Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 15 de febrero de 2012

Venta ambulante

Con estos fríos siberianos se aprovechan las horas centrales del día para salir a tomar el sol como los lagartos. Es casi la una del mediodía y voy para casa, en la plaza del barrio, apoyado a la barandilla que baja la rampa del centre cívic está Mustafá, el vecino morito de la casa azul de mi calle. No sabemos cuanta gente vive en su casa, porque la población fluctúa. Eso sí, son familias, porque los niños suelen estar jugando en la calle. Mustafá es muy simpático y siempre saluda. En esto que eleva la voz diciéndome hola y pretende acercárseme sonriente. ¿Usáis ordenadores?. Me quedo mirándolo intentando saber por donde va a tirar mientras le digo la verdad, ¿Por qué no? Pues sí, ¿Por?. Ahí va la parte importante: No, es que tengo un tío que trabaja en la Sony, por si os interesa un ordenador vaio. Tengo de varios colores, azul, rojo.... Barato, ciento y poco. En la tienda te cuestan seiscientos para arriba. Este Mustafá es la leche. Oh, está muy bien, pero ya tenemos. Pregunta por ahí, que seguro que vendes más de uno. No quiero saber más de eso que vendes. A saber de dónde los ha sacado tu ¿tío?. No, mejor no saberlo. Gracias de todas formas. Le muestro una sonrisa de anuncio de pasta de dientes y me doy el piro. Desde luego, la venta de ordenadores es menos peligrosa que la de otro tipo de mercancías que te ofrecen en la calle.

En realidad, el vecino Mustafá viste de sport a la occidental. Como todos los jóvenes magrebíes de la calle.

9 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

La venta de ordenadores es como la venta de autoradios hace unos años, se comparaban baratas pero todo el mundo sabia de donde venían, del robo.

Desgraciadamente, con la crisis este tipo de hurto o robo se incrementará, la gente tiene que alimentarse junto con los que tienen familia, ¡¡ah!! y no siempre serán los Mustafá los que comentan esos delitos.

Un saludo Juli

Juli Gan dijo...

No creo que Mustafá sea el autor. No creo que se dedique a eso. Se le ve buen chaval. Me hizo gracia. Nunca me habían ofrecido ni una china de hachís por la calle.

Jirafa Gerundio dijo...

Lo malo es que de la venta de ordenadores en la calle pasemos en poco tiempo a comprar chorizo, latas de atún o una barra de pan. Vale, exagero, pero las cosas están como para verse como en época de pos/pre guerra. Uys, febrero, que depressing!
besos Juli. :)
JG

Jirafa Gerundio dijo...

Lo malo es que de la venta de ordenadores en la calle pasemos en poco tiempo a comprar chorizo, latas de atún o una barra de pan. Vale, exagero, pero las cosas están como para verse como en época de pos/pre guerra. Uys, febrero, que depressing!
besos Juli. :)
JG

Juli Gan dijo...

JIRAFITA: Eso de las latas y el chorizo, ya lo hacen los jubiletas. Los manguis del barrio roban en los supermercados con lista del hurto, y luego venden la mercancía a sus clientes por un módico precio. Todo evoluciona, hasta el mangue.

emejota dijo...

Puta vida para demasiados. Bs.

mariajesusparadela dijo...

Pues , sí lo de la lista de la compra para el mangue lo vi en una peli...y me lo creo.
Pero, si te digo la verdad los super no me dan pena ninguna, que ya ponen el precio contando con los robos.
A ver si así volvemos a la tienda del barrio de toda la vida, que te anotaba a deber...

iTxaro dijo...

Mejor que te ofrezcan ordenadores que no una china

Mustafa lo intentó

Alson dijo...

Vienen más malos tiempos (si mi alma lo sabe te lo encargo el vaio, digo)