Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 12 de marzo de 2013

Un ramito de violetas, o dos.

Bajábamos el sábado la calle hacia casa. Hacía una tarde fenomenal y ya empezaba a ocultarse el sol por el Coll Baix, que, como su propio nombre indica, a pesar de ser la montañica más cercana, es una colina baja. Al final de la calle estaba un vecino paseando su perrico, un chihuahua meón que siempre que puede intenta mearse en la puerta del garaje. Después de saludarnos el vecino dice: "Si me esperáis veintidós segundos os traigo un regalo"



Y aparece con dos ramitos de violeta, en plan la canción de Cecilia, aunque en la de ésta sólo era uno. Y qué bien huelen. Menudo aroma.

Sobre la canción, sólo por los ramos, le va al pelo, aunque siempre he pensado que el matrimonio retratado en esta canción era bastante disfuncional, sobre todo él. Un maltratador que se arrepiente y ella, una amedrentada inestable que es incapaz de salir de la relación asfixiante. En fin, en los 70 no había la sensibilidad que hay ahora para estas cosas ya que era habitual oír eso "en cosas de un matrimonio, no te metas", aunque a ella le lluevan hostias y vendajes de cuarto de socorro.

8 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Pues sí, la canción todo lo bonita que se quiera pero la historia es peliaguda...hoy en día no creo que nadie se atreviera a sacarla.
Las violetas preciosas!
Saludos!

ISA dijo...


¿Las violetas huelen?. ¡primera noticia!, mañana mismo me voy al vivero a comprarlas. De hecho las compro y las planto todos los años porque me encantan duran mucho, son bonitas y baratas pero nunca me había percatado de que huelen.
Qué bien.

arponauta dijo...

mi madre siempre me traía un ramito de violetas en febrero. y ahora soy yo la que las tengo plantadas en mi patio.
ay...

Emilio Manuel dijo...

Me has puesto a huevo la canción de Cecilia, sobre maltrato, estoy buscando música, documentales y películas que estén en la red para impartir un taller sobre genero.

Saludos

Blau dijo...

Neska, que bonitoooooo!

ROSA M. dijo...

Son humildes por su tamaño y entrenidas de coger!!!, pero su color es precioso y muy perfumadas aunque como los ramos suelen ser pequeñitos no llega a saturar.
La versión actual es “Un ramo de rosas” de Luz Casal, porque aunque hayan pasado 40 años ahí sigue la cuestión de triste actualidad.
Un petonet,

mariajesusparadela dijo...

Tanto hemos cambiado que antes de antes, lo que nos gustaba era "el preso número nueve"...para pensar.

Candela dijo...

"...como siempre sin tarjeta, le mandaba un ramito de violetas".

Menos mal que el vecino os regaló las violetas a cara descubierta. Oye, son preciosas, una pena no poder olerlas.

Un beso