Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 8 de febrero de 2012

Graffiti

La Yéssica- Sí, habitualmente utilizaban el artículo delante de su nombre, con Y griega- había naufragado en la ESO sin terminarla. Vivía en un pueblo sin futuro en un cinturón industrial de una gran urbe. Nadie sabe por qué le decían industrial,ya que la mayoría de las fábricas estaban abandonadas y, en vez de albergar trabajos, albergaban roedores de varios tamaños y vegetales oportunistas, amén de algunos deshauciados de la sociedad a los que se prefería en las fábricas desvencijadas y no guarecidos en los cajeros automáticos del centro.

Colgó los estudios sin acabarlos. "Total, ¿pa qué?, si no hay curro". En su casa nadie le prestaba demasiada atención, ya que bastante tenían con sus hermanos, sobre todo con el mayor, adicto a la cocaína, al que habían tenido que internar en un centro de desintoxicación. La única que miraba algo por ella era la abuela, cuando tenía un día bueno, ya que la mayoría no hacía sino quejarse de todo. A los padres les hubiera gustado que la Yessi se colocara de obrera en una de las fábricas, pero como los dueños se habían llevado la producción a Brasil (Otros decían que a Eslovaquia, aunque daba igual, nadie sabía poner estos países en el mapa), tendría que buscarse las alubias por otra parte. La Yessi estaba harta de una educación que no le ofrecía ningún aliciente y estaba harta de su pueblo sin futuro. Se contentaba con lo que tenía: Un móvil con What'sapp, un ordenador con conexión a internet a pachas con su hermana pequeña, que se pasaba el día en el Habbo y el botellón del párquing del cementerio. El único sueño al que la Yessi podía apostar era entrar en un programa de la tele, aunque fuera enseñando las tetas. El único ídolo en el que se reflejaba era aquella choni de barrio bien instalada en la tele soltando burradas gracias a que un torero analfabestia le había hecho un bombo ya que los otros ídolos, los deportivos, sólo eran alcanzables para varones. Ninguna mujer se ha hecho multimillonaria dándole al balón o en la Fórmula uno. En esta última, porque no hay.

Por eso, una noche de botellón, la Yessi, contentilla por los porros, dejó su grito de guerra escrito en la tapia del cementerio:

Dudó un rato si arriba iba con "b" o con "v", pero acertó.

12 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

Magnífica reconstrucción de los hechos a partir de una pintada.
Solo hay un cabo que se me queda suelto ¿qué hacía la Yesi con un spray? ¿La pintada fue lo suficientemente premeditada como para pasarse antes por el chino a comprarlo? ¿Era la primera vez que se lanzaba a hacer un graffiti? De no ser así ¿qué otros mensajes habría dejado antes? ¿Era el spray de su hermano, el Isra, el de la coca?
En fin, a mí lo que me choca es que las Yesis usen spray. Pero la posibilidad de que ese graffiti sea irónico no deja deser una utopía tentadora...

Juli Gan dijo...

Dizdira, cagontó, ya me estás desmontando el ambiente punk del relato. La pintada verdadera seguramente la puso algún cachondo (Está en una caseta de cantera abandonada cerca de un lugar donde se suele ir a hacer footing).Explicación: Entre los coleguitas, algunos con derecho a roce, de la Yessi, está el Isra (Vale el nombre) que es graffitero y se dedica a pintar los vagones, sobre todo en el mobiliario de la Renfe. Se lo cogió del Ibiza tuneado en un momentico de inspiración. :P

Sra. Castafiore dijo...

Arriba la Yessi, manque pierda (que perderá)

mariajesusparadela dijo...

Buenísimo, Juli.

Emilio Manuel dijo...

Magnífico grafiti que define perfectamente los gustos de un país.

Un abrazo Juli

candela dijo...

Cuántas verdades juntitas.

Besos

Jirafa Gerundio dijo...

Confesemos, ¿cuanto de Yessi hay en cada uno de nosotros??? Cada vez más.

Siempre suya dijo...

Cuántas Yesis tenemos a nuestro alrededor, y como dice Jirafa, cuantas veces nos volvemos Yesi. Cuando yo suspendía, mi madre, n el colmo del desprecio me decía: "qué quieres ser, dependienta de Simago?"
Y esa mentalidad tampoco me gusta

Alson dijo...

Dado como está el panorama patrio...no me parece mal plan pa salir a flote, porque lo que es en la fábrica del barrio va a ser que no.

nineuk dijo...

A mí tambien me ha intereaso el relato. Y yo tambien dejo una duda:¿"Arriba"? esa expresión tiene una clara connotación generacional. Pa mí que la pintada la hizo la abuela...

Juli Gan dijo...

NINEUK: Lo de "arriba" se transmite de padres a hijos desde hace unas cuantas generaciones, lo mismo que cuando dicen "estás colorada", que intentan no decir "roja" por la connotación que queda en el subconsciente popular (sí, lo de popular es ambivalente). Aunque la abuela también podría participar del relato, y es que la obligaron a aprender muchas cosas en la sección femenina....

El tío Goyo dijo...

buenisimo Juli!!!!!, llevo demasiau tiempo desconectau!!!