indios masacrados primero, robados, expoliados, internados en jaulas bajo la apariencia de lugares cómodos... y al final les terminan dando las conceciones de los ¿casinos? para que terminen alcoholizados. He simplificado mucho pero es basicamente lo que han hecho con este pueblo y esta cultura. Me da un coraje tremendo.