Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Devolver al remitente

Una de las tareas de mi empleo es facturar telemáticamente, y, cuando no es posible, porque muchas veces hay factores que lo impiden, se debe hacer a la manera clásica, mediante papel y enviado por correo ordinario.

Sin embargo las empresas a las que se factura, muchas veces, por fusiones (Y a veces por fisiones del núcleo atómico) cambian sus ubicaciones. Lo malo es que pocas veces lo advierten, y, así, en algunas infortunadas ocasiones, nos devuelven el correo por "dirección desconocida". Hay que ver, que algunas de estas empresas, aunque les pidas la dirección física de su ubicación vía email, aunque sean italianos, se hagan los suecos.

Pues eso, que una de Elvis a ritmo de madison para ellos:

6 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

En momentos como estos, lo mejor es hacerse el loco y si te vi ni me acuerdo.

Saludos

chris dijo...

Me encanta cuando la gente "hace fácil" tu trabajo... sueles quedarte con una sonrisa en la cara y agradeciendo o más bien acordándote de sus familiares...

mariajesusparadela dijo...

También los habrá serios y facilitadores.

Juli Gan dijo...

Emilio: Por desgracia, es lo que hacen ellos.

Chris: Hay días de esos en los que se acrecienta la misantropía.

María Jesús: Sí, claro que los hay, pero no me sirven de excusa para colgar la canción. ;-)

ROSA M. dijo...

Peor es que tengas bien la dirección, reciban sin demora la factura y se hagan el sueco para pagarla :-(

Ripley / anna dijo...

cambiar de dirección es una forma de escape/escaqueo muy común hoy en día. la canción habla de amor...no correspondido, jeje