Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

viernes, 14 de febrero de 2014

Marvin Gaye y la patada a Kenny G.

Una de las técnicas más refinadas de tortura que existe es el hilo musical. Tú vas al dentista, al supermercado, al gimnasio, te dejan esperando por teléfono o, incluso, en tu propia oficina, donde te alquilas por horas, y suena una banda sonora suave, amansadora, insulsa e insoportable.

En mi centro de trabajo suele sonar música relajante ayurveda, chill out blandito, temas populares tocados con ocarina, como el "no llores por mí, Argentina", y (Lo juro), una versión con ese mismo pitido de terracotta de "je t'aime, moi non plus", que me sigue inquietando. ¿Eso se puede tocar como si fuera un tema insulso?, ah, y al inefable pelmazo de Kenny G. con su saxofón rafagueando el "what a wonderful world" que hiciera famoso Louis Arstrong.

¡Y había esto!

Un día, que estaba cerca del aparato de música, porque en mi esclavitud a sueldo se enchufan "cedeses", me encontré entre tanta nana seráfica un disco de ¡Marvin Gaye!


Me hizo tanta ilusión toparme con esta gran voz del soul que saqué el disco del moñas de Kenny G. y coloqué el de Marvin. Sonaba genial, hasta que vino uno de los jefazos a quejarse porque el melenudo del saxo soprano no atontaba a los habitantes del lugar. Pffff. Vale, puede que "let's get it on" sea demasiado para un día de labor a las cuatro de la tarde, pero la ocarina versionando, como he dicho, el "je t'aime, moi non plus", no es que sea mejor. 


Disfrutadla sin que el jefe nos corte el rollo.

8 comentarios:

laesti dijo...

La ocarina, Kenny G y las versiones chill out han hecho más daño a los oídos que la cumbia y el reaggatón.
Nunca olvidaré ese anuncio de Teletienda de nosécuántos cedés de canciones de los Beatles versionadas estilo chill out.

Juli Gan dijo...

Laesti: Ogs, los Beatles tamizados. Eso es malo, pero podía ser peor. En un curro anterior que tuve sonaba impenitente el piano de Richard Clayderman. Lo que dará por pillarle los dedos con la tapa. Ah, que sepas que te voté para los premios 20 blog :D

ROSA M. dijo...

Estupendo Marvin Gaye!!!
Seguro que Richard Clayderman se ha hecho de oro con los derechos que le habrán pagado los fabricante de centralitas telefónicas jeje
En mi laboro no hay música, detalle que se agradece porque para tener que oír según que mejor canto ;-)
Bon cap de setmana,

Ico dijo...

Es que esa música es muy sensual para el trabajo..Seguro que tu jefe teme que entre sus empleados se despierten ciertas emociones... jaja
un beso

Nosu dijo...

creo que me costaría horrores trabajar con hilo musical.
Compadezco por eso a las cajeras de cualquier centro comercial cuando se acerca la época navideña. Eso sí que es tortura psicológica.

chris dijo...

En mi curro tengo que llamar a mucha gente y muuuuuuucho peor que el moñas de Kenny G son los "yavoy" que se ponen en los móviles.

Besos.

candela dijo...

Depende de la "banda sonora" que amenice tu trabajo..., es para llevar tapones...jajaja

Besos

Juli Gan dijo...

ROSA M: Eso debe ser porque desde hace 25 años que no se oye nada nuevo de este rubiales sacaroso.

ICO: A mí lo único que me despierta es mala leche. Espero que no derive en ganas de hacer una masacre.

NOSU: Pues afortunada tú que no tienes que soportar campanitas ni nanas para adultos.

CHRIS: En eso estoy de acuerdo, yo también uso el teléfono (Y eso que en lo más profundo de mi ser me cisco en el cacharro del cual se apropió intelectualmente, que no inventó, Graham Bell) Los yavoys de la gente suelen ser insoportables.

CANDELA: Es una opción. También llevar un martillo y acabar con el aparato que lo difunde. ¡Oh, qué gran idea!