Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 8 de septiembre de 2014

Guerra santa (y beneficiosa)

Llevan una larga temporada echándonos la gota malaya por el pescuezo, una a una, poquito a poco. Primero no será nada, pero a la larga nos parecerá insoportable. Pues eso pasa con toda noticia relacionada con el ¿yihadismo? que nos están soltando cada vez más vehementemente.

Desde que oficialmente "los moros son malos" por obra y gracia de una extraña sucesión inconcebible de impacto de avión sobre rascacielos a la altura del piso 30 que la hace derruirse desde los cimientos incomprensiblemente, como si los aviones hubieran volado por el sótano, y por contagio se hubieran derrumbado unos cuantos edificios de los alrededores contra los que no impactó ni una mosca borracha, ya tenemos malos oficiales. Por eso se atacó Afganistán, aunque el chivo expiatorio, Bin Laden, fuera yemení, con pasaporte saudí y visado estadounidense. Una lógica aplastante.

Inspiración lucrativa

Y así llevamos quince años de moros malos con un grupo terrorista, como manda la tradición, de pasado oscuro y financiación "ciática". Y así se han dado primaveras árabes, sin mucha explicación que han derrocado gobiernos para poner otros más interesados, y se han cepillado ¿dictadores terroristas? como Sadam Husseín  ó Gadafi, que, entre otras cosas, amparaban la laicidad de sus Estados. Y ahora la gota malaya (País también mayoritariamente musulmán, por cierto) nos hablan de recrudecimiento del yihadismo, o guerra santa, que es como la cruzada de los cristianos, en países por donde ha pasado la OTAN y los marines americanos, para dejarlos hechos una mierda, después de que las empresas privadas interesadas hayan hecho una pasta. Y ahora esos paisanos de aquellos países sufren un montón de barbaridades por las que nos están haciendo tomar conciencia de que "los moros son malísimos".

La maldad en sus caras, ¿No lo veis?

Y empezaron una guerra contra Siria, apoyando a los "rebeldes", y ahora que estos son fuertes, resulta que Bahar al Assad no es tan malo. Los yihadistas, pagados por saudíes y yankees se han vuelto contra sus amos. Y ahora el enemigo está en casa, porque todos esos pakistaníes ingleses y argelinos franceses que viven en ghettos sin futuro, en esta época de crisis, después de una adolescencia coqueteando con la delincuencia, ven la luz de quienes les tienden una mano, y con la fuerte fe de conversos, se van a degollar compatriotas. Los gerifaltes que viven en el paraíso (Sin huríes, que eso es de moros) ya han puesto la semillita del odio en Occidente. De aquí a asaltar barriadas de inmigrantes, un ratico corto.

Por sus armas vienen a imponer la paz

Porque para que el mundo siga funcionando, los que mandan necesitan una guerra que equilibre las cosas: que muera gente a manta, que sobramos muchos, y que impulse la economía en crisis, sobre todo quedándonos con el control de los minerales fósiles que los moros tienen en sus países. Y hay que empezar la guerra legitimándola.

Por eso, los correveidiles de la prensa rancia española nos cuelan noticias sobre que los moros quieren reconquistar la España que perdieron y que los cristianos llaman, también "la reconquista". A ver si con tanto dar la vara y con tanta noticia de que unos animales africanos en nombre de Alá van secuestrando niñas en las escuelas, nos entra en la cabeza que somos enemigos irreconciliables, para que nos ciegue el odio y estemos esperando la batalla con verdadera ansia carnicera.

Porque, indudablemente, los que irán a despanzurrarse en el campo de batalla serán los jóvenes de baja extracción social, mientras los ricos se esconden en sus refugios desde donde dirigen la estrategia a seguir, y la población civil, pobre, claro, sufre los efectos de la devastación. Quienes planifican y se gastan una millonada en márketing bélico son los ricos que esperan ser más ricos, mientras los pobres cegados de tanta palabrería y propaganda luchan por un ideal encasquetado en sus seseras por la mentira y el engaño de quienes ganarán la guerra, mientras perdemos todos los demás.

Y he dejado de lado a China y Rusia. Supongo que se está barajando qué enemigo es más rentable.

Y ojalá que esto se quede en nada. 

8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Qué razón tienes.

José María Souza Costa dijo...

Hola
Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

Robin dijo...

Cierto, siempre fue asi y siempre será así, porque las guerras se comienzan desde arriba, que desde abajo si no...si la peña es incapaz de ponerse de acuerdo en una reunión de comunidad de vecinos...¿alguien cree que un pueblo se va a poner de acuerdo desde la base para organizar una batalla...? Ni la justicia por su mano es capaz ya nadie de hacer...

ROSA M. dijo...

Todo es un juego de poder e interese para que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres más pobres.

Anónimo dijo...

Estimada mia, quieren controlar el mediterraneo...hay cátedras de productos mediterraneos en ee.uu. Extiende u mapa y miras lo que pasa en los paises africanos con costa mediterranea....si fueramos inteligentes volveriamos a ser una gran potencia y no estar en crisis permanente...no será una estrategia? NOSOTROS SOMOS ALIADOS , | PERO EN CRISIS NO DAMOS GUERRA

Mouhssin Amrani dijo...

Totalmente de acuerdo; los medios, sus medios, son infinitamente más poderosos de lo que suponemos, y la avaricia está arramblando con todo, nunca tendrán bastante si les cuesta tan poco incentivar un odio a golpe de talonario con dividendos tan suculentos y donde casi todos son cómplices, tanto los ignorantes manipulados como los mantenedores conscientes de un estatus y comodidad ensangrentadas.

Olga_C dijo...

Del contubernio judeo-masónico hemos pasado al pacto islámico-populista. Todo con la idea de mantener nuestras manipuladas conciencias mientras los de siempre se meriendan al mundo. Por eso cada vez quiero más a mi perro y envidio cada vez más el silencio de Paradela :-)

emejota dijo...

Chiquilla eres genial. .me encantan tus razonamientos.
Lástima que tengamos que comer, el sistema...... digestivo nos tiene vendidos.