Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 6 de marzo de 2013

El ministro del Opus Dei y los matrimonios homosexuales

El otro día el ministro del Interior Jorge Fernández Díaz manifestó unas controvertidas declaraciones en contra del legal (por ahora) matrimonio entre personas del mismo sexo.  Por lo visto el ministro, que se metió a hacer observaciones sobre un derecho que a él no le compete, porque ni siquiera tiene el puesto de Ruíz Gallardón, se atrevió a decir en la embajada española en Roma sobre las parejas del mismo sexo que "Existen argumentos racionales que dicen que ese matrimonio no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada”. Para luego remarcar que “Si el 75% de la población española que se declara católica actuase en coherencia, determinadas leyes nunca se habrían aceptado”.


Ay, si dijera todo lo que piensa, pedazo de rojos que leéis esto....

Para dejar las cosas claras, y por si aún hay despistados, sepan ustedes que la casta dominante de este país, está regida por algunas de las sectas ultracatólicas más feroces, como son los legionarios de Cristo del Maciel, el pederasta, o la hermandad de la Santa Cruz, más conocida por Opus Dei, fundada en los albores de la guerra civil por un curita que quería ser aristócrata y que sólo admitió a las mujeres en su club elitista de católicos superpreparados  cuando advirtió que no disponían de criadas que les hicieran la comida y les limpiaran la casa, como fue (San) Josemaría Escrivá de Balaguer, el que obligaba a la criada que le sirviera la tortilla de patatas haciéndole una reverencia a él y que tiene, sin ningún pudor, una capilla para él solo en la catedral de la Almudena. Pues bien, todo este rollo clasista para deciros que el señor ministro Fernández Díaz es miembro supernumerario de este clan de ultracatólicos intransigentes, y como es supernumerario no se ve tan obligado como los numerarios, que deben obediencia y castidad solterísima a sus superiores.

Bien, y ahora puntualicemos. Por lo visto este señor cree que los y las homosexuales no son capaces de tener hijos. Yo conozco más de un gay (hombre) que los tiene y a innumerables lesbianas que aún tienen más capacidad por ese capricho biológico al que aduce el señor ministro. Si por la "pervivencia" de la especia tanto clama a su cielo ultracatólico es como para darle con la espada de Josué porque su gobierno no hace sino decretar medidas para castigar a la gente que quiere tener hijos (sean de la preferencia sexual que sean) gravando los pañales al 21% de IVA, dejando claro que tener descendencia es un lujo. Si tanto aclama a la religiosidad de las familias convencionales, los predecesores franquistas, como su padre, lo hacían mejor ya que el sueldo del cabeza de familia, varón, por supuesto, garantizaba el bienestar de todo el grupo familiar, con la mujer, en casa y cargada de churumbeles para la Patria. Ahora pídele a una chica con pareja, que aún sea una "elegida" por tener curro que tenga un niño y se arriesgue a perder su trabajo, aunque en su empresa maquillen de manera impecable el despido por exigencias de la producción.


San Josemari, capilla de la Almudena

Este señor, que clama porque los matrimonios sean contraídos para pasarse la vida en el paritorio y los condones sólo se usen para llevarle globitos al recién nacido, supongo que estará satisfecho de que la duquesa de Alba haya contraído nupcias de nuevo para tener más nenes, como recién casada que es. (Olviden esta broma, que de pensarla, me entran calambres en el estómago)

Este señor dio su charlita moralizante en Roma, en un viaje oficial pagado con la pasta de todos los españoles, a los que, cuando pasan por el fisco no nos preguntan con quién preferimos acostarnos o si pensamos tener familia numerosa. Este tipo ha ido con un dinero que le hemos pagado nosotros a manifestar que desea la desigualdad entre  los ciudadanos y que se pasa la constitución, los derechos fundamentales y las leyes democráticas por el forro de sus católicos cojones. ¿Este señor se cree que todos los católicos piensan como él? Cuidadito con estos, que un día no muy lejano echan estas leyes del matrimonio entre parejas del mismo sexo abajo.

13 comentarios:

bekiddo dijo...

bravooo, bravo, bravoo!! ¿ves? para qué iba yo a actualizar mi blog con esta noticia si sabía que alguien (o sea tú) lo iba a hacer infinitamente mejor :)

Hei Jei dijo...

yo es que para que haya gente como él y sus secuaces, prefiero infinitamente antes la extinción de la especie

emejota dijo...

Ay corazón, si es que donde no hay, no hay capacidad no se puede inventar. Jajj, dicho con todo el respeto. ¿Coño con el respeto! Muxu

Olga_C dijo...

GRACIAS Juli. A estos carpetovetónicos no hay que pasarles ni una. Muy bien dicho. Ahora, a seguir en la lucha. Personalmente, y sin que sirva de precedente, soy bastante optimista sobre la legislación al repecto, aunque sin duda estas declaraciones son para estar en guardia. Besos.

PULGACROFT dijo...

AMEN.
;)

mariajesusparadela dijo...

Intención y deseos no les faltan.

Siempre suya dijo...

Así sea dicho...
(sapientísimas palabras a las que nada tengo que añadir...)

eva van der Wasp dijo...

Totalmente de acuerdo.

Emilio Manuel dijo...

De momento el Tribunal Constitucional avala el matrimonio entre personas del mismo sexo, aunque es cierto que han hecho todos los intentos habidos y por haber de tirarlo abajo, ahora lo veo más difícil después de que el TC dictara veredicto.

Un saludo.

ROSA M. dijo...

Si la finalidad básica del matrimonio es la procreación, que sentido tienen las parejas del mismo sexo???
Y ojo, habla de "matrimonio" no de "parejas"
Y este es el tipo de gente que nos dirigen y dirigirán durante años porque ellos sí que procrean como conej@s.
Y pensar que viven de nuestros impuestos!!!!

ROSA M. dijo...

Y la mujer de este "señor" que debe pensar???
Se casó con ella porque la amaba y quería compartirlo todo con ella o sólo para procrear???
Disculpa Juli que me haya desfogado en tu post, pero es que esta gente sacan lo peor de mi. Son una secta!!!
Un petó,

maslama dijo...

pues para ser franca, mientras la ley reconozca y proteja el matrimonio homosexual (y no parece que por el momento ésto vaya a cambiar) lo que opine este individuo le importará a él y a su señora madre, poco más. Siempre habrá una minoría de exaltados bocazas, tanto de extrema derecha como de extrema izquierda. Y así, distracción tras distracción, el PP sigue sin responder a las preguntas básicas, qué demonios van a hacer con el paro y la corrupción

saludos,

ari dijo...

Si es que les hay que ganarían mucho si se metiesen la lengua por otro sitio...