Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 6 de agosto de 2010

65 años de la bomba atómica

Hoy es 6 de agosto. Igual que hace 65 años. La guerra mundial que iniciara el III Reich tocaba a su fin. Una guerra que había tenido más víctimas civiles que militares. Esa es la guerra del futuro, asesinar masivamente inocentes. EEUU había entrado tardíamente en esta guerra, porque en principio no le iba nada en ella. Se dio cuenta de que según fuera el asunto, podían sacar tajada. Mediada la contienda, y con la excusa del bombardeo de Pearl Harbour, puerto del aún no reconocido 50º estado de la unión, Hawaii, metieron el pie y los intereses en una guerra ya desgastada. Lo de Pearl Harbour fue, ciertamente un ataque, pero menos serio de lo que cuentan las pelis, además de que Japón advirtió muchísimas veces de que los buques de guerra debían abandonar esa zona. Es un poco como la excusa del Maine, que sirvió como argumento para guerrear con España y apropiarse de Cuba, Puerto Rico y Filipinas.

Japón ciertamente ponía su bota militar, y apretaba, vaya que sí, sobre Manchuria, Corea, Filipinas y medio Sudeste asiático. Pero a los americanos les venía de cine la "provocación" para ir de sobraos a una guerra miserable y erigirse una potencia militar y económica. Sólo quedaba que la deidad imperial japonesa se declare vencida, y EEUU, después de encerrar en campos de concentración a los japoneses que vivían en suelo norteamericano y despojarles de todo, como hicieran con otros amerindios van y deciden practicar con nuevas armas de destrucción masiva sobre población civil. Así que pillan a unos científicos alemanes vencidos y lejos de juzgarlos, los meten en un laboratorio, y sacan unas bombas de hidrógeno que arrasan todo a su paso, y van y aprovechan que todo está en calma en Europa desde abril, y el 6 de agosto de 1945 lanzan la muerte del vientre del Enola Gay, matando a miles de personas en el instante y en un tortuoso futuro lleno de tumores, malformaciones y miseria irradiada.

Pax americana
Esa fue su paz en Asia en el 45, como lo sería en Corea diez años más tarde y en Vietnam y Camboya en los setenta, donde es más sonrojante el arrasar la tierra a base de napalm que haber sido vencidos por campesinos subdesarrollados. Pero nadie les puede hacer nada, porque como vencedores, para imponer su hegemonía económica, desde entonces tienen derecho a vetar lo que les salga de los misiles, aunque se quejen de que Iznogud quiera también las centrales nucleares del señor Burns en Irán.
El tío Sam sólo quiere la paz
La guerra es la burrada mayor que ha perpetrado el hombre, pero la prepotencia a base de bombardeos sobre inocentes es, además de una burrada una vergüenza.

7 comentarios:

Tantaria dijo...

Lástima que tengamos que recordar ese aniversario. Es increíble hasta dónde llega la estupidez humana.

Ripley dijo...

Este año, por primera vez ha habido representación norteamericana en los actos de recuerdo. me gustaría saber cómo se ha sentido el embajador norteamericano sabiendo que ellos fueron los responsables de semejante matanza, barbarie, burrada e irracionalidad

Commuter dijo...

Los norteamericanos siguen teniendo bases en Japon, y al contrario de la de Rota (Cadiz) esas si son americanas, (mientras que en el caso de la de Rota, esa es espanola, no americana.) Cuando vivi en Japon, en la base una vez al anyo hacian un evento al que invitaban/ permitian a los japoneses a entrar y desfilaban y los americanos hacian un show militar, con aviones y todo... Cuyo fin era ensenyar los "musculos" (en cuanto a armas se refiere) por si a los japoneses se les ocurria hacer alguna tonteria...
Y tienes razon con lo de los campos de concentracion de japoneses, muchos de ellos estuvieron montados en California, a estos descendientes de Japon les despojaron de todo, a pesar de que la gran mayoria llevaba desde hacia dos o tres generaciones, en EEUU. Vamos, que eran americanos, vaya.

Jirafas en Gerundio dijo...

Recuerdo doloroso pero muy necesario. Cuanto más lo tengamos presente, más acudirá a nuestras conciencias para que no se vuelva a repetir.

Pena Mexicana dijo...

Recuedo cuando era niña y me enteré de este pasaje de la historia. El asombro que sentí entonces sigue hasta hoy y no quiero perderlo. Espero que este aniversario nunca se olvide, como decimos en México: no hay nada peor que un pendejo con iniciativa. El caso de Estados Unidos riza el rizo, porque además de tener gobernantes pendejos y con inicitiva, encima tienen armas de destrucción masiva...

besitos

chris dijo...

Qué triste todo lo que acontece cuando unos locos actuan en nombre de la libertad...

emejota dijo...

Ya ves tarde pero presente. En USA leí y comenté un libro sobre el tema. Me quedé espeluznada, tenía 16 años. Un abrazo.