Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 18 de marzo de 2011

Día del padre

Mañana es San José. Todo el mundo conoce a alguien que tenga el nombre brindado a este santo. La iglesia católica lo celebra dos veces. Una, el 19 de marzo, para honrar a los varones que han sido padres.

No sé a quién se debe esta idea de hacer de San José el santo de los padres. Menuda mala leche la del inventor. San José fue el que hizo de padre de Jesús, aunque todo el mundo debería saber que dicen que el padre era el espíritu santo en forma de paloma. Ni se rompían las meninges como hacían los dioses griegos con tal de saciar sus ganas de fornicio. Ni lluvia, ni toro, no...una paloma. Con el asco que dan.

Así que San José pasó por ser el Padre Putativo, de ahí lo de Pepe, del hijo de Dios. Es decir, que Dios escurrió el bulto, como otros muchos.


Pero San José también se celebra el uno de mayo, por eso de que era carpintero y se le dice San José obrero, aunque en la época de Paco el corneta, con eso de que las connotaciones izquierdistas daban mucho espanto, se le suavizó el nombre por San José artesano, de la misma manera que te encontrabas cuentos de Caperucita encarnada, porque eso de roja, como que estaba mal y te imaginabas a la Pasionaria llevándole una cestita a su abuelita.

Y también son las fiestas grandes de València. Así que l@s que seáis de aquella tierra tan maja y l@s que tengáis la suerte de estar por allá estos días, os dejo un simpático vídeo de una banda de música en el metro de València interpretando "En er mundo". Buen finde.

5 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

En La "Historia contra los cristianos" el romano Celso dice que el padre fue un centurion de las legiones, Pantero. En fin, que la historia de Jesus no nos muestra mas que lo que importa es el papel de la madre, que es la que porta y cria al feto, tiene el niño y, por lo tanto, deberia decidir sobre su propio cuerpo e incluso, mucho mas sobre el gobierno y futuro de la humanidad (al fin y al cabo es al que la mantiene viva -no se si para bien o para mal).

mariajesusparadela dijo...

Como me gusta el forneo del comentarista que me antecede.
Sí que es mala uva, ponerlo de patrón de los padres...

emejota dijo...

Ay hija tu siempre tan jocosamente inteligente. Cómo me gusta leerte cuando te pones en este plan.
Sobre la cuestión mejor me callo, que a veces me pongo muy burra con estas cosas. Es mi santo, c...áspita, y mira tu lo que me importa. Res de res. Aunque pensándolo bien, soy muy madre-padre, visto lo visto. Un fuerte abrazo.

Olga_C dijo...

Si ya se sabe que eso del santoral cristiano, la inmaculada concepción y el concepto tradicional de familia es difícil de tragar para las que aún tenemos cuarto y mitad de cerebro en uso...
Por cierto, y mirándome el ombligo un poco, ¿cuánta gente sabe quién era Santa Olga de Kiev? Echad un vistazo a su hagiografía y entenderéis por qué se sabe poco de ese personaje histórico, tan relevante o más que Juana de Arco, a la que no canonizaron hasta 1920...

iTxaro dijo...

pues es verdad, vaya mala leche ponerlo como patrón de los padres