Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 10 de marzo de 2010

La colina de la hamburguesa

Hay algo maligno en eso de que los cines vayan desapareciendo de los centros de las ciudades y queden enclastados en los temibles centros comerciales. Los centros comerciales son esos lugares donde intentan que vayamos no sólo a comprar en su "carreful" sino que vayamos a pasar nuestras jornadas de asueto enteras, cosa que me espanta. Hay poco menos que un complot orquestado para que hagamos ocio en su negocio. Hasta han conseguido que, de vez en cuando, se abran las grandes superficies los domingos. ¿Qué espanto es este?

Lo peor es que están consiguienso que las familias paseen entretenidos los sábados por las galerías comerciales al calor, o al fresquito, según la época, del aire aconsicionado, con el insufrible acompañamiento del hilo musical ensordecido por mil conversaciones coincidentes en el espacio tiempo. Además, te lo dan todo, hasta comida rápida envuelta en plásticos para facilitarte la decisión de permanecer haciendo el día allá dentro. tanto es así que hasta hay concentración de cadenas de hamburgueserías americanas:

Y el McDonalds asoma detrás del Burguer King

Bocadillos churretosos de aceite para pringarte las manos con la densidad del kétchup y el olor a fritanga para que sobes bien las ropas del mango que está al lado y dejes el inconfundible pestazo de menú hamburguesero en la ropa expuesta. Buaggg!

10 comentarios:

Hormiga dijo...

Agggg, odio los centros comerciales!!! La palabra negocio proviene del no-ocio, lo contrario de ocio, entonces, qué coño hacen proponiendonos pasarlo chachi en sus tiendas? No puedorlrlr!

felicitat dijo...

Me parto con tu entrada!!!, Y CADA VEZ HAY MÁS GENTE, es horroroso, este sábado pasado estubimo Jordi y yo en Media Market para comprar un televisor, parecían las Ramblas, nos sentamos a tomar una agua del calor insoportable que hacía, de verdad que ya íbamos con la idea de la compra y es que no estubimos más de una hora dentro, a mi sólo de entrar en el párquing me dan nauseas y claustrofóbia, que agobio por Diós, con lo tranquilo que se está en el pueblo!

emejota dijo...

Conviene desarrollar un arte especial para ir a por lo justo y necesario cuando menos gente los visite. No cuando necesitamos algo irremediablemente ir a la hora que sea. Un abrazo.

Pena Mexicana dijo...

Supongo que es inevitable la popularización de los centros comerciales, es parte de la globalización. Yo vengo de una ciudad donde el principal pasatiempo los fines de semana es ir a meterse en un centro de esos donde las mamás depositan a los niños en un cine mientras ellas miran las tiendas de ropa y los papás se instalan en un bar a ver deportes por TV... Yo nunca lo hice porque la verdad, las aglomeraciones me aturden. Afortunadamente mi güera y yo coincidimos en que nuestros fines de semana tienen otras actividades de ocio...

Sra. Castafiore dijo...

Que lugares horribilis. No solo son sitios ruidosos en los que meten a los niños en jaulas con bolas, lo malo es que los niños estan deseando que les enjaulen.

maslama dijo...

completamente de acuerdo contigo, la mera idea de pasar una tarde en un centro comercial..

besos,

Commuter dijo...

Ufff, y que lo digas. Aqui en EEUU, es lo que la gente hace, ir al "mall" (centro comercial), ya que, aparte de ir a la iglesia, no hay nada mas que hacer los dias de asueto. La vida aqui es muy aburrida.
Por otra parte, lo que dices del negocio, la musica, la comida asquerosa, el ataque a la sensibilidades esteticas y culturales, e imaginate no un centro comercial, pero una ciudad entera asi: Las Vegas, hija. Horroroso. Todo lo que te diga es poco. He ido por asuntos de curro y es espantoso.

farala dijo...

pero juli gan... esto ya pasó, andas como una década o dos retrasada ¿no? Mira mira a tu alrededor: ya hemos regresado al slow, a la reconquista del domingo en la cama y las partidas con los amigos... ¿qué te pasó?

nineuk dijo...

Una vez más, todos los odiamos, todos acabamos ahí. No llueve, hay seguratas, puedes aparcar niños en el cine o en el txiki park, aparcas fijo...está todo muy bien pensado. Así que luego Lehendakaris muertos nos cantan:
"No eres de izquierdas, no eres de derechas, eres de centro, de centro comercial subnormal..."

iTxaro dijo...

ummmm qué ganas me han entrado al leerte de comerme....un...un....
un txuletón asi poco hecho ummmmmcon un buen vino ummmm