Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

martes, 31 de agosto de 2010

Salt o los comunistas vuelven a ser los malos

Menos mal que no solté un céntimo por ver esta patochada que protagoniza Angelina "Jolín", porque de haberlo hecho me arrepentiría toda mi vida. Tengo mis reservas sobre las películas de acción que protagonizan las féminas. Esta de Salt parece sacada de cualquier fantasmada perpetrada por pongamos un Menahem Golan y sus inaguantables y fascistoides Delta Force. Veo esta peli y parece que nos retrotraigamos veinticinco años en plena efervescencia del Reaganismo.

Pienso desmenuzar un poco la peli, os aviso. La historia comienza cuando sale la Jolie hecha un cristo y en ropa interior a punto de ser torturada por los malvados comunistas amarillos de Corea del Norte. Ya se sabe que los norcoreanos son unos sucios y malvados comunistas. Los chinos, también, pero no se les puede difamar porque como futuros amos del mundo y cooperantes de el enriquecimiento de los bolsillos de nuestros líderes, son intocables, no sea que se cabreen. Veo la "escenita" y pienso: Hala, comunistas malos, como antaño. Nada de moros fundamentalistas ni sudamericanos uniformados. Como en los viejos tiempos. Pues me quedé corta.


Para que quede claro que es rusa, vestida de pieles.

La Jolie trabaja en la CIA. Una CIA humanizada porque ella está de aniversario de boda, enamoradísima de su maridín, y su jefe alegremente le quita el curro de ese día. ¡Qué majos ellos! Llega un viejo espía ruso, de los de antes,y la Jolie lo interroga. A partir de aquí es fácil de adivinar lo siguiente porque los guionistas no se han roto la cabeza. Nos cuenta que en los 70, los rusos cogían niños de padres superdotados, los secuestraban y los entrenaban para ser un ejército en a sombra. Por lo que cuenta sabemos que la Jolie es uno de esos niños rusos, cosa que efectivamente se nos confirma. Se ven escenas de flashback en la que se ve una decoración anodina, una luz de fotografía triste y a un maestro con rasgos de obispo, pues los niños le besan el anillo, como a los clérigos de alto standing. Un anillo en el que sale, como no, la hoz y el martillo.

Desde aquí la Jolie tiene que escapar, pues sus compañeros la creen peligrosa y ella, o su doble, se dedican media hora a hacer piruetas y saltos mortales sobre camiones y edificios. Ella se convierte en una agente de la KGB. Porque la KGB tenía visión de futuro y por lo visto sabía que tendría que ocultarse tras la putrefacción de la URSS. Ya veo a los agentes exsoviéticos echando las cartas en esos cutreprogramas de futurología de la noche. Tardan en salir las intenciones de los malos de la peli, que como en las buenas pelis de tortazos de antaño, quieren crear una guerra nuclear nadie sabe para qué, para provocar a iraquíes y saudíes. Ya tardaban en salir los moros malvados. Han faltado los sudacas militarizados coqueteando con la droga.

Y todo resulta demasiado conocido. Los malos, aparte de malos, son tontos. La Jolie realmente quiere que le devuelvan a su inocente maridito. Algun bueno no es tan bueno y la Jolie es una proscrita que acaba dando a entender que habrá una insufrible segunda parte. Final abierto, para desgracia del séptimo arte.

12 comentarios:

Martina dijo...

Te lo agradezco.Nosotras habíamos decidido ir a verla el viernes, contra mi voluntad. No me gustan esas pelis, así que espero que tus argumentos me funcionen y podamos ver otra. Te recomiendo la de Woody Allen. Bueno, es que es mi chico.

Jose Luis Forneo dijo...

pues parece un argumento muy original, no? ja, ja, ja.. Esto de "holigud" perdieron la imaginacion hace mucho tiempo..

Alson dijo...

Pues ya no la veo!

chris dijo...

Tu post me llega tarde. Yo si solté la pasta Y encima me constó una bronca de narices con una amiga 8no por la peli sino por un comentario tonto de los que se salen de madre) Así que me arrepentí mucho de verla. Me la tomé como un ejercicio de artificio, entretenimiento de pacotilla, como un comic en el que se sabe quienes son los malos malos y te lo tienes que creer a "pies juntillas".

Y ella, cada día me da más grima. Está en los huesos...

PD En cuanto me recupere de la empanada postvacacional que tengo te contesto al mail que me mandaste!

Jirafas en Gerundio dijo...

y seguro que los malos son feos, casposos y tienen una dentadura muy estropeada. Que peliculón!

Tantaria dijo...

¿Pero qué esperáis? Que esta peli es para que se luzca la chiquilla esta, es sólo pa verlaaaaa!!

guada dijo...

jajaja, pues nada, otra que no voy a ver, probablemente vaya a ver la de woody q prefiero reirme a ver algo ya visto
buena crítica
besos

Mean Mr Mustard dijo...

Ja, ja, ja... Me gusta mucho tu reseña de la película, con todos esos toques de ironía...

En efecto, parece que para algunas patochadas no pasa el tiempo. Y que los coreanos del norte son comunistas malos, mientras los chinos son comunistas buenos...

Lo que hay que ver...

http://atasteofmustard.blogspot.com/

Commuter dijo...

Hmmmmm. La CIA tiene una oficina aqui en Washington, no demasiado lejos... Pero no he visto a nadie que se parezca (ni remotamente!!!) a Angelina Jolin!!!! Juas!!!!

emejota dijo...

Estoy encantada con tu disección. No se me ocurriría ver una americanada y menos de la Jolín. Sabes, a estas alturas una lleva demasiadas películas vistas y no son muchas las que se salvan. Un abrazo.

Sra. Castafiore dijo...

Oye, pues con tu critica me están entrando ganas de verla, como comedía paródica claro. Es que eso del Obispo con el anillo de la hoz y el martillo, tiene que ser mejor que lo de los reyes magos con sus anillos luminosos y tirando caramelos...

Pena Mexicana dijo...

hay que ver cuánto gana una peli mala si en lugar de verla, una se lee tu reserña :D

besitos