Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

lunes, 19 de mayo de 2014

Aprovechando que el Pisuerga pasa cerca de León, 2ª parte.

Pues no, a pesar de lo que digan algunos periodistas, políticos y algún comentarista anónimo que no lee los posts con la atención debida, el tristemente famoso caso del homicidio practicado sobre la presidenta de la diputación de León, entre otros nombramientos, no tiene nada que ver con su influyente carrera política y sí con motivos personales en los que, parece que se mezclan el móbbing y las rencillas pasadas.

No obstante, a muchos influyentes políticos con peso, les parece un campo abonado para pedir restricciones legales e incluso sanciones de todo tipo a quienes se expresen en internet con mayor o menor elegancia personal. Y ya está, la puerta abierta para que ahora nos sancionen si dejamos constancia por escrito de algo  que se categoriza verbalmente desde siempre. No voy a entrar en la elegancia de cada uno ni en la catadura moral de lo quecada uno escribe. Claro está que el que alguna "vástaga" de familia metida en política desde hace generaciones nos diga que "nos jodamos" no es igual que alguien le desee un mal recíproco. El suyo es una falta de etiqueta y el de la reciprocidad servirá para encausar al autor, y quizá pase una noche en dependencias penitenciarias hasta que el juez decida.

Yo decido si es sanción, delincuente

Doble rasero, como siempre y colleja al pobrecito hablador (O tecleador internáutico, que es igual) Tan perseguido e imputable como decir "cipayo" en el norte a la polícía autónoma. Porque se llega a los extremos de sancionar de una manera ejemplarizante, en épocas no muy pasadas, a alguien por llamar "policía colonial al servicio de su majestad británica" a un miembro de cierta policía autonómica. A esto se llega y a cercenar la libertad de expresión, también, aunque la gente esté más requemada de un inglés borracho en las playas de Levante. (Todavía me sancionará el tribunal británico por insultar a los guiris de color cangrejo cocido)

Y ya está. Con la excusa de un crimen perpetrado por rencillas personales, se están cuestionando llevarnos a juicio a ti, a mí y al sursum corda por criticar la hipocresía y la mala fe de nustros cargos públicos.Y todavía habrá algún cretino que lo defienda, a pesar de que le restrinjan sus derechos. Pero es que a imbéciles no nos gana nadie, que todavía le sacamos brillo a las porras con las que nos zumban.

5 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Pues sí Juli, hay cretinos, e imbéciles.

De todos modos ya sabes, la cosa ha sido entre mujeres y en base a lo dicho por Cañete son seres de baja inteligencia, ¿ante esto que hacemos?, ¿le ha pasado algo a ese personaje incitador a la violencia de género?, ya lo he dicho muchas veces, hay distintas varas de medir.

Un abrazo.

maslama dijo...

como regla general procuro no desear ni alegrarme de la muerte de nadie, por mi misma, por no envilecerme, pero vamos que toca mucho las narices que pretendan presentar a la susodicha como una víctima, ¡en todo caso las víctimas seremos quienes hemos estado pagando de nuestros impuestos sus 13 sueldos! esa sólo es una ladrona que ha estado abusando impunemente de un poder que le dio el pueblo, una delincuente de baja estofa que ha acabado como puede acabar cualquiera que se dedique a chanchullos y tejemanejes sórdidos, con una muerte sórdida.

y sobre lo de penalizar las opiniones en Internet, vale que en Internet opina mucho cafre (igualito que en el bar de la esquina) pero también me parece innegable que en Internet, y en la calle, hay un clima de desencanto y escepticismo hacia los políticos, que la mayoría de ellos no quieren o no saben ver. Y vamos, que si a estas alturas se sorprenden de recibir una pedorreta general a sus muestras de apoyo y condolencia ante el asesinato de esa tipa, es que viven en Marte

ROSA M. dijo...

Manera de controlar las redes sociales, con el miedo de que a cualquiera le pueda pasar lo que al chaval que detuvieron, pero claro si llevas en la boca el carnet adecuado puedes decir lo que te dé la gana.
Suerte que somos mujeres y pensamos poco que sino habría para enfadarse.

maslama dijo...

sobre el miedo y eso, como no tengo nada, nada me pueden quitar. Lo peor que podría pasar es una temporadita con cama y comida gratis, a costa del contribuyente. Mis únicas dudas (y no es ironía, de verdad que no lo sé) son si se puede trabajar en la cárcel, si allí te pagan por el trabajo, y si al salir tendría derecho a alguna ayudita, económica o de cualquier tipo, para reinsertarme en la sociedad

laesti dijo...

Todo este revuelo con la censura en twitter me parece tan, pero tan, pero TAN surrealista. Si los comentarios de twitter les parecen violentos, tendrían que ver los de Foro Coches.