Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

jueves, 2 de febrero de 2012

¿De qué se sorprende la gente?

Esta mañana -blanca- me levanto escuchando las declaraciones del primer ministro italiano sobre el empleo precario, que va a acompañar a los jóvenes toda la vida. Lo peor es que frivolice diciendo que tener un trabajo estable es aburrido. Lo que no comprendo  es de qué se sorprende la gente, si eso ya es sabido.

Cuando yo estaba en bachiller a finalísimos de los 80, un profesor nos decía que nosotros, la generación de los 70, no íbamos a gozar de empleos estables hasta el fin de nuestra vida laboral. Daba en el clavo, por desgracia. La reconversión industrial de unos pocos años antes había dejado la situación laboral del entorno bastante maltrecha. Yo vivía en un barrio cerca del puerto de Pasajes. Entre los padres de mis amigos había mucho pescador de altura, mucho mecánico naval, mucho operario metalúrgico....Las empresas de motores, los pequeños astilleros y muchos de los barcos se fueron al carajo y los empleos, no hay que decir que también. Mi padre trabajaba en un banco que se fusionó y lo prejubilaron con 53 años. Aún tuvo suerte que, aunque congelado, cobraba cada mes hasta que cumplió la edad de jubilación.

No sé de qué se sorprenden ahora de que la juventud deba emigrar con su título universitario debajo del brazo. Para mí eso no es nuevo. Yo siempre tuve la tentación de limpiarme el culo con mi licenciatura, quizá aún lo haga, si recuerdo en qué caja del tastero la olvidé. Será que en mi comarca, en los 90, levantabas una piedra y te salían quince universitarios con la cartilla del paro. Mis amigos encontraban trabajo: La publicista, de camarera de piso de hotel; la periodista, de vendedora de zapatos; el químico, poniendo copas; la maestra, de administrativa en la empresa de su tío; el licenciado en derecho, de comercial; el economista, de vendedor del carrefour; la de empresariales, de empleada del Zara; el psicólogo tuvo suerte y sacó una plaza de municipal; Excepto el último, todos trabajos intermitentes. El mío, también. La maestra, al menos va currando en lo suyo y tiene suerte, ya que le tocan colegios relativamente cercanos.

Ahora, con esto de la crisis, que yo nunca he dejado de tener, se sorprenden de que esta gente tan preparada, deba emigrar. Los de mi quinta también tenemos estudios, pero ya no somos tan jóvenes. Yo fui una joven desempleada para ser una desempleada no tan joven. Los currículums los echaba sin mencionar el título universitario, si no, seguro que no me llamaban.


 Oferta de infojobs REAL.

¿Quién nos está vendiendo que esto es nuevo? Yo lo he vivido toda mi vida, y lo que me queda. Nunca he tenido empleo fijo y, aunque hacía exámenes para bolsas de trabajo municipal, sin plaza. ¿Opositar en Gipuzkoa?¡Pero si no sacan plazas de nada! Esto me recuerda a lo que ha publicado JM Álvarez, hoy.
La gente que es quince años más joven que yo, que sale al mundo laboral sin futuro, pero con un papelico que dice que es licenciad@, diplomad@ y máster del universo, se encuentra como yo me encontré. En mis años mozos se decía que existía un tapón generacional. Los que tenían 20 años más que mi generación nos ponían trabas para acceder a empleos porque salíamos demasiado preparados. Eso en España no ha cambiado. No hay ningiuna diferencia, si exceptuamos que la cantidad ahora es mayor, entre los cualificados universitarios de hace 20 años y los de ahora. ¿Por qué se creían que en mi comarca nos quedábamos viviendo con los padres hasta los 35? Pues porque con un trabajo temporal en la ciudad más cara de España no te conceden una hipoteca ni para comprarte un sello postal.

Ahora la gente se sorprende (Me sorprende que se sorprendan) de la mala situación actual, cosa que no ha cambiado en los últimos 20 años. Pero antes éramos 4 y nadie nos hacía caso. Ahora son más y tienen la ventaja, al menos, de que son jóvenes. Yo también lo era...Ya no.

18 comentarios:

Alson dijo...

No me extraña que no te sorprendas de que se sorprendan... Cuando no nos toca de cerca, es como si no existiera, sea cual sea, esa situación.
A mis años (que son más que los tuyos) me estoy sacando una carrera para cuando me jubilen, y así poder tener un trabajo liberado y compensar lo que no me van a pagar después de haber cotizado 45 años a la SS.
Lamentable también.

