Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 5 de junio de 2013

El ministro de educación se topa con la horma de su zapato

Ayer el ministro Wert, infortunado ministro de educación para la privatización, acudió a entregar unos premios a la excelencia académica. Se topó con que muchos de los premiados no sólo se negaron a estrecharle la mano, sino que reivindicaron la educación pública de calidad para tod@s.



Un ejemplo palpable de que las medidas (im)populares del gobierno no gustan a la mayor parte de la ciudadanía.

9 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Perfecto, no hacen más que lo que deben, ese ministro no merece ni el aire que respira.

Un abrazo.

Martina Vega dijo...

Bon dia!! Una gran declaración, con muchísima educación,por parte de estos chicos.

mariajesusparadela dijo...

Lo vi ayer en el feis de una chica y lo compartí inmediatamente.
Es un orgullo pensar que los hemos enseñado.
(Aunque debo reconocer que los de esa categoría aprenden solos)

ROSA M. dijo...

Lo vi por la noche y ojalá que cunda el ejemplo pero (siempre hay algún pero) creéis que a él le importo???
Debió pensar en cosas bonitas para soportarlo, su sueldo, sus “B”, sus dietas, sus privilegios, . . .

Anónimo dijo...

solamente ocho de ciento treinta no le dieron la mano al ministro...evidentemente eso fue la noticia....me parece de muy mala educación

María dijo...

Yo le hubiera estrechado la mano y, sin soltársela, hubiera dicho en alto: "Le saludo porque soy una persona educada, en mi casa y en una escuela pública de calidad".

Juli Gan dijo...

Anónimo: No confundiría yo, por si acaso, la buena educación con la hipocresía. De todas formas, esto no es nada, más mala educación van a recibir las generaciones que pasen sus años académicos bajo la ley Wert.

Anónimo dijo...

esa es tu opinion...y solo es eso una opinion.
yo me dedico a esto de la educación y opino de otra forma..
salu2

Juli Gan dijo...

¿Y la tuya es que vale el doble? También es una opinión, y si te dedicas a la docencia en el sector público desde hace un tiempo, comprobarás nítidamente el deterioro que esta sufre.

Me encantó tu "lazarillo de Tormes", Anónimo. ;)