Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 3 de noviembre de 2010

El enemigo en casa

Ahora que las petardas creacionistas del Tea -con coñac-party hay ganado las legislativas norteamericanas y que Obama tiene la excusa perfecta para no desprivatizar el gran negocio que hay montado sobre la sanidad estadounidense me he acordado de un espeluznante artículo que leí la semana pasada acerca de la mujer en el ejército de aquél país.

Recogido en este artículo que podéis abrir, encontraréis un secreto a voces: Una de cada tres mujeres que se incorporan al ejército norteamericano sufre agresión sexual por parte de sus "compañeros de armas". El artículo ofrece unos datos que revuelven las entrañas. Las mujeres, militares o civiles, siguen siendo las víctimas principales de las milicias ya sea en época de guerra o de "pacificación forzada".

Lo había leído en el libro de la periodista Mercedes Gallego sobre la guerra de Irak, periodista que convivió con los marines yankees y a la que mujeres soldados le recomendaban que no fuera sola por el campamento, que vistiera lo más masculina posible y que no aceptara ningún ofrecimiento de soldados.

¿Cuantas de ellas?
 

Por desgracia, es muy frecuente y totalmente asqueroso que los militares cometan violaciones sobre mujeres y niñ@s en regiones sometidas su "custodia". Ha pasado en todas partes. Los cascos azules se han dedicado a forzar mujeres en media África y América. No hay que olvidar que es una de sus armas preferidas. El hijodeputa de Queipo de Llano en la guerra civil arengaba a los falangistas y a las tropas de regulares por radio para que violasen a las mujeres marxistas y republicanas y así les demostrasen lo que es un hombre, al tiempo que les concedía inmunidad para sus crímenes: “Nuestros valientes legionarios y regulares han enseñado a los cobardes de los rojos lo que significa ser hombre. Y, de paso, también a las mujeres. Después de todo, estas comunistas y anarquistas se lo merecen, ¿no han estado jugando al amor libre? Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres de verdad y no milicianos maricas. No se van a librar por mucho que forcejeen y pataleen”. Esto lo radió el malnacido con galones en sus arengas al micrófono.

Por desgracia es una brutalidad que sólo se puede castigar con otra: Tijeras de podar. Pero si encima quienes violan son tus propios compañeros....Yo llevaría encima unas buenas tijeras.

8 comentarios:

Jose Luis Forneo dijo...

La guerra de agresion es una de las formas de animalizacion mas brutales posible, y no solo para los agredidos, sino para los mismos que son "obligados" a matar por la patria o por las multinacionales de turno.

La guerra es una forma de descivilizacion, y como tal, convierte al hijo de puta en lo que es. Un hijo de puta en guerra no tiene ninguna razon para seguir fingiendo que es una buena persona, porque es premiado encima por sus ciudadanos y gobierno por ello.

Incluso, como dices, al final los hijos de puta atacan a los de su propio ejercito (¿que no haran entonces con el enemigo?), puesto que en los ejercitos salvajes (todos lo suelen ser) se reproducen las mismas guerras que hay tambien en el periodo de paz y que todavia la sociedad "civilizada" no ha resuelto (racismo, sexismo, clasismo, etc..)

chris dijo...

Vi una película hace tiempo que retrataba este tema. Cómo una soldado es violada por sus propios compañeros y termina suicidándose porque el código de honor le imponía además silencio sobre el delito.

Me parece atroz.

felicitat dijo...

Tienes razón...ojo por ojo y diente por diente. Quizás tengamos que empezar a hacerlo así las mujeres, pero cuando no te sale de las entrañas esa maldad...

Qué vergüenza de personas y que triste realidad!

Una entrada muy informativa, a la que nos pensamos que esto no pasa aquí.
Saludos,

farala dijo...

pero las primeras victimas ¿eh? es increible, en misiones de guerra y en misiones de paz...

se ponen el uniforme y se quitan el cerebr, y la sensibilidad...

guada dijo...

uf, estos temas me sublevan y me ponen de una mala leche, y el queipo ese es que para cambiarle la cara a ostias, lástima que esté muerto y enterrado porque decir eso......
es un tema jodido, hay que tener mucha vocación para dedicarse a una profesión en la que sabes que vas a ser blanco de mofas y de agresiones....
mira me callo que si no....
me ha encantado el post

Commuter dijo...

Ufff, Juli Gan, no tienes ni idea de las cosas que te podria contar sobre las mujeres y los militares estadounidenses... Aqui en EEUU los militares no los puedes tocar, ni tocarlos!!!!!
Mi teoria (por lo que he observado, vivido en este ambiente durante mucho tiempo) es que aborrecen a las mujeres, incluyendo a las propias soldados...
Ufff, lo que te podria contar! En fin, volviendo al tema, en Feministsforchoice.com leo que 40% de las soldados han sido victimas de abusos sexuales. Muchas acaban muy mal psicologicamente, vuelven a EEUU como "veteranas de guerra" y acaban sin hogar, "homeless"...

Alson dijo...

Y luego nos llamamos seres
"evolucionados"...

Ave dijo...

Está muy bien eso que has puesto del "hijodeputa de Queipo de Llano". A los fascistas genocidas hay que tratarlos como lo que son: unos hijosdeputa, pero sin encanto quijotesco que valga.