Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 21 de abril de 2017

Goizeko izarra (Estrella de la mañana)

Uno de los temas corales más cantados en Euskal Herria es "goizeko izarra", o "estrella de la mañana". Con las estrellas del amanecer los barcos salían del puerto para aprovechar el día. La canción hace referencia, precisamente a la estrella de la mañana que es la que marca el adiós del que se embarca dejando al amor en el puerto.



Un tema similar al "boga-boga", pero sin tanta fama. Por cierto que el "goizeko izarra" también fue un yate que el empresario naviero bilbaíno Ramón de la Sota, marqués del Llano, construyó en sus astilleros. La familia de la Sota era una de las que se hizo inmensamente rica en aquel Bilbao industrial del siglo XIX. Minas, fundiciones, navales, navieras, ferrocarriles....Antes de irse a Neguri, las familias ricas de Bilbao, como los Aznar, los Ybarra, los Oriol o los de la Sota vivían en el Botxo. De hecho, el palacio donde vivía Ramón de la Sota no era otro que ese famoso edificio de Ibaigane que hoy es la sede central del Athletic Club.

Ibaigane, que significa promontorio del río

Los de la Sota eran jelkides, es decir, nacionalistas vascos. Lo que significa de derechas, católicos y de la tierra. Al contrario que la mayoría de adinerados de la zona, no se posicionaron a favor del "movimiento" y eso les trajo muchos problemas.  Cuando la guerra incivil prendió, Ramón de la Sota, el hijo, porque el padre murió al mes de iniciada la guerra, cedió su yate a la cruz roja y esta se dedicó a exiliar niños desde el puerto en guerra de Bilbao hasta enclaves de acogida en Francia, Bélgica o Reino Unido. Perdida la guerra en el norte, y antes de que los fascistas expoliaran las propiedades de esta rica familia, Ramón de la Sota vendió el yate a un inglés. Dejó de llamarse "Goizeko izarra" para llamarse "Warrior" (Guerrero). Se convirtió en buque auxiliar de la Royal Navy y acabó hundido por la Luftwaffe en 1940 cerca de la costa sur de Inglaterra.

El Goizeko Izarra

A pesar del hundimiento final, el Goizeko izarra acabó mejor que el resto de las posesiones de la rica familia de los de la Sota. Podéis hallar detalle en este artículo. Todas sus grandes empresas, como el emblemático Euskalduna, fueron repartidas entre los franquistas más destacados y el palacete de la familia, en Ibaigane, convertido en cuartel de la Falange hasta que fue devuelto a sus legítimos dueños en los años 80. Poco después la familia dueña y el Athletic Club llegaron a un acuerdo para que este edificio se convirtiera en sede principal del histórico club de fútbol.

1 comentario:

Hei Jei dijo...

Sigo pasándome por aquí aunque no comente, eh?
Eres ya la única "conexión" vasca que tengo desde que mi ex mujer prefiere contarle cosas Euskaldunes a su nueva novia perroflauta (y fea) xD