Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

domingo, 8 de agosto de 2010

Romanticismo pop

Me desvelé de los diez minutos de siesta ayer tarde y la tele, que seguía encendida, estaba parada en uno de esos rancios canales de la prensa derechista de éste país. Estaban echando una descolorida peli romántica norteamericana de principios de los 60. El rubito insulso de Troy Donahue besaba contenidamente a la guapita de turno mientras sobana una melodía romántica familiar. Desperté mientras subían los violines del tema reconocible de "Summer place", la famosa pieza musical de Max Steiner, famoso autor de las partituras de afamados filmes como Casablanca o Lo que el viento se llevó.


Troy, el ídolo de las nenas

Max Steiner fue uno de tantos cerebros fugados de la creativa Centroeuropa de los años 30, de la que huían en desbandada hacia los EEUU en general y hacia Hollywood en particular, destacados artistas, creadores, judíos y artistas creadores judíos, ante el imparable y descerebrado crujir de las botas militares nazis que marcaban el paso de la oca.

Pero volviendo a la melodía que me mecía desde la tele, pieza musical que se recoge en todos los recopilatorios serios de música del siglo XX que te venden en la teletienda a las tantas de la madrugada, y a la imagen tiennnna y romanticona en desteñido technicolor, que hacía más rubio, si cabe, el esculpido tupé de Troy Donahue. Troy, el ídolo del pop romántico de las niñatas yankees de los 60, con cara de capitán del equipo de fútbol americano de instituto estadounidense. El mismo actor que junto a otro ídolo rubiales del cine más camp, como fue Dough McLure fue el prototipo en el que se basó Matt Groening, el padre de la siempre poco alabada serie de los Simpsons, para crear su actor venido a menos Troy Mc Lure, el de "Hola, soy Troy Mc Lure. Tal vez me recuerden de..."


El parecido es indiscutible

Troy Donahue hacía películas dulces como gominolas en las que su partenaire solía ser Sandra Dee, otra rubia insulsa nacida de las faldas de la escuela de Doris Day. Si alguien tiene en mente a Stockard Channing con pelucón rubio cantando "Look at me I'm Sandra Dee" en Grease, podría encontrar en el decorado de la cama fotos del mencionado Troy, y referencias directas al mismo.



Iconos del pop yankee de los 60. Os dejo la afamada melodía que me trajo a la memoria toda esta parrafada. Volveré en diez días. Chau everybody.

7 comentarios:

Ripley dijo...

no sabía su nombre, pero ¡ quien no recuerda su cara de querubín californiano??? disfruta de esos diez dias y vuelve con las pilas muy bien cargadas. muxus

Commuter dijo...

Te echaremos de menos, Juli Gan!!!! Que tengas unas vacaciones estupendas!!!!

chris dijo...

A mí estos chavales me daban hasta grima. El único rubiales que siempre me gustó, mi amor platónico, era River Phoenix.

Has visto la peli de Doris Day en la que hace de cowgirl bollo?

Pásalo muy bien en tus vacas!!

Besos!

Pena Mexicana dijo...

De Stockard Channing lo único que puedo decir es ñam ñam... me encanta!!!!
La música que mencionas es parte de la banda sonora de mi infancia (si, que pasa?) y el Troy... ¿qué quieres que te diga? prefiero mil, veces la versión de los Simpson...
Felices vacas bonita, se te extrañará...

besitos de las dos para las dos :)

Alson dijo...

Jajajaja, ¡vete de vacaciones sí!
Hasta la vuelta...
:)

emejota dijo...

A los diez años me encandilaba este Troy y Paulito Newman. Ah, y las peliculitas relamidas esas que nombras. O fue en una vida anterior. Felices vacaciones. Si vas por tu tierra acuerdate un poquito de mi que ando más cerca hacia el oeste. Un abrazo.

guada dijo...

felices vacaciones, no vuelvas relamidad ni cursi como la Doris, y vuelve dando guerra eh....
se te echara de menos
besos