Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 27 de febrero de 2017

La letra no entra ni con hemorragias

Jamás he tenido la letra bonita. Los ejercicios de caligrafía de mis años infantiles me aburrían y mis profes me echaban broncas por la letra, eso sí, a partir de quinto de EGB no hubo bronca alguna por la ortografía. Una cosa por la otra.

Pero la semana pasada me ocurrió un hecho que todo el mundo a mi alrededor considera hilarante y a mí me sume en el oprobio más absoluto. Veréis, resulta que yo trabajo rodeada de personal sanitario y, el otro día, mi jefe, que es especialista en traumatología y cirugía ortopédica, que es médico, vaya, salió de la consulta y, haciendo referencia a una nota manuscrita que le había dejado, se vino a mi mesa para decirme que para letra de médico la mía,  que había necesitado ayuda divina para entender lo que ponía.

Siempre he cogido el lápiz mal y así sigo

¡Un médico echándome en cara que mi letra no se entiende! ¿Es la venganza perfecta?Por casa me lanzan la idea de que lleve la nota a la farmacia a ver si allí lo pillan y si es así, sí que habré logrado obtener el título de criptografía médica.

Risas a mi costa aparte, hace años que desarrollé la teoría de que cursar una carrera universitaria, sea la que sea, estropea la letra. Da igual que sea de tres, cuatro o cinco años, o lo que duren ahora, posgrados incluidos, la letra se deteriora y pasa a ser una especie de taquigrafía indescifrable.

En fin, mientras no tenga que volver a pasar por las páginas de los cuadernos Rubio...


4 comentarios:

Esti dijo...

Yo tengo tan mala letra que ni siquiera entiendo mi lista de la compra. Es la falta de costumbre, que ya tecleo mucho más de lo que escribo a mano. Pero hay un truco infalible: ¡escribir con mayúsculas!

Nosu dijo...

Yo hubo un momento que sí tenía buena letra, pero hoy en día con tanto teclado creo que se nos está olvidando escribir y ya no me gusta mi letra :(

Emilio Manuel dijo...

Yo no tengo mala letra, pero si te dijera las que tienen mis hijas y especialmente mis nietos, es para cagarse y no echar gota.

Celia Segui dijo...

Jaja, qué razón.
Y mira que un médico se queje de tu letra.
La mía si no me esmero también es tela marinera.
Besos, guapa.