Tengo un bló

Tengo un bló
Tmeo, la mejor revista de humor

miércoles, 5 de junio de 2013

Desmantelamiento empresarial del PP, 15º aniversario

Hará unos quince años, cuando España iba bien, y los palmeros y acólitos del aznarato aún mejor, el gobierno de aquel tipo oscuro de Valladolid al que adularon hasta convertirse en un indivíduo con un ego que triplicaba su estatura, empezó a saquear, es decir, privarizar, empresas estatales tipo correos, campsa, tabacalera, renfe y telefónica. Además, casualidades, y nada más que casualidades, quienes entraban a dirigir aquellos "entes públicos empresariales" eran, ni más, ni menos, viejos colegas de colegio de pago de algunos de los gobernantes, como por ejemplo Juan Villanonga, que entró a dirigir la compañía nacional  telefónica de España, con sus privatizaciones, sus empresas auxiliares escandalosamente saqueadas, como Sintel, etc, etc.

¡¡Oportunidad única, chollazo!!

Nada dura eternamente, pero si encima se fuerza su aceleración, acaba más rápido. Las generaciones venideras, al menos, las que puedan pagarse los estudios, aprenderán como algunos crearon una crisis para deshacerse de tanto obrero con derechos. El PP de la privatización de finales de los 90 ha vuelto al poder, pero no nos engañemos, no moverán un dedo por arreglar el país. Son empresarios y lo que pretenden es hacer negocio. Poco les importa el hecho de que si empobrecen a la sociedad se empobrecen ellos. Para eso está Florida, la tierra prometida.

Ministro de educación para la privatización

Primero privatizaron las empresas públicas y ahora llevan todo el mandato intentando influir en la aceleración privatizadora de sanidad y educación. Quien pueda pagárselo, que compre cultura y salud, y el resto, que se vaya a un rincón lejano y se pudra.

Ministra de sanidad de pago

La última, como tantas otras, altadis, lo que queda de lo que fue tabacalera, quejándose de que en España está cada vez más prohibido fumar, cierra su planta de Cádiz y se va a Polonia. Se callan que allá curran más horas por menos pasta. Otra vuelta de tuerca de la derecha empresarial. ¿A quién van a venderles sus productos, a los desempleados sin un duro de los países de los que se llevaron la producción?

Magistrales estos caraduras: Hace quince años nos privatizaron y hoy nos desmantelan. Sólo falta que nos vendan por piezas, como las partes de un coche robado.

4 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Cuánta razón tienes.
acaban todos empleados en lo que privatizan, para más recochineo.

Alson dijo...

No des ideas, no des ideas, que eso no es tan descabellado!!!

ROSA M. dijo...

Debe ser su idea de contribuir a rebajar el paro, privatizar y colocar a los amiguetes en "cargos de confianza"
Petonets, públics!!!

Emilio Manuel dijo...

Solo dos cosas, mirando hacia atrás no se si con ira, ¿cuando ha ido bien España?;por último, ya solo falta que nos traguen, desmochados ya nos tienen.

Un abrazo.