Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 24 de febrero de 2017

Cinta de cassette

La primera vez que oí cantar a Bob Marley, en un vinilo de mi tía S, aún él estaba vivo. Sonaba "Three little birds" y me fascinó. Tendría yo unos seis o siete años. Años más tarde me dedicaba a grabar en cintas de cassette los discos de mi tía para poder escucharlos en un walkman cochambroso que jalaba pilas como si fueran gominolas.

¿MPqué?

El primero que cayó, claro, fue  Legend, porque recogía los temas más conocidos, aunque me encantó  Survival, que era un disco de amor a África. También le gorreé Uprising. Aquellas navidades alguien me regaló Natty Dread. Creo que, junto a un "live in Amsterdam" son los únicos vinilos que he tenido de los Wailers. Luego ya llegaron los CD.



Pero estaba con la grabación a cassette de Legend y el tiempo que sobraba le metí el ska loco de un grupo local que se llama(ba) Kanka. Con unas tijeritas, un poco de cola y las fotos de la revista Discoplay, me confeccioné una carátula magnífica. Espero que el chorizo que me abrió mi viejo Opel Kadett y me robó la cinta, además de mis gafas graduadas, lo haya disfrutado tanto como yo. Sería una pena que, encima de robármela, la hubiera tirado por ahí.



¿A quién no le ha desaparecido misteriosamente una cinta de cassette? Cuando estaba en el insti, solía pasarle a Jox, que era mi compañero de pupitre, mis tesoros, como por ejemplo, uno de los discos de UB40, que acababan de dar un concierto en Donostia al que no había podido ir. Creo que era The UB40 file, o Rat in my kitchen, ya no me acuerdo. Alguien se apropió de la cinta que Jox me tenía que devolver. Espero que el autor también disfrutara del reggae de los de Birmingham antes de esa época que les dio por versionar todo tipo de cosas, como los Guns & Roses.



Tyler, es culpable porque el jurado blanco así lo ha mandado

Menos mal que tenía al alcance los discos de mi tía S para poder recuperarlos. Qué felices vivíamos cuando no sabíamos qué era eso de los derechos de autor y los impuestos, aunque también los pagáramos al comprar las cintas de cassette.


7 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Ya veo que tu también eres una pirata :-))

Saludos

Celia Segui dijo...

Ay, las cintas, qué tiempos... Yo también me hacía carátulas, jaja
Besos y feliz finde.

Desbordamientos Puntuales dijo...

¡Qué entrada tan evocadora! Cómo me ha recordado a mis años pasados... ¡Y lo de que se esfumaran por arte de magia las cintas, total! Me ha pasado varias veces. También el prestarlas y que nunca retornaran de vuelta. Ha sido genial leerte.

Antxon Rabella dijo...


Joer, sigo creyendo que las casualidades existen, pero yo empecé con las cintas con diez años grabando cosas de los cuarenta criminales que mi hermana mayor escuchaba a todas horas. Cuando esta se echo el novio definitivo, aita actual de mis sobris, le dejó a mi hermana el vinilo Legend de Marley, y bueno no podía parar de escucharlo. No conocía esa versión ska del guk euskaraz de Urko, lo que sí se es que en quinto de básica nos la hacían cantar y me gustaba.

Y lo de UB 40, ESA canción, cuyo significado no entendía, pues de inglés en esos tiempos ni puta idea, fue una canción que me marcó. Ahora me la bajo con el catcher pero que no me oigan los de kultura k la ley actúa, con el IVA a quienes dijeron no a la guerra claro.

Las cintas..Llegué a tener cintas que ponían Dire Straits pero que por no gastar tenían encima a los Doors. qué tiempos. No se hablaba tanto de los derechos de autor, pero qué narices yo compré un huevo de compacts luego, cumplí, y tengo la conciencia trankila...

La vie en Rose dijo...

Menudos recuerdos! Intentan grabar la canción que te gustaba de la radio y pedir al universo entero que el locutor no te la jodiera al final... yo hacía recopitalorios y mis carátulas eran verano'92, 93, 94... ( luego me pegaba todo el curso escuchándolas hasta el verano siguiente)

José Manuel dijo...

Mi primera canción que grabé de la radio fue Hello Again, de The Cars, allá por 1985, en un radio cassette del año 1974 que era de mis hermanas y que, al comprarse ellas uno "más moderno" me dieron esa reliquia. Aun conservo la cinta, y el micrófono de aquel mítico Philips. Por desgracia desapareció en una de estas limpiezas que los padres y madres nuestros hacen, liquidando auténticos tesoros y sin poder hacer nada (uno tenía 13 ó 14 años entonces)
Luego, en 1988,mi hermana me regaló por mi cumpleaños un radio cassette nuevo, que aun funciona a durísimas penas, y desde ese año hasta 1994 grababa todo de la radio fm y hasta de la am. Cintas caras como TDK, Sony, y las baratas como unas que se llamaban Socimag.En ellas grababa todo tipo de musica, desde los Mecano, desde la radio y desde vinilos que tenía mi primo, hasta Joaquin Sabina. Y desde los Dire Straits hasta Nirvana. Una época. 80,90, donde la buena música murió al morir el cassette.

Juli Gan dijo...

EMILIO: Claro, pero sin delito, como todo el mundo en aquella época. El delito se creó después, cuando vieron que quizá perdían negocio con el uso de legalísimos cd vírgenes, tan legales como las cintas de cassette vírgenes, por las cuales se paga un canon por si las usas para grabar según qué cosas. ¿Quién hace de pirata, entonces?

CELIA SEGUI: Y seguro que se las dejabas a tus amig@s y ell@s a ti. A mí me pasaron cassettes de Dire "Estraits" y Paul "Saimon"(sic). Jaaajaja

DESBORDAMIENTOS PUNTUALES: Y llevarte el radiocassette portátil por ahí, para escuchar las cintas con tus amig@s, en plan rapero de barrio marginal de ciudad norteamericana.

ANTXON RABELLA: Ya ves que tenemos gustos musicales generacionales compartidos. La versión de "Guk euskaraz" de Kanka estaba muy bien, a pesar del estilo de su cantante-artista conceptual. Lo que decía antes, no se consideraba delito en los 70, 80 y 90 y era bien legal adquirir cintas vírgenes. Cuando vieron que había demasiada competencia para vender discos de tanto artista o "triunfito"o se dieron cuenta de que internet servía para no ir al cine y sus precios exorbitados se convirtió en un delito. Ojo, que la SONY, lo mismo te produce una peli con tri-star, te publica discos de artistas o te vende cd, cintas de cassette -o de vhs- vírgenes. Curioso, también te venden el medio de piratear. No se meten con internet porque internet es mucha pasta.

LA VIE EN ROSE: ¡Es verdad! esperando cortar al locutor si se le ocurría hablar durante la canción y fastidiarte lo grabado. Eramos artistas del montaje. Jaaajaja.

JOSÉ MANUEL: Si es que escuchábamos de todo. Acabé tirando todas mis cintas y me dio una pena.Los vinilos supongo que aún andarán por casa. Y si no tenías cassette para grabar, le ponías dos cachos de celo a las pestañas de una cinta roñosa de "los gemelos del sur" o "los cinco latinos", por ejemplo, y a seguir grabando de la radio esas cintas imposibles donde mezclabas desde Scorpions hasta Mecano pasando por Madonna. Todo un reflejo cultural de la época.