Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 30 de noviembre de 2011

¿Qué es esto, Londres?

Me timaron en el colegio. Me contaron que Catalunya tenía un suave invierno de clima mediterráneo. Sí, también me dijeron que se dan tres climas en la península, el oceánico del norte (porque el Cantábrico no existe, que es el océano Atlántico el que baña nuestras costas, que siempre me he negado a tomar como normal el que a un lado de la frontera se diga "costa cantábrica" para que pases la frontera de Irún y te digan que es el departamento 64, Pyrenees Atlantiques.), el continental de la meseta y el mediterráneo de la costa que va del estrecho a Portbou.

Pues bien, esta pequeña ciudad de a provincia de Barcelona, a los pies del impresionante perfil dentado de Montserrat tiene un clima horroroso. No es el otoño/invierno benigno y suave de la costa del Mare Nostrum, qué va. Es el salvaje y feroz frío humedo de la Plana del Bages. Nieblas diarias y pesadas que se calan en los huesos. Todas las mañanas sube de la ribera del Cardener, afluente del Llobregat, y de la riera del Poal, que la tengo al ladico de casa, un espeso manto gris que lo envuelve todo.


Hola, ¿Me véis?

Esto parece el Londres victoriano con su densidad opaca matinal. No tenemos ferrocarril de la generalitat, sino el trenecico sin conductor que nos pasea por la zona pija de Canary Wharf. No tenemos Mercadona, sino Tesco, ni Caprabo, sino Selfridgies. Los trenes no son de la Renfe, sino de la British Railways, y no llegan hasta Sants, sino a Waterloo.  Y no desayunamos cola-cao con churros, sino te con pastitas. Y no tengo el abono T10 del metropolitano que Mas nos quiere subir a precio de libra -lógico, pues las "pauns" son más caras- sino la oyster card.

Me han timado, vivo en un suburbio londinense tipo Elephant & Castle o Lewisham. Qué ganas tengo de ir a darme una vueltecica por mi verde Irlanda. Oh, Dannyboy.....

10 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Me has descolocado , no se si estás en Cataluña, o la Pérfida Albión.
Un abrazo.

Pena Mexicana dijo...

Tómalo por el lado amable... al menos no tienes todo eso MAS al príncipe Guillermo con su esposita hasta en la sopa :D

besos

Juli Gan dijo...

EMILIO MANUEL: God save the queen i la Moreneta. Jaaaaajajaja

PENA MEXICANA: No sé qué es peor, aquí tenemos una royal family de miedo. Hasta yerno de riesgo. :P

mariajesusparadela dijo...

Nos han engañado en tantas cosas que eso es "pecata minutta"

Olga_C dijo...

Casi parece un ejercicio de detectives :-) Aaah, qué recuerdossss. Una zona preciosa para una motera, con sus curvas y paisajes... Efectivamente recuerda Londres por la humedad y la niebla, pero mucho más escarpado que la desembocadura del manso Thames.

Supongo que lo que describes está al Oeste-Noroeste de Manresa, entre Sant Joan de Vilatorrada, Callùs y Santpedor. ¿A que sí?

chris dijo...

Lo único que aprecio del clima inglés es la lluvia finita. No como cuando llueve por estos lares que jarrea.

Claro que prefiero mil veces Irlanda.

Ánimo, abrígate y ponte un chalequito fluorescente que se te vea bien!!

Besos!

Sra. Castafiore dijo...

Vaya timo. Si a los señores del tiempo y a los señores economistas les pusieran una maquina de la verdad cada vez que hacen una predicción,...

Juli Gan dijo...

MARIAJESUSPARADELA: Mmm. No sé. Una estafa es una estafa, por pequeña que sea. :)

OLGA_C: ¿Motera? Jaaaaaajajaja. Pues sí, más al lado de Sant Joan de Vilatorrada que de Santpedor (el pueblo de San Guardiola del barça).

CHRIS: No creas, que la lluvia finita, después de 72 horas sin parar también molesta. Jaaaajajaja. Aunque cada vez se da menos de eso.

SRA. CASTAFIORE: A pesar de todo, los economistas intentan aplicar el método científico en un aspecto social, y ya se sabe que las ciencias sociales son más imprecisas que una escopeta trucada de feria. Pero la meteorología no debería fallar tanto.

Olga_C dijo...

Pues sí, Juli: motera de pro. Como tal, ni lluvia ni frío me quitan el placer de rodar, y la niebla apenas me hace ir algo más despacio. :-)

iTxaro dijo...

vamos como mis vistas