Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 14 de octubre de 2016

Obra cumbre del videoclip bizarro

Aquellos maravillosos 80 llenos de hombreras y chaquetas brillantes y acolchadas. Toda una oda al futurismo. Los cantantes pop, además, no se contentaban con grabar canciones sino que protagonizaban videoclips, minipelículas que duraban lo que duraban sus temas.

Todo el mundo tiene en la cabeza el videoclip de "Thriller" de Michael Jackson, el único de los cinco Jacksons que perduró en las listas de éxitos, pero Michael tenía un hermano mayor, Jermaine, que no tuvo tanta repercusión y, sin embargo, es recordado en Europa por un bizarrísimo videoclip sobre un amor prohibido entre dos miembros de bandas de moteros rivales, grabado en un humilde pueblo de pescadores italiano. Los trajes de electromacarras no pegaban mucho con el paisaje marinero, pero ahí quedó para la posteridad el temita de Jermaine Jackson y Pia Zadora "When The Rain Begins To Fall", que es lo que suele pasar cuando se desafina, además.

Lo petó en Europa (Hay que salir de la UE, ya)

Recuerdo que este tema encantaba en Francia allá por el 84. Los programas musicales de su televisión lo echaban a todas horas y, a pesar de que yo apenas sobrepasaba los 10 años, notaba unas dosis de horterez desmesuradas.

Este..."pandilleros" posando

Jermaine por un lado y Pía Zadora por otro, eran dos pandilleros, cada uno en una banda. Lo malo es que Pía Zadora, una niña prodigio venida a menos, ganadora de varios Razzies (Antióscares), era la chica-objeto-posesión del rival de Jermaine y ya se sabe que la propiedad es un robo, pero que te roben la propiedad, es peor, aunque sea un ser humano, y es que desde los 80 no hemos avanzado apenas, y aquello acaba como el rosario de la aurora con pandilleros vestidos como egipcios, kárate acrobático, navajitas y horterez para parar un Ave.

La chica sólo es el paquete del del paquete

Sólo por la puesta de escena y los sintetizadores ochenteros, merece la pena echarle un ojo. Es el súmum de la estética ochentera.



Jermaine Jackson se convirtió al islam y siguió su carrera y Pía Zadora lo mismo, lo de seguir con la carrera, no lo de convertirse al islam, aunque hubiera estado bien sólo por ver la cara de su esposo-mánager de religión mosaica-sionista.

Siguieron con sus carreras pero en Europa ni en ningún lado no consiguieron más números uno, a Dios gracias. John Waters pidió a Pía que hiciera un cameo en su "hairspray". Junto al cantante de The Cars, Rick Ocasek, hacían de Beatniks. Y es que, para Waters, Pía Zadora era su mejor peor actriz favorita.

Pía Zadora poniendo cara de intensidad

Echadle un ojo, si lo soportáis. Rivaliza mucho con "Este amor ya no se toca", de la mexicana Yuri. No sé cuál de las dos es más hortera, pero no voy a pararme a averiguarlo, más que nada, por mi salud.

1 comentario:

Estibaliz Burgaleta dijo...

Qué maravilla. Esos sintetizadores, ese look "Mad Max, más allá de la cúpula del trueno" de Jermaine, esas gafas absurdas de ella... Cómo echo de menos la MTV y sus videos de ayer, hoy y siempre.