Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Galope por un campo de nabos.

Y si nos faltaba alguien para el triunvirato de rancios de nuevo cuño a Albert Rivera y a Pablo Casado se les ha acabado uniendo Santiago Abascal, el más rancio de todos, a juzgar por sus puestas en escena. Como ellos, de pasado pepero. Un mal de juventud, por lo visto.

Centauvox del desierto

Abascal es un nostálgico de la España rancia de mediados del siglo XX. No hay más que ver su último vídeo a galope mientras fluye la música del señor de los anillos, aunque le hubiera ido más a tono, por las hechuras y las patillas, la  música de cabecera de Curro Jiménez, compuesta por Waldo de los Ríos. No me digáis que no le pega más  ya que parecen una cuadrilla de forajidos, desfogando su testosterona al galope, devolviendo la imagen varonil de lo facha, donde la mujer está en su casa haciendo las tareas propias de su sexo, en segundo plano, como Dios manda.

Mirada concentrada e impasible el ademán.

Abascal lleva años intentando abrirse un huequecito en la primera plana de la política. Intento no darle pábulo a este oscuro tipo pero es que sus vídeos extraños tan del culto al cuerpo varonil  quizá acaben siendo un icono para cierto público propenso al homoerotismo ursino. Pensadlo bien. Abascal, sacando pecho palomo, con barba cerrada, mirando al infinito con semblante enigmático, mostrando sus musculitos y sus pezones bien marcados....

¿Icono sexual  para los gays ultras?

Me da que va un poco de macho alfa y que sólo le falta mear en la puerta del congreso (O del Valle) para marcar su territorio. Quizá sea por esto que lleva un discurso tan antifeminista. Porque es un varonil hombre rancio que sigue creyendo vivir en el siglo XIX, como los personajes que interpretaba el armario ropero que era John Wayne, casi siempre a caballo. ¿Será por eso lo de su vídeo en pro de los cuadrúpedos?


4 comentarios:

Esti dijo...

Lo único bueno que veo en Vox es que nos va a dar unos anuncios electorales maravillosos. A la altura de los míticos del partido humanista o del partido por la caza, la pesca y las tradiciones.

Emilio Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Emilio Manuel dijo...

"Esto es lo que defiende VOX ese partido fascista: deportar a los inmigrantes ilegales, construir en Ceuta y Melilla “un muro infranqueable”, suprimir la memoria histórica, eliminar las autonomías, ilegalizar a los partidos independentistas, agravar las penas por “ofensas y ultrajes a España y sus símbolos”, presionar diplomáticamente para recuperar Gibraltar o un “plan integral para el conocimiento, difusión y protección de la identidad nacional y de la aportación de España a la civilización y a la historia universal”.

Resumiendo, Vox normaliza el racismo. La intolerancia. El machismo. Pretende un modelo tan estrecho para España que solo caben la regiones, y no las nacionalidades. Rompe cualquier idea de país que no sea el de los buenos y los malos, los españoles de bien y la antiespaña que no habla en cristiano."

Como sigue diciendo Ignacio Escolar de diario.es La irrupción de Vox puede parecer una buena noticia para la izquierda porque fragmenta el voto de la derecha. Pero es una pésima noticia para España porque normaliza un discurso tóxico para la convivencia

Juli Gan dijo...

Emilio Manuel: Pensé un rato corto sobre Vox. Es un partido fascista, como dices, pero no quiero darles publicidad. En cambio sí me quería cachondear un poco de su líder, que va de auténtico, aunque lleve toda su vida intentando vivir del arte de no hacer nada. Alardea de llevar pistola quizá porque se cree Clint Eastwood y fantasea con que alguien "le alegre el día". Afortunadamente no tenemos, aún, la permisividad armamentística de los EEUU.