Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 15 de noviembre de 2011

Drogas en la música (Segunda parte)

Tal y como está el mundo, Facundo, rey de las pipas, llego a comprender por qué mucha gente prefiere esconderse tras su nube. El estado de Bienestar se desvanece como el humo en un día de viento y los países amenazados empiezan a tener dirigentes tecnócratas colocados por el capital, mientras sus sufridos súbditos encogen los hombros con expresión impotente y las manos en los bolsillos, para impedir, en vano, que les sigan metiendo la mano para robarles. Como el mundo da asco, y en esta parcelica más va a dar, después del 20-N cuando mister frenillo haga como que gobierna mientras nos despojan de todo lo que ganaron nuestros padres a base de lucha, huelgas y esfuerzos. Voy a dedicar el post a una segunda entrega de canciones y drogas, esta vez basadas en los porros. Seguro que hay más, pero esta es mi slección.

En el número 5: Ska P y su Legalización. Un himno popularísimo allende nuestras fronteras (Y cuando digo esto, es que se canta en América latina) muy anterior a Melendi y  su Cannabis. Porque ahora es muy fácil hacer canciones malotas. El veterano grupo de ska vallecano lo tocaba hace muchos años ya. Betagarri, por otra parte, el fantástico grupo de reggae gasteiztarra (vitoriano), sacó, quizá algo antes, una pieza similar llamada Legalize it (Como la canción de Peter Tosh).




En el número 4: Joxe Ripiau y su Pedro Mayo. Este trío que hacía alegres canciones de toque caribeño con un bajo, un acordeón y percusiones varias, sacó un tema simpático bautizado con el nombre de una fábrica pamplonesa de chocolates. El prota de la historia se pasaba el día haciéndose petas. Recuerda mucho a una canción del grupo Pikutara llamada Rastamintxo. Tiene su gracia:



En el número 3: Estopa y Porro a porro. Los hermanos Muñoz se curran bastante las letras. Otros, como Soziedad Alkohólika simplifica hasta el extremo sus letras, y así tienen cervezas y porros.



En el número 2: El grupo madrileno Los Porretas hizo popular un himno llamado Marihuana. Suena en la voz de Rober, su malogrado vocalista, que en paz descanse. Toda una apología de la consumición.



En el número 1:  Los incombustibles gasteiztarras Potato daban hasta clases de cómo liarlo en su pieza Pegamento. Aunque muchos también recordarán Miguelín el kaxero. o bien, plántala.



Tal y como llevamos el rumbo de nuestra borrega vida, entiendo a la gente que se pierde en la niebla que sale de su boca.

5 comentarios:

emejota dijo...

Jooooo pelines, cuanto sabes de toooo. Digo que mi hijo me dijo ayer que me ponía demasiado nerviosa, que debía fumar María. Ya me dirás, con lo tranquilita que vivo, la culpa la tiene él que me pone de los nervios, ¿será que nos parecemos? Ja,ja. Bueno, mañana respiraré el aire de tu tierra de adopción durante unas poquitas horas, luego de vuelta a Madrid para recoger las perras(de guau no de pasta) y encaminarme a Denia hasta navidades. Muxu.

Emilio Manuel dijo...

Me gustaban Ska P, el otro día escuché que con unos conciertos daban por concluida su etapa musical, del resto, salvo Estopa, que no me van,no los conozco, aunque es cierto que aquí también tuvimos nuestros músicos "porreros" quiero decir que loaron al porrito. Por cierto, cada vez que entro en la planta donde vive mi hija hay un olor a porro malo que tira p'atras. Saludos

Sra. Castafiore dijo...

que alegres tonadas. A mi me gusta bolleré :)

mariajesusparadela dijo...

Mejor fumar que amargarnos.

LaRepo dijo...

guauuuu