Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 11 de julio de 2012

Tírate de la atalaya

Mira que me carga tener cara de panoli. No sé que tiene mi cara de "pobre diabla" que se me acerca todo el mundo para pedirme para un café (A esta pedigüeña, la próxima le doy un azucarillo..Para el puto café), para que done dinero a ONG tipo "Aduaneros sin fronteras", para que me cambie de banco y me roben otros, y no sé qué tengo que se me acercan como las moscas a la miel los Testigos de Jehová.

Puestos a que se me acerquen minorías religiosas, tengo en el barrio una iglesia de unas de esas congregaciones protestantes cuyos miembros tienen ese dulzón acento caribeño, pero no, en vez de los miembros de una congregación de las que no hacen proselitismo, me viene una secta que sí lo hace. Y veo que se acercan a mí un hombre y un adolescente con sus camisitas de manga corta, y su corbatita que chirría tanto y sus pantaloncitos con la raya en medio. Y sacan el atalaya de una bandolera y se dirigen a mí "Hola, venimos a hablarle", y veo de lejos el Atalaya con colores vivos y alegres dibujitos de familias jóvenes, sanas, blanquísimas, en un campo de trigo verde con un cielo azul precioso y un arco iris, y a su lado un león como si fuera un dócil animal de compañía. Hay que ser cretino para creerse el dibujo, y les digo, mientras les esquivo con la bolsa de la compra "No me interesa, gracias", mientras pienso "¿Por qué no  me asaltará en campaña proselitista una religión que no sea despreciativa con las mujeres?". Y no tengo ganas, ni tiempo, de contarles eso, que para qué me voy a hacer "miembra" de un club que me excluye sin miramientos, que para eso ya tengo a la iglesia católica; que si no se dan cuenta de que cuanto más gente "conviertan"  menos opciones tienen de ser los elegidos de ese grupo de 144.000 que ascenderán a los cielos. Porque ellos tienen cupo. Sólo se salvarán 144.000 y a mí no me salen las cuentas. Que qué manía más norteamericana de rivalizar y competir. No me extraña que el creador de semejante iglesia fuera un yankee puritano en plan Flanders. (Charles Taze Russell)¡Qué manía yankee de pisar a todo el mundo para salvarse! ¡Qué comportamiento tan poco "cristiano"!

Minijehovitas buscando panolis

Vamos, que con la que está cayendo, que ya sé que toda la gente en épocas de vacas flacas se agarra a lo primero que le ofrece algo, y la religión es uno de los productos estrella de la temporada, pero ya estoy muy mayor para que me digan lo que tengo que leer, lo que tengo que vestir, con quién me tengo que relacionar y a lo que tengo que renunciar, como para encima tener que estar pateándome calles y edificios para pescar incautos, preferiblemente de poca cultura. ¡Que no, hombre, que no!

7 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Si tu cara es de "panoli", la mía tiene que ir en dirección contraria, es decir "malafollá", aunque siendo de Granada es algo natural que viene en nuestro ADN, te lo digo por que a mi no se me acerca nadie a ofertarme su religión. Aun recuerdo cuando una chicas, llamaron a casa y la invité a pasar para que tratarán de convencerme, al cabo de rato salieron "escupidas", casi las convenzo de que dios es una invención de los hombres.

Un abrazo.

ISA dijo...

Bueno, en estos tiempos de crisis, y la que nos viene los próximos años, no es malo "agarrarse" algún tipo de espiritualidad ¿no crees?, eso sin dejar de ver la realidad.

Está claro que cada uno se gestiona la vida como quiere o puede y a veces creer en lo increible tiene sus ventajas.

Cambiando de tema, si alguién te "acosa" por la calle o por teléfono (este es mi caso), siempre respondo: lo siento, los señores no están en casa.
Oyes, mano de santo, el cognazo dura un segundo.

Alson dijo...

Pero...la explotación infantil no estaba prohibida?...

De Luna dijo...

Está genial una vez más lo que escribes. Me suscribo a cada palabra.

Un beso

firefly dijo...

debes tener cara de buenecica para que se te acerquen tantos, a mí no se me acercan jamás, supongo que por mi cara de pocos(o ninguno) amigos. la única vez que me asaltaron dos testigas, una se me acerca libro en mano y la otra que me conocía por haber coincidido en el instituto le hizo un gesto y no tuve que decir nada mas que, hasta luego.
oye, ¿te paras con alguno para exponer tu punto de vista? pobrecillos como lo hagas ;)

ROSA M. dijo...

Los de la calle aun los tolero, pongo mala cara directamente y ya no me dicen la segunda frase, pero que te vengan a casa para leerte la Biblia ya es el colmo.
Por el barrio siempre pululan los mismos de los Testigos de Jehová, cosa curiosa van aparejados, dos hombres y dos mujeres, pero en ambos casos la diferencia de edad es muy, muy considerable.

Txolarte dijo...

Jua.Jua .jua………..Me descojono de risa (con perdón)
No sé si será por causa de la crisis, hoy ha entrado en el metro un chico joven con anagrama de empresa en la espalda, empuñando una motosierra sin funda ,la ha puesto debajo del asiento y yo que soy un poco abstracto me salía la sonrisa. Cuando llego a casa y leo tu post, ya no he podido aguantar.
Salud