Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 1 de octubre de 2014

egocentrismo de capilla

No hay peor cosa que un capellán de cementerio que, a la par de un responso decide hacer un panegírico de alguien a quien no conoce y acaba volviendo sistemáticamente a referirse a sí mismo una, y otra, y otra, y otra vez.

Aparte de la pérdida, del largo día de hospital y tanatorio, encima aguantar a este cenutrio. ¿Oigan, pueden quemar a la vez al cenizo este de la estola morada?.

A ver si se acaba el día este ya.

8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Sé de que hablas. Lo siento mucho por ti: por tu pérdida y por tener que aguantar eso.

Blau dijo...

Un abrazo, neska.

Charly Hell dijo...

Vaya, lo siento.
Una patada en el culo bien dada, no le hubiera estado mal.

Un abrazo.

ROSA M. dijo...

A veces el mejor consuelo es que te acompañen en silencio.
Una abraçada Juli.

Emilio Manuel dijo...

Hay que hacer oídos sordos, aunque el teatro continúe.

Saludos.

Olga_C dijo...

... :-(

Nosu dijo...

gentuza son.

Un abrazo

Robin dijo...

En la última historia de éstas en que estuve, metí la gamba hasta las trancas. El panegírico había sido propiciado por la propia familia. Y yo, que no me callo...me lancé a la crítica feroz. En fin. Por lo menos ahí quedó eso.