Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 12 de junio de 2015

Drácula vuelve a casa

No me tenía muy convencida el tema de fondo de mi contribución a zinéfilas en esta ocasión, así que, en homenaje a la desaparición del conde Drácula, con permiso de Bela Lugosi, ya que el señor Christopher Lee nos ha dejado a la edad de 93 años, dedico con un profundo respeto mi post de esta semana a este prolífico actor que fue, entre otras muchas cosas: la momia, Fu Manchú, Sherlock Holmes, Saruman, conde Dooku, monstruo de Frankenstein, Rochefort, dr. Wonka,  capitán nazi, malo de James Bond, y eso que era, en la realidad, primo de Ian Fleming, pero, sobre todo fue CONDE DRÁCULA.

Simpática foto

Su imponente estatura (196 cms.) y su cara severa, vestido de riguroso smoking, pomada en el pelo y capa a lo Ramó García en nochevieja, lo convirtieron en el mejor príncipe de las tinieblas que ha habido.

Su mujer se negó a dormir con él la noche que se estrenó Drácula

Ha tenido el extraño privilegio de trabajar hasta que le ha sorprendido la muerte y, además de cine, gracias a su exquisita voz grave, sigue sonando en infinidad de videojuegos.

Descanse en paz el actor, que no su obra

Descanse en paz, Christopher Lee.

3 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

descanse en paz.

Candela dijo...

Pues acabo de enterarme por tu post. Pues sí, que descanse en paz. (Me ha hecho gracia que su mujer no quisiera dormir con él la noche del estreno de Drácula... tampoco lo sabía).

Olga Baselga Calvo dijo...

Grande Christopher Lee. Todo lo mejor para él en el más allá, con el que parecía muy familiarizado :-)