Juli Gan dijo...

Bien cierto, a los de tu generación os traicionaron aún más. Os dieron aquellos trabajos indefinidos y luego os los quitaron. Pero para arreglar las cosas hay que ser más hooligan aún. :S

Emilio Manuel dijo...

Como a tu padre, un año más joven me prejubilaron.
Hoy la multinacional en la que trabajaba tiene la mitad menos de trabajadores que hace 15 años en España, pero ahora, los tiene distribuidos por todo el mundo, como empresa ganando más dinero y pagando menos a sus empleados.
Con esta filosofía ¿que trabajo se espera para los jóvenes?, ¿que os priva para montar una revolución?, ¡¡joder no entiendo nada!!.

Un abrazo.

Juli Gan dijo...

Emilio Manuel: Los de mi época "íbamos tirando", y nos han enseñado a ser tranquilitos. Por eso no han cambiado las cosas...Pero de seguir así, ya veremos.

ISA dijo...

Yo tampoco entiendo nada, aunque supongo que hemos vivido de forma incosciente.
Yo acabé carrera+doctorado en el año 76 y las empresas se nos rifaban no había nigún problema para encontrar TU trabajo, aunque yo, por circunstancias personales, hice oposiciones.
De mis 4 hijos (los 4 con carrrera universitaria y dos idiomas), teniendo el pequeño 37 años, nunca han tenido problemas, hasta ahora, para encontrar trabajo, salvo uno de ellos que es un poco culo inquieto y una, que es "alternativa" y lo ha dejado todo para dedicarse al reiky y otras zarandajas.
Y estos dos SI QUE ME PREOCUPAN, porque la cosa ya no está tan fácil como ante, mejor: es casi imposible encontrar un curro medianamente bien pagado teniendo en cuenta que todos están casados, con hijo/s e hipoteca.
Al "culo inquieto" le digo constantemente que ni se le ocurra "cansarse" del trabajo que tiene ahora, que puede darse con un canto en los dientes.

dintel dijo...

A mí no me dieron un empleo por tener título universitario, allá por la crisis de los ochenta.

Juli Gan dijo...

ISA: Yo tengo la edad de tus hijos. Por lo que veo, hay una diferencia significativa. Este problema de los universitarios parados ya se vivía hace 15 años en el País Vasco. Cuando llegué a Catalunya eché crrículums y me llamaron el mismo día para trabajar en una empresa que tardo poco en cerrar. Aquí me cogían con la facilidad que nunca me cogieron allá. Jamás lo havía visto hasta que vine aquí.

DINTEL: ¡Anda qué curioso, a mí, tampoco! Espero que no te confundas y creas que por tener un título te tienen que dar empleo. Yo no digo eso. Yo digo que en este país se sorprenden porque la gente con estudios tenga que emigrar. Yo opté por mentir a la baja en mi CV.

dintel dijo...

No, no decía eso, ni he pensado que tú lo dijeras, sencillamente, el trabajo era de dependienta y me dijeron que no me cogían porque estaba demasiado cualificada para ello. Ya ves, me pasé once años en paro. En fin... cosas curiosas de los humanos.

Juli Gan dijo...

DINTEL: Pues eso, que no es nuevo eso de que los cualificados tengan que ingeniárselas. A mí, en una entrevista, la entrevistadora me reconoció que muchos colegas no contrataban por el nivel elevado de estudios. No sé de qué se sorprenden.

Sra. Castafiore dijo...

Cambiando Donosti por Santander yo viví el mismo panorama que cuentas

Alson dijo...

Jajajaja, sí. Ahí estamos.

Siempre suya dijo...

Juli, totalmente de acuerdo. En Asturias estabamos igual antes que ahora. Yo lo explico aquí y no me creen que la tasa de paro sea tan parecida a hace 20 años. Cataluña que siempre fue tan próspera no entiende estos niveles de paro.
Otros tiempos...

ISA dijo...

Dintel y July: es verdad que ahora cuando tienes necesidad extrema de trabajar tienes que ocultar parte de tu CV, eso le ha pasado a mi hijo el culo inquieto en alguna ocasión.
Pero me parece normal, o casi: si tienes estudios universitarios y te presentas para teleoperadora, la empresa pensará, con razón, que en cuanto puedas te vas a largar.
Es una pena. Tantos años sacrificándote estudiando para luego encontrar infratrabajos o pensar en la posibilidad de irte fuera de tu país.
En fin, dice que la crisis durará 10 años en total. Como llevamos 4, habrá que pasar estos 6 que faltan como se pueda.

mariajesusparadela dijo...

Eso se llama organizar, estructurar y prevenir...Todo el mundo licenciado y lo que estaba de moda era el ladrillo. (la Formación profesional mediocre y mal organizada ,que fontaneros, electricistas y demás aprendían sobre la marcha en el piso que tu comprabas...)
Las mentes gobernantes, que pensaban y estructuraban la enseñanza...

Jirafa Gerundio dijo...

No recuerdo quién fue, pero un escritor dijo hace varios años que esta generación que anda ahora por el mundo buscando un empleo va a ser la primera en varias en la que los hijos van a vivir peor que sus padres, y las consecuencias de ello ya sabemos donde desembocan, por que eso sí, no aprendemos!

Candela dijo...

Un poco antes, es decir, la gente de "cuando yo", no teníamos demasiados problemas de trabajo. Creo que eso fue en la década de los 70, pasada ya la avalancha de gente del ámbito rural que en los 60 tuvo que emigrar dentro y fuera del país. Además por entonces tener un título universitario era garantía de trabajo estable. Luego la cosa se empezó a poner cada vez peor hasta que llegamos a donde estamos. Me da pena ver a mi hija con título y experiencia dando bandazos a trabajos de poca monta, temporales y mal pagados. ¿Desde cuándo no se oye eso de a fulanito/a lo han hecho fijo/a?

emejota dijo...

No puedo decir más que lo que habeis dicho, solo añadir que como e-videntilla que parece que fuí, a los 16-17 años escribí sobre los problemas que nos acecharían en el futuro. Este, entonces era jovencita ya aspiraba a... , es el que más me atormentaba de todos, unido quizás a la incertidumbre ligada a mi futuro.
Odio ser "empleada", prefiero funcionar como "autónoma". Muxu.

Juli Gan dijo...

SRA. CASTAFIORE: Es que hay muy pocas diferencias entre Santander y Donostia. Son casi dos gotas de agua...de mar. Si hasta tienen nombre de santo porque por allá pasa el camino de Santiago de la costa...:)

SIEMPRE SUYA: El norte sufrió una reconversión feroz en los 80. Catalunya también ha perdido muchas empresas textiles desde entonces, pero nada que ver.

ISA:Como he dicho, creo que a Dintel, en una entrevista para un puesto en la cámara de comercio de Barcelona, la entrevistadora, a la que yo le decía que lo que quería era cierta estabilidad laboral, "cierta", que por tener un título, no iba a dejar tirada a la empresa que me contratase si estaba a gusto con un trabajo que encima me dejara vivir, me reconoció que muchos empresarios no contratan titulados porque piensan que se van a ir a la primera de cambio. ¿A donde, si nadie nos quiere?

MARIAJESUSPARADELA: No estoy de acuerdo. La FP en el País Vasco, fomentada desde las empresas y gobierno es bastante competente y tenía mucho éxito. El sector de máquina-herramienta se rifaba a los titulados. Y en la comarca donde vivo, la mayoría de la gente ha colgado los estudios en cuanto les dieron el graduado escolar. A currar en una fábrica, que las había....Hasta hace nada.

JIRAFA EN GERUNDIO: Sí, porque no gozaremos del empleo estable ni de la cobertura familiar de hace 40 años, claro que para que todo vaya bien, hay que montar una guerra como la del 45. Pero, tranquila, que ya se sabe que un trabajo fijo es aburrido.

CANDELA: Tu hija se ve envuelta en una situación que yo conozco desde hace 15 años. Lo que me alucina es que crean que es de ahora. Yo la he vivido toda mi vida laboral...los raticos que era laboral.

EMEJOTA: Eso me recuerda que el año pasado tuve que hacer una redacción para pasar el curso de català, que iba sobre el futuro, y hablaba de dos Europas. Mientras el norte mandaba, se venía a veranear al sur, a darnos limosnas y a practicar el turismo sexual baratillo. Vamos a eso, también.