Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 4 de julio de 2012

Pasajes de la Biblia: Hoy, Gedeón

Pues esto es que los israelitas se hallaban en la tierra prometida, y también compartida con otros pueblos, como los madianitas. Tanto es así que se habían convertido a la religión local y adoraban al famoso dios Baal. Jehová, que ya hemos visto que era un Dios bastante celoso y vengativo ¿A que parece hijo único? estaba que echaba chispas contra su pueblo, pero como había prometido que no montaría una tan gorda como la del diluvio de Noé, se mordía los nudillos esperando. No tardó tiempo. Se le ocurrió enviar manadas de bandidos sobre su pueblo. Al menos a él se le atribuye la idea de mandar bandidos sobre "el pueblo elegido...para ser saqueado". estamos en la época que en la biblia viene recogida como "jueces". Estos,para ser jueces, eran un hatajo de bestias sanguinarias que se dedicaban a dar golpes de mano, a ser posible, con un alfanje para hacer rodar cabezas, literalmente.

Actitud habitual de juez de la Biblia.

Había un chavalico llamado Gedeón, hijo de un tal Joás, que era segundón. Un día se le aparece un ángel y le dice que tiene que mandar a su pueblo contra los madianitas. Él no se lo cree mucho. El ángel también le manda destruir un altar dedicado a Baal que hay al lado de su casa,cosa que hace, lo cual casi le cuesta un linchamiento, pero recurriendo al manido recurso de "Si Baal es el verdadero Dios, que su furia caiga sobre mí". Como esto suele ser efectivo, y sus vecinos algo limitadicos, quedó incluso bien.

Total que Gedeón hace un cásting y se queda con 300 maromos para luchar contra los malos. Porque uno de los rasgos distintivos del pueblo elegido (de la mayoría de pueblos elegidos,que "habemos" muchos) es creerse mejores que el resto y víctimas de la maldad de los otros. Atacan una noche a los madianitas, que están tan confusos que se matan entre ellos. Acaban con los madianitas y castigan a los pueblos que pasan de  perseguir a los vencidos, lo cual hace que las huestes de Gedeón tomen represalias contra ellos. Con las joyas rapiñadas, este bendito asesino con patente de corso angelical, se confecciona un Efod, esto es, un traje ceremonial religioso.

Gedeón declina la invitación de los borregos de sus paisanos de convertirse en rey, primero él y luego su descendencia. Y menos mal, porque tuvo 70 hijos,con mujeres distintas, afortunadamente, que la poliginia de los hebreos estaba consentida. Su vástago más famoso, de todas formas,la tuvo con una concubina. El niño se llamó Abímelec y otro día hablaremos de él.

7 comentarios:

ROSA M. dijo...

Ya sabes la famosa frase de que la historia siempre se repite “se le ocurrio mandar manadas de bandidos sobre su pueblo”
Y sobre el tema de los jueces y sus jerarquías tampoco es que hayamos avanzado mucho.
Por cierto, celoso y vengativo = hijo único, pero tu que hij@s únicos conoces!!!
Una abraçada,única jaja

Siempre suya dijo...

mmmm... me froto las manos, ya sabes que me encanta esta saga bíblica.
Besos

Siempre suya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mariajesusparadela dijo...

Desde luego en la biblia se encuentran cosas terribles.
Y para el mujerío, peor.

iTxaro dijo...

ostras como te tengas que leer la biblia antes de rescribir lo pasajes (desde luego muchisimos más amenos)seguro que sabes más que el escrivá ese...

Alson dijo...

¡Qué poquito hemos avanzado!

Blau dijo...

Cuando vas a publicar esto? sería un maravilloso codice