Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 30 de enero de 2015

Showroom dummies, maniquíes haciendo poses

La música electrónica no es mi fuerte, pero, claro, algo se percibe, sobre todo, si eres una cría curiosa, como era yo. En los ochenta, con ese look de hombreras, chaquetas acolchadas y pelos desafiantes de la ley de la gravedad gracias a la laca y los geles fijadores, la música electrónica pegaba fuerte, sobre todo en Europa. Era como un homenaje laudatorio a la estética expresionista de los años 30. De hecho, algún miembro de Kraftwerk, que era un grupo alemán de música electrónica, explicaba que, como niños nacidos en la posguerra de la segunda mundial, no tenían referencia musical propia de Alemania cercana. Con la debacle bélica todo en Alemania era prestado, la pasta para montar las fábricas, no se pasaran todos a la RDA en masa, y hasta la música. Todo venía de los anglosajones. Hasta los Beatles se paseaban por Hamburgo exportando pop en inglés. Los de Kraftwerk, aunque también cantaban en esta lengua, bebían sus fuentes musicales de la herencia cultural expresionista que Alemania perdió por el nazismo.

Mucho rollo para poneros ritmos caribeños

Pero toda esta parrafada introductoria es para otra cosa. Kraftwerk sacó unos álbumes de música electrónica míticos, como por ejemplo el titulado "Autobahn" (Autopista), para los amantes del cine de los hermanos Coen, un guiño a este álbum al llamar de esta manera al grupo de música electrónica que lidera Peter Stormare en "el gran Lebowsky" que hacen la vida imposible al Lebowsky que no es (Jeff Bridges).

El señor Coconut (Uwe Schmidt)

Precisamente de Autobahn y de otro álbum de los Kraftwerk, Trans Europe Express, sacó El señor Coconut y su orquesta, un curioso álbum de temas a con ritmos caribeños. El señor Coconut, alias Atom, nacido Uwe Schmidt, heredero, por derecho, del legado de Kraftwerk, varía sus estilos con una prodigalidad pasmosa y es capaz de sacar cosas tan majas como la versión de "Showroom dummies" (Maniquíes haciendo poses en las discopubs) de los Kraftwerk:




Suena muy bien este cha.cha, cha, que nos retrotrae a los ochenta, cuando había que hacer el maniquí con poses extrañas, porque era totalmente "in". "El baile alemán", que es el título del disco-homenaje que el Señor Coconut y su conjunto hace de los temas electrónicos de Kraftwerk tiene bastante gracia.  Os dejo el tema original de Kraftwerk de "showroom dummies".



2 comentarios:

laesti dijo...

¡Qué grandes Kraftwerk! Unos amigos que tienen un grupo de algo así como pop castizo, hicieron una versión buenísima de Das Model, en plan chulapo y con un piano de juguete: https://www.youtube.com/watch?v=SHidQPnT4pA

Juli Gan dijo...

Laesti: Mola. Gracias por el enlace :